Back to top
Agricultura

Tabacuba hace quebrar a decenas de vegueros cubanos y se lava las manos

El Gobierno va camino de conseguir un 'logro' histórico: destruir la producción del tabaco, renglón agroindustrial más exportable de Cuba, advierten campesinos.

Holguín
Productor de tabaco en Mayarí, Holguín.
Productor de tabaco en Mayarí, Holguín. Diario de Cuba

El Gobierno cubano va camino a conseguir un "logro" histórico: destruir la producción del tabaco, renglón agroindustrial más exportable de Cuba. Semejante logro solo sería superado por la destrucción, a principios del milenio, del 80% de la industria azucarera, otrora primer renglón exportable del país. El responsable de semejante hazaña sería el Grupo Empresarial de Tabaco de Cuba (Tabacuba), presidido desde hace poco por el antiguo zar de las reformas económicas del Gobierno, Marino Murillo Jorge

Aunque este año Tabacuba ha hecho tres incrementos en los precios, la insatisfacción de los productores persiste. Pero la exportación del tabaco es una de las actividades prohibidas para el sector privado; por tanto, los vegueros cubanos solo tienen dos opciones: continuar vendiéndole sus cosechas al grupo empresarial del Estado o abandonar la producción de tabaco. Este último es el camino que están eligiendo algunos tabacaleros de Mayarí, en la provincia de Holguín.

Uno de los tabacaleros que está renunciando al cultivo de tabaco de exportación es Janner Ramírez, un productor con 15 años de experiencia en esta labor.

"Es una gran estafa. Este año cogí el mejor tabaco en comparación con años anteriores y terminé con pérdidas. Lo peor es que sabemos dónde están los problemas. Lo decimos por los canales establecidos y la empresa se lava las manos", expresa indignado a DIARIO DE CUBA.

"Empezando porque en casa el tabaco me pesó 15 quintales y en la empresa solo 13. Y la calidad no estaba mal, porque el muestreo que ellos mismos hicieron no presentó los problemas que después dicen. Y cuando me lo pagan es una basura, apenas 35.000 pesos. Si la cosecha me costó 40.000 pesos, cuando descuenten los impuestos, tengo más de 6.000 pesos de pérdidas. Así no se puede, es una trampa. Esto anda mal", sentencia.

Por su parte, Alexander Ramírez afirma que bajará a un tercio su siembra de este año debido a "los precios injustos y la inseguridad del tabaco en la empresa, donde ocurren robos", dice.

Así lo planteó en la asamblea de asociados de su cooperativa Desembarco del Granma, pero DIARIO DE CUBA no pudo obtener declaraciones suyas. 

Gregorio, por su parte, tampoco obtuvo ganancias con el cultivo de tabaco de exportación este año.

"Todos los años incrementan el rigor de selección de capas y es casi cuestión de suerte coger buen dinero", dice, y ofrece un ejemplo para que se comprenda su afirmación: "Dos campesinos tienen igual calidad (en las hojas). Uno pasa (por la empresa) en las primeras semanas y se llena de dinero. Si al otro le toca en la cola a los tres o cuatro meses, sale con pérdidas o gana una miseria. Es la realidad de lo que pasa".

"Lo peor es que a la empresa no le importa, a pesar de que esto está destruyendo el negocio de ellos y no lo deja crecer. Siempre la culpa es de los productores, como si uno fuera bobo o no supiera de tabaco. Ahora creen que los únicos que saben de tabaco son ellos. Es absurdo y un descaro que, para estimular la producción de capas finas, al resto del tabaco, aunque sea una joya, te lo paguen como si fuese basura, a menos de la mitad del costo de producción. Y ahí nos hacen quebrar. Eso está muy mal, pero a la empresa no le da la gana de solucionarlo", se queja Gregorio.

"A nadie le importa de qué vamos a vivir si no hemos ganado nada con el tabaco. Es un robo, no tiene otro nombre. Yo me siento como si me hubiese levantado por la mañana y los ladrones me hubieran vaciado la casa. Me siento robado y estafado. Esto no tiene otro nombre. Si le entrego 12 quintales de tabaco de exportación al Gobierno (a la empresa estatal), ellos le sacan un millón de pesos y a mí en vez de pagarme 200.000 pesos, como debería ser, me dan solo 40.000. ¡Claro que me están robando!", concluye, más que molesto.

Los productores asociados a Desembarco del Granma exigieron hace un mes, en una reunión con los directivos de Tabacuba a nivel municipal, que sus reclamos se elevaran al nivel superior en La Habana. La respuesta fue negativa.

Los cuadros provinciales se limitaron a explicar que ese era "el mecanismo de pago de la empresa", en respuesta a la inconformidad de los productores respecto a los precios que esta les paga por sus producciones. 

"Todo esto tiene a los productores desestimulados. Sumado a los precios elevados de los insumos y la mano de obra, la gente tiene miedo e inseguridad. Lamentablemente la empresa no está cooperando, y vienen con estas respuestas, que hunden más la cosa. No hay buenas expectativas para el tabaco este año, la verdad", comenta un directivo de la cooperativa, que no quiso revelar su identidad.

La situación que enfrentan estos productores de tabaco contrasta con la mentalidad exportadora de la que ha pretendido hacer gala el gobernante Miguel Díaz-Canel, además de contradecir una resolución del Grupo Temporal de Trabajo de la Tarea Ordenamiento, que en agosto otorgó a Tabacuba la facultad de conformar y rectificar precios del tabaco, tanto del acopio como de la cadena productiva. 

Curiosamente, el recién nombrado presidente de Tabacuba, Marino Murillo, estaba al frente de la denominada Tarea Ordenamiento y era el jefe de la Comisión Permanente de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos. A finales de octubre, Díaz-Canel anunció la desarticulación de dicha comisión.

Tabacuba exporta tabaco a 152 naciones. Su estructura está conformada por 45 entidades estatales, tres mixtas (Habanos S.A.; Internacional Cubana de Tabacos S.A. y Brascuba Cigarrillos S.A.), una sociedad mercantil y el Instituto de Investigaciones del Tabaco, entre otras.

Archivado en
Más información

7 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Pues para alla va "Membrillo" a "reordenar" eso tambien. Deberian ponerlo de presidente chico.

O muy cierto Peña Tico esa es la verdadera definición gracias.

El gordo Murillo no pone una en donde lo ponen fracasa o es de la CIA o es un inepto deberían colgarlo por los huevos por hp , o no mejor pónganlos a cargo de gaesa a ver si la lleva a la bancarrota, es el karma ese país está maldecido, sigan creyendo en santería y magia negra miren todos los países que la practican ninguno progresa pueblo de esclavos y cimarrones

La solucion es ,no sembrar mas tabaco ,siembren calabaza ,malangas,platanos ,mangos ,mamey,brutabomba,guayaba,guanabana ,comestibles ,que fumar es malo ,comer es imprescindible,los aliemntos siempre se venderan ,en Cuba lo que hace falta es JAMA ,MUCHA JAMA ,que la hambruna viene llegando.

Puro esclavo. Sigan arrodillándose. Mientras ellos ganan una millonada ustedes trabajándole gratis.

Díaz - Singao sigue el legado del Midas al Revés, Cagastro, convirtiendo todo en mierda.