Back to top
REPRESIÓN

Entre ellos hay personas que agachan la mirada

Una oficial del MININT a Mauricio Mendoza: 'No paren de luchar y exigir sus derechos, algún día los jefes tendrán que escucharlos y entender sus razones'.

La Habana
Mauricio Mendoza Navarro.
Mauricio Mendoza Navarro.

Desde pequeño mis padres me educaron con la máxima de hacer bien y no mirar a quién. Apelar a la conciencia y la bondad humana es una de las enseñanzas que nunca olvido de mi padre. Criarme en un barrio periférico, entre personas de pocos recursos económicos, me hizo poner esos consejos en práctica e incluso pude entender las raíces de ciertas acciones que he presenciado durante mis 22 años.

Entendí que, en un sistema opresor que te da las únicas posibilidades de ser víctima o victimario, por una cuestión de supervivencia, hay a quien no le queda más opción que convertirse en victimario, a sabiendas de que sus procederes no son los más éticos, morales o justos.

Siempre he creído que estas personas son igualmente víctimas, solo que no han tenido el valor de rebelarse contra quienes les obligan a atacar a sus similares. Incluso necesitan que alguien alce la voz por ellos y ellas, que también son hijos de esta nación. 

Lo que pasó este 27 de enero frente al Ministerio de Cultura, donde a artistas, activistas y periodistas independientes nos reprimieron, con especial ensañamiento hacia las mujeres, me hizo pensar en los consejos de mis padres. 

En el transcurso de la detención, la espera y el interrogatorio me dediqué a analizar a las personas que nos detenían injustamente, para buscar, más allá de lo aparente, qué era la represión. 

En la guagua me tocó sentarme junto a Henry Erick Hernández, quien con gestos mínimos me transmitió el sentimiento de un padre cuando quiere resguardar a su hijo. Frente a nosotros se encontraba Sindy Rivery y, junto a ella, estaba una oficial del Ministerio del Interior (MININT), de pie, entre el asiento de Rivery y una de las barandas del ómnibus, velando que ella no se fuera a parar.

Durante todo el trayecto desde el MINCULT hasta la estación de Infanta y Manglar me mantuve mirándole a los ojos a esta joven oficial. Mi mirada no era de reto. Mi mirada le preguntaba, sin palabras, cuán justo era lo que estaba pasando. Quien sabe que está haciendo lo correcto te devuelve la mirada con firmeza, pero esta oficial (calculo que de mi edad o unos pocos años mayor) nunca pudo devolverme la mirada firme.

Una vez en la estación nos pusieron en una sala a todos. Hubo oficiales que nos trataron con prepotencia. No les era suficiente con tenernos detenidos arbitrariamente. Hasta nos prohibían hablar, pero a estos no me interesa referirme. Mi atención se centró en otros y otras oficiales que se notaban en esa sala más desconcertados que nosotros los detenidos. No eran uno ni dos, eran varios a los que se les notaba cierta incomodidad.

Una oficial de la Policía, quien se sentó muy cerca del Fonky y de mí, pensaba que algunos éramos extranjeros. Entrecortada, con pena ajena, no supo qué decir cuando le expresé que ella podría ser mi madre y aceptó que los métodos utilizados no fueron correctos. Ella sabía que nosotros no éramos delincuentes, que no teníamos por qué estar allí.

Las horas de espera en esa sala nos dieron a muchos ganas de fumar e ir al baño. Hubo oficiales, mayormente mujeres, que nos llevaron al baño y nos dejaron fumar. Recuerdo preguntarle a una que estaba vestida de civil si podía ir a fumar. Le dije: "Amor, ¿puedo ir a fumar?", y su respuesta fue encabezada con la misma palabra "Amor", con la calidez de una cubana igual que yo, que hace cola, coge una guagua, padece necesidades, y recibe órdenes.

A mí me llevó al baño otra muchacha. Esta sí vestía de verde. Mientras fumaba mi cigarro tuve la necesidad de interpelarla, de preguntarle qué creía de lo que estaba pasando. No sé el nombre de la muchacha, tan solo recuerdo que tiene 24 años. Ante mis preguntas sobre la justicia de lo que estaba pasando, su respuesta no se me va a olvidar nunca. Me dijo simplemente: "Ustedes no paren de luchar y exigir sus derechos, algún día los jefes tendrán que escucharlos y entender sus razones". 

Estas experiencias, que no fueron las únicas que podría relatar, me hacen afirmar que dentro del cuerpo de policías y oficiales del MININT hay esbirros que te miran cínicamente a los ojos y no les da ningún remordimiento la represión de personas inocentes, pero también hay personas que sienten y son igualmente víctimas de un sistema que les obliga a tomar acciones contra los propios cubanos.

Digo que son víctimas y que no les quedan más opciones pues la mayoría de esos y esas oficiales son personas de piel negra, provenientes de familias humildes del campo, donde las únicas posibilidades que tienen para tener una vida un poquito mejor es dejarse someter por el régimen. 

