Back to top
Opinión

La política de Biden hacia Cuba: crítica a sus críticos

EEUU podría incluir a Cuba en la donación global de vacunas, restablecer los consulados, revisar las restricciones al envío de remesas y mantener las sanciones a funcionarios y entidades violadores de los derechos humanos.

Veracruz
El presidente Joe Biden y el senador demócrata Bob Menéndez.
El presidente Joe Biden y el senador demócrata Bob Menéndez. AP

Los reclamos unilaterales hacia la Administración Biden, por su revisión actual hacia la política hacia Cuba, no cesan. Provienen de académicos influyentes, personal de ONG humanitarias y empresarios filántropos. Todos unidos en el lobby pro engagement. Sus propuestas son replicadas en redes sociales, bajo una retórica atrayente de reconciliación y despolarización. También avanzan en caravanas por suelo norteamericano —gracias a las garantías de la república democrática— prometiendo idílicos puentes de amor.

A la actual Administración demócrata la acusan de seguir una postura rehén de votantes cubanoamericanos y ser continuadora de las medidas de Trump. Sin detenerse a evaluar las causas, les molestan los síntomas. ¿Acaso la radicalización republicana de ese electorado —en especial de su sector más joven y despolitizado— no revela un rechazo a la situación imperante en la Isla, esa que afecta a sus parientes y sus propios derechos como emigrados, más que cualquier influencia ideológica del trumpismo? Además, ¿es puramente cálculo electoralista lo que justifica la actual revisión de la política hacia Cuba de la Administración Biden? ¿Tan poco estiman la experiencia política y los valores democráticos de un Gobierno al cual muchos votaron?

En su mirada sesgada, los promotores del engagement desestiman cualquier responsabilidad de La Habana en la actual parálisis de las relaciones bilaterales. ¿Por que no consideran de paso cómo, desde la bien intencionada Administración Obama, el Gobierno cubano incrementó la represión a todo activismo (incluidos los moderados que entonces apostaban por el restablecimiento de relaciones), paralizó las reformas (contra sus propios planes oficiales y el consejo de los economistas nativos) y auspició el atrincheramiento del régimen de Maduro, creando una crisis humanitaria regional?  Si van a exigir en nombre de lo justo y humano, ¿no es más coherente hacerlo a ambas partes?

Los críticos de la Casa Blanca no parecen reconocer situaciones derivadas de las acciones del Gobierno cubano, que impactan los principios y márgenes de maniobra de la actual Administración. Acciones que van incluso más alla de lo estrictamente bilateral, pues complican la situación hemisférica, en lo geopolítico y lo humanitario. ¿No es acaso esa actitud de La Habana similar a la de otros gobiernos aliados —como el nicaragüense o el venezolano— empeñados en sabotear cualquier propuesta de mejoras en su relación con EEUU, si esta va de la mano con mejoras en los derechos de sus poblaciones? ¿El apoyo a Maduro y el reforzado lazo con Putin no han sido evidenciados por las autoridades cubanas, en declaraciones y acciones prácticas, durante los pasados años? ¿Cómo es posible ignorar eso, cuando se asegura que no hay responsabilidad alguna de La Habana en las movidas geopolíticas que han erosionado el entorno democrático regional, en tiempos recientes?

Por decirlo de modo simplificado: en las dimensiones cívica, económica y geopolítica, La Habana ha tenido una dosis fundamental de responsabilidad en la situación actual de sus relaciones con EEUU. Atribuir al legado del trumpismo (con todo lo nefasto que haya podido ser para la política interna, exterior y el prestigio de EEUU) el marco explicativo principal de la crisis que hoy afecta al cubano de a pie es, cuando menos, naive.

Quienes poseemos el privilegio de formación científica, acceso a la información y libertad de expresión de una sociedad abierta, podríamos adelantar una mejor perspectiva sobre la crisis cubana. Poniendo a su población en el centro. Y evaluando a la vez cómo lidiar con el principal responsable del deterioro de su situación actual. Quienes tenemos familiares y amigos en la Isla, sabemos que la inmensa mayoría de sus problemas no deriva de restricciones derivadas de las medidas de Trump o Biden, sino de las decisiones de Castro y Díaz-Canel .

