Back to top
Represión

Funcionarios de los CDR la emprenden a golpes contra los hijos de diez años de dos periodistas independientes cubanos

'El abuso infantil del régimen contra los hijos de los que piensan diferente al discurso oficial no es nada nuevo', recuerda Normando Hernández, director general del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

Matanzas
Marcas de arañazos y golpes recibidos por el niño César Raidel Corzo Sánchez.
Marcas de arañazos y golpes recibidos por el niño César Raidel Corzo Sánchez. ICLEP

Funcionarios de los oficialistas Comités de Defensa de la Revolución (CDR) en Matanzas agredieron a los hermanos César Raidel y César Nadiel Corzo Sánchez, de diez años de edad, hijos de los periodistas independientes y miembros del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP) Martha Liset Sánchez y Alberto Corzo.

De acuerdo con la denuncia de esa organización, la presidenta del CDR de la calle 6ta. del poblado de San Pedro de Mayabón, en Matanzas, cuyo nombre es Leónides, así como la familia de vecinos "compuesta por María Elena y sus hijas Yurisnay y Yurizay Herrera, incitaron a un niño para que agrediera a pedradas y a golpes a los hijos de los periodistas mientras ellas los insultaban porque son hijos de 'contrarrevolucionarios'".

"Leónidas incitó a su sobrino para que agrediera a mis hijos y en el altercado César Raidel recibió varios arañazos en su cuello y espalda, sin poder identificar si se lo provocó el niño agresor o Leónidas", denunció Martha Liset.

La reportera, que dirige la publicación independiente Cocodrilo Callejero, denunció que "sus hijos llegaron al hogar 'desgarrados en llanto y sin consuelo', por lo que se trasladó al lugar de la agresión para investigar lo ocurrido, y una vez allí fue recibida con gritos insultantes y amenazas".

"Esta revolución tiene 62 años y no la van a tumbar. Esa es la educación que le dan los gusanos a sus hijos. Vamos a denunciarlos con el jefe de sector, por no educar a sus hijos bajo los principios de la revolución", aseguró Martha Liset que fueron algunos de los insultos y amenazas que recibió.

Como consecuencia de lo ocurrido, ambos niños están "aterrorizados y no quieren salir a jugar a la calle como hacen todos los niños en Cuba. Están como en el 2019, cuando tuvieron que recibir tratamiento psicológico porque temían ir a la escuela y ser agredidos por su maestra", afirmó el ICLEP en su denuncia.

Alberto Corzo, director ejecutivo del ICLEP, denunció que el jefe del sector de la Policía en el lugar, Jorge Moreno y su esposa Alín, "quien es la subdirectora de la escuela donde estudian sus hijos, son los que dirigen y apañan todos los actos agresivos que sufren los hermanos jimaguas César Raidel y César Nadiel Corzo Sánchez, por el simple hecho de que son hijos de periodistas independientes que escriben fuera del control gubernamental".

"No olvidemos que existe una larga lista de agresiones contra mis niños. En 2019, cuando mis hijos tenían ocho años, su maestra Mayelín Chávez tomó con violencia a César Nadiel por el cuello y le incrustó la cara contra el pupitre escolar y dio dos puñetazos en la espalda a César Raidel. Y en 2018, a César Nadiel se le agravó la otitis media que padecía porque su maestra en tres ocasiones diferentes le retorció su oreja izquierda", resumió.

De acuerdo con Corzo, en ninguna de esas ocasiones, tras formular la denuncia ante las autoridades, estas tomaron medidas para sancionar a los agresores.

"En esta ocasión nos presentamos con los niños en la unidad de la PNR de Los Arabos y explicamos que necesitábamos formular una denuncia por agresión a nuestros hijos y después de esperar tres horas nos atendieron dos oficiales, uno vestido de uniforme con los grados de mayor, quien se identificó como Jaime, delegado del Ministerio del Interior (MININT) en el municipio, y el otro, vestido de civil, que se identificó como Yusniel, oficial operativo de la Seguridad del Estado en el territorio, quienes alegaron tener conocimiento del caso, pero que no procedía como denuncia porque no existían agravantes", refirió Martha Liset.

Ambos agentes, no obstante, tomaron nota del caso y dijeron a los padres de los niños que investigarían los sucesos y le harían saber si procedía o no.

El matrimonio de reporteros también trató de hacer una denuncia ante el Tribunal Municipal, pero debido a la cuarentena por la expansión del Covid-19 que impera en el territorio, esa institución no está trabajando.

El director general del ICLEP, Normando Hernández, apuntó que la agresión contra los menores "es una de las estrategias más crueles y bajas de la policía política contra personas sencillas y honestas que lo único que hacen es servir a su comunidad, humildemente, dándole la voz que el régimen le quita".

