Back to top
Represión

La periodista independiente cubana Camila Acosta, otra vez en la calle por presiones de la Seguridad del Estado

'Me han obligado a vivir como una fugitiva', denuncia.

La Habana
Camila Acosta.
Camila Acosta. CADAL TV/YOUTUBE

"Una vez más la policía política me ha dejado en la calle", denunció el martes la periodista independiente Camila Acosta, quien explicó que es la segunda ocasión en menos de un mes" que se ve en esa situación.

En una directa a través de su muro de Facebook, la reportera denunció que nuevamente la Seguridad del Estado recurrió a amenazas contra los propietarios de la casa en la que estaba viviendo.

"Desde febrero hasta la fecha es al menos la quinta mudanza que tengo que hacer" por esa causa, aclaró Acosta, quien recordó que en febrero pasado la policía política multó con 3.000CUC a los propietarios de un inmueble donde vivió durante más de tres años, además de amenazarlos con despojarlos de la vivienda si no la expulsaban.

"Me han obligado a vivir como una fugitiva", señaló.

"Yo no tengo casa, yo vivo rentada en La Habana (...) algo que no es un delito. (...) Incluso cuando trabajaba con el oficialismo vivía rentada y eso nunca fue un problema. El problema fue a partir de que comenzara a hacer el periodismo independiente", explicó.

Camila Acosta, quien ha sufrido además detenciones, multas y fue "regulada" por su labor informativa, precisó que esta nueva acción de hostigamiento sucede cuando ella está intentado comprar un modesto apartamento donde residir permanentemente.

"Ellos me lo dejaron bien claro, este represor Alejandro hace unos meses, que todo este hostigamiento no era porque hacía bien mi trabajo sino porque lo hacía muy bien", señaló.

"Ellos lo que quieren es que yo abandone el periodismo independiente o me vaya del país. Pues les digo bien claro, como se los dije personalmente, que no voy a hacer ninguno de los dos", denunció.

Acosta ha sido una de las activistas cubanas más activas contra el Decreto-Ley 370, bautizado por la ciudadanía como "Ley Azote", y bajo cuyo amparo el régimen ha multado a decenas de personas por denunciar en redes sociales las violaciones a los derechos humanos que se cometen en Cuba.

A inicios de abril la periodista estuvo entre los firmantes de una petición dirigida a la Asamblea Nacional del Poder Popular, rubricada por aproximadamente 4.100 cubanos, que solicitaron la derogación del 370 por contradecir algunos artículos de la Constitución.

Desde el comienzo de la pandemia del nuevo coronavirus, numerosos periodistas independientes y activistas han sido multados con 3.000 pesos en virtud de ese decreto-ley.

Publicada por Camila Acosta en Martes, 21 de julio de 2020

 

Más información

1 comentario

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user E A Gonzalez

Camila Acosta debe “acogerse a sagrado” al “asilo en sagrado” por la cual cualquier perseguido por la justicia podía acogerse a la protección de iglesias y monasterios. Debe buscar alguna iglesia o dependencia de estas e instalarse allí. Le asiste el derecho.