Back to top
Opinión

Socialismo en la Cuba de hoy y de mañana (II): los socialdemócratas

'Económicamente hablando, la socialdemocracia es la mutación más peligrosa de los muchos socialistas que aún viven y piensan Cuba.'

La Habana
Socialdemocracia: ilustración.
Socialdemocracia: ilustración. Revista Heterodoxia

En el artículo anterior, dedicado a los "socialistas puros", dijimos que la segunda variante del socialismo que pretende sobrevivir al castrismo, la socialdemocracia, era la mutación más peligrosa —económicamente hablando— de los muchos socialistas que aún viven y piensan Cuba.

Esa afirmación podría parecer un innecesario alarmismo pues los socialdemócratas aceptan abiertamente que el libre mercado es imprescindible para el progreso humano y, además, abrazan la democracia como organización política; dos rasgos que los diferencian tajantemente —ideológica y moralmente— de los socialistas puros.

Pero es ese nadar en dos aguas lo que los convierte en un peligro potencial para el futuro de la nación, pues al contrario que los puristas, los socialdemócratas sí arraigarán políticamente en una Cuba plural, que necesariamente, tiene que dar cabida a todas las ideas. Lo funesto, es que sus concepciones económicas, basadas en el igualitarismo como ideal y camino de justicia, serían fatales para el sistema económico al que debe evolucionar, inmediata y necesariamente, una Cuba poscastrista.

Los socialdemócratas entienden al mercado como un ente irremediablemente defectuoso que necesita constante regulación, intervención y control estatal (de ahí su desplazamiento teórico desde Marx hasta Keynes). Para ellos, son los políticos quienes en última instancia deben repartir las riquezas que crea la nación, no el libre mercado, al cual consideran irracional e injusto: un mal necesario.

El punto de convergencia de los socialistas puros y los socialdemócratas es su desconfianza en las leyes del mercado para obtener el máximo de "justicia social" —término bastante indeterminado— que para ellos es equivalente a niveles altos de igualdad.

A diferencia de los socialistas puros, que no tienen nada que mostrar, los socialdemócratas tienen un paradigma concreto en el sistema nórdico. Se trata de una mezcla de productividad, innovación empresarial y facilidad para hacer negocios, con altos impuestos que redistribuyen la riqueza mediante servicios públicos aparentemente eficientes y otras transferencias gubernamentales, como subvenciones o ayudas familiares.

Por carencia de espacio, no abordaremos la cuestión ética de la redistribución y la igualdad como concepto de justicia. Centrémonos en los aspectos económicos y sociales del modelo socialdemócrata y sus consecuencias para la Cuba poscastrista.

El pecado original de los socialdemócratas cubanos es olvidar que la socialdemocracia solo es posible en ambientes de prosperidad económica y en culturas específicas. A la socialdemocracia —sea buena o mala— se llega luego de haber crecido económicamente. No es un camino para el crecimiento, pues está comprobado que sus políticas redistributivas modulan a la baja el crecimiento económico. Y esto es algo que pueden permitirse países que ya son ricos, con gran cantidad de capital fijo acumulado correctamente invertido, pero no países que necesitan hacer esa acumulación y que, además, no comparten las tendencias comunitarias típicas de las culturas ancestralmente desarrolladas alrededor de Escandinavia o Asia.

Lo que hoy conocemos como el Estado de Bienestar norteuropeo comenzó a gestarse en los años 30 llegando al máximo en los 80, pero antes, existió un larguísimo periodo económico de libre mercado con baja intervención estatal. Como contraparte, se puede afirmar que hoy, excepto en Noruega debido a sus vastas reservas petrolíferas, el resto de los países nórdicos (también Alemania) llevan décadas reduciendo su "Estado de Bienestar", porque estaban perdiendo competitividad y les era cada vez más económicamente insostenible.

En esa evidencia nos basamos para afirmar que Cuba necesita máxima libertad de mercado, mínima intervención estatal, enorme flexibilidad en el mercado laboral y minúsculos impuestos (por cierto, los socialdemócratas nunca explican que en los países nórdicos los impuestos recaen mayormente en los trabajadores, no en las empresas), para entrar en un periodo prolongado de rápido crecimiento y acumulación de capital correctamente invertido.

Lo que tras 200.000 años de estancamiento económico sacó al homo sapiens de la miseria más absoluta es el crecimiento económico comenzado hace apenas 250 años, cuando se instauró el libre mercado y los derechos de propiedad. Y no la redistribución socialdemócrata ni los supuestos derechos que esta propugna. Cuba necesita volverse a subir al tren del crecimiento, de donde la bajó Fidel Castro hace 63 años, cuando el país se acercaba a los primeros vagones.

