Back to top
política

El régimen cubano responde a la notificación de la marcha del 15N: 'Es ilícita y con carácter desestabilizador'

Saca el artículo 4 de la Constitución que define el sistema socialista como irrevocable. Considera las manifestaciones como 'acción ejercida en su contra'.

La Habana
Tropas de choque movilizadas por el Partido Comunista de Cuba para contrarrestar las protestas del 11 de julio.
Tropas de choque movilizadas por el Partido Comunista de Cuba para contrarrestar las protestas del 11 de julio. cns/reuters

Las instancias del régimen cubano en las que fue notificada la marcha cívica por el cambio han respondido con negativa a la iniciativa, promovida desde la plataforma Archipiélago por el dramaturgo cubano Yunior Garcia AguileraLas autoridades sacan a relucir el artículo 4 de la Constitución que define el sistema socialista como "irrevocable". Presentan las manifestaciones como una "acción ejercida en su contra", "desestabilizadoras" y por tanto "ilícitas".

En un documento publicado por el sitio oficial Cubadebate, Alexis Acosta Silva, intendente del Consejo de la Administración la Habana Vieja, respondió directamente a Yunior García Aguilera.

"En atención al documento presentado, sobre la decisión de varios firmantes de realizar una marcha en fecha próxima, le comunico: El artículo 56 de la Constitución, que se menciona como sustento legal, dispone entre los requisitos para el ejercicio del derecho a la manifestación, la licitud y el 'respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley'", inicia. 

"En cuanto a la licitud, no se reconoce legitimidad en las razones que se esgrimen para la marcha", añade. 

El funcionario, como han hecho también en Santa Clara y Las Tunas, acusa a algunos de los promotores de las manifestaciones de tener "vínculos con organizaciones subversivas o agencias financiadas por el Gobierno estadounidense" y de tener la "intención manifiesta de promover un cambio de sistema político en Cuba".

"Ello reafirma que la marcha anunciada, cuyo esquema organizativo se concibe simultáneo para otros territorios del país, constituye una provocación como parte de la estrategia de 'cambio de régimen' para Cuba, ensayada en otros países", dice.

El texto replicado por las instancias locales del régimen dice que "apenas se anunció, la marcha recibió el apoyo público de legisladores estadounidenses, operadores políticos y medios de comunicación" a los que las autoridades acusan de "alentar acciones contra el pueblo cubano, intentar desestabilizar el país e instar a la intervención militar". 

"El artículo 45 de nuestra Carta Magna refiere que el 'ejercicio de los derechos de las personas solo está limitado por los derechos de los demás, la seguridad colectiva, el bienestar general, el respeto al orden público, a la Constitución y a las leyes'. En su artículo 4 se define que 'el sistema socialista que refrenda esta Constitución es irrevocable' por lo cual toda acción ejercida en su contra es ilícita", añade la respuesta.

Los representantes del régimen dicen que "la Constitución de la República fue debatida ampliamente y aprobada en referendo por el 86,85% de los votantes, abrumadora mayoría que escogió de manera soberana y libre el sistema socialista, su irrevocabilidad y el derecho de combatir por todos los medios contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido". 

"Teniendo en cuenta los argumentos anteriores, es evidente que, si bien se invoca un derecho constitucional, este no puede ejercerse en contra de los demás derechos, garantías y postulados esenciales de la propia Constitución, lo que determina el carácter ilícito de la marcha", concluye.

Respuesta como la del intendente de La Habana a García Aguilera la dio también Eduardo Andrés Román Duarte, de Santa Clara.

Esta semana el viceministro cubano de Cultura Fernando Rojas acusó a Archipiélago de querer instaurar el neoliberalismo en la Isla y de hacerlo bajo esquemas impuestos desde Estados Unidos.

En los últimos días, han sufrido represalias varios promotores de la Marcha Cívica por el Cambio en Cuba y firmantes de notificaciones entregadas a las autoridades de diversos territorios cubanos para informar de esa iniciativa. Entre estos casos están el médico cubano Manuel Guerra, en Holguín; Víctor Ruiz, en Santa Clara, así como cinco integrantes del Comité Ciudadanos por la Integración Racial en La Habana.