Esas personas no pertenecen a las jerarquías de poder, donde solo entras si eres hombre, blanco y heterosexual. Y yo como periodista me siento en el deber de hablar y reclamar los derechos de esas personas que cumplen órdenes, pero agachan la mirada. Saben que están cometiendo actos injustos contra personas inocentes, pero carecen del valor suficiente para revelarse contra el amo, en este caso, el régimen cubano.

Más información

26 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Llevar a unos niños a cometer un delito no les parece grave? Arriesgar la vida de esos niños ,usarlos como escudos en un delito planeado por adultos no les parece grave? Pueden decir lo que quieran pero los organizadores de ese viaje son muy culpables,aunque no los unicos, de ese tragico desenlace y nada los justifica. Podian haber hecho los tramites legales para viajar a los USA? Todos ustedes saben la respuesta. Y ahi esta la clave.

Se hace incongruente lo que trata de justificar comparándolo, por ejemplo, con el caso del entonces menor Elián; donde también una persona adulta como dice, tomó la decisión de usar como escudo a un menor (utilizando sus propios argumentos), para después convertirse en el centro de una batalla política por su regreso. ¿No hubiese sido más humano regresar aquella embarcación a tierra y juzgar a los responsables en vez de ejecutar la arbitraria y aborrecible sentencia de hundirlos en el medio del mar? Insisto, había elección, pero ellos (los victimarios) tomaron su decisión. Y fue la peor. No hay justificación posible. Por mucho que argumente y busque, no la hay.

Usted lo ha dicho... no son los únicos. Hay culpas por donde quiera. En la conciencia de cada cual estará el peso de sus acciones y decisiones. No creo que vivan plenos de felicidad aquellos que lanzaron chorros de agua mientras veían morir personas; aunque los hay muy cínicos, por no decir la palabra que merecen. Pero desgraciadamente en Cuba jamás hubo tribunales para ellos. O, ¿sí los hubo? Pese a su réplica, sigue siendo injustificable el hecho (a conciencia) de quitarle la vida a un ser humano de esa manera (o de cualquier otra). Todos en un momento crítico, tienen la elección de hacer el bien o el mal. Los que quitaron vidas, tomaron su decisión. Me sigue desconcertando su forma de ver este suceso.

Señor Amadeus,hay mucho que analizar en esos asuntos que menciona.Recuerde que los dos primeros comenzaron con un grave delito y sobre el tercero este seria uno de los "asesinatos" mas raros de la historia,Dejan vivos a los "testigos" y los dejan regresar libremente a sus paises. Que raro eso. Tiene alguna explicacion?

Ningún delito justifica la muerte de mujeres y niños. Los que hundieron el remolcador, sabían perfectamente a qué iban... Sus palabras dejan perplejo a cualquier persona con sentido del humanismo, señor Eduardo.

Eduardo00, llevarse un barco es un delito, pero asesinar a hombres mujeres y NIÑOS es un crimen injustificable. No tiene perdón deDios. Y el tercero, claro es estrategia de los asesinos poderosos. De verdad tu defiendes a los castros? DDC me cerrará otra vez mi cuenta pero es usted el más grande HIJO DE PUTA.

Profile picture for user Laplace

Plasta de mierda: ¿A que llamas grave delito, a robarse un barco para escaparse de una dictadura?

Profile picture for user Weston

Esta historia sería suficiente para que entrara un poco de luz en las mentes de la mayoría de los foristas de esta página. No todo el que vive en Cuba, ni siquiera quienes usan uniformes del Minfar y el Minint, son unos despreciables esbirros. Ellos no tienen nada “que olvidar”, porque muchos nacieron mucho después que sus padres y abuelos les regalaran la Revolución. Y lo triste es que algunos de esos padres y abuelos destilan aquí su odio por sus propios hijos y nietos; pero los que pusieron a Fidel en el poder fueron ellos mismos.

Profile picture for user Laplace

Si aquí se destila odio por hijos y nietos es por su comportamiento...¿o es que ser hijo o nieto de alguien lo exonera de su comportamiento miserable?

Profile picture for user Laplace

En respuesta a por Weston

No te hagas el pendejo, sumiso estomacal retirado...

Profile picture for user Amadeus

Eduardo47—— Pensándolo bien, debo por primera vez darle la razón. El régimen castrista es mâs refinado y selectivo, no pierde el tiempo en picanas o torturas. Sencillamente hunde un trasbordador lleno de mujeres y niños, fusila a 3 jóvenes po llevarse una lancha o asesina a Osvaldo Payá en un „accidente“. Tiene usted razón.

Sr. Mauricio ? % de acuerdo con usted..es la realidad de la isla maldita por gobernantes insoberanos...donde existe mucha tóxina consciente e insconciente y para lograr un resultado justo,alegre y feliz por el bienestar de su sociedad,debe tomarse lo positivo y desechar lo negativo...olvidar el pasado y vivir el presente,solo así dentro de la mente humana sus pensamientos pueden lograrse regenerar y hacer cambios..realizando sugerencias sin intentar imponer el poder a alguien cuando estos no se dan cuenta ó no desean cambiar por si mismos.

