Back to top
escasez

Fin de año cubano: 'matazón' para comprar cerdo y controles surrealistas en la venta de módulos

Imágenes de La Habana muestran una cola nocturna de cubanos que intentan asegurarse la carne de Nochebuena y el 31 de diciembre.

La Habana
Cola en Guanabacoa para comprar cerdo que el Gobierno venderá racionado por núcleo familiar.
Cola en Guanabacoa para comprar cerdo que el Gobierno venderá racionado por núcleo familiar. Carlos Manuel Dávila García/facebook

La escasez en Cuba sigue generando imágenes de multitudes que luchan por abastecerse y medidas surrealistas. Las autoridades intentan acabar con las colas y los negocios ilícitos que se derivan de un sistema económico fracasado en el que pervive la corrupción. A pesar de las episódicas campañas contra coleros y revendedores que realiza el Gobierno, el panorama de los "molotes" frente a comercios vacíos signa el fin de año cubano.

En La Habana, según han compartido cubanos en redes sociales, se ha visto a decenas de personas, incluidas mujeres con niños de brazos, formar una enorme cola desde la noche para comprar un trozo de carne de cerdo para el fin año.

"Qué matazón de gente en Guanabacoa para una supuesta cola para la compra de la carne de puerco que se piensa vender para fin de año por núcleo", escribió en su perfil de Facebook el usuario Carlos Manuel Dávila García, quien compartió fotos y un video.

"No sé por qué el Gobierno y las entidades siguen permitiendo eso. Si ya dieron ticket para comprar las cosas en la tienda, para evitar eso, por qué no hacen lo mismo en las bodegas y los mercados", se preguntó Dávila García en referencia a otras medidas de las autoridades de la capital para intentar poner orden a la venta de productos en pesos cubanos, criticadas por algunas personas por considerarlas humillantes y alabadas por otros.

En el grupo de Facebook El Vedado Hoy, el usuario Segundo Medina dijo que "el día 14 debía comenzar la venta de cerdo por el fin de año", al menos en la céntrica localidad habanera.

"La oferta será de pierna y paleta a 250 pesos la libra y lomo con costillas a 235 pesos la libra. Se realizarán cuatro cortes a la banda, pierna, paleta y al lomo con costilla transversal en dos partes. Se venderá en el mercado de 17 y K a todos los núcleos del consejo popular Rampa. Una pieza por núcleo sin importar el total de consumidores y solo se despacha una libreta por persona. Hay que presentar el carnet de identidad de la persona que realiza la compra, quien debe firmar el torpedo y se acuñará y firmará la libreta (de racionamiento) en la página 12", explicó.

"¿Y no pedirán también la foto e inscripción de mi abuela paterna nacida en Islas Canarias?", se preguntó una usuaria en tono burlón, mientras otros cubanos calificaron la venta de cerdo como un "circo" y vaticinaron "problemas".

Para Vilma Flores, son ejemplos "muy tristes las cosas que ocurren" en Cuba.

Posted by Carlos Manuel Dávila García on Monday, December 12, 2022

También en la capital cubana, el Gobierno está aplicando un sistema de venta de productos "liberados" en moneda nacional que requiere al comprador presentar la libreta de racionamiento, un ticket, el carné de identidad y hasta una firma por un módulo de alimentos que no es gratis.

La medida, no obstante, está provocando colas para la verificación de libretas de racionamiento, así como para la entrega de los turnos

El cubano Víctor Manuel González Albear, residente en El Vedado, al parecer satisfecho con la nueva forma de venta, escribió en Facebook sobre su experiencia.

"¿Golpe mortal a colas y coleros en La Habana? Acudí el día y la hora señalado para el número del ticket que me dieron en la bodega, 50 números por cada hora y media. Control dentro de la tienda con libreta, ticket y carné de identidad, y firma. Todo muy rápido. Los paquetes con el módulo estaban preparados, en tres jabitas, en los dos mostradores que despachan. Pagué por la tarjeta magnética de mi jubilación. A los pocos minutos ya estaba de regreso en casa", contó. 

"La venta en mi tienda empezó el sábado con 200 números. Para los que fallaron se habilitó el domingo. Siempre será así. Ayer compraron 500, entre las 9:00AM y las 6:00PM. La tienda publica con antelación los números que compran en cada horario del día. También creó un grupo de Whatsapp, que anticipa la misma información publicada en carteles. Mi bodega es la #50 del consejo popular Puentes Grandes-Nuevo Vedado, tienda La Mariposa, en Tulipán. Empezó bien", concluyó.

Una usuaria se quejó de que la forma de venta "funciona en todos lados menos en Alamar" y otra señaló que "en el Cotorro la vida sigue igual, un día llegó una cosa, al otro otra, a correr para cogerla y aún esperamos por el detergente".

Otra usuaria escribió: "¡Felicidades! En Regla nunca más ha tocado. Aún va por el 132 y yo soy el 653 para el picadillo. En el pollo empezó ayer el primer turno. Aceite y detergente va por el cero".

"Esto me parece tan enajenante como el tratamiento que se le puede haber dado a cualquier familia de refugiados de cualquier guerra en el siglo pasado. La necesidad de aplicarla en mi país la veo tan pero tan degradante. ¿Es que acaso estamos bajo ataque como Kiev? ¿O simplemente la máquina del tiempo nos llevó al siglo XVIII? ¿Qué piensan nuestros dirigentes al respecto? ¿O será que ellos no necesitan de núcleos, de colas, de citas de 50 por cada hora y media, ni de recordatorios por WhatsApp?", escribió

Otros usuarios residentes fuera de La Habana lamentaron que, con ese sistema u otro, el problema es la escasez continúe. No hay ofertas en las tiendas en moneda nacional; de esta situación se quejaron varios residentes en Matanzas, que expresaron que "en los pueblos es peor" el desabastecimiento. Vecinos de Santiago de Cuba también criticaron el fracaso de la misma modalidad de venta y la escasez general que padecen.

Más información

2 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user Ramon Santis

El cubano tiene y paga por lo que merece. punto!

Esto es humillante, pero la dictadura humilla al pueblo de muchas formas y sin parar, y eso es "normal."