Tras el anuncio oficial de que entre el 18 y el 20 de noviembre el régimen cubano hará ejercicios militares en todo el paísla plataforma cívica Archipiélago, organizadora de la convocatoria de la Marcha por el Cambio anunciada para esa fecha, decidió cambiar el día de la manifestación, inicialmente prevista para el 20 de noviembre.

Más información

9 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user Plutarco Cuero

Testosterona 1959 ... Es un asunto religioso sexual ... No le sale de sus Sacro Santos K0jones a los Rancheadores del Palenque Cuba ...

Ahí está. Lo que todos esperábamos. Demostraron ser unos mentirosos, que no les importa lo que piense el pueblo y que hacen con sus leyes lo que les da la gana. Se quitaron la careta ellos mismos ante el mundo.
Pero por otro lado, como dicen ellos, el carácter irreversible del socialismo "está escrito en la Constitución" y de eso tienen culpa todos los que votaron por esa constitución, o los que no se tiraron a la calle cuando se discutía. Pero también tenemos culpa aquellos que no apoyamos y hasta atacamos a Payá cuando iba adelante con su Proyecto Varela que hubiera podido poner de rodillas al régimen. Aquellos lodos trajeron el fanguito. Incluso hoy, en vez de apoyarnos unos a otros con las distintas iniciativas contra el régimen, lo que hacemos es atarcarnos unos a otros, y así, parafraseando a Niemöller, cuando vengan por mí no va a haber nadie que me defienda.

Profile picture for user cubano libre

La ley que rige en Cuba es solo para los Castro, para el pueblo es la ley del embudo.

En otras palabras: somos un hijos de.putas dictadores y que?
Por las buenas parece que no se va a poder... Se creen los dueños de Cuba y todo les resbala

En otras palabras: somos un hijos de.putas dictadores y que?
Por las buenas parece que no se va a poder... Se creen los dueños de Cuba y todo les resbala

Perfecto. Yunior y Archipiélago juegan mucho mejor el ajedrez político y están llevando a la dictadura comunista cubana, a desnudarse ante el mundo como lo que son: una mafia aferrada al poder. El desgobierno está en franca decadencia, no solamente económica, sino política e ideológica. Hasta ahora, habían logrado esconderse tras el marxismo y jugar al David contra Goliat. Pero las leyes de la Dialéctica que tanto han promovido ellos mismos, les están pasando la cuenta, sobre todo la Negación de la Negación. No han sabido adoctrinar a la tercera/cuarta generación, que les ha salido contestona. Y mientras más repriman, más odio en su contra generan. Las ataduras del miedo siempre terminan por romperse. Ahora sí que "sus días están contados".

Pero la pregunta en este caso sería: ¿Le importa al régimen terminar de quitarse la careta? En mi opinión hace años no la tienen. Cabría preguntarse además, si esta negativa a que se realice la marcha, va a tener realmente un impacto en la opinión pública internacional y qué tanto les importe eso a los que desgobiernan Cuba. Algo interesante que menciona, es que es muy cierto esto de que las nuevas generaciones para nada respetan al régimen y cuanto más azota éste a la juventud, más rebelde se vuelve. Obviamente, eso será un bumerán para las pretensiones del desgobierno. Veremos entonces qué tan duro les dé este auto golpe que ellos mismos se propinan, pisoteando sus propias leyes, anulando la voz de miles de cubanos. Deberían volver a cambiar la Constitución del país pues queda de manifiesto que no existe ninguna clase de marcha que sea legal. ¿Acaso existe alguna que lo sea?

DEJEMOS A UN LADO LAS DISCUSIONES ESTERILES: APOYEMOS LA MARCHA DEL 15-NOV

Profile picture for user Ana J. Faya

Para el régimen: "L'etat c'est moi", el Estado soy yo; las leyes son mías y las aplico como entiendo; y los derechos de los demás son los que yo reconozco.
¡Patria y Vida!