Back to top
Vivienda

El Gobierno admite que en 2023 incumplirá casi un 50% de su plan de construcción de viviendas

Culpa a los métodos de trabajo, además de la falta de cemento y acero, que no parecen afectar la construcción de hoteles.

La Habana
Fábrica de construcción de ladrillos en Cuba.
Fábrica de construcción de ladrillos en Cuba. Granma

Cuando falta un mes para que finalice 2023, el Gobierno admitió que este año tampoco cumplirá el plan de construcción de viviendas. De esa situación, que golpea a decenas de miles de cubanos, culpó a los métodos de trabajo, además de la falta de cemento y acero, que no parecen afectar el levantamiento de hoteles.

Al cierre de octubre, en Cuba solo se habían completado 13.000 inmuebles, para un 54% del plan, informó el medio estatal Granma. Los datos fueron revelados en una reunión del primer ministro, Manuel Marrero Cruz, con los gobernadores y el intendente de la Isla de la Juventud.

A inicios de ese mes, el Gobierno había reconocido un déficit de más de 800.000 viviendas en Cuba, en un informe sobre el cumplimiento de la Política de la Vivienda aprobada en 2019.

Los datos dados a conocer en la reciente reunión del primer ministro con los gobernadores muestran que las viviendas completadas en 2023 no representan ni el 2% del déficit que existe en el país. Según el Gobierno, citado por el medio estatal, la falta de cemento y acero sigue siendo el gran talón de Aquiles, pero también los métodos y formas de trabajo.

De acuerdo con Granma, Marrero Cruz reiteró que el de la Vivienda es uno de los programas priorizados por el Gobierno, "por su alcance para el beneficio de la población y por lo que aporta al desarrollo social". Sin embargo, cada año el incumplimiento se repite, a pesar de que las autoridades han ido reduciendo los planes de construcción década tras década.

Según lo citó el medio estatal, el primer ministro insistió en la producción local de materiales de la construcción, con énfasis en la fabricación de elementos de cerámica roja cocida.

A inicios de noviembre, la prensa estatal informó que, ante la escasez de cemento y acero para la fabricación de las viviendas destinadas al pueblo, el Gobierno rescataba producciones tradicionales y más baratas. Un ejemplo era la provincia Pinar del Río, donde las autoridades retomaron los tejares para producir ladrillos y otros elementos constructivos.

Sin embargo, la solución barata para las casas de los cubanos de a pie tampoco avanza al ritmo necesario para resolver los problemas de la población, según lo que transcendió en Granma sobre la reunión de Marrero Cruz con los gobernadores.

La directora general de materiales del Ministerio de la Construcción, Dilaila Díaz Fernández, dijo que, para lograr los niveles productivos de este producto que aseguren el déficit declarado en el Programa de la Vivienda, se necesita producir 83 millones de ladrillos al año.

"En 2022 se lograron 39 millones (47% de la necesidad), y fue la mejor producción en cuanto a la cantidad de ladrillos en los 12 años de constituido el programa de producción local de materiales".

En lo que va de 2023, en Cuba se han entregado cuatro millones de ladrillos más que en igual periodo del año anterior, pero solo se alcanza el 52 % de la necesidad. Al respecto, Díaz Fernández dijo, según Granma, que se impone acelerar el incremento de las capacidades de producción.

"Hay que construir hornos, hornos eficientes, moldes, extrusoras, mezcladoras, y todo esto se tiene que realizar con los recursos locales. Hay que diseñar y construir con  soluciones en cerámica roja", afirmó.

El ministro cubano del ramo, René Mesa Villafaña, afirmó que, desde el organismo, se ha reiterado la importancia de la producción local, que, según él, "es el corazón del programa de la vivienda".

"En cada provincia hemos insistido en cómo desarrollar esa producción local y cómo vamos a multiplicar el cemento que se entrega, aunque con la arcilla podemos hacer todo lo que es elementos de piso, pared y techo", dijo.

El viceprimer ministro Ramiro Valdés Menéndez, recordó que existe un estudio sobre la ruta de la arcilla en Cuba. "Eso está levantado. ¿Dónde está? Hay indicaciones para construir los hornos. Están los planos entregados a los territorios. ¿Lo hacen? No lo hacen. ¿Por qué no lo hacen? ¿Cuál es la disciplina? ¿Cuál es el control? Hay indicaciones y, sencillamente, en el territorio no se ejecutan", lo citó Granma.

Marrero Cruz insistió en que todos los organismos construyan viviendas y que las familias se involucren en la edificación de sus hogares, según el medio estatal

"Nosotros necesitamos que la población vea que en este asunto tan complejo, tan sensible, que afecta a tantas personas cuadra por cuadra, hay un esfuerzo adicional, hay una manera diferente en que se ha enfocado este programa, que es más participativo que nunca, que las empresas están ayudando, que existe una participación popular, que hay un sistema diferente de chequearlo".

Sin embargo, lo que resulta evidente para los cubanos es que, mientras los problemas de vivienda se acumulan y empeoran, el Gobierno prioriza el sector turístico. Y las cifras oficiales lo demuestran.

A la construcción de hoteles e instalaciones turísticas, el Gobierno cubano destinó un cuarto de los 41.616.003 millones de la inversión estatal en la primera mitad de 2023, de acuerdo con una publicación de la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Ese sector acaparó 10.406 millones de pesos en el primer semestre del año, pese a que siete de cada diez habitaciones de hoteles estuvieron desocupadas en el mismo periodo.

Más información

Sin comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.