Back to top
Cubanos aislados por el mundo

'México va camino a convertirse en una Venezuela en el patio trasero de EEUU'

El periodista y escritor cubano Rubén Cortés opina que 'esta crisis sanitaria coincide con la presencia del Gobierno más ignorante de la historia' de México.

Madrid
El periodista cubano Rubén Cortés en su casa de Ciudad de México.
El periodista cubano Rubén Cortés en su casa de Ciudad de México. DDC

El periodista y escritor cubano Rubén Cortés (Pinar del Río, 1964) vive en Ciudad de México desde 1995. Ha sido corresponsal de guerra y director de los periódicos La Razón y ContraRéplica.

México tiene 23.471 casos confirmados de coronavirus (este 4 de mayo) y 2.154 fallecidos, con el distrito federal como principal foco del contagio, con 5.209 positivos. El presidente Andrés Manuel López Obrador fue criticado en marzo por desestimar las recomendaciones de salud y mantener sus giras por el territorio entre abrazos de la población. A finales de ese mes, sin embargo, admitió la existencia de una crisis sanitaria. Las autoridades locales consideran que el país ya ha entrado en la fase de máxima expansión de la enfermedad, creen que el pico de la pandemia se alcanzará esta semana y prevén levantar gradualmente el confinamiento a partir del 1 de junio.

Estados Unidos, por su parte, amplió el cierre parcial de su frontera hasta el 20 de mayo, lo que supone una pérdida de "decenas de miles de millones de dólares" en el comercio entre ambos países.

Con la pandemia, además, la violencia se ha agudizado. En abril se contabilizaron 83 asesinatos por día, llegando a 2.492 víctimas. En el Estado de México el feminicidio se incrementó un 45%, y las denuncias por violencia familiar un 78% en los primeros tres meses y medio de este año.

"Fui tan pobre en Cuba, viví siempre en una casa con tanto hacinamiento, que en el exilio, en cuanto tuve dos pesos, me construí un espacio a mi gusto", confiesa Rubén, que aprovecha estos días de confinamiento para escribir y pasar el rato en su jardín. "He podido apartar tiempo para mí. Antes de la pandemia tenía una vida social muy rica, animada y siempre me quedaba con el complejo de culpa de escribir poco, aunque tengo seis libros publicados con mi editorial mexicana Cal y Arena. No tenía el patio tan bien cuidado como quería, ni mi librero tan organizado como ahora."

¿Cómo es un día tuyo de confinamiento?

Vivo en la colonia Condesa, de la Ciudad de México, un barriada con más de 100 años y formada en realidad por tres colonias: la Condesa, la Hipódromo y la Hipódromo Condesa, muy conocida por sus cafés, librerías, restaurantes, galerías y boutiques, así como por su vida cultural y nocturna, todo lo cual se encuentra en una pausa fantasmal por estos días de aislamiento social.

Soy periodista y escritor, lo cual me permite trabajar en casa y hacer desde aquí mis intervenciones cotidianas en programas de radio y televisión. En el confinamiento me hace muy feliz que mi departamento tenga patio, en el cual crío abejas que me dan cuarto litros de miel cada cuatro meses, tengo lavandas, cactus y orquídeas. Escribo literatura muy de mañana, preparo el desayuno de café, frutas y huevo, aseo el espacio, cocino el almuerzo con base en arroz, carne y ensalada, riego y limpio de hojas secas el patio, escribo mi columna política diaria, ceno un sándwich y punteo un poco lo que voy a continuar escribiendo de literatura al día siguiente. Para mí la estancia en casa, debido a la pandemia, va a ser un recuerdo feliz. A diario procuro que así sea.

¿Qué características tiene el confinamiento en México?

La manera en la que se registra el confinamiento en México es una muestra de la manera desigual con la que ven la vida los mexicanos en el siglo XXI: la clase media educada, y no tan educada, pero que es aspiracional e imita el comportamiento de los que considera más educados, empezó el aislamiento social por su cuenta hace seis o siete semanas, siguiendo las medidas establecidas por los países desarrollados. Estamos hablando de unos 30 millones de personas. 

Las clases sociales más desfavorecidas, que viven más al día (unos 60 millones de personas) y que, además, tienen un bajísimo nivel cultural, no han cumplido con el confinamiento, una porque consideran que el Covid-19 es una enfermedad de ricos y de quienes viajan; otra porque si se detienen, no comen. El Gobierno tampoco ha sido un ejemplo a seguir, apenas el 25 de marzo el presidente llamaba a los mexicanos a salir a las calle, a besarse y abrazarse porque el Covid-19 no era grave a su entender.

¿Qué medidas se están manejando las autoridades?

