Back to top
Salud

'The Guardian': el Gobierno cubano se queda con el 90% de los salarios de sus médicos en Qatar

Según el diario británico, un acuerdo secreto permite el expolio de los profesionales de la Salud.

Doha
Hospital cubano en Qatar.
Hospital cubano en Qatar. THE GUARDIAN

Un acuerdo secreto entre el Gobierno cubano y las autoridades de Qatar permite que La Habana se quede con el 90% de los salarios qus sus médicos reciben en Qatar, reveló un reportaje del diario británico The Guardian.

Según fuentes vinculadas a la instalación hospitalaria donde trabajan los profesionales de la Isla en ese país del Golfo Pérsico, los médicos cubanos reciben alrededor de 1.000 dólares al mes, lo que equivale a un 10% de lo que otros profesionales extranjeros ganan en cualquier hospital del Gobierno qatarí.

No obstante, si bien ni las autoridades cubanas ni las qataríes han revelado los detalles del acuerdo entre ambos gobiernos para esta "misión médica", fuentes conocedoras del tema aseguraron a la publicación que Qatar paga a La Habana entre 5.000 y 10.000 dólares mensuales por cada profesional médico. 

El Gobierno cubano tiene actualmente 475 profesionales, entre doctores, enfermeras y técnicos de la Salud que atienden pacientes en un hospital en Qatar, inaugurado en 2012, que posee recursos que cumplen con los más altos estándares mundiales.

Un vocero de la Corporación Médica Hamad, empresa estatal que administra el hospital de los cubanos en Qatar, dijo a The Guardian que, "al igual que con programas de salud similares en otros lugares del mundo, los salarios del personal del hospital los paga el Gobierno cubano".

Aparte de La Habana, también Pyongyang tiene un programa con algunas similitudes al cubano, por el cual exporta trabajadores norcoreanos a Qatar, cobrando sus servicios en divisas extranjeras.

"No tengo dudas de que están sujetos a una forma de trabajo obligatorio", aseguró a The Guardian María Werlau, directora del proyecto Archivo Cuba. "Cuba es un Estado totalitario con una cantidad garantizada de trabajadores mal remunerados facilmente explotados como recursos exportables", dijo.

Werlau recordó que los médicos cubanos son víctimas del robo de sus salarios, la confiscación de sus pasaportes, estrecha vigilancia durante sus misiones y separación forzada de sus familiares, como fue denunciado en la demanda que presentaron ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional las organizaciones Cuban Prisoners Defenders (CPD) y la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

Esa denuncia sirvió para acusar a Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel y otros cuatro altos cargos del Gobierno de la Isla por la "esclavitud, persecución y otros actos inhumanos" a los que someten a "cientos de miles de profesionales".

La Habana ha estado enviando médicos al extranjero desde inicios de la década de 1960. Actualmente, hay un estimado de 30.000 profesionales de la Salud trabajando en las "misiones médicas" del Gobierno en 60 países, lo que supone entre seis y ocho mil millones de dólares anuales. Ello constituye el ingreso económico más jugoso de la economía cubana, y supera al turismo.

Un médico que abandonó la misión en Qatar dijo a The Guardian que "me sentí como a esclavo" al descubrir que los otros doctores del país ganaban mayores salarios. "Estábamos haciendo la misma labor y ganando menos que ellos", aseguró.

Una de las razones por las cuales los cubanos aceptan el programa es porque, aún con las sumas que les quita el Gobierno, Qatar es un sitio lucrativo para los médicos de la Isla.

Los médicos cubanos aseguraron que sus familiares pueden visitarlos en Qatar, pero no quedarse acompañándolos. Esa estrategia permite, según los críticos de las "misiones", impedir las "deserciones" de los profesionales, pues el Gobierno cubano impone a quienes las abandonan una sanción de ocho años como mínimo para permitirles regresar a Cuba.

"Usan lo que más aman para hacerlos pensarlo dos veces antes de abandonarlas. Es cruel e inhumano, inconstitucional y contra la ley internacional", dijo Annarella O’Mahony, miembro del grupo No Somos Desertores, integrado por cientos de doctores exiliados.

Un doctor del hospital qatarí que abandonó la "misión" afirmó conocer de otros 16 que siguieron sus pasos. Pese a estar separado de su familia en Cuba, dijo no sentir arrepentimiento. "Cuando hablo por teléfono con mi madre le digo que, a pesar de todas las dificultades y del dolor, lo haría otra vez. Nunca volveré a Cuba. No hay futuro allá".

The Guardian pidió en repetidas ocasiones declaraciones sobre el tema a la Embajada de Cuba en Qatar, pero no obtuvo respuesta.

Más información

3 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Ganan $1,000 dólares al mes que representa mucho para un cubano pero sólo es el 10% del salario promedio de otros médicos que realizan igual trabajo en ese país.

Reactivar el Cuban medical professional Parole yaaaaa.

La ambición desmedida hace que todo lo que podía fluir normalmente sea grotesco. Si al menos se dijera, sí, tenemos suficientes profesionales para contratar en el extranjero a través del estado. Vamos a dejarle al galeno el 70% de su salario, pero no!, es un abusivo 10%!