Back to top
Opinión

¿No habrá colapso económico en Cuba si gana Biden?

'El optimismo castrista con respecto al dueto Biden-Harris sirve también para sacarle presión al creciente descontento popular.'

Los Ángeles
Biden, Harris.
Biden, Harris. TV INSIDER

Cuba está cada vez  más cerca de un colapso de la economía que podría desatar una hambruna como quizás no la ha habido desde la criminal "reconcentración"  de personas realizada por el gobernador colonial  español Valeriano Weyler en 1896.

Por no liberar las fuerzas productivas (campo y ciudad), ya de hecho los cubanos de a pie pasan hambre con apenas una sola y escasa comida al día, carente del valor proteico, calórico y vitamínico necesario.

Pero a Raúl Castro, que vive a todo dar, eso le importa un pito. Por eso las últimas medidas económicas anunciadas se quedaron a  años luz de abrir la economía a la iniciativa privada. Sigue el inmovilismo del dictador, negado a excarcelar a la gallina de los huevos de oro, que eso es la libre empresa en todo país normal.

Al general y toda la cúpula dictatorial solo les interesa captar muchos dólares de Miami y aguardar esperanzados que Donald Trump pierda en noviembre ante Joe Biden y la izquierdista candidata a vicepresidenta Kamala Harris, para que todo empiece a… ¿mejorar?

Biden y Harris se encargan de alimentar el optimismo castrista. Dicen que volverán a la política de acercamiento al régimen militar que practicó Barack Obama, lo cual significa que seguramente serán derogadas las sanciones impuestas por la Administración Trump, y que presionarán al Congreso para que levante el embargo a Cuba.

El régimen cubano felicitó a Biden y Harris

Algo que expresa con elocuencia el embullo de la cúpula castrista por una eventual victoria del dueto Biden-Harris es la sorprendente felicitación de Randy Alonso, presentador de la Mesa Redonda y director del sitio oficialista Cubadebate: "Muchas felicidades para Joe Biden y su compañera Kamala Harris, la victoria en noviembre es de ustedes para continuar el legado de Obama y las relaciones con nuestra Revolución". No se recuerda nada parecido en los 61 años de castrismo.

Con respecto al embargo, el 11 de agosto último el diario Tampa Bay Times, de Florida, volvió a publicar la respuesta sobre el embargo a Cuba que dio Kamala Harris a un cuestionario enviado a fines de 2019 por ese diario a los aspirantes del Partido Demócrata a la presidencia.

"Debemos poner fin al embargo comercial fallido —dijo Harris— y adoptar un enfoque más inteligente que empodere a la sociedad civil cubana y a la comunidad cubanoamericana para impulsar el progreso y determinar libremente su propio futuro".

Además, la entidad Engage Cuba, una coalición que realiza lobby en Washington a favor de levantar el embargo recordó que Kamala Harris en 2017, ya como senadora, apoyó eliminar las restricciones de viajes a Cuba.

O sea, todo indica que de ser electo Biden va a repetir el error-fracaso de Obama, a quien los dos Castro le mordieron la mano cuando les hizo concesiones sin lograr nada a cambio. Se burlaron de él y el general Castro dio marcha atrás a medidas económicas positivas e incrementó la represión política.

El optimismo castrista con respecto al dueto Biden-Harris sirve también para sacarle presión al creciente descontento popular. Fidel Castro convirtió en cultura nacional la aberración de que los cubanos tiendan a culpar de su malvivir a un gobierno extranjero y no al suyo propio.

Varios errores de cálculo

Pero Castro II y su equipo cometen al menos tres errores de cálculo: 1) nadie puede asegurar que Biden va a ganar las elecciones, o que el Partido Demócrata obtendrá la mayoría en ambas cámaras y que levantará el embargo; 2) en EEUU hay economía de mercado y jamás regalará nada a Cuba; 3) la crisis económica que azota a la Isla no es coyuntural, sino terminal, la fase final del modelo estalinista centralizador.

