Back to top
Propaganda

Díaz-Canel posa para la foto con la niña uruguaya que se atiende en el CIREN, no con los pacientes cubanos

La maquinaria de propaganda del régimen sigue tratando de lavar la imagen del gobernante.

La Habana
Díaz-Canel junto a Cecilia Nazzari y Aurora.
Díaz-Canel junto a Cecilia Nazzari y Aurora. Cecilia Nazzari / Twitter

Miguel Díaz-Canel, al que hasta el momento no se ha visto asistiendo a hospitales, centros de aislamiento de pacientes con Covid-19 en Cuba, ni dialogando con familiares de fallecidos por el virus, encontró tiempo el jueves para hacer una visita y fotografiarse junto a las uruguayas Cecilia Nazzari y su niña Aurora en el Centro de Restauración Neurológica (CIREN) de La Habana, donde esta última se atiende.

"Hoy fue un día por demás emotivo. El cariño, los deseos de mejorías para Aurora y el hermoso gesto de esta visita me los guardo hoy y para siempre en el corazón. Gracias Cuba hermosa por ayudarnos a seguir. Gracias", publicó Nazzari en su perfil de Twitter, donde ensalza el sistema político cubano y se reconoce admiradora del Che Guevara y Fidel Castro.

El pasado 25 de julio el gobernante había dedicado una publicación en Twitter a la niña: "¡Qué alegría saber de ti, Aurora: luz del domingo! Estamos muy contentos de tenerlas a ti y a tu mamá en Cuba. Ya sé que te debo una visita, hemos vivido días difíciles pero Lis y yo vamos a cumplir la promesa. ¡Un abrazo y sigue dándonos ejemplo!", escribió entonces. 

Esa publicación apareció pocos días después de que Nazzari anunciara que su hija, que es sometida a un tratamiento de rehabilitación de la enfermedad neuromuscular que padece en el CIREN, una institución que comercializa servicios médicos para extranjeros y a los que los cubanos comunes no tienen acceso, debía extender su estancia en la Isla para recibir otros tratamientos.

Para ello, explicó entonces, necesita reunir 20.000 dólares extra, aparte de los más de 30.000 que dijo haber recaudado gracias a donativos para comenzar las terapias de la niña en junio, cuando arribó a la Isla. 

El jueves último, Nazzari anunció a través de Twitter una rifa impulsada por una funcionaria de la Facultad de Medicina de Uruguay (FMed-UDELAR) para recaudar dinero con ese propósito. La colecta se basa en la venta de tickets para una rifa que repartirá 11 premios y cuya suma irá destinada al tratamiento que se paga en Cuba. Cada bono tiene un precio de 50 pesos uruguayos.

El pasado 4 de agosto, la mujer recriminó a quienes la critican por pagar un tratamiento en Cuba. "Hay gente que me dice '¿pero si tan socialista es Cuba por qué te cobran?'. Amiguitos, el socialismo no es venir a otro país y que todo sea gratis. ¿Pero saben lo que sí es socialista? Que el mismo tratamiento en otros países valga 200.000 dólares y acá salga diez veces menos", escribió en Twitter.

No es la primera vez que el régimen cubano se sirve de la niña uruguaya para hacer propaganda sobre las supuestas bondades de su sistema sanitario, mientras los hospitales de varias provincias están colapsados, las cifras de muertes por el nuevo coronavirus crecen y escasean los medicamentos más básicos.

Tras su arribo a la Isla, y siempre evitando mencionar el costo del tratamiento que la niña recibiría en el CIREN, el sitio oficial Cubadebate y otros medios oficiales se hicieron eco de una publicación en Twitter del periodista de la cadena Telesur Mateo Grille, quien, citando un tuit de Nazzari, denunció que, como "consecuencia del bloqueo" de EEUU, la tarjeta bancaria de la madre de Aurora había sido bloqueada en Cuba. 

Ninguno de esos medios reaccionó cuando el 2 de julio la propia Nazzari tuiteara: "Después de un día entero de insistencia con Mastercard decidieron desbloquear mi tarjeta de débito internacional, ya que es de procedencia uruguaya".

Por su parte, Díaz-Canel y los medios estatales está enfrascados en un lavado de imagen del gobernante después de las masivas protestas del pasado 11 de julio en Cuba y de que este hiciera un llamado en la televisión a sus adeptos a enfrentar en las calles las manifestaciones pacíficas. Entre otras iniciativas, la campaña busca presentarlo entre jóvenes fieles al régimen o tomando parte en trabajos agrícolas, actividad en la que nunca antes se le había visto. 

Más información

9 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

A la uruguaya se le olvido mencionar que en un pais socialista no hay derechos y la vida humana no vale nada. Puede pagar menos y puede que le toque un buen medico o un mediocre que mate a la hija por negligencia medica o incompetencia. A quien le reclamaria ella en ese supuesto?

Profile picture for user Amadeus

Lo interesante de la zurda uruguaya es que en el socialismo ya las cosas no son gratis, sino más baratas. Por supuesto, en una cliínica „privada“ cubana a la que no tienen acceso el cubano de la cola.

Estoy seguro que por ese dinero en St. Jude la hubieran tratado poe ese mismo dinero mucho mejor. Sin contar que aparezca un donante anónimo y costee todo.

¡Ay que paternal! No joroben. ¿Acaso criticó alguna vez a Fidel Castro por hundir una embarcación con niños a bordo? No, porque nunca tuvo pantalones ni lo que rima con pantalones para decirle una verdad.

Profile picture for user pim-pam-pum

Degenerado e hipócrita.

Da asco el tipo de solo mirarlo.

Profile picture for user Peña Tico

Eso es bueno, que siga para allá y para acá, reuniones y visitas aquí
y allá, así el virus viaja gratis en él y toda su comitiva y guardias

¿En qué hospitales están los problemas? - Por favor, recuérdenle al Sr. Pre-ni-siente, que la niña en cuestión no tiene covid, ni es paisana -del país-, pero claro, la falta de contacto con los cubanos de abajo -por parte de este individuo-, le ha hecho olvidar con exactitud, de la República de la que es ¿presi qué? Sería bueno recordarle también, que hay miles de cubanos muriendo, porque su Gobierno no aceptó las vacunas que le ofreció la OMS y el Gobierno norteamericano -gratis-. De paso, me pregunto, qué de malo habría en que él y su mujer se acercaran con un poco de comida -de la que les sobra, porque gorditos están a matarse los dos- para los enfermos desnutridos que hay en los hospitales. Digo yo, que eran más caritativas las primeras damas de Cuba antes de 1959, que Díaz Canel y su mujer juntas. Sin descontar a Grau, que era médico y se acercaba a los enfermos sin problemas de ningún tipo y de forma siempre atenta; o Prío, que le dedicaba una sonrisa amable a cualquier cubano.

Qué basura de puesto a dedo tiene la Isla de Cuba...

Profile picture for user Plutarco Cuero

Pobre muchacha .... con esa mala vibra tan cerca ... dudo que tenga futuro