Durante todo el mes de marzo las autoridades médicas estuvieron subordinadas a la teoría del presidente de minimizar la pandemia. El epidemiólogo que es vocero oficial dijo el 16 de marzo que el presidente podía saludar y besar a las personas porque tiene una gran fuerza moral y, por tanto, era incapaz de contagiarse o contagiar. El presidente dijo el 19 de marzo que él no necesitaba más protección que sus estampitas de Jesús y Cristo Redentor que dicen "Detente enemigo, Jesús está conmigo". El 23 de marzo se realizó un concierto al aire libre para 10.000 personas en la Ciudad de México.

Después de todo eso, apenas en abril el Gobierno empezó a decretar medidas oficiales para el aislamiento, como detener las clases en la educación pública. Ha habido una minimización oficial del peligro de la pandemia que, en algún momento futuro, podría llegar a ser criminal. Por ejemplo, el Gobierno vendió a China en marzo los cubrebocas que tenía almacenados en el país para en abril tener que recomprárselos a China al triple de lo que se los había vendido.

¿Cómo está el país en cuanto a los recursos sanitarios?

La pandemia tomó a México con los zapatos desatados en cuestión de salud, porque el Gobierno actual estaba enfrascado en modificar de raíz el modelo anterior de surtido de medicinas a hospitales y farmacias para centralizarlo en muy pocas empresas privadas designadas a dedo por el propio Gobierno. Esta destrucción de tajo de la estructura provocó la muerte y el desamparo de enfermos de cáncer y VIH básicamente, con manifestaciones masivas de protesta.

A la vez, el Gobierno había desmantelado el Seguro de Salud Popular, que consistía en que el propio Gobierno alquilaba camas y equipos a hospitales privados para enfermos que no tenían seguro médico alguno. 

A la llegada de la pandemia, la primera medida que tuvo que tomar fue alquilar camas y equipos a hospitales privados para enfermos que no tienen seguro médico alguno. Desvistió un santo para vestir otro, y vistió de nuevo al desvestido. Es un Gobierno de improvisaciones temerarias.

¿Qué te parece el envío de médicos cubanos a México?

La llegada de médicos cubanos es apenas simbólica y no incide en nada. Es solo un gesto político del Gobierno mexicano con el Gobierno cubano, pues ambos son aliados ideológicos en el Foro de Sao Paulo, pero nada más. 

El Gobierno mexicano depende en un 95% de las exportaciones e importaciones con EEUU. El intercambio comercial entre ambos países, sumando exportaciones e importaciones, es de 614.500 millones de dólares. Para mantener eso, México aceptó convertirse en el gendarme migratorio de Washington en su frontera con Centroamérica y recibir a todos los deportados por EEUU. 

Por muy pro Foro Sao Paulo y "socialista" que sea de boca para fuera, este Gobierno de México no pondrá en peligro su relación económica con EEUU por traer médicos cubanos en masa, lo cual provocaría el incordio de la Casa Blanca.

Por cierto, los médicos cubanos están en un céntrico hotel de la avenida Reforma, al cual fui a llevarle a uno de ellos una caja con 10 paquetes de Tylenol, pues un familiar suyo en Cuba padece de migrañas y carece de esa pastilla.

¿Cómo afecta a México el cierre de la frontera con EEUU?

Ten en cuenta que es una frontera de 3.000 kilómetros de largo, muy porosa porque en la mayor parte de sus tramos es desierto, río, terraplén, matorral, muy propicio todo para la migración ilegal y el narcotráfico. El cierre casi total, y una mayor vigilancia policial, hace que los migrantes de todos lados permanezcan en México, un país sumido en una profunda crisis económica.

Entonces, la violencia y la lucha por plazas entre los cárteles del crimen organizado se agudiza en México porque sus productos no encuentran salida fácil a EEUU. Por ejemplo, este 20 de abril fue el día más violento en lo que va de año, con 114 asesinatos. Por el lado oficial, del trasiego de personas y productos, es un cierre que afecta drásticamente a ese intercambio comercial entre ambos países.

¿Cómo es el panorama de la violencia, y concretamente la machista, en el contexto de la pandemia?

Marzo fue el mes con más asesinatos en el año, con 3.008; abril alcanzó los 2.492 crímenes… ¿Qué dice el Gobierno? Pues que pasando la contingencia sanitaria hará propuestas de paz a los cárteles. Además, la pandemia coincide con la demostración de los cárteles de mayor eficacia y logística que el Estado y los gobiernos estatales para repartir despensas en sus zonas geográficas de influencia, durante la actual emergencia sanitaria. El crimen supera al Estado en todo lo que se propone: matar y crear base social.

