Back to top
Protestas

Intentó evitar violencia, pero el régimen quiere condenarlo por el 11J: el caso del cubano Manuel Díaz

Su hermano cuenta a DIARIO DE CUBA que 'lo quieren coger como líder' de la manifestación en Bauta.

Madrid
Manuel Díaz en un viaje a un Mundial de Fútbol.
Manuel Díaz en un viaje a un Mundial de Fútbol.

Manuel Díaz Rodríguez, de 59 años, está detenido en Cuba desde que estallaron las protestas pacíficas en Bauta, Artemisa, el pasado 11 de julio. Su hermano Roberto Díaz no sabe cuántas puertas más va a tocar hasta que liberen a Manolo, quien es el encargado de cuidar a su madre de 93 años con Alzheimer avanzado. 

"Él vive solo, no tengo más familia allá. Mi mamá tiene 93 años y Alzheimer avanzado y él la cuida, él la baña. No tiene ayuda ni le paga a nadie para que lo haga. Todo lo hace él, comida, todo", dice Díaz desde Miami a DIARIO DE CUBA.

Roberto Díaz tampoco sabe hasta cuándo aguanten los vecinos que están cuidando a su mamá "por caridad", mientras "Manolo Manguera", como lo conocen en Bauta, permanece preso en la cárcel de Guanajay.

"Manolo es conocido en Bauta por las locuras que hace con el fútbol. Él fue al Mundial de 2014 de Brasil por sus propios medios y con la ayuda de uno de aquí del extranjero. Fue al Mundial de Rusia. Cada vez que hay un mundial, él ha creado la tradición en Bauta de que las personas suben banderas del equipo que sean afiliados y cuando pierde un equipo, van y le gritan delante de la casa", cuenta Díaz.

La Fiscal Lisandra Soto Meneses denegó el pasado 29 de julio la solicitud de modificación de la medida cautelar de prisión provisional impuesta a Manuel Díaz desde el 13 de julio. Soto alega en el documento, al que tuvo acceso este diario, que Díaz cometió "hechos con una elevada peligrosidad social" porque era "una de las personas que incitaba a la población a la comisión de hechos violentos".  

Manuel Díaz está acusado de desórdenes públicos, pese que su hermano tiene videos que evidencian que el detenido nunca incitó a la violencia, sino que medió para evitar incidentes, pese a que fue golpeado por la Policía. "Tengo videos que Manolo se ve diciendo a la gente 'no, caballero, no se dejen provocar, no violencia, ningún acto de violencia aquí'. Y en ningún momento lo ven en ninguna violencia ni en nada, gritó lo mismo que todo el mundo: 'Díaz-Canel singao' y 'abajo la dictadura'".   

Golpeado y acusado

"Manolo es conocido y mueve persona pero en ese giro, no como opositor. Ahora lo quieren coger como líder y que él fue el que sacó la gente a la calle, cosa que no fue así", dice el cubano residente en Estados Unidos hace 20 años. Díaz relata que las protestas en Bauta comenzaron en el parque al frente de la Iglesia del pueblo y la gente decidió ir para la sede del Partido municipal.

"Una cantidad enorme de personas pasaron por al frente de mi casa. Como están acostumbrado a ir a gritar a Manolo con las banderas, ahí comenzaron a clamar 'Manolo Manguera'. Él se subió arriba del techo y es el video que están queriendo usar para incriminarlo de que él alentó a la gente a salir a la calle. Él lo único que dijo arriba del techo fue 'vamos a hacerlo todo bien, no vamos a caer en la violencia, no nos vamos a dejar provocar'. No sé qué video, qué audio le pondrán porque ellos son capaces de todo por lo que están manipulando", dice Díaz.

"En la tienda La Revoltosa se puso eso caliente y la gente quería tumbar la puerta, hacer algo contra la tienda. Manolo sale en un tumulto, delante del jefe de la policía que estaba al lado de él, y le dijo a la gente que 'no rompieran la ventana'", dice.

"La Policía trató de provocar violencia y le dijo a la los policías que 'no, ustedes no repriman tampoco'. Entonces en ese forcejeo, el jefe de la Policía, y otro personaje que no sé qué hacía en Bauta, el subdirector provincial de Artemisa del INDER, Moisés Juan Armas. Entre él y el jefe de la Policía le da un bastonazo en la frente a mi hermano, le rompen los espejuelos y cae al piso. Ahí le dan patadas por el estómago, el Moisés ese, y le sacan el aire. Le echan gas pimienta también en los ojos", cuenta Roberto Díaz.