No podemos dejar de reconocer que las ideas socialdemócratas tienen un profundo arraigo en Cuba. Para muchos se conciben como "centristas", una manera de salir del castrismo pero sin llegar al "capitalismo brutal". Para otros, es un modo de salvar los "logros" de la revolución en salud y educación, que no pueden concebirlos privatizados.

Creemos estar acertados si afirmamos que esta tendencia es incluso mayoritaria en la oposición cubana, aunque reconocemos —y tenemos la esperanza— que esa percepción puede estar sesgada por la visibilidad que ahora mismo tiene la oposición que está siendo más activa: la oposición que parte desde el mundo de la cultura que, por naturaleza, suele ser contrario al libre mercado.

La única cura posible contra la socialdemocracia es demostrar la eficiencia intrínseca del libre mercado y su justicia distributiva, progresivamente efectiva mientras menos intervenga el Gobierno. Más aun cuando nada hace pensar que tras el castrismo, tendrá la Isla un Gobierno tan eficiente e incorrupto como los nórdicos, por lo que en Cuba el poder estatal deberá ser minimizado (para evitar grandes corrupciones), y centrado en la protección de los derechos individuales como camino expedito para que más cubanos sean cada vez menos miserables.

Pero el economicismo no es suficiente, y aunque por falta de espacio no lo tratamos, la batalla ideológica sobre qué es justicia, igualdad, equidad y méritos, debe ser planteada para demostrar el sustento humanista del pragmatismo económico liberal.

Habrá muchos socialistas en la Cuba poscastrista, algo inevitable en la democracia a la que aspiramos todos, pero el progreso potencial que le reconocemos a esta enorme isla, llena de riquezas y ubicada maravillosamente cerca del mayor mercado mundial, dependerá de que las ideas socialistas no traten de convertir a un país extraordinariamente empobrecido y lleno de cubanos, en la Finlandia del Caribe, sin haber sido antes el Hong Kong o el Chile.

Más información

28 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

"Lo que tras 200.000 años de estancamiento económico sacó al homo sapiens de la miseria más absoluta es el crecimiento económico comenzado hace apenas 250 años cuando se instauró el libre mercado y los derechos de propiedad." Tanto absurdo contenido en tan pocas letras!? Lo que saco del estancamiento a Europa desde 1600 fue la azarosa llegada de un tal Colon a Holguin. Y los 500 años de colonización barata, materia prima, especies, oro, mano de obra gratuita etc... que le otorgaron una ventaja frente a los otros grupos de poder otomanos, arabes, persas, indios, chinos y la certeza de que la ciencia funciona, la tierra es redonda, las maquinas son mas productivas, la inversion en la exploración. El fracaso de esta dictadura "facistocomunistatropical" no justifica la simplificación de la historia ni de políticas económicas basadas en modelos que nunca funcionaran en Cuba. Basta ya de ismos. La soluciones hay que buscarlas no hay ningun modelo mágico. Ni a derecha ni a izquierda.

"Por carencia de espacio, no abordaremos la cuestión ética de la redistribución y la igualdad como concepto de justicia". Por favor, lo de "carencia de espacio" como recurso para evitar la "cuestión ética como concepto de justicia" es tan primitivo, alarmante y huidizo como el "la culpa la tiene el bloqueo" que utiliza la dictadura. Confío en que la autora haya vivido un tiempo en algún país nórdico para afirmar festinadamente que sus servicios públicos son "aparentemente" eficientes. Sin embargo, muy acertadamente, nos dice que "la socialdemocracia solo es posible en ambientes de prosperidad económica y en culturas específicas". Demasiados cabos sueltos en un mismo escrito donde la prosperidad económica es posible... pero sólo aparentemente. Muy buenos artículos he leído de la autora, muchos de ellos brillantes. Complacer a los lectores no es el objetivo del buen periodismo. Gracias.

Socialismo=Sucialismo
Socialista= Socio listo

Este artículo de esta Sra. realmente no tiene Desperdicio sobre todo en el enfoque que hace sobre los "socialdemócratas" y más los cubanos que se autotitulan "Social demócratas" y no saben ni "pitoche" de economía . Una Cuba lastrada por los 62 años de represión total , para mejorar el nivel de vida de su población en primer término , debe ocuparse de alimentarla a como de lugar y eso solo podrá lograrse con una economía de mercado totalmente privada . Lo único que no podrá "privatizarse" es al Ejército, como garante !

Se me olvidaba: Los "social demócratas cubanos" deben leerse este artículo e interiorizarlo y dejarse de "teorizar" comparaciones absurdas con países desarrollados . Decía Martí , ya en aquellos tiempos sobre la futura economía que debía imperar en la isla luego de liberada y cito: " Ni Marlo, ni Bakunin, ni CARLOS MARX; las recetas que nos vengan al cuerpo". y "al cuerpo" la receta que nos viene es la de Pánfilo: " Jama, aquí lo que hace falta es Jama!!!