Ciertamente, la devastación económica en Venezuela agravó la crisis económica crónica, y el Covid-19 la agudizó, pero el meollo del problema es el parasitismo de la economía cubana, que sin subsidios extranjeros no es capaz de sustentarse a sí misma.

Se han desplomado las fuentes de divisas: turismo, remesas, explotación de los médicos en el extranjero y la exportación de bienes, ahora en su más bajo nivel en toda la historia del castrismo.

Sin sanciones de Washington los viajes turísticos desde EEUU (y de otros países) a Cuba no aumentarán mucho hasta que el Covid-19  sea controlado. No crecerán a corto plazo las remesas, pues la crisis económica ocasionada por la pandemia ha dejado sin empleo a muchos cubanos de la diáspora, o ganan menos.

Tampoco Venezuela podría regalarle a Cuba miles de millones de dólares y los 110.000 barriles diarios de petróleo que le obsequió durante 15 años, Y Cuba sin el "bloqueo" no tendría casi nada que venderle a EEUU, o solo en cantidades insignificantes. Produce ya muy poco.   

El régimen cubano no paga ni las deudas ya renegociadas

Y de recibir créditos, ni hablar. Cuba no tiene credibilidad internacional  como cliente. Ya no paga ni el monto mínimo anual que acordó con sus acreedores cuando le perdonaron el 77% de la deuda total.

En 2015 el Club de París le condonó a Cuba 8.500 millones de dólares de su deuda de 11.100 millones. La redujo a 2.600 millones con pagos anuales bajísimos hasta 2033, y sin pagar intereses durante cinco años. En 2013 México le había condonado a Cuba 341 millones de una deuda de 487 millones, y en 2014 Rusia le perdonó el 90% de 35.000 millones.

Sin embargo, La Habana no paga ni un centavo. Hace unos días el izquierdista Gobierno de España le solicitó al Club de París que exija a La Habana pagar los 201 millones correspondientes a 2019 y 2020, de una deuda total con Madrid de 2.000 millones.

El también izquierdista Gobierno de Argentina acaba de reclamarle a Cuba el pago de los 2.700 millones que le debe desde hace 46 años. La deuda se originó cuando el presidente Perón autorizó la venta a Cuba (con garantías de su Gobierno) de miles de vehículos marca Fiat, Peugeot, Chevrolet, Ford, Citroen, Dodge, y Renault, que llegaron a la Isla en 1974 y 1975.

Cuba no cumple requisitos para captar capitales

No hay en Cuba leyes que protejan al capital extranjero. No hay una adecuada infraestructura en carreteras, puertos, aeropuertos, acueductos, transporte, servicios bancarios, ni en las telecomunicaciones. Se les prohíbe a los emprendedores crear capital e invertirlo y tampoco pueden relacionarse con empresarios extranjeros. Estos solo pueden negociar con los militares que controlan la economía.  

El país no tiene un mercado nacional propiamente, pues el salario promedio es de solo 44 dólares mensuales. Y no lo habrá hasta que se unifiquen las dos monedas y los salarios se tripliquen o cuadrupliquen, cosa ya casi imposible si no se eleva la bajísima productividad de las destartaladas industrias estatales, algo no factible con el modelo estalinista.

Además, Cuba sin "bloqueo" no cumple las tres condiciones mínimas que se requieren para captar capitales en grande: 1) garantías legales a la propiedad y libertad de la compañía para operar; 2) seguridad de que se obtendrá un rápido retorno en ingresos que cubran el monto de la inversión; y 3) una aceptable infraestructura, y un mercado, interno o externo, que prometa ganancias.

Cuatro consecuencias negativas

En resumen, con un eventual regreso a una luna de miel con el castrismo para que no sea "tan malito", y que apoye el empoderamiento vía "yanqui" de los cuentapropistas, habría cuatro consecuencias negativas:

1) Sería un espaldarazo político al castrismo cuando es más débil que nunca antes. Ello daría un golpe bajo a la causa de la libertad del pueblo cubano.

