Back to top
Minería

Más malas noticias para la economía cubana: los precios de dos productos exportables se desploman

Las arcas del régimen de Cuba no se beneficiaron del boom de los carros eléctricos, y todo indica que no lo harán en el futuro.

Madrid
Planta de Sherritt International en Moa, Holguín.
Planta de Sherritt International en Moa, Holguín. Sherritt.com

Al presentar el nuevo paquetazo económico del Gobierno cubano ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, el primer ministro Manuel Marrero aseguró que "las potencialidades que tenemos son grandes, ejemplificadas en las negociaciones de las giras que se han hecho. Tenemos solicitudes de níquel, tabaco, ron".

Pero estas aspiraciones chocan con la realidad. De los tres rubros mencionados por el funcionario, todos tradicionales de la economía cubana, hay uno cuyo precio no ha dejado de caer en 2023. Tras alcanzar un pico de 20.272 dólares por tonelada en el mercado mundial el 25 de julio pasado, el 3 de enero de 2024 el níquel se cotizaba a 16.272 dólares la tonelada, según el sitio Trading Economics.

No solo el níquel va en picada, acumulando una caída anual del 47,23%, sino también el cobalto, otro metal extraído en la Isla. En 2023, perdió un 42,23% de su valor de mercado. 

¿A qué se debe esta situación? ¿No se esperaba un boom de los metales vinculados a la transición energética, que se verían empujados por el crecimiento de la demanda de carros eléctricos?

La realidad es que tales augurios dispararon la oferta de minerales como el litio, el níquel y el cobalto, utilizados en la fabricación de las baterías para esos vehículos. De acuerdo con un análisis del mercado de carros eléctricos publicado por The Wall Street Journal, los precios de esos tres minerales cayeron en 2023, "ya que el aumento de la oferta y la debilidad de la demanda llevaron al litio a su nivel más barato en dos años, al cobalto a su punto más bajo en cuatro y al níquel a su punto más bajo de la era de la pandemia. Es probable que el próximo año traiga más de lo mismo".

Un factor que incidió en este panorama es que China no tuvo un crecimiento económico como el esperado en el año recién terminado, ni tampoco lo hizo el mundo. Ello, combinado con el aumento de las tasas de interés, frenó las cifras de crecimiento esperadas.

"Las expectativas en toda la industria pueden haber sido demasiado altas", admitió en un estudio la firma de investigación del mercado de la energía Bloomberg NEF.

En 2023 abrieron en el mundo más de 20 minas de litio, con las empresas mineras enfocándose en la producción a largo plazo. "Antes del Covid-19 había problemas de suministro. Los productores en China y Australia aumentaron su producción a medida que las economías se reabrieron, pero la demanda no ha seguido el ritmo", dijo a The Wall Street Journal Kwasi Ampofo, jefe de metales y minería de Bloomberg NEF.

En 2024, otra vez es de esperar que el suministro de los tres metales para baterías supere la demanda. "Los productores [considerarán] nuevos recortes de producción para equilibrar el mercado y frenar más pérdidas", advirtió Jordan Roberts, analista de materias primas para baterías de la firma Fastmarkets.

Por su lado, Benchmark Mineral Intelligence proyecta un superávit de 30.000 toneladas métricas en el mercado mundial del litio para el próximo año, mientras que Jack Bedder, fundador y director de la firma consultora de minerales críticos Project Blue, advirtió que el mercado del cobalto está actualmente sobre abastecido debido a la lentitud de la demanda y los altos inventarios.

"Todo esto es una mala noticia para los precios del cobalto", dijo Bedder, y agregó que espera más de lo mismo en 2024 a medida que los productores agoten las existencias.

Mientras que Benchmark Mineral Intelligence pronostica que el suministro mundial de cobalto superará la demanda en 20.000 toneladas en 2024. Y el níquel, lo mismo: "No hay mucho movimiento positivo y no esperamos que este exceso de oferta cambie", dijo el analista de Benchmark, Spencer Ingall.

Varios productores en Indonesia, país que oferta casi la mitad de todo el mineral de níquel que se consume en el mundo, detuvieron la producción debido a los bajos precios. Así que se prevé que el excedente mundial de níquel supere con creces el de litio y cobalto el próximo año, según Benchmark, que sitúa las existencias en 200.000 toneladas. 