¿Y donde está Pánfilo? ¿Preso o fusilado? Ese prieto sí que tiene coj... Es un ejemplo para un pueblo que no sabe darse su lugar. Yo lo pongo en un altar.

Gracias a Rafaela por la serie.
La discusión sobre la social democracia en Cuba la zanjo Grau San Martin en polémica con otro politico de la época:
-Vamos a hacer de Cuba la Suiza de America-decia el politico
-Excelente idea, pero donde están los suizos?-replico GSM
-

Opino que la linea divisoria entre las diferentes corrientes politicas en el mundo (socialistas, socialdemocratas, conservadores de derecha) se hace cada vez mas fina y lo que funciono para algunos en los 50, 80 y hasta 90 hoy puede no funcionar para otros. Hay que ver la situación en que esta el mundo hoy, los precios de los combustibles por el cielo y subiendo, los precios de los alimentos, vivienda, materia prima, productos industriales por las nubes, poco se ha analizado el plan trazado por la Agenda 2030 que no es un mito ni cosa de conspiracionistas (presidentes de países como España se han referido a ella en sus planes de gobierno), en esas condiciones de subida indiscriminada de precios vs consumo y nivel de vida en general es muy difícil no ya desarrollarse sino hasta mantener el nivel de vida logrado en países desarrollados. Hoy estas a favor o en contra del plan trazado por los grandes intereses, olvídense de los tradicionales socialismo, socialdemocracia, etc,etc.

Profile picture for user José D Martínez

De mi perspectiva el crecimiento de la economía en Cuba no es tan complicado. Se Desmantelan las empresas Estatales y se ponen en manos de varios profesionales que pueden desempeñar los labores de la antigua empresa Estatal como una compañía Privada que tenga mínima intervención gubernamental. Las cofres de las arcas Estatales en Cuba no están vacía. Tienen el Capital para crear competencia empresarial en todos sectores. Salud, Construction, Agricultura, Lechería, Fincas, Fabricación de materiales, Compra Venta etc.. Se contrata un tasador que evalúe el valor de la empresa y decir en cuántas empresas decentralizada se pueden convertir. Sueldos y beneficios variarán a la discreción de la mesa de directores de las nuevas formadas empresas privadas. Con todo el dinero que el gobierno Central tiene en Cuba ni se necesitará inversión extranjera si eso se convierte en la realidad económica de esa nación. Libre crecimiento económico.

Es obvio que para aterrizar en una Socialdemocracia (al mejor estilo), Cuba antes deberá superar toda la miseria económica que padece, así como el daño antropológico que muestra la sociedad cubana y eso, solo se logrará reduciendo al mínimo la intervención del Estado en la economía de la nación y dejando florecer al sector privado sin tantos obstáculos.

En resumen, sería un camino bastante largo; más si se tiene en cuenta que el futuro inmediato de la Isla, después que termine esta historia de más de 60 años de experimentos, dejará al país en medio de una reconstrucción llena de hipotecas. Siento que el desarrollo de Cuba solo será posible, si se encontrara una receta perfecta para nuestras condiciones, algo que contenga una mezcla de muchos elementos pragmáticos que permitan abrir cause, primero, a una economía de mercado y un poco más tarde a la introducción de otros elementos de corte socialdemócrata, si fuese el camino a elegir por los cubanos, dentro de otros tantos años más.

Profile picture for user José D Martínez

Pienso que desmantelar las empresas Estatales y convertirlas en varias Empresas privadas será una mezcla perfecta. Con todo el dinero que el gobierno Central tiene ni necesitarán inversión extranjera. Sueldos y beneficios de los trabajadores variarán a través de la discreción de la mesa de directores de cada nueva empresa privada. Libertad del control Centralizado. Creo en eso..

Qué dinero tiene el poder central en sus "arcas"? Ni vergüenza hay , va a haber dinero! En el 1985, hubo un momento que en las arcas" de el país habían en dinero constante y sonante 20 millones de Dólares. ¿Cuánto habrá ahora?