De enero a marzo fueron asesinadas 244 mujeres, que es la mayor cifra de feminicidios para un trimestre en el país. Y es imposible olvidar que los feminicidios provocaron, en marzo, una de las mayores crisis políticas del Gobierno, pues las mujeres hasta paralizaron un día el país en protesta por la inseguridad a la que se ven sometidas.

Las guarderías infantiles para mujeres solteras o de bajos recursos cumplen un año sin subsidio del Gobierno, y a los Refugios y Centros de Atención Externa para mujeres el Gobierno les retiene aún 405.000.761 pesos destinados en el presupuesto para este año. Las mujeres, sus hijas e hijos tienen la vida en riesgo mientras no les sean liberados esos recursos.

Preocupa la crisis por el Covid-19, no solo en relación con la salud de las mujeres, sino por el incremento de casos de violencia machista en los hogares, que surgen a cada minuto como consecuencia del aislamiento social.

¿Qué es lo que más te preocupa de esta crisis sanitaria en el contexto mexicano?

La tardanza de un mes en la aplicación de las medidas oficiales de aislamiento; el desabasto de equipo médico que había en el momento de la crisis por haberlo vendido en marzo sin previsión alguna a pesar de que desde enero se sabía que llegaría la pandemia; la falta de conciencia de la población para entender que es un virus que alcanza a todos por igual y no solamente a las personas con recursos económicos; el apuro del Gobierno en levantar las medidas para evitar con ello la profundización de la depresión económica. En especial, me preocupa que esta crisis sanitaria coincide con la presencia del Gobierno más ignorante en la historia del país, cuyo presidente ha sido capaz, primero, de negar la pandemia; de minimizarla después; de sugerir que el Covid-19 se evita portando estampas religiosas o tomando sopa de pavo.

¿Crees que las cosas volverán a ser como antes cuando todo pase?

En México las cosas volverían a ser igual después de la pandemia si fuera económicamente el México de hasta 2018, cuyo PIB crecía de dos a tres puntos y medio anuales, porque el mexicano es por naturaleza arriesgado en demasía al disfrute de la vida y a la hora de minimizar la muerte y las desgracias; antepone la felicidad y el buen vivir a todo. 

Pero el cataclismo económico será tan fuerte, la inseguridad ya galopante desde antes lo será más y a pasos agigantados, y el sistema de gobierno basado en un solo hombre ganará tanto terreno después de esto, que la vida en México será muy triste, esmirriada y dolorosa. México va camino a convertirse en una Venezuela en el patio trasero de EEUU.

¿Tienes familia en Cuba?

Sí, tengo una miríada de tíos y primos en Pinar del Río, de donde somos. Pero mis tres hermanas, mis tres sobrinos y un cuñado viven en Miami Beach desde 2013. Yo vivo en la Ciudad de México con mi hijo Santino, de 17 años. A Cuba no he vuelto desde 2013.

¿Cómo ves el panorama en la Isla con esta crisis sanitaria?

Es difícil de vislumbrar un panorama porque la información oficial es estrictamente controlada por el Gobierno. Pero lo que cuentan los amigos y familiares desde allá es una realidad inquietante. El problema de vivir una pandemia mundial en un país como Cuba, sin libertades individuales, con la economía en crisis absoluta, con un gobierno rufián, acaparador y dueño de todos los medios de protección... El día a día es como vivir en un libro sobre el gulag soviético de Solzhenitsyn, y el futuro sencillamente es una pesadilla del peor de los sueños de un enfermo terminal.

¿Qué echas de menos de la vida antes de la pandemia?

De la vida de antes de la pandemia extraño mucho desayunar café con leche, churros, papaya y huevos rancheros en Los Bisquets de Obregón, en la equina de mi casa.

¿Qué es lo primero que te gustaría hacer cuando esto pase?

Lo primero que haré después del confinamiento será ir a Miami Beach a ver a mis hermanas. Pero saliendo del aeropuerto de Miami pasaré por la ventanita del Versailles a tomarme un café cortado con leche evaporada y un pastelito de guayaba.

Más información

4 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Con un presidente tan ''dinámico'' lo que le espera a México: HAMBRUNA DESCOMUNAL.

Profile picture for user Peña Tico

Con tantos muertos diarios podría ser México el primer
exportador de órganos del mundo, ¿ no se les ha ocurrido este negocio ?

Los mexicanos se suicidaron al elegir a Lopez Obrador. Sarna con gusto no pica. Ahora que aguanten como buenos machos.

Profile picture for user Imposible

Mi pais EU lamentablemente está dormido. A los Castros hay que arrancarlos de raíz, a maduro desaparecerlo de y a Lopez- LADRADOR, entregarselo a los narcos