Back to top
Politica

El Estado cubano, vasallo de Rusia y bajo Putin

Como es propio de los gobiernos con mucha miseria y poca dignidad, el de Cuba cobra a la baja a Rusia una sumisión diplomática de alto riesgo internacional.

La Habana
Miguel Díaz-Canel y Vladimir Putin en la inauguración de una estatua de Fidel Castro en Moscú.
Miguel Díaz-Canel y Vladimir Putin en la inauguración de una estatua de Fidel Castro en Moscú. Presidencia Cuba

Con más claridad que en cualquier momento anterior, venimos observado desde 2018 un declive acelerado del discurso, del repertorio, de la capacidad y de la visión de Estado en el Gobierno cubano. Todo un desafío para el presente y futuro de la nación.

Las recientes declaraciones del presidente no electo de Cuba en su viaje a Rusia, expresión retórica de este declive, preocupan e indignan. No cabrían dudas de que, por su naturaleza cultural diversa, el pueblo cubano es y puede ser amigo del pueblo ruso. Es lo propio de los pueblos universales: su apertura a lo otro y a los otros. Pero jamás sería amigo de Putin y de un régimen genocida al que, con cada derrota en su guerra bárbara, injustificada e ilegal, solo se le ocurre bombardear indiscriminadamente ciudades, infraestructura civil y a la población.

La víspera de la visita de Miguel Díaz-Canel, Rusia había lanzado más de cien misiles a poblaciones indefensas. Con ello, está a punto de lograr en Ucrania lo que los expertos están llamando ya un Holodomor, un genocidio bajo el duro invierno ucraniano, nombre que toma como referencia la hambruna por la que murieron casi cuatro millones de ciudadanos de ese admirable pueblo entre 1932 y 1933, provocada también por Rusia.

Es peligroso del mismo modo que, en nombre de Cuba, se legitime la anexión de territorios de un Estado soberano, miembro de las Naciones Unidas y con el que nuestro país mantiene vínculos diplomáticos. Esto podría provocar la ruptura de relaciones entre dos países por la explícita negación política y diplomática de la integridad territorial de un Estado por parte de otro. Y no en las Naciones Unidas, donde podría ser legítimo cuestionar el juego político, sino bajo la fastuosidad del Kremlin, en las fauces del más fuerte. Desconocer a un Estado agredido, frente a frente y en la casa del Estado agresor, es, además de un rebajamiento de la dignidad del Estado cubano, un acto del típico neófito político, que debe estar despertando, junto a la risa, la desconfianza de todo el círculo estrecho de los hombres de Putin: el cinismo ruso, que bien describía el escritor Paul Valery, enseña desconfiar del hombre débil que halaga.

Tamaña irresponsabilidad solo puede incubarse en la ignorancia, en la ausencia de miras y en la falta de altura de Estado. También, en el desprecio a las premisas del derecho internacional que tanto se invocan.

Es ridículo que se justifiquen los impulsos imperiales de la élite rusa en un supuesto conocimiento riguroso de la historia. También, anticubano. Y asombroso que se haga desde y en nombre de Cuba. El presidente no electo de nuestro país, cuyos conocimientos de historia son equiparables a los de economía, debería saber que el revisionismo de la historia está en los orígenes de las apetencias imperiales contra las que se revuelve toda la historia de Cuba, se funda nuestra tradición de política exterior antimperialista y que, además, es anticonstitucional. Debería saber también que, puestos a revisar la historia, Ucrania podría reclamar su hegemonía sobre Rusia.

Esto es sumamente arriesgado y grave. Supera, en términos del derecho internacional, el apoyo que entonces el Gobierno cubano dio a la invasión de la antigua Checoslovaquia y al silencio que guardó cuando la invasión de Kuwait por Iraq. En los años 60, época de maduración de las reglas del derecho internacional, la justificación fue ideológica: qué tipo de modelo de Estado permitía una potencia en lo que consideraba su esfera de influencia, pero donde las naciones quedaban intactas. Ahora se está avalando el desmembramiento de un país. Solo aprendices de brujo de cómo se manejan los Estados pueden llevar su retórica a semejante sima.

Y su genuflexión, rayana con la podredumbre diplomática. Cuba no es un Estado aliado de Rusia, sino un Estado vasallo que intercambia obsecuencia por un aplazamiento de la deuda. Y que cobra barato. Semejante reconocimiento internacional al intento de romper y apoderarse de otra nación, que los ucranianos están frustrando con valentía, debería ser pagado al menos con un segundo perdón de la deuda cubana. Pero, como es propio de los gobiernos con mucha miseria y poca dignidad, el de Cuba cobra a la baja una boutade diplomática de alto riesgo internacional.

De igual alarma para Cuba. ¿Se acuerdan de Guantánamo? Y preocupante para la región. ¿Recuerdan los conflictos territoriales de Nicaragua con Colombia, de Venezuela con Guyana o de Bolivia con Chile? ¿Qué tendría que decir el Gobierno cubano si a algunas cabezas calientes del hemisferio les diera por arreglar sus reclamos y conflictos históricos a lo Putin? ¿Invocaría la rigurosa lectura de la historia latinoamericana?