Podría hacer aquí una larga lista de dificultades cotidianas de nuestos compatriotas, todas emanadas de la forma en que la elite cubana gobierna el país, utiliza los recursos disponibles y administra los derechos de la gente. Para solo mencionar datos accesibles a cualquiera y como botón de muestra, revisemos lo que la Oficina Nacional de Estadísticas indicó del gasto en inversión hotelera durante 2020 (en plena pandemia) en detrimento del gasto social. Evaluemos las cifras (y modalidades) de represión a cientos de ciudadanos que exigen pacíficamente sus derechos. Analicemos lo que señaló la cúpula del Partido Comunista (PCC) en el documento programático emanado de su último congreso. Nada de ello tiene que ver con "incentivos" o "restricciones" trumpistas o bidenianos.

En el establishment pro engagement, la población insular parece mero paisaje al hablar del tema cubano. Una variable incómoda, a la que solo habría que aproximarse —e invocar— desde algo parecido a la caridad, la resignación o el cinismo. Paradójicamente, se parecen a sus declarados archienemigos. Pues quienes piden embargos totales —sin correr la suerte de los afectados— o hablan de relajar toda sanción a la jerarquía castrista —sin asignarle la responsabilidad en la crisis nacional— comparten, paradójicamente, una postura. La de ignorar a las mismas víctimas que invocan, supuestamente en su defensa.

Hay margen para una política más inteligente, democrática y firme. El Gobierno de Biden podría ahora mismo incluir a Cuba en la donación global de millones de vacunas, ayudando a combatir una pandemia que se agrava cada día en la Isla. También ayudaría restablecer los consulados y revisar las restricciones actuales —las que, debe reconocerse, no afectan los montos que recibe la mayoría de las familias cubanas— al envío de remesas. Todo eso sería una postura humanitaria unilateral, que beneficia al pueblo cubano.

Pero es políticamente pragmático y éticamente correcto, junto a lo antes mencionado, mantener y ampliar las sanciones a funcionarios y entidades cubanas, violadoras de los derechos humanos. También impulsar multilateralmente —involucrando a gobiernos y organizaciones democráticas de Latinoamérica y Europa— una agenda de acompañamiento a la emergencia cívica en la Isla. En especial a esos jóvenes, afrodescendientes, mujeres y artistas, que ahora mismo luchan por un país digno de ser vivido. En el que puedan promover sus intereses y derechos, del mismo modo que los pro engagement luchan por los suyos. Sin sufrir la criminalización o el exilio.

La actual revisión de la política hacia Cuba es una postura congruente con la agenda de la Administración Biden, orientada a privilegiar la defensa multilateral e integral de la democracia y los derechos humanos. Como ninguna política (exterior o doméstica) puede prescindir de un balance entre lo pragmático y de lo normativo, es necesario revisar cualquier política que dañe al pueblo cubano, rehén de una elite dominante. Pero invisibilizar la responsabilidad de esta última, en el mismo momento que La Habana amplía la restricción de derechos a sus ciudadanos (no solo por motivos políticos) y persiste en una política económica en medio de la contingencia sanitaria, es analíticamente falaz. Y cívicamente insolidario con una población victimizada por 60 años de autoritarismo. Falacia e insolidaridad replicadas, una y otra vez, desde los círculos del lobby pro engagement.


Este artículo apareció originalmente en Havana Times. Se reproduce con autorización del autor.

Más información

38 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Alcalde yo no sabía que en san nicolas del peladero se hablaba buen ingles o se lo tradujo remigia o eufrates.

No, no y no. Los cimarrones preferian irse al monte a lucharla en libertad que a comer diario sin ella, "en cadenas vivir es vivir, en afrenta y oprobio sumidos". Los cubanos, como el gobierno, tienen que asumir las consecuencias de sus errores, esa es la realidad si queremos una Cuba lo mas libre posible, lo demas, es p...y cepillo.

Profile picture for user Nico

Chaguaceda presume de poseer "el privilegio de formación científica". Me imagino que se refiera a las ciencias sociales o, más concretamente, a la politología y la historiología. Supongo igualmente que no posea el privilegio de tener una abuelita que lo celebre, de modo que cae en un autobombo que lo aleja de la verdadera actitud científica: la humildad intelectual. Desde su observatorio veracruzano nuestro científico social echa mano a su poderoso telescopio para emprender la crítica a los críticos de Biden. No a quienes lo criticamos por su más que evidente senilidad, sus torpezas en público y su debilidad como comandante en jefe, sino a quienes lo critican por no haber restablecido la funesta política hacia Cuba de Obama, aun cuando no se haya diseñado del todo la 'Cuba policy' de la actual Administración. Gente que el autor define como 'círculos del lobby pro engagement' (los Saladrigas, López Levy et caterva). Yo prefiero llamarles procastristas, cuando no castristas sin pro.