En Alemania gobernaron a la par con el partido de la señora Merkel, y ahora mismo gobierna en coalición el partido socialdemocracia y no digamos que Alemania no es productiva, y sobre el estado de bienestar podemos decir que es el mayor alcance logrado por la humanidad, es verdad que hay que pagar muchos impuestos pero produce un gran colchón en tiempos de crisis y protege a los más desfavorecidos por el sistema

No estoy de acuerdo con el artículo de RAFAELA CRUZ sobre la socialdemocracia,aquí en Europa ha funcionado y funciona, en ESPAÑA después de la dictadura de Franco y el gobierno efímero de la UCD cogió el gobierno el PSOE que en el último congreso se despojo de la etiqueta marxista y realmente cambio el país para bien, la señora RAFAELA aboga por el NEOLIBERALISMO sin entender que fue esta doctrina impulsada en los 80 por REGAN Y THACHER y basada en la escuela de manchester de que al mercado no se le pueden poner trabas ya que por si mismo se autoregula y tiende al equilibrio, esto nos llevó a la gran depresión del 2008 como anteriormente las mismas políticas crearon la gran depresión del 29,el mercado desregulado completamente se convierte en un moustró ya que sólo prima el beneficio y aumenta las grandes desigualdades sociales, y es mentira que la socialdemocracia no sea productiva, en Europa se alternaron en el poder con los democratascrististos, liberales etc inclusive

Profile picture for user Diderot

¿Socialismo? ¿Que coño es eso?

Profile picture for user Plutarco Cuero

¡ Ahora si vamos a cosechar boniatos ... !

Profile picture for user Proscopito Arrechabaleta

Logro n.1 de la Robolución en su sexagésimo tercer año de gloria: ni un boniato.

Profile picture for user Plutarco Cuero

CAM debe andar desvelado con este artículo ...

La educación en Cuba es peor que la educación pública que reciben los pobres en Brasil. Y hace rato que hay una cierta privatización de ésta, desde circulos infantiles propiedad de mujeres de generales hasta profesores de Inglés, y repasadores --maestros y profesores fundamentalmente-- que se encargan de garantizar de que los que tienen dinero aprendan algunas cosas en medio de tanta indigencia cultural.

Hay hospitales para mayimbes, para extranjeros y para militares y "hospitales" para los demás. Además, los servicios estomatológicos son básicamente privados: hay que pagarlos.

Estoy tratando de decir que mantener los "logros" de la revolución -- en un sentido literal -- sería extremadamente fácil.

La cuestión es que la mentalidad de la envidia y la "igualdad" es tan fuerte como siempre en el pueblo (no así en la mafia gobernante obviamente)

Profile picture for user Amadeus

Doña Ana____ El castrismo está más lejos de la realidad que el teloscopio Webb en Lagrange 2. La única opción que veo para no traicionar las ideas marxistas, es intentar algo como Vietnam o China. Pero viendo como los mandarines de GAESA está cementados en el poder, todo se quedará en el intento, si es que lo intentan. Lo demás es papel mojado.

Creo que los de GAESA le temen a cualquier competencia a pesar de jugar con todas las ventajas -- o quizas por eso. Es una mafia muy bugarrona (*) y el mercado es consensual por definición.

(*) no recuerdo a quien darle credito por tan precisa caracterización.

Profile picture for user Ana J. Faya

Así es. No veo cambios ni intentos de ello porque sencillamente a los de GAESA no les da la gana. Cualquier otra cosa, es eso, papel mojado, o como dice el refrán "ilusiones vanas como las avellanas".
Óigame, me acordé de usted ayer porque un amigo me escribió entusiasmado desde Cuba que "iban a sacar boniatos" en un puesto de viandas y ya se estaba formando la cola. El boniato--que tanto utiliza usted para ejemplificar lo que no se produce en la agricultura-- ha pasado a ser rara avis, algo codiciado. ¡Quién lo diría!

Profile picture for user Amadeus

Doña Ana___ Es que en un simple y humilde boniato está la redención de la nación cubana. Pero ni eso.

Profile picture for user Proscopito Arrechabaleta

Concuerdo con la tesis principal de este acertadísimo artículo. Bravo.

A ver si la compañerita Rafaela ahora nos diserta como compaginar ese desacomplejado liberalismo económico que muy acertadamente (en clave de fantasía) propugna para la isla-prisión con aquello de ir fichando la "raza" a la que cada uno pertenece a cada dos por tres.

Profile picture for user Ana J. Faya

La descripción de qué es la socialdemocracia en Cuba puede ser válida. Pero me quedo con las ganas de saber en qué sectores del país se encuentran esos "socialdemócratas", además de en la oposición que se menciona, la cual según se dice aquí está plagada de sectores de la cultura. Entonces, ¿no hay más sectores en Cuba que los intelectuales del primer artículo y los de la oposición que se dice ahora? ¿Los obreros, cuentapropistas, los blogueros, militares del las FAR, del MININT, funcionarios públicos, incluso en sectores del PCC qué es lo que hay? ¿O no hay nada?

Lo sociolistos se las ingenian para vivir de lo ajeno