Back to top
Covid-19

¿Quién responderá ante los cubanos si la nueva apertura de fronteras vuelve a disparar los casos de Covid-19?

Cuba vuelve a recibir turismo mientras el mundo vive una nueva ola de contagios.

La Habana
Piscina en un hotel de Cuba.
Piscina en un hotel de Cuba. hosteltur

El 15 de noviembre, el Gobierno cubano abrió las fronteras del país a los viajeros internacionales con el objetivo de reactivar el turismo, uno de los motores de la economía nacional, maltrecha desde antes de la llegada de la pandemia de Covid-19. ¿Ha sido una medida apresurada? ¿La apertura podría propiciar un nuevo disparo de los contagios? ¿A qué funcionario podrían exigir responsabilidad los cubanos afectados si tal escenario se produce?

No es la primera vez que el Gobierno intenta reavivar el turismo durante la pandemia. Al inicio, mostró resistencia a cerrar las fronteras y llamó a que los vacacionistas foráneos se refugiaran del Covid-19 en Cuba, donde supuestamente los protegería el clima veraniego. El cierre inevitable llegó, pero luego de varios meses, a finales de 2020, decidió reabrir las fronteras del país. En ese momento los partes oficiales reflejaban entre 40 y 60 casos diarios.

El 15 de noviembre de 2020, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba reportó 49 nuevos casos, 15 días después reportaba 97. El 10 de diciembre, 86 pacientes eran diagnosticados con el Covid-19. El 20 de diciembre los positivos ascendían a 115. Ya para el 10 de enero de 2021 se registraban 431 casos y dos fallecidos. A partir de ese momento, las cifras subieron progresivamente hasta varios miles de casos diarios y los cubanos vieron colapsar los hospitales del país, incapaces de responder a la demanda de atención.

En la Mesa Redonda del 11 de marzo de 2021, la viceministra de Salud Pública, Carilda Peña García reconoció que la apertura de fronteras en noviembre de 2020 "no salió del todo bien". En ese momento, la cifra oficial de nuevos contagios era de 778. Cuatro personas fallecieron durante la mencionada jornada.

Ahora, el número de casos y fallecidos por Covid-19 disminuye de manera sostenida en los partes oficiales. El día 15 se registraron 243 nuevos casos, casi tres veces los que había, según los partes del MINSAP, cuando se reabrieron las fronteras en noviembre de 2020. Al cierre del 21 de noviembre, se reportaban 240 casos.

El 7 de noviembre pasado, el Gobierno anunció un nuevo protocolo para los viajeros que ingresan a Cuba, que eliminó la cuarentena obligatoria y la realización de la prueba de PCR. Basta mostrar un certificado de vacunación o el resultado negativo de una prueba de PCR realizada 72 horas antes del viaje.

Las vacunas homologadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se aplican en la mayoría de los países emisores de turismo a Cuba, han demostrado su eficacia para reducir el número de personas ingresadas con Covid-19 en las salas de cuidados intensivos.

No evitan el contagio, pero aumentan la capacidad de respuesta del organismo ante el virus. Por tanto, el Gobierno cubano está apostando a que sus vacunas no homologadas hasta el momento ni por la OMS ni por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) proporcionen a los cubanos una capacidad de respuesta ante el Covid-19 similar a la que brindan Pfaizer, Moderna y Janssen, entre otras.

Por otra parte, aunque los ingresos en salas de cuidados intensivos han disminuido en esos países, actualmente varios experimentan un repunte en la cantidad de personas diagnosticadas positivas al virus: vacunadas o no.

En España, por ejemplo, la incidencia del coronavirus sigue al alza, principalmente en Cataluña, donde el riesgo de rebrote se disparó el fin de semana, con 200 puntos (100 por encima del umbral que los epidemiólogos consideran indicativo de riesgo alto).

En Alemania, el 11 de noviembre se registró un récord de contagios en un día y la situación continúa siendo preocupante. El Ejército ha desplegado 12.000 efectivos para realizar labores de apoyo logístico en la vacunación.