2) Solo se empoderarían los militares que controlan la economía, no los cuentapropistas.

3) No se impediría el colapso de la economía, que se producirá si no se liberan las fuerzas productivas y se crean pequeñas y medianas empresas privadas.

4) Para Washington, tropezar con la misma piedra esta vez sería hacer el ridículo, causado por la presión de la izquierda radical eventualmente incrustada en la nueva administración demócrata.

Más información

23 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Este viejo que aspira a la presidencia de USA, lo que está es para cuidar sus bisnietos y sacar a la mascota cree que va arreglar a Cuba eso solo se arregla agarrando a todos esos viejos cagalitrosos que gobiernan en Cuba y llevándolos para el zoológico, saquen sus propias conclusiones

Recuerdo cuando el difunto H. de P. en Jefe, el ex-rey Biran I dijo que si pudiera votar lo haria por Clinton.
Por lo tanto quien vote por el binomio demócRATA estará votando por el mismo bando que le hizo salir de su patria

El difunto H. de P. en Jefe dijo una vez que si podía votar lo haría por Clinton.
Votar ahora por el binomio demócRATA es coincidir con el difunto asesino de Birán.
Viva el anticomunismo de TRUMP-PENCE
Abajo todos los que apoyan al partido demócRata, el partido del comunista y pichón dominicano TOM PEREZ, el nuevo presidente del partido de Biden. Su vice-presidente es un musulmán que odia a los EEUU.
AJA

Profile picture for user Gaston Julia

Veamos, supongamos que gane Biden. Al día siguiente de la elección no va a empezar a gobernar. Entrará en circulación en enero del 2021. Todavía a Trump le quedarían 6 meses para seguirle dando patadas por el culo a los generales de GAESA. Más aún, es obvio que Cuba sería la preocupación 123 del nuevo presidente Biden. Así que aunque la dictadura mande alguna avanzadilla a ponerse genuflexamente de culo delante de los demócratas, el tipo con buen tiempo, moverá sus primeras fichas en junio o julio del 2021. Y si cumple lo que ha dicho hasta ahora, moverá fichas si los camajanes habaneros "cumplen lo prometido a Obama". Les queda un año de soga a los dictadores plataneros de La Habana. ¿Tienen gasolina para eso?

Profile picture for user Balsero

Es una pena que la opción sea entre estos demócratas, que intentan legitimar la dictadura (como ya lo hizo Obama) y los republicanos, de la mano del errante Trump.

Ni las remesas ni el turismo van a aumentar mucho mientras el Covid-19 no sea controlado. Cuba está en la quiebra financiera y eso no cambiará con Biden, sino desmantelando el estalinismo. He insistido siempre en que el problema de Cuba se resuelve a la manera de un sandwich: gran presión interna y externa para que haya ruptura en la cúpula político-militar.
La palabra izquierdista aquí va junto a la Harris, los gob de España y Argentina, y agrego radical en el caso de la estadounidense, que es la aliada del castrismo. Hay aquí otra izquierda no radical y democrática

¡Caramba, han tirado a la dictadura del General Mariposón a puta! Cristinita tira la piedra y apunta a la cabeza...ji...ji

Profile picture for user Cristinita

La Dictadura siempre meneando la carterita en las esquinas buscando clientes. Loca luchando un sugar daddy que la ponga cómoda. Pero ya está muy vieja, ajada y caminada para esos menesteres.

Profile picture for user Imposible

Jajajaja jajaja jajajaja, ta'guüena esa!.