Increíble que esto esté pasando desde Cuba. El Gobierno cubano se pone a la cabeza hoy de una inversión en la arena mundial que pocos intuían. En una ironía histórica indigerible. Cuando las antiguas metrópolis están defendiendo el orden que nació, contra ellas, para el reconocimiento igual de nuevas y viejas naciones que entonces eran colonias ―con su integridad territorial correspondiente―, ahora muchas de ellas defienden, miran hacia otro lado o se muestran neutrales con las políticas francamente imperialistas que está desparramando Rusia y que ambicionarían otros, como Hungría, por ejemplo.

El campeón de los No Alineados termina liderando una disrupción imperialista de viejo estilo, que condena y de la que dice defenderse en otro supuesto imperialismo. E intenta hacernos creer, en una proyección de su propia estulticia, que es un Estado igual a Rusia, defendiéndose de un mismo enemigo, Estados Unidos, el que precisamente más recursos emplea para proteger la integridad territorial que Cuba, por su propia historia, debería estar reclamando para Ucrania.

Esta gente no aprende. Estados Unidos y Rusia se volverán a poner de acuerdo, en su momento. ¿Y Cuba?

Hay en todo esto una perversión que no cabe escudarla ni explicarla en la mediocridad, por muy exuberante que esta se haya venido mostrando en estos casi cinco años.

Parecemos una provincia rebelde de Estados Unidos, al que le exigimos el pago de una deuda que en realidad no tiene, y actuamos como una provincia obediente a Rusia, frente a la que contorsionamos para que prorrogue una deuda que nunca podremos pagar. El Gobierno quiere hablar en pie de igualdad con el "enemigo", y conversa en pie de desigualdad con el "amigo".

Cualquier esfuerzo por respetar al Gobierno cubano no encuentra asidero con esta insustancialidad política. En Díaz-Canel, la élite cubana tiene un defensor de muy escasas credenciales. Cuba, un liquidador.

Más información

18 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user Ana J. Faya

Las teorías conspirativas son muy entretenidas.... Ahora, ¿el Difunto en Jefe desde que estaba en la Sierra recibió instrucciones de Langley, el Pentágono, o de Washington? ¿De los tres? ¡WOW!
Va y la guerra en Ucrania la desató el Complejo Militar Industrial de EEUU en contubernio con Moscú, porque necesita deshacerse de parte del arsenal de guerra. ¡Quién sabe!

Profile picture for user Amadeus

Doña Ana—— El embargo (que no bloqueo) es una conspiración y acuerdo secreto entre el castrismo y cualquier administración americana, para que la dictadura se mantengan en el poder y los yanquis no tengan que ofecer crèditos que nunca serán pagados. 🤝🇺🇸🇨🇺

Este cabrón de Canelo debería "lavarse la boca" para hablar en nombre del pueblo cubano con un discurso entreguista y vende-patria cuando es sabido que en los largos años que Cuba , lamentablemente fue satélite de la extinta URSS , el cubano promedio, inclusive en las FFAA , nunca "comulgó" con el "Bolo" . Los masticábamos pero no los tragábamos , así que podrá vomitar mucho en todas estas "alegorías" a su amo "Bolo" pero en la concreta lo que se está es tirando un cubo de mierda arriba más . Realmente para solidarizarse con los crímenes de guerra y de Lesa Humanidad que comete a diario la Rusia de Putin en Ucrania , hay que estar ciego o ser tremendo "hijo de puta" máxime cuando el mundo occidental en pleno repudia a estos malnacidos "Bolos" y a sus más que soldados , hordas violadoras , asesinas y saqueadoras de los bienes de un pueblo que quiso vivir en libertad . De todas formas, Raz-Putin solo puede darle "las nalgas" a Canel pues también está "muy jodido"!

Profile picture for user Pierre Fermat

Esta gira tiene dos objetivos: ver que se le pega y ofrecerle al rebaño desesperanzado de la isla la impresión de que se está haciendo algo por ellos.
Hay que estar loco para querer coquetear con Biden e ir a Rusia...por lo tanto debe de haber alguna jugadita escondida con los EEUU. Lo raro es que no hayan empezado una preparacion artillera con el NYT por ejemplo.

Profile picture for user JCAleman

El aliado principal del cartel de Punto Cero no es Putin aunque la finta es tan buena que la mayoría se va con ella. El verdadero socio y sostén político e ideológico de la tiranía totalitaria está a 90 millas.

Díaz Canel y especialmente su amo Alejandro Castro saben que no importa que abiertamente apoyen a los invasores rusos. Los intereses y el compromiso estadounidense de proteger el comunismo en el campo de concentración antillano están por encima de cualquier declaración pública.

Las dos concepciones socialistas que luchan entre ellas, la globalista de la administración Biden, dominada por el ala comunista del partido demócrata y la nacionalista de Rusia y China, difieren en el método y se contraponen a la hora de extender las fronteras y la influencia de sus poderes, pero no en el objetivo hegemonico.