Profile picture for user Descartes

Esto es dar vueltas una y otra vez sobre el mismo tema: los dictadores cubanos no van a salir de circulación a las buenas. Eso se resuelve con una visita quirúrgica de drones. Más de 60 años sostienen ese criterio. La pregunta del millón es quien se va a hacer cargo de la crisis humanitaria que la solución correcta la problema va a traer.

Los drones ni se ven ni se sienten, en cambio lo bueno sería mandarles cazas y bombarderos nucleares B52 para que solo del ruido de los motores se cagen del miedo

Correcto, estimado Alcalde. El cierre final pudiera ser una emergencia humanitaria descomunal, dada la indigencia nacional y también porque la heroicidad posible de los miserables es la autodestrucción.

De hecho, probablemente el país nunca vuelva a ser lo que fue, y si Cuba quedara haitianizada a perpetuidad, formalmente pudiéramos hablar de genocidio cultural y económico, pués el daño antropológico ya está consumado.

En fin, que la absolución de la Historia a que aspiraba el caudillo, probablemente no le sea dada.

Saludos.

Profile picture for user Descartes

John: Tengo algunas dudas sobre la posible "haitianización" de la isla de Cuba. A diferencia de nuestros vecinos del Caribe, la comunidad cubana en EEUU ha alcanzado logros que otras comunidades provenientes de países mayores no han logrado. Por solo citar un ejemplo la cantidad de senadores y representantes es mayor que otros países más grandes. Por otra parte, el paliativo (solo eso) al insoslayable daño antropológico reside en la comunidad de cubanos que en muchas partes del mundo se ha educado en una economía de mercado.

Estimado Descartes, definitivamente el reservorio de Cuba parece residir en sus comunidades en el exterior más que en la espiritualidad actual de los habitantes de la isla, porque allí se ha ido estableciendo la pobreza casi como una cultura, algo que debió ser una excepcionalidad episódica de supervivencia. En fin, muy difícil aunque no imposible que el país recupere aquel delirio de grandeza que nos hizo grandes, una herencia de la colonia, cuando los habaneros ponían orgullosos blasones de adobe sobre sus modestas casa que remedaban palacios. Saludos.

Al leer a muchos de los comentaristas en este site, veo cuánto aun nos queda por sufrir la dictadura castrista-si es que alguna vez salimos de ello- Tanta imbecilidad por pixeles cuadrados! Tanta palabra vacía y peyorativa; tanta mierda por segundos al cuadrado! Uff! Qué maneras de opinar tan insípidas!

Biden obedeciendo ordenes de Kamala y de Obama, la dictadura de Cuba es capaz de recibir las vacunas de USA y venderselas a otro pais, el pueblo de Cuba que se joda con abdala y soberana

Espero que Biden sigas los pasos del loco Trump. Y a todos los intelectuales que quieren una apertura siempre hay que recordarle "y Obama que". Así de simple.

Trump no tiene un pelo de loco, lo que ocurre es que es un genio

Muy fácil y lo de los diplomáticos que dejaron locos que , nada de aflojar las medidas al duro y a la cabeza tu enemigo siempre será tu enemigo, que vayan los comunistas como ellos a ayudarlos que se jodan por HP

Estados Unidos elimina el embargo económico a la isla = Cuba elimina el bloqueo interno a su pueblo.