En Cuba, al igual que Maduro etc, son tremendos comemierdas, ellos mismos se echan para alante y demuestran a todo el mundo cual es su preferencia: los demócratas, que van a "instalar el Socialismo" en USA, instaurar CDR's, trabajos voluntarios y marchas del pueblo combatiente en Miami y a levantar el bloqueo que es lo que tiene a Cuba al borde de convertirse en Capitalista. ¿O será que es una finta del desgobierno cubano? Primero: DT es una marioneta de Putin, y por carambola de la izquierda mundial. Eso no es hoax de los democratas, hay varias evidencias que lo confirman. Segundo: Obama no le regaló dinero o economía a Cuba, solo algunas medidas encaminadas sobre todo a empoderar al pueblo, las pymes, en resumen puso la bola al otro lado de la cancha. A los mayimbes en Cuba no les gustó eso para nada, la prueba está que originaron los "accidentes acústicos" e hicieron regresar las relaciones hasta casi nulas. No fue Trump, fueron ellos. ¿Vamos por mas de la misma fracasada política?

Profile picture for user many124

MIRANDO QUIENES SON LOS QUE QUIEREN QUE GANE BIDEN
MADURO, ORTEGA, ARGENTINA, EVO MORALES, COREA DEL NORTE, IRAN, RUSIA
SOLO YA MIRANDO ESA BANDA YA SE POR QUIEN VOTAR

BIDEN y comparsa es un peligro para la democracia en todo el continente americano. El ''tema Cuba'' NO tiene relevancia para cualquiera de los contendientes presidenciales. ''La estabilidad de la seguridad nacional'' para EE.UU. SÍ le es fundamental a los norteamericanos. ¡No le picen los callos!

Profile picture for user cubano libre

El compañerito Biden se comprometió a mantener a la Involución cubana por la solidaridad con el socialismo de la familia de los Moco Pegados.........

Este viejo y la loca de Kamala Harris, se piensan que poner la política de Obama, a la dictadura de los Castros la van hacer cambiar , cuando Obama ,lo que hicieron fue burlarse que hasta un canto le sacaron, lo de Cuba no es el bloqueo es que no hay fábrica ni de nada, y no dejan que los cubanos campesinos vendan sus productos la dictadura es como una jinetera que depende de otros países que le suministran de todo , aparte a Cuba no le gusta pagar quieren que le regalen todo este par de dementes creen que van a arreglar la dictadura, que mal los veo lo único que va a cambiar a Cuba es quitar la partidas de viejos cagalitrosos y ponerlos presos a todos el comunismo es tremenda MIERDA

Profile picture for user Imposible

Sra Dani, lo de Cuba no es socialismo, ni comunismo ni Trum-P-utin ni BIDEN, ni democ-RATAS o republic-ANOS, lo de Cuba es pueblo cobarde, sumiso, carnero, lo de Cuba somos los cubanos, en el exilio bravos como Maceo y dentro de cuba pendejo.

Si el horno estuviera para bollos el futuro de cuba seria la anexion a EU. Pero ya son otros tiempos y los yumas no estan para eso.
Va a tomar generaciones eliminar el sindrome del parasito de la mentalidad del cubano.

Profile picture for user Medicus

Un viejito demente (y por ende manipulable) rodeado de resentidos y marxistas, y otro viejito bully y bocón que pertenece a un partido cuyos miembros (en su mayoría) suelen tener los píes puestos en la tierra. De las dos opciones la menos peligrosa para los USA es la del viejito bully.
Veamos que pasa en los debates presidenciales.
Lo de Cuba vendrá el día que la mayoría de los cubanos decida oponerse sincrónicamente contra ese régimen.