Los amos de Cuba estan cómodamente ubicados entre ambos aliados de pretensiones similares y por eso los 62 000 milenios de socialismo parecen ser un estimado conservador

Definitivamente hay cosas que no están a la luz y solamente se pueden explicar buscando la lógica detrás de la fachada, como se explica entonces que la guerra en Ucrania dure tanto, o que Ucrania con cuatro gatos haga retroceder a Rusia, o que esta no haya empezado por cortar Definitivamente la entrada de armamento a Ucrania o que las sanciones a Rusia estén sancionando más a los países europeos que a los propios rusos, etc,etc,etc.

La dignidad es una lacra burguesa que sencillamente no viene al caso. Cuba es una puta, y punto. Sobra decir que siempre, desde el principio, la "revolución" ha sido un parásito sin pudor.

Profile picture for user Don Carlitos

Qué interesante la jugada, el puesto a dedo inicia su periplo por los países enemigos de USA después de que esta ha tenido conversaciones amistosas con el gobierno cubano y luego que pasó el peligro republicano en las elecciones de medio tiempo, lo que significa que Biden comienza a mover su peón (Cuba) en función del nuevo orden mundial el cual se viene conformando desde que comenzó la guerra de Ucrania (ya no me queda duda alguna que FCR y la revolución cubana han sido y continúan siendo una entelequia creada y sustentada por los Estados Unidos a lo largo de más de 6 décadas). La declaración de Díaz-Canel a Putin: 'Rusia y Cuba tienen un mismo enemigo, el imperio yanqui', es parte del show geopolítico ideado y organizado por los gringos para tratar de mantener su hegemonía mundial utilizando su carta escondida (la revolución cubana).

Profile picture for user JCAleman

La gente todavía se pregunta como un país como EEUU que destina billones de dólares para contener a un invasor poderoso en Europa permite que un aliado de ese enemigo a solo 90 millas le demuestre su apoyo incondicional.

No importa que los que tiranizan la isla públicamente hablen del imperio como el rival, trafiquen drogas y personas, laven dinero, exporten el terrorismo y repriman con hambre y palos al pueblo, EEUU seguirá sosteniendo al regimen totalitario y en estos tiempos con más razones, pues en el Norte también se encaminan hacia el socialismo.

Profile picture for user Amadeus

Charlie____ Ñoooooooo, Charlie, esa teoría suya le ha ganado a todas las demás de calle. Ñooooo.

Totalmente de acurdo contigo, Don Carlitos. La madre de la mal llamada revolucion cubana habita en el departamento de estado yankee.

Profile picture for user EL BOBO DE LA YUCA

No creo que "en Díaz-Canel [los que lo escogieron buscasen] un defensor", sino una marioneta parrayos sobre la que cayeran las culpas y acusaciones, inclusive de Morua.

Bueno estimado Bobo, no podemos olvidar que el señor Díaz-Canel tiene una cuota significativa de poder dado su alto cargo que lo obliga a responder de los desaciertos del gobierno que representa, más allá de que esté movidos desde lo oscuro por las cuerdas del coronel Castro Espín hoy centro de poder incuestionable, ya que su padre según parece se encuentra o bien moribundo o negado a dar la cara, algo justificado claro, pues está formalmente retirado. En otras palabras, no se le pueden tirar verduras a actores escondidos detrás del escenario. Saludos.

Profile picture for user Amadeus

Si hay algo que caracteriza al gobierno de Canelo es la falta de tacto y sobretodo, de visión geopolítica.

Hay que ser realmente lerdo y amateur para querer mejorar las relaciones con Estados Unidos y al mismo tiempo viajar a Rusia en medio de la guerra en Ucrania y atacar a los americanos desde el Kremlin.

Los cubanos deben prepararse para otros 60 años más de miseria y privaciones, porque actos como estos no pasan inadvertidos para ninguna administración en la Casa Blanca. Canelo se ha dado el mismo el tiro en el pie.

Profile picture for user guampara

Eso te da una medida de la tan cacareada mentira del gobierno inepto cubano de querer arreglar el potaje con los yankees, todo es una pantalla un cuento una estafa

Pero Herr, ¿qué se le puede pedir a un inepto, cuyo equipo de asesores es más inepto aún?

Definitivamente el Gobierno cubano está perdiendo la visión de Estado y de futuro, desescalando a estrategias destructivas y excepcionalidades propias de tiempo de guerra, mientras la premonición del general Castro de caer al abismo, parece a punto de materializarse.

Las ignorancia e incompetencia absolutas en la administración del Estado, unido a una crisis moral donde la soberanía es papel mojado junto a emergencias económicas impostergables, explicarían el sueño descabellado de ofrecer a la Isla como una nueva colonia estratégica parásita de Rusia.

Aunque soy un hombre pequeño que respeta muchísimo al bardo y antifilósofo francés, no puedo sustraerme de halagar esta excelente contribución del señor Manuel Cuesta Morúa, que busca y encuentra certeras respuestas filosóficas a la compleja política exterior cubana.

Profile picture for user Plutarco Cuero

" ... mientras la premonición del general Castro de caer al abismo, parece a punto de materializarse."

El problema es que ese abismo no tiene fondo y la caída libre ya pasa de 60 añejos ... no creo que mi generación va a poder disfrutar del estrellón del Revolú ...