Rusia, que el 31 de octubre registró cifra récord de contagios, muestra un ligero descenso en el número de contagios, con 35.681 casos y 1.241 fallecidos, en las últimas 24 horas.

¿Quién responderá ante los cubanos si esta nueva reapertura tampoco sale bien y la situación se desmadra otra vez

Durante meses, la Policía y las autoridades han aplicado multas desproporcionadas a los cubanos por no usar los llamados nasobucos que el Estado nunca proporcionó ni vendió, o por llevarlos mal puestos. Bajo la acusación de propagación de epidemias, muchos cubanos fueron multados e incluso encarcelados, sin que se hubiera decretado el Estado de Emergencia, paso previo obligatorio para la aplicación de semejantes medidas.

Según informaciones hechas públicas por el presidente del Tribunal Provincial de La Habana, Yojanier Sierra infante, hasta el 14 de abril de 2020 unas 59 personas habrían sido condenadas en la capital por delitos asociados a la propagación de epidemia, número que fue creciendo a medida que se difundía el contagio. 

El mismo funcionario del sistema judicial cubano informaba el 28 de agosto de 2020 que al 70% de los sancionados se les había impuesto penas de prisión. El 17 de septiembre, expresó preocupación, junto la dirección del Partido Comunista, por la cantidad de personas multadas que no podían pagar los altos montos fijados. Esta circunstancia obligaba a que se les sancionara a prisión por incumplimiento de pago de multas contravencionales; en vista de ello, sugirió el pago a plazo de las multas. 

Ningún cubano ha demandado hasta el momento al Gobierno por el manejo irresponsable de la pandemia hasta el momento. Los funcionarios cubanos directamente vinculados a la reapertura de fronteras el 15 de noviembre son el primer ministro, Manuel Marrero, y el ministro del Turismo, Juan Carlos García Granda. Es poco probable que algún cubano piense en demandarlos si la reactivación del turismo trae resultados desastrosos para la población

Si alguno decidiera hacerlo chocaría con el límite que impone el apartado 1 del Artículo 657 de la Ley de Procedimiento Civil y Administrativo vigente. La norma dispone expresamente: "No corresponden a la jurisdicción administrativa las cuestiones que se susciten con relación a las disposiciones que emanen de una autoridad concerniente a: 1) la defensa nacional,  seguridad del Estado, el orden público y las medidas adoptadas en circunstancias excepcionales para salvaguardar los intereses generales…".

Por otra parte, según la vigente Ley de Procedimiento Penal, para procesar y juzgar a un miembro del Buró Político del PCC se requiere autorización del mismo órgano político.

Mientras a los cubanos les han caído multas prácticamente impagables en medio de la pandemia y de la llamada Tarea Ordenamiento y hasta penas de cárcel por no llevar o llevar mal puesto un nasobuco, el Gobierno goza de total impunidad tras tomar decisiones que pueden haber costado la vida a cientos de cubanos.

Archivado en
Más información

14 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

..."en un lugar donde existe libertad de expresion"...donde es eso? ...

Si hay mas contagiados y muertos la culpa como siempre sera del enemigo.

La realidad es que en ningún país del mundo los contagios se han detenido y ahora estamos nuevamente ante otra ola de esta pandemia. Las vacunas, sean cubanas, chinas, rusas, estadounidenses, alemanas o inglesas, no han detenido este problema al nivel que se desearía. Sin meterme en la efectividad más o menos alta o baja de alguna de las aplicadas, lo que está ocurriendo ahora, es lo mismo que vimos al inicio. Cuba, un país sin fronteras terrestres, que puede perfectamente controlar el ingreso de personas desde o hacia el exterior, vuelve a apostar por el turismo sin medir consecuencias para una población mal alimentada y sin recursos. Si países muy desarrollados ya han comenzado a cerrar otra vez, no comprendo cómo se puede pensar que por muy buena que sea la vacuna Made in Cuba (en el supuesto caso), sea suficiente para impedir otra cifra de decesos en la Isla. Todo lo que indica que nuestra nación no tiene otra forma de economía más que la de (mal) vivir al día.