"El simple hecho de que los reciba el delegado del MININT del municipio y el oficial operativo de la policía política del territorio para recepcionar una simple denuncia por agresión, delata claramente su participación de forma encubierta en las agresiones que sufrieron los niños", indicó.

"El abuso infantil del régimen contra los hijos de los que piensan diferente al discurso oficial no es nada nuevo. Mi hija también fue maltratada hace algunos años atrás. Tanta infamia, bajeza, impunidad y cobardía solo acabará cuando deje de existir la mafia que manda en Cuba hace ya 62 años", señaló.

Los hijos menores de opositores y activistas son frecuente blanco de actos de hostigamiento a manos del aparato represivo. Esta semana, la hija de 16 años de José Daniel Ferrer, Fátima Victoria Ferrer, fue detenida junto a la esposa del líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Nelva Ortega, y otra activista, cuando se dirigían a visitar a una persona en huelga de hambre en Santiago de Cuba.

A fines de febrero, la activista cubana Anyell Valdés sufrió un acto de repudio en su vivienda en La Habana, con la participación de una turba integrada por agentes de la Seguridad del Estado y funcionarios del Partido Comunista, así como de maestros de la escuela donde estudian sus hijos, pese a la presencia en la casa de varios menores de edad y de su anciana madre.

Más información

8 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

FAKE NEWS

Los que tienen que saber de ésto SON LOS CUBANOS DE LA ISLA y actuar en consecuencia. Lo demás es asesorio.

Profile picture for user Peña Tico

A qué salvajismo se está llegando

Fotografías en vivo de los "ABUSADORES" Y LLEVAR PARA LA SECCIÓN DE INTERESES DE E.U. QUE ARCHIVEN Y CDO SOLICITE SALIDA DENEGAR O REALIZAR PREGUNTAS SI PERTENECIÓ ALGUN GRUPO PARAMILITAR, BRIGADAS DE ACCION RÁPIDA ETC.ETC Y DEJARLO ENTRAR AL PAIS,Y YA EN E.U. ACUSAR POR ENGAÑOS AL GOBIERNO DE E.U..
PRESOS Y DEPORTADOS..
CREO QUE ES LO MEJOR, VERÁS CUÁNTOS ABANDONARAN EL NIDO DE RATAS..

Yo era niño mayorcito en el final del Batistato, y estas historias de abusos son muy parecidas a las que se vivieron en aquella época. Me huele que estamos al final del Castrato. También fui testigo de la ira popular que se produjo el 1ro. de Enero de 1959. Los esbirros batistianos no tenían donde meterse, huían aterrorizados. La gente los cazaba como cucarachas y les saqueaba sus casas. Yo caminé sobre los escombros de un par de ellas, en Miramar, y nunca lo he olvidado. Una bomba no hubiera producido más desorden, hasta algunas paredes tumbaron. Me parece que la Historia se repetirá. Y francamente, no sentiré ni gota de pena: ellos se lo buscaron.

Sr. azayas48... yo espero que sean muchos los que lleven a juicio en nuestra Cuba futura y con pleno goce de sus garantías. Lo que dudo (cada día más), es que llegue alguno a ese punto. Ya el odio que han sembrado entre cubanos es tanto que veo cada vez más lejos la posibilidad de que se les imparta justicia a muchos abusadores que amparados en el sistema, han perpetrado atrocidades. En el mejor de los casos, algunos tendrán juicios sumarios y al estilo de Nicolae Ceaușescu, abrirán fuego. Desgraciadamente no están dejando puertas abiertas para que se dé una conciliación. Todo lo que abunda es el resentimiento y el dolor en muchos compatriotas injustamente maltratados. Cada individuo cosecha precisamente lo que siembra. Aunque se haga el intento por llevar por buen cause (dígase bajo la legalidad) a todos aquellos que han cometido abusos en el desempeño de sus funciones, eso será en la práctica algo casi imposible. Lo peor es que ya saben que están en el punto de no retorno.

Profile picture for user Plutarco Cuero

Es cuestión de tiempo ... el camarada BIDÉL les va a aflojar el lazo ... los demoRats SIEMPRE le sacan las castañas del fuego ... prepárense que El Manisero 2.0 está a la vuelta de la esquina ...

Todas estas cosas se deben hacer llegar al departamento correspondiente del gobierno de los EEUU. Se trata de linchamientos organizados por el propio régimen, no se trata de agresiones espontáneas de unos fanáticos. Ahora mismo lo único que tiene miedo el régimen es que persistan las sanciones. Estos idiotas son incapaces siquiera de hacer lo necesario para su propia supervivencia, y es posible que estos actos de linchamientos sean mas bien actos desesperados ante la que se les avecina. Biden no puede de ninguna manera dar oxígeno a esta banda criminal.