Según Díaz, "Moisés es el que la Fiscalía quiere coger de testigo en contra de mi hermano cuando él y el jefe de la Policía son los que tienen que ser encausados por usar la violencia contra el pueblo". 

Manuel Díaz salió "a gachas completo porque lo ayuda un muchacho. Se recupera, le echan agua en los ojos, le echan unas gotas y él se queda ahí en la manifestación sin ir a reprimir al que le había dado golpes. No le tiró golpe ni le hizo nada a esa persona. Se quedó en el medio de la Calzada de Bauta parado con las otras personas. Y el jefe de la Policía, que estaba al lado de él y le dio golpe, empezó a recoger gente, le pasó varias veces por el lado y nunca lo cogió a él. Lo que quiere decir es que él no actuó con violencia porque sino al primero que hubieran cogido es a él".

"Manolo Manguera" regresó a su casa, pero a las tres o cuatro horas fue detenido por "el jefe de la Policía con otros agentes. "Se lo llevaron para la estación de Bauta, ahí le dieron golpes, igual que a todos los muchachos que metieron. Metieron a más de 20 ahí y les dieron golpe cantidad. Hay algunos que están declarando y que tienen puesto un caso en contra de la Policía de Bauta porque lo sentaron en una silla, lo amarraron y le dieron golpes todo el que les dio la gana", dice. 

"A los dos días lo sacan de ahí y lo llevan para el DTI (Dirección de Inteligencia) de Caimito. Ahí lo tratan mejor, no le dieron golpes y el día 30 lo pasaron para el DTI provincial de Guanajay. Ahí ya lo metieron para la cárcel de Guanajay", relata Díaz.

La gente en Bauta tiene miedo a declarar

Roberto Díaz cuenta que a su hermano lo han dejado hacer tres llamadas, le han dejado llevar aseo personal y un saco con comida, "con todas las limitaciones que tienen los presos. No lo hemos podido ver, lo ha visto nada más el abogado. Yo no sé el tipo de lesión que tenga, él cuando habla por teléfono se ve limitado a hablar y tú le preguntas y dice que está bien". 

Díaz lleva semanas intentando conseguir al menos tres personas para que declaren a favor de su hermano "pero las personas están aterrorizadas, logré que unas muchachitas fueran porque los hombres están más apendejados todavía".

"A una la detuvieron a las 7:00AM, cuando la comparecencia era de 8:00 a 11:00AM. La Policía la detuvo en la casa, la metió para el calabozo y le dijo 'mira, ya te pusimos una alerta. Esta es la segunda. Si declaras a nombre de Manolo te vamos a encauzar en su misma causa'. Esa ya se perdió", cuenta.

"Otra logró entrar, no le cogió miedo, estaba eso lleno de 'boinas negras' y de Policía intimidando, haciéndose los que grababan. Ellos decían que 'estaban evitando otra manifestación', cuando estaban impidiendo que la gente fuera, metiéndole miedo. La muchacha declaró y el abogado le dijo que tenía que ir a la Policía a tomar la declaración ahí. Solo tengo un testigo, me hacen falta más", cuenta sobre lo sucedido este miércoles en Bauta.  

Roberto Díaz aclara que el juicio de su hermano todavía no tiene fecha

"Él siempre se ha manifestado, o sea no es un opositor político pero a cualquiera que le diga algo, él no se queda callado, él no entiende que tiene que estarse reprimiendo para decir lo que piensa y nunca ha tenido un problema de que lo hayan cogido por desafecto o por manifestar alguna cosa. Nunca lo han cogido preso ni nada", agregó sobre Manuel Díaz.

Más información

2 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

No queda de otra hay que llevar el miedo a sus casas ,hay que hacerle lo mismo pero con inteligencia.PATRIA Y VIDA.

Eso pienso yo…ojo por ojo y esperarlos solos en sus casas y darles la respectiva tunda de patadas por el culo que merecen. Igual si se les va la mano y rompen alguna q otra pierna no pasa nada si todavía no pagan con eso la mala acción que cometieron esbirriando a su propio pueblo