Tiene que abrirse el turismo ¡Claro!... sino, el pueblo come menos de lo que ya mal come y de paso, se ven muy afectados los ingresos de los que sí comen y se protegen bien. Es la realidad. Si en vez de construir toda esa cantidad de hoteles (todavía vacíos en su mayoría), ese presupuesto se hubiese destinado a la agricultura privada (no la del Estado que nunca ha sido eficiente en 62 años de mala administración), estoy seguro que en menos de un año, la población cubana puede comer decentemente sin necesidad de grandes importaciones. Y por supuesto, eliminando Acopio. Otra entidad sobresaliente si de ineficiencia se trata. Pero, ¿a quién le importa realmente lo que coma el pueblo? ¿A quién le preocupa que la agricultura cubana se desarrolle y dé de comer al pueblo? Claro, eso no es nada rentable para quienes necesitan continuar engordando sus bolsillos y darse la buena vida. Hay que comer langosta, jugar golf y consumir buenos habanos y finos vinos. Y el pueblo... que se joda.

Que pregunta esa? Quien sera el culpable? Pues como siempre la culpa la cargara el mal llamado Bloqueo que no es ni siquiera un Embargo calzoncillo caga...o'

Vuelan de nuevo las tiñosas. Aqui muchos apostaron a la extincion de la poblacion cubana por el covid, se dijo que se habian pedido un millon de bolsas para cadaveres a China, se dijo de hospitales,cementerios y crematorios desbordados y que las cifras del gobierno no eran creibles y que los muertos eran muchisimos mas. Todavia se sigue dudando de la calidad de las VACUNAS cubanas a pesar de haber mostrado ser mas efectivas que algunas de las "homologadas" por la OMS y de que estan logrando bajar a cifras sorprendentes los contagios y las muertes. No se quiere reconocer que a pesar de todas las dificultades y bloqueos Cuba ha logrado mas que muchisimos paises en el mundo en la proteccion de su poblacion, apostando a sus propios esfuerzos y con resultados dignos de respeto. Pero como dije, las tiñosas vuelven a volar y ahora apuestan a que la apertura del turismo provoque un aumento de contagios y muertes. Porque mejor no se callan ?

Chancleta, no escribas tanta eme. ¿de cuanto es el cheque que te manda Raúl por decir tantas incoherencias?

Sr. "Sandalia"... creo que es una falta de respeto mandar a callar a las personas en un lugar donde existe libertad de expresión. Eso déjelo para Cuba. Para Cuba mientras siga como está. Porque algún día todos los cubanos podrán decir lo que les plazca sin que haya consecuencias por tal motivo. De ello estoy seguro. Usted viene aquí a escribir y se le lee o se le ignora. Pero cuando dice una cosa como ésa, ofende y es cuando se busca usted solo su maltrato. Entonces no mande a callar a nadie que aquí cada cuál tiene derecho a decir lo que piensa esté o no equivocado. Haga el ejercicio del respeto y la tolerancia y vaya formándose en el apego a los valores de la democracia. Discuta y defienda su postura con decencia que nada le cuesta. No utilice adjetivos ofensivos porque entonces será causa de que se los pongan de regreso. Además, no por usarlos o gritar, va a tener usted más razón en lo que dice. Entonces, creo que un buen comienzo, es que diga las cosas con respeto. Honrar honra.

Callate tu so imbecil facista, te crees que vas suprimir opinions aqui cacho de burro estalinista? Sigue alli a la sombra de las prostotas podrias' de ese chorro de seniles gallegos duen~os de esa cochina finca Cuba

Un nuevo rebrote del Covid-19 en Cuba es inevitable con esta apertura al turismo, sobre todo desde Rusia, donde menos de la mitad de la población se ha vacunado. La vacuna cubana puede que evite algunas muertes, pero de todas maneras se va a disparar el numero de muertes en la isla. Ojalá me equivoque.

Nein Walter, that sewer water enema is not even made from wurf packings...

Póngasela de enema Walter kk así será más feliz...