Y si bien los precios bajos suponen malas noticias para los mineros, en cambio pueden impulsar a los fabricantes de celdas a reducir el costo del paquete de baterías eléctricas, lo que abarataría el precio de los carros eléctricos.

Por ello, la previsión para 2024 prevé una caída de los precios de los paquetes de baterías hasta los 133 dólares por kilovatio-hora, después de cerrar 2023 a 139 dólares por kWh, un desplome desde los 161 dólares por kWh de 2022. Para apreciar la tendencia de hoy, pueden compararse los precios antes mencionados con los 780 dólares por kWh de 2013.

Entonces, ¿qué esperanza de bonanza económica suponen para La Habana los supuestos pedidos de níquel que mencionó Marrero, al tratar de dibujar a los cubanos un panorama económico menos sombrío que el actual? 

Pues poca. El resumen anterior evidencia que las arcas de Cuba no se beneficiaron del boom de los carros eléctricos, y parece que no lo harán. Basta ver el reporte de resultados de Sherritt International al cierre del tercer trimestre de 2023.

Según el informe de la empresa canadiense, "la participación de Sherritt en la producción de níquel y cobalto terminado en Moa Joint Venture fue de 3.841 toneladas y 410 toneladas, en comparación con las 4.443 y 419 del tercer trimestre de 2022, respectivamente".

Además, "los volúmenes de ventas de níquel terminado fueron más bajos que en el mismo período del año anterior y los volúmenes de producción terminados en el trimestre actual se debieron principalmente a una menor demanda de níquel de las acerías, después de los cierres de verano y el retraso en las ventas de los clientes. La mayor disponibilidad de precipitado de hidróxido mixto (MHP) y mate intermedio también condujo a una menor compra de metales en Asia".

Marrero tendrá por fuerza que dar nuevas explicaciones en el futuro cercano. Nadie debe olvidar que Sherritt obligó a La Habana a firmar un contrato comprometiendo el 80% de la producción de níquel en los próximos cinco años, a partir del 1 de enero de 2023, con el objetivo de cobrar la suma que le debe el Gobierno, valorada en 361,9 millones de dólares canadienses. Con los actuales precios en el mercado mundial de minerales, esa deuda (otra más de las tantas del régimen) pica y se extiende.

Más información

6 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Y los precios de azúcar se han disparado a nivel mundial a 21 centavos la libra por una sequía en los dos principales productores de la caña de azúcar en el mundo, Brasil y la India. Así que le costará más a Cuba importar azúcar para mantener las producciones de ron y mantener los niveles de azúcar en la cartilla de racionamiento. Los años que exportaban azúcar para pagar deudas contraídas y para obtener divisas quedaron atrás. Gracias Fidel.

Es ya inevitable: o hay de nuevo capitalismo de verdad en Cuba (no Mipymes y otras maquetas estatales) o la isla se va a hundir en el mar

Deberían poner sal gordote Murillo y a su junta el Gil a administrar de nuevo la mal llamada economía cubana ellos si saben destruir todo o que tocan, cuando se darán cuenta que lo único que funciona en este mundo el la ley de la oferta y demanda y que el único sistema que funciona es el Capitalismo, ya se trataron , feudalismos, anarquismo, socialismo, comunismo, facismo y lo único que a funcionado es el capitalismo, lo único que motiva a los seres humanos es el dinero , ni las religiones funcionan si no pregúntale al papa que no le gusta pero vive muy bien Gracias al capitalismo.

Profile picture for user Amadeus

Las mentiras del régimen son inmejorables. Ni el tabaco ni el ron da para mantener ese país. El consumo de esos dos productos en el mundo son muy raros y marginales . Por un lado la campaña contra el fumar en el mundo occidental, y en el mercado del ron la competencia es brutal con muchos países del Caribe que hoy en día están produciendo nuevos y excelentes rones, superiores a los cubanos. Además sin la costumbre y la cultura de fumar habanos ¿quién paga $20 o $30 por un tabaco cubano?

Profile picture for user cubano libre

Estoy muy consternado y preocupado por estas noticias, tengo que celebrárlo.

Marrero es tan salao que si lo ponen a administrar el hidrógeno del Sol, en menos de un año nos pone a todos a pasar un frío del carajo, porque el fuego nuclear se apagaría por falta de materia prima. 😀