Back to top
Cine

Tras décadas de censura en Cuba, el ICAIC restaura la obra de Nicolás Guillén Landrián

Guillén Landrián es el autor de obras clásicas del documental cubano como 'Ociel del Toa' y 'Coffea Arábiga'.

La Habana
El cineasta Nicolás Guillén Landrián.
El cineasta Nicolás Guillén Landrián. Fotograma

Tras varias décadas de censura en Cuba, el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) anunció que emprenderá la restauración de las obras del destacado cineasta y pintor cubano Nicolás Guillén Landrián, quien murió en la ciudad de Miami en 2003, donde se exilió en 1989.

De acuerdo con la nota publicada por el diario oficial Granma, que omite la censura y los abusos sufridos por el artista, será el cineasta Ernesto Daranas el encargado del proceso de restauración de la obra, entre la que se encuentran clásicos del cine documental cubano como Ociel del Toa y Coffea Arábiga.

A pesar del alto costo que suele tener la restauración de obras cinematográficas, el ICAIC explora una "fórmula de restauración con recursos mayormente propios para rescatar obras erosionadas a lo largo de varias décadas, en un archivo que casi nunca contó con los recursos necesarios para la conservación óptima del patrimonio audiovisual", señaló la prensa oficial.

Daranas y sus colaboradores, además, se proponen buscar materiales de archivo, fotos, documentos, recortes de prensa y manuscritos que ayuden a comprender el proceso creativo del realizador, así como su trayectoria dentro y fuera del ICAIC.

El equipo encargado de emprender la restauración cuenta con el apoyo de Gretel Alfonso, la viuda del cineasta, y de Livio Delgado, el director de fotografía de varios de sus documentales.

Actualmente la pandemia interrumpió el proceso de búsqueda de los materiales realizados por Guillén Landrián, pero según Daranas, la participación de especialistas como Cecilia Alpízar, José Piña, Mario Fraga y José Antonio Cangas, así como la incorporación de otros que trabajan de manera independiente, contribuirá a rescatar todo el archivo que se está perdiendo.

Nacido en Camagüey en 1938, Nicolás Guillén Landrián, sobrino del poeta Nicolás Guillén, trabajó en el ICAIC como asistente de producción y director de documentales entre 1962 y 1972.

La mayor parte de sus obras fueron censuradas, por lo que muy pocas llegaron a exhibirse, no obstante, por la calidad de su producción es considerado uno de los más grandes documentalistas cubanos.

Guillén Landrián fue acusado de desviación ideológica y enviado a trabajar a una granja avícola en la Isla de la Juventud. En numerosas ocasiones fue encarcelado y sometido a tratamientos de electroshock en hospitales psiquiátricos.

A finales de la década del 80 participó de una exposición de pintores fuera del marco estatal, por lo que fue disuelta por agentes de la Seguridad del Estado. En 1989 marchó a Miami junto a su esposa, Gretel Alfonso.

Su obra es considerada una de las más irreverentes y personales dentro del cine cubano posterior a 1959.

Archivado en
Más información

1 comentario

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user Cristinita

Gran alegría esta noticia. Nicolasito, allá, donde sea que esté, debe tener esa sonrisa amplia que lo caracterizaba.