Back to top
Represión

Cinco años de prisión por salir con un cartel a la calle: el régimen cubano sentencia a Luis Robles

El Tribunal Provincial Popular de La Habana lo condena por los delitos de propaganda enemiga y desobediencia.

La Habana
Luis Robles.
Luis Robles. RUSBEL JOAQUIN/TWITTER

El régimen cubano sentenció a cinco años de cárcel a Luis Robles Elizástigui, el joven que salió en silencio a la calle en La Habana el 4 de diciembre de 2020 con un cartel.

De acuerdo con el hermano del prisionero político, Landy Fernández Elizástigui, el abogado de Robles recibió la notificación de la sentencia luego de una espera de tres meses.

Según confirmó el familiar a Cubanet, que mostró una foto del documento judicial, con fecha del 28 de marzo, la Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Provincial Popular de La Habana condenó a Luis Robles por los delitos de propaganda enemiga y desobediencia.

De 29 años, Robles está bajo prisión provisional en la prisión del Combinado del Este desde hace casi 16 meses.

Los familiares del joven indicaron a Cubanet que tienen la intención de apelar la sentencia, aunque antes de proceder deben contar con la opinión de Luis.

A inicios de este mes salió a la luz una carta manuscrita de Luis Robles, difundida por sus familiares, en la que denunció las violaciones de las que ha sido testigo en el tiempo que lleva encarcelado.

"Decidí romper el silencio porque me cansé de ver cómo mi país se destruye y el Gobierno no hace nada por arreglarlo, porque pienso que el mayor enemigo que tiene Cuba no está afuera, sino sentado en la silla presidencial. Porque el miedo y la censura no sigan gobernando en la sociedad cubana, para que expresar lo que piensas y sientes en cualquier lugar no sea motivo para ir a la cárcel", enfatizó en la misiva.

"He visto una realidad en Cuba que para mí no tiene otro nombre que dictadura. ¡Libertad para el pueblo de Cuba!", finalizó.

Robles está encerrado desde que el 4 de diciembre de 2020 se paró en el céntrico Boulevard de San Rafael, en Centro Habana, con un cartel en el que pedía el cese de la represión y la liberación del rapero contestario Denis Solís, miembro del Movimiento San Isidro, actualmente fuera del país.

El juicio en su contra estaba programado para el 16 de julio de 2021 en el Tribunal Municipal de Diez de Octubre, pero fue suspendido a raíz de las protestas pacíficas que estallaron el día 11 del propio mes, y se celebró en diciembre pasado.

La Fiscalía del régimen pedía seis años de cárcel en su contra. En el casi año y medio que lleva entre rejas ha denunciado haber sufrido malos tratos, torturas físicas y psicológicas y vejaciones.

En octubre de 2021, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas concluyó que el arresto y encarcelamiento de Robles califica como detención arbitraria.

En el video de la detención que circuló por las redes sociales puede verse claramente que Robles no se resistió en ningún momento al arresto. También se aprecia el apoyo que recibió de los cubanos allí presentes.

Según análisis de abogados familiarizados con el sistema judicial del régimen consultados por DIARIO DE CUBA, el proceso penal contra Luis Robles apuntó desde sus inicios a una estrategia política de disuasión.

Más información

3 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user kreutz

Ahora hay que enviarle a sentencia al puesto a dedo para ver si tiene el descaro que decir en la radio chilena que en Cuba no hay nadie preso por expresar lo que piensa. Tronco de mentiroso

Profile picture for user El Santo

Con esta aberrante sentencia queda más que demostrado que al sistema judicial cubano por donde quiera que lo pinchen sale pus.

Aquí está; la esperada absurda sentencia que todos sabíamos que llegaría. Un muchacho que sale con un cartel y prácticamente no articula palabra alguna en su andar con aquel trozo de cartón escrito. Lo detienen, no se resiste, no intercambia agresiones verbales ni cosa que se parezca con los gendarmes que lo cercan. El mundo es testigo de todo eso. Se viraliza el video que así lo muestra... encima, hay todavía quien duda que en Cuba exista realmente una dictadura. ¡Sí! Dictadura... con todas su letras. Ya lo han condenado. Un joven más al que le echan a perder la vida por tratar de ejercer su derecho de decir lo que piensa en contra de lo que le parece injusto. Si Martí viviera y viese en lo que se ha convertido la Patria, creo que desearía mil veces volver a luchar contra España, que vivir en este engendro insólito, abusivo y disparatado sistema político (si es que se le puede llamar así a algo que ya no tiene nombre). La debilidad de este desgobierno es más grande que esta sentencia.