Back to top
Represión

Conato de 'acto de repudio', otra provocación al templo del pastor Alan Toledano

'Gritaron cuantas ofensas y amenazas quisieron, y sin faltar el título de contrarrevolucionarios', dice el religioso cubano.

La Habana
Culto del domingo en el templo de Toledano.
Culto del domingo en el templo de Toledano. A. TOLEDANO/FACEBOOK

A casi dos meses de la última provocación de la policía política contra el pastor Alain Toledano, el 26 de Julio un nuevo "acto de repudio" fue improvisado por desconocidos ante el templo repleto de feligreses donde se encontraba predicando.

"Mientras predicaba sobre el tema del Anticristo, aparecieron algunas personas frente a la iglesia gritando malas palabras, amenazas", denunció el pastor en su muro de Facebook, donde publicó algunas fotos de los agresores, quienes llegaron presuntamente a reclamar justicia porque unos niños habían sido ofendidos en el lugar.

"En la foto pueden ver que su aspecto pareciera estar combinado, preparado para una pelea callejera. La morena de la bermuda azul claro, el joven sin camisa, la señora de la bermuda blanca, más el comunista que los llamó mintiéndoles, diciéndoles que unos niños del barrio, familiares de ellos, habían sido amenazados, este jamás se apareció por ahí, operó a distancia", escribió.

Toledano contó a DIARIO DE CUBA que los agresores "fueron a buscar al nuevo jefe de Sector de la Policía de la zona (...) Yo estaba predicando, no estaba fuera en el hecho. No hice caso a las provocaciones y seguí en mi mensaje, por eso lo que sé es lo que me cuentan los pastores que estaban enfrentándolo afuera y algunos líderes que llegaban de la segunda sección de nuestros cultos".

Sin embargo, refirió, el uniformado preguntó a los niños qué había sucedido y estos dijeron que "no se les había ni maltratado ni amenazado", por lo que el policía "se retiró del lugar".

"El tema es que, aunque la Policía supo que los cristianos no habían cometido delito alguno, se fue sin ponerle orden a los que amenazaban, intimidaban, gritaban delante de ellos calumnias y ofensas públicamente contra los cristianos y mi persona, que era quien predicaba. Gritaron cuantas ofensas y amenazas quisieron, y sin faltar el título a gritos de contrarrevolucionarios", aseguró.

"En total los provocadores eran cinco, tres hombres y dos mujeres. Los dos hombres que provocaron la revuelta se mantuvieron a distancia en un supuesto negocio que tienen a unos metros de allí. Solo miraban de lejos", precisó Toledano.

El Primero de Mayo último, decenas de personas se reunieron ante la vivienda del pastor protestante en Santiago de Cuba para, con la excusa de la celebración del Día Internacional de los Trabajadores, hacerle un "acto de repudio", a pesar del llamado de las autoridades a celebrar la fecha desde las casas para respetar el confinamiento a causa de la pandemia del Covid-19.

El pasado mes de mayo, el relator especial sobre la libertad de religión, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria, el relator especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, el relator especial sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación, y el relator especial sobre cuestiones de las minorías enviaron una notificación al Gobierno de Cuba en relación con el "acoso continuado sufrido por el pastor Alain Toledano, del Movimiento Apostólico de Cuba, su familia y los miembros de su congregación que constituyen una minoría religiosa en Cuba".

En el texto documentaron los hechos de represión sufrida por Toledano, familiares y feligreses y dieron a las autoridades cubanas dos meses para ofrecer una respuesta que, como denunció la organización de derechos humanos Cuban Prisoners Defenders, no ha sido enviada, por lo que recién se hizo público el requerimiento presentado por las relatorías.

Como reacción, Toledano comentó a DIARIO DE CUBA: "Que el Gobierno cubano tenga que reaccionar bajo demandas internacionales es vergonzoso y demuestra la poca voluntad que tiene de hacerle bien a sus ciudadanos".

Más información

Sin comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.