Estoy de acuerdo con QUIÑONES en la mayoria de los puntos excepto en que si salen los democratas la economia de supervivencia no mejorara. Por supuesto que sera una bote de salvacion. No necesitan exportar nada de acuerdo con los analisis de mesa lago, las exportaciones de bienes son menos de un 10 % del PIB. Pero en cambio si se incrementara las remesas significativamente, el turismo tambien asi como las renovadas promesas a europa de que esta vez si y la exportacion de servicios como los medicos ya tendra luz verde incluso puede que para USA como ya dijeron los comunistas californianos sera una nueva luna de miel donde por supuesto la mejor parte de la llevaran los dictadores

Profile picture for user Imposible

A Roberto Álvarez Quiñones nunca le he leído artículo sobre cómo TENEMOS LOS CUBANOS que resolver nuestro problema contra el castrismo. Siempre destila odio hacia los democratas y babea elogios a Trum-P-utin. Llevamos seis décadas huidos de Cuba y ese tiempo pidiendo que los USA resuelvan el problema. Ni republic-ANOS ni democ-RATAS resolverán el asunto CUBA.

Un artículo “derechistamente” insidioso. Menciona la palabra “izquierdista” innecesariamente muchas veces como para marcar lo necesario del voto por una “derecha” que por 60 años no ha practicado variantes efectivas ante “tal” bloqueo, que todos los cubanos sabemos que el bloqueo interno del gobierno es el más dañino. Entonces, presentemos este panorama pre-electoral en los EE.UU como un evento donde se enfrentarán las ideas progresistas presentadas por el partido Demócrata contra el dictadorzuelo de Trump que nada tiene que ofrecer; han sido 4 años de incentivos a la violencia, odio racial, beneficios fiscales (tax breaks) para los ricos y no para la clase media como el partido republicano intenta presentar. Yo votaré por Biden-Harris, pero pensando en U.S.A, no en Cuba. En la isla es de nosotros el problema.

Profile picture for user Don Carlitos

Aunque mi voto y el de todos mis familiares y amigos estarán con Trump, no olviden que en pleno "Período Especial", eufemismo y maquiavelismo terrible con que se utilizó el término crisis, en esa época, por los núcleos del PCC se explicaba que el peligro más grande que había enfrentado la "Revolución" era que USA levantara el embargo.

La única forma q se puede cambiar la situación existente en Cuba es desde dentro cuando los mismos cubanos tengan recursos y economía para hacerlo. Ningún Presidente de EE.UU ayudó más a la democracia en Cuba y económicamente al pueblo q Obama.
Y seguro q esos cuentapropistaa no quieren saber del gobierno y son los q estaban demostrando q si puede cambiar el país para bien.
Trump ha llevado el hambre y la miseria a Cuba y a todos los países del área y en que ha favorecido a la americanos ... en nada aunque le eche la culpa al Covid-19.
Olvidemos a los políticos ahora y pensemos en nuestra familia en si en nuestros hermanos cubanos con más Bloqueo o embargo más miseria y necesidades para ellos.
Salvar a Tus hermanos es votar por quien restablezca las relaciones.
Y si quieren q le bloqueen todas las cuentas y viajes al exterior a todos los castros y sus testaferros q la CÍA sabe muy bien quienes son y dónde están.
Yo voto por eso por Biden

Profile picture for user Ricardo E. Trelles

Glorian2502, sea quien sea el gobierno de EEUU si no se realiza el activismo social y político que es necesario el castrismo se mantendrá, teniéndonos Cuba secuestrada.
(Ahora, estos sistemas para discusión que existen son dan defectuosos, que ni te enteras de que te hice un pequeño comentario.)

Profile picture for user reberbero

Randy Alonso, el repulsivo vocero de la dictadura, escribió: "Muchas felicidades para Joe Biden y su compañera Kamala Harris, la victoria en noviembre es de ustedes para continuar el legado de Obama y las relaciones con nuestra Revolución"
Si en algún momento tuve alguna duda sobre por quién iba a votar, hasta aquí llegó. Vergüenza para los cubanoamericanos que sufrieron el abuso del comunismo y ahora votan como quieren los represores, contra Cuba. No hay modo de justificarlo, digan lo que digan.
En el 2016 voté demócrata. Este noviembre mi voto es para Trump.