Back to top
Silvio Rodríguez, Fidel Castro y Pablo Milanés, La Habana, 1984.
Silvio Rodríguez, Fidel Castro y Pablo Milanés, La Habana, 1984. CUBA-SI.CH
Opinión

Yo me fui

Miami

'Quedarse en contra de la dictadura es heroico, si no suicida. Trágico es quedarse al margen. Pero quedarse con la dictadura exige una deliberada supresión de la conciencia.'