Back to top
Opinión

Una salida a 'la cubana', no a 'la birmana'

¿Los resultados indeseados de la 'salida birmana' niegan la viabilidad de la salida negociada de las dictaduras?

Holguín
Pescadores de la etnia intha, en Birmania.
Pescadores de la etnia intha, en Birmania. Deia

Recientemente en las redes sociales hubo una discusión muy interesante sobre una supuesta sugerencia de Barack Obama a los opositores cubanos, cuando se reunió con un grupo de ellos durante su visita a la Habana. Consistía en valorar para Cuba una "salida birmana" como vía de solución a la crisis nacional.

Más allá de los detalles de esa discusión, de cualquier cuestionamiento por su uso en el contexto electoral norteamericano, de la efectividad y factibilidad del proceso democratizador birmano o de la veracidad de una u otra interpretación sobre lo que dijo el expresidente norteamericano, no cabe duda de que lo sugerido puede comprenderse simplemente como una salida negociada al conflicto cubano.

¿Cuál es la salida birmana?

Con "la salida birmana" se hace referencia a la solución de la crisis política en ese país asiático, cuyas características revelan similitudes con la crisis cubana, pero también grandes diferencias. (Cabe resaltar que el nombre oficial de ese país ya no es Birmania sino Unión de Myanmar.)

Aunque la dictadura se remonta a 1964, desde 1990 estaba gobernado por una Junta Militar, la cual se había visto muy presionada a realizar cambios por una parte importante de la comunidad internacional y la oposición interna. Por fin entre 2008-2010 accedieron a implementar una "Hoja de Ruta Hacia la Democracia", en aras de un modelo intermedio posible, donde la Junta Militar no se sintiera amenazada en su liderazgo y seguridad, y a la vez se dieran pasos hacia la democracia, que es reclamada por la oposición.

Pero en la práctica, sin dejar de reconocer que se consiguieron avances, el nuevo modelo lo que permite es la continuidad de la dictadura disfrazada de democracia, la cual solo sirve para impedir las presiones internacionales, que antes dificultaban el estilo totalitario de los militares, los mismos que ahora continúan en el poder.

La Junta Militar impidió que los principales líderes prodemocráticos participaran en las elecciones, mantuvo el control de los militares en el proceso electoral, (que fue acusado de fraude a favor de un partido aliado a los militares) y, además, se reservó el 25% de los escaños parlamentarios de manera directa como ventaja política. El propio presidente Barack Obama declaró sobre las elecciones que no fueron "ni libres ni justas".

¿Los resultados indeseados de la "salida birmana" niegan la viabilidad de la salida negociada de las dictaduras o solo es una experiencia útil para negociar en mejores términos?

Con seguridad es una gran experiencia, solo eso. La primera cuestión que debemos plantearnos los cubanos debe ser: ¿es bueno para la causa de la democracia en Cuba que la oposición tenga en su agenda una propuesta de negociación con el Gobierno, bien objetiva y lista para poner en la mesa de diálogo si este estuviera dispuesto?

La segunda: ¿cuánto más rápido sería el camino hacia la democracia si negociamos, en vez de esta pelea a muerte que nos lastima y nos embargó el pasado, el presente y no se sabe hasta cuándo lo hará con el futuro?

Y la tercera: ¿qué podemos hacer para empujar al Gobierno cubano hacia ese diálogo fecundo?

El diálogo con el Gobierno es mucho más factible que la guerra a muerte entre liberalismo puro y socialismo autoritario. El apoyo internacional a nuestra causa sería mucho mayor y más efectivo.

De negarse al diálogo y al consenso mínimo, el régimen de la Habana se desnudaría, porque muchos de sus aliados creen que su endurecimiento se debe a este estado de guerra; así, se pondría él mismo contra la pared. Entonces, con una estrategia bien pensada, tendría que ceder.

La propuesta tiene que ser una salida "a la cubana", no "a la birmana". No importa que el Gobierno no quiera reconocer que existe una oposición legítima en Cuba, como existe en cualquier país y cualquier pueblo del mundo, e ignore la propuesta.

