Back to top
Incendio en Matanzas

Así va la dura recuperación de una cubana herida durante el incendio en la Base de Supertanqueros de Matanzas

La joven Laura Perdomo Pérez es una de los 13 cubanos que permanecen hospitalizados tras el siniestro.

Matanzas
Laura Perdomo Pérez y su familia, separados por un cristal en el Hospital Faustino Pérez de Matanzas.
Laura Perdomo Pérez y su familia, separados por un cristal en el Hospital Faustino Pérez de Matanzas. Yuni Moliner/Facebook

La madre cubana Laura Perdomo Pérez, una de las lesionadas durante el incendio ocurrido en la Base de Supertanqueros de Matanzas el pasado 5 de agosto, recibió los primeros injertos de piel, según una publicación en Facebook de la periodista Yuni Moliner, corresponsal del medio estatal Radio Habana Cuba, quien ha estado compartiendo en la red social la evolución de la paciente.

Según el post, los familiares de Perdomo Pérez, entre ellos su hija de diez años Keylin, acuden al hospital varias veces a la semana y se comunican con ella a través de un cristal.

"A veces coincide con los días de curas, pero Laura sonríe y se muestra optimista", explica. "Ese día especialmente Laura recibió sus primeros injertos o trasplantes de piel, un proceso que se realiza bajo anestesia y que tiene como objetivos reducir el tiempo de estadía en el hospital y mejorar el aspecto de la zona del cuerpo dañada", añade Moliner en referencia al día en que fue tomada la foto que acompaña su publicación.

Según la reportera, la joven madre ha agradecido toda la ayuda y solidaridad "que llegó y sigue llegando", aunque asegura que en el hospital hay todo lo que necesita.

"Aquí tenemos todo lo necesario", ha sido su respuesta a la periodista cuando esta le ha preguntado si le hace falta "algún medicamento o crema". 

Una madre cubana lesionada durante el incendio en Matanzas recibe los primeros injertos de piel. Laura Perdomo Pérez es...

Posted by DIARIO DE CUBA on Thursday, September 8, 2022

Perdomo Pérez es una de las 13 personas que permanecen hospitalizadas tras el siniestro que provocó la muerte de 16 personas y heridas a otras 130, de las que 117 ya han recibido el alta, de acuerdo a la información publicada en Twitter por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba, el 6 de septiembre. 

De los 16 reportados como fallecidos no pudieron ser identificados los restos óseos de 14, tras varios días de trabajo. El Gobierno cubano dio a conocer su identidad el pasado 18 de agosto, luego de afirmar que la información no podía ser revelada por respeto a las familias, sin ofrecer detalles sobre sus edades ni profesiones.

El periódico oficial Granma calificó a cuatro jóvenes fallecidos como "soldados" omitiendo decir que se trata de reclutas del Servicio Militar, hecho que ha generado polémica al tratarse de bomberos sin experiencia.

Seis de los fallecidos fueron condecorados póstumamente con la Orden 6 de junio de Segundo Grado, el 2 de septiembre.

Según la web de la Presidencia de Cuba, la Orden 6 de junio se creó en 1988 para entregarse a miembros o unidades del MININT por méritos extraordinarios en las misiones asignadas, o éxitos muy relevantes que hayan contribuido al mantenimiento de la Seguridad del Estado o el orden interior.

Aunque el Gobierno insiste en presentar a los muertos durante el enfrentamiento al incendio como héroes, varios familiares han rechazado ese trato.

"Mi niño no es un mártir, es una víctima del Servicio Militar Obligatorio. Perdonen, el dolor no me permite continuar.  Él no tenía que estar allí", lamentó la abuela de Leo Alejandro Duval Pérez de Prado, Vivian López.

Más información

Sin comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.