Hay una segunda parte de esta historia? Faltaron las golpizas,las torturas,la picana electrica y todas esas cosas que hacen las dictaduras represivas.

Profile picture for user Laplace

Ciberplasta: hay dictaduras que son carniceras y otras cirujanas, no te hagas el comemierda...

Muchos de esos oficiales entran engañados creyendo en esa revolución y ya dentro descubren la verdad sobre ese sistema corrupto hay que seguir protestando llegara el momento donde los propios oficiales dejaran de cumplir ordenes y se unirán a el pueblo

Profile picture for user Laplace

"por una cuestión de supervivencia, hay a quien no le queda más opción que convertirse en victimario, a sabiendas de que sus procederes no son los más éticos, morales o justos" Totalmente en desacuerdo. Se vale quedarse callado y no participar. Mucha gente en Cuba vivió así durante décadas.

Oficial del MInint con uniforme , 24 años ,en esa sala, de ser cierto esta parte del relato, hay otra prisionera de conciencia ex-oficial del Minint con 24 años...
Tenga la piel negra, blanca o verde, SI ES OFICIAL DEL MININT , piense como piense , NO se arriesga porque sabe mejor que nadie las consecuencias y actúa o simula actuar como OFICIAL de un cuerpo MUY REPRESIVO y CRUEL.
''Saben que están cometiendo actos injustos contra personas inocentes(!) , pero carecen del valor suficiente para revelarse contra el amo, en este caso, el régimen cubano....'' entonces, sin dudas, son ESBIRROS.

Profile picture for user Laplace

Fíjese que yo no estaría tan seguro de su razonamiento. Aquello está en franca descomposición. Los miembros de régimen también son humanos aunque parezcan robots. Como una vez comentó Yoani Sanchez sobre una vecina que le dijo en el elevador, cuando se quedaron solas: "Yo estoy contigo".

Profile picture for user Ana J. Faya

Este relato de Mauricio me recuerda la valía del poema de Guillén "No sé por qué piensas tú", dedicado al soldado de abajo. En medio de la miseria material y de valores que ha generalizado ese régimen, en toda familia de un soldado, militante, "combatiente" de abajo, de los que no tienen privilegios, se sufre la misma miseria de cualquier otro ciudadano de abajo, se leen las mismas mentiras y se oyen las mismas promesas. Es un sector de la sociedad cubana que la oposición no ha trabajado.

Muy bien por este joven. Me dan deseos de llorar. Que va!!! Lloro sin parar, es imposible leer, analizar y contrastar todo sin que me cubra y venza el dolor... Ánimos Mauricio, muchos estamos contigo y con tu infinito amor por el opresor. Exacto, la mayoría de los cubanos, incluso los opresores, son víctimas de esta triste y lamentable situación.

Profile picture for user Ricardo E. Trelles

// Es que "estamos verdes" //
Hasta el castrismo está verde sin su "máximo líder".
Claaaro que hasta esos represores del castrismo están sufriendo y pasando trabajos.
Pero tendrán que buscar la forma de sobrevivir, porque ***el castrismo ya tiene enormes intereses materiales para seguir controlando Cuba*** y no va a volverse bueno. Se va a volver muchísimo peor, si lo necesita.
Ahora Muricio y otros se quedan pensando "vamos a seguir insistiendo, hay muchos de ellos que quieren portarse bien...". Y LA SOLUCIÓN NO SALE POR AHÍ, Cuba y la gente seguirán sufriendo.

Ahora Mauricio ni lee este comentario mío, y si lo lee ni lo responde y NO HAY INTERCAMBIO. Sin intecambio no hay evolución y seguiríamos verdes.

Profile picture for user jesusnavacuba

Pensándolo mejor , no intentes cometer la locura de ir a La Habana; sería una imprudencia de tu parte.

Retiro mi sugerencia; quédate tranquilo en tu casa y no te arriegues innecesariamente a tu edad.

No quiero cargos de conciencia.

Ya haces lo que puedes y es de agradecer.

Profile picture for user jesusnavacuba

"Ahora Mauricio ni lee este comentario mío, y si lo lee ni lo responde y NO HAY INTERCAMBIO. Sin intecambio no hay evolución y seguiríamos verdes". (sic)

“Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña”

Si Mauricio desde alguna de las cárceles cubanas y recibiendo golpes no responde a tu comentario desde Kendall, Florida, lo que te toca ahora es ir a La Habana e intentar iniciar ese intercambio cara a cara con él para lograr, lo que según tú, sería la evolución necesaria y dejar de estar "verdes".

Déjanos saber tu decisión si no te molesta.

Profile picture for user Ana J. Faya

De los buenos y malos que me recordaban las películas de indios y cowboys, ahora pasamos a Kermit The Frog: "It's not easy being green..."

Profile picture for user Ricardo E. Trelles

No, Ana. No verdes como la ranita. Verdes como los vegetales que no están usables. Los vegetales "maduran" solos, los humanos requerimos la relación y educación.