Esa no puede ser una excusa, porque es una reacción lógica del régimen temerle a cualquier propuesta democratizadora, pues amenaza su poder absoluto y le desata el instinto de conservación. Hay que insistir, doblegar voluntades y abrir cauces. Es el mejor y más factible camino.

Más información

8 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Lo de Cuba es una dictadura nepótica, fascista - militar.

Ya imagino al gobierno dialogando su salida del poder, o compartirlo...
A no ser el diálogo del fuego y el macao.

La junta militar de Myanmar o Birmania, como aún le siguen llamando muchas de sus etnias, dobló rodillas por tres razones fundamentales: el aislamiento internacional a que fue sometida, la presencia de una oposición con liderazgo y lo paranoicos que se pusieron sus generales con la invasión de EE.UU y los aliados a Irak en 2003. Precisamente, por temor a ser invadidos, al año siguiente se plantearon poner en marcha la "hoja de ruta democrática".
De ser cierto que Obama sugirió a miembros de la disidencia interna la "salida birmana" para los cubanos, creo que pecaron de tontos los que se creyeron la propuesta, partiendo del hecho de que el régimen ni tan siquiera estaba bajo la presión que ahora tiene de Trump para aceptarla.
Como bien dice el autor, a Raúl, Canelo y sus huestes hay que sacarlos a lo cubano y no en base a la experiencia y/o causas que depusieron al régimen de Myanmar, que después de todo, los militares siguen manteniendo su poder en ese país.

Sigan en la masturbaciòn mental. La salida de Cuba es biològica cuando se mueran los vejestorios que estàn en el poder. Por què negociar cuando nadie amenaza realmente su supervivencia?

Profile picture for user Amadeus

danny69___ ¿Biológica? Así se decía con el Cenicero. El problema de Cuba es ideológico y económico, como ha ocurrido en la misma Birmania. Si hay una oligarquía militar que gobierna da igual que se mueran los padres y los abuelos, los hijos y los nietos defenderán el status quo, porque bobos no son. Deje usted la fábula.

Profile picture for user László

''De negarse al diálogo y al consenso mínimo, el régimen de la Habana se desnudaría, porque muchos de sus aliados creen que su endurecimiento se debe a este estado de guerra; así, se pondría él mismo contra la pared. Entonces, con una estrategia bien pensada, tendría que ceder.''... 🥱😴😴😴

Profile picture for user Ares I

¿Pero ese diálogo, será en realidad "fecundo"? ¿Lo fue, en realidad, para Birmania? Estoy seguro de que los militares de Birmania son unos bebés comparados con los buitres de Cuba, no van a a ceder una brizna de poder.
Y además, ya estan acabados. Aunque no lo reconozcan, ya están el piso, sin dinero, ahogados. Miren todos los millones que les ha congelado el bufete de Jiménez https://youtu.be/ooi11C24awU
Es la hora de acabarlos y sacarlos del poder. Cualquier otra variante es prolongar la agonía. No nos equivoquemos ahora. No le supongamos más poder del que tienen.
Birmania es Birmania, Rusia y el koljós están muy lejos, los chinos tienen una filosofía muy distinta a la latina. Cuba no tiene que seguir las fórmulas de nadie.

Profile picture for user Amadeus

Quien tiene que tener la voluntad de negociar es el gobierno castrista. Pero tendría que superar el trauma de que se negocia porque de nada han valido 60 años de „proceso revoluionario y socialista“ y la única salida es bañarse, pero también salpicar. En 1989 tuvieron la oportunidad de oro y se produjo una situación similar que Fidel Castro, para no perder la cara, no aceptó. Y en eso estamos hasta hoy con más mediocridad que entonces.

En mi humilde opinión no creo que se vaya a producir un diálogo, porque sería aceptar la derrota y con marchan las cosas en Cuba, se aprecia que se mantiene la ortodoxia y el patrioterismo. Lo más factible para Cuba, es que dentro de la nomenklatura aparezca un iluminado como Gorbachov; o que un grupo de „jóvenes turcos“ decidan cambiar las reglas del juego por la fuerza. No veo otra solución.

( Ya sé, ya sé que ya viene Trelles con el Forro Nacional)