Tan fácil que puede resultar la ecuación de dar y recibir a partes iguales:
- Estados Unidos elimina las restricciones a los viajes = Cuba quita toda restricción para entrar y salir del país.
- Estados Unidos elimina los límites a las remesas = Cuba permite que sean cobradas en dólares
- Estados Unidos restablece los servicios consulares en La Habana = Cuba abarata el costo de pasaportes y elimina el lucro que tiene con las prórrogas cada dos años.
- Estados Unidos dona millones de vacunas para eliminar el coronavirus = Cuba deja de experimentar con el pueblo como conejillo de indias en su afán por lucrar con sus candidatos vacunales.
- Estados Unidos dona equipos médicos y medicinas = Cuba invierte en mejoras totales en hospitales y garantiza insumos y medicinas.
- Estados Unidos elimina Radio y TV Martí = Cuba permita prensa e internet libres, sin censura.
- Estados Unidos deja de intervenir en Guantánamo = Cuba deja de intervenir en Venezuela, Nicaragua y resto de América Latina.

Profile picture for user Descartes

¿Hablar mierda esbirro? Los retrató de cuerpo entero.

Pienso que primero es el regimen cubano quien tiene que mover ficha. Eliminar todo lo que tu dices y luego los yankees hacen lo otro.
Ah, y de paso reducir el ejercito cubano un 75%. Que esos tragan mucho y no producen nada. Otro tanto con el minint.

No lo contrario la situación en América Latina no favorece a Cuba en nada a Estados Undidos poco beneficia las relaciones con Cuba entonces asi:
Cuba quita las restricciones para entrar y salir del país...entonces Estados Unidos elimina las restricciones a los viajes
2 Cuba elimina el bloqueo interno libera las fuerzas productivas y Estados Unidos comienza a desmantelar el embargo
3 Cuba propone un mecanismo para que los cubanos en Estados Unido puedan enviar alimentos y medicinas y Estados Unidos envía ayuda humanitaria
POR AHI VAN LOS TIROS

Estados Undidos segun ustedes tiene que aflojar el dinero, pues no debe ser, si Trump no regresa a la Casa Blanca los Estados Undidos se hundiran mucho mas y jamas saldran a flote

Profile picture for user Descartes

No sigas fumándote esa mierda en horario de trabajo...dile a tu oficial del MININT que te ponga mejores guiones delante del teclado.

Profile picture for user Plutarco Cuero

... no mencione la soga en casa del ahorca'o ... BIDÉL es lo mejorcito que pudieron encontrar y Kémala tiene una guerrita interna en la Vicepresidencia de los Estao's Juntos ....

y tu eras el que decia a otro que hablaba mierda?? lavese la boca que apesta a diarrea

Para alguien con "formación científica" me parece un escrito con muy poca base por decir lo menos y con muy malas intenciones para ser mas preciso. El autor sigue en la misma entelequia y la misma falacia de muchos. Lo que sucede en Cuba en estos momentos no es producto de las limitaciones impuestas por la administración Trump, es producto de las limitaciones que impone la dictadura quien usa al pueblo de rehén para conseguir concesiones para ellos. La remesas se limitaron por la necedad del ejercito de ser ellos quienes la reciban por otro lado el problema es que no hay que comprar. Con respecto a las vacunas Cuba es quien no acepto participar del programa COVAX. Por favor déjense de propagar justificaciones de la dictadura. Pregunta: Por que el gobierno no permite que los campesinos vendan sus cosechas libremente ?. Por que no se permite la importación directa de las personas ?. Por que no se flexibilizan los impuestos ?, sencillo les interesa mas el poder que el pueblo.

Profile picture for user Gualterio Díaz

Hace más de 60 años que venimos escuchando propuestas pro confrontation o ¡qué término más bonito! pro engagement, sin querer ver lo que está delante de las narices: ambos enfoques han fallado y no hay solución al problema cubano porque radica en los cubanos mismos. Y mientras los Cuba-NO-lógicos a distancia como el autor de este artículo siguen dándole vueltas a la misma matraca, el gobierno demócrata de USA tiene cada vez al Estado castrista: control de la información, búsqueda de ley electoral para ganar siempre, represión de quienes disienten... Todas las mañanas los guardias del seboruco de Castro informan sobre carcajadas inexplicables por la noche, pero no hay que pensar mucho para saber por qué: todas las noches le dan el parte de qué está pasando en Estados Unidos.

Profile picture for user Plutarco Cuero

Former White House Doctor Rep. Ronny Jackson On Biden Mental State: ‘Not A Laughing Matter’

The freshman lawmaker told host Sean Hannity he thought America’s adversaries were taking advantage of the president’s perceived weaknesses.

“Fifty-seven percent, Doctor, think that somebody else is in charge in the White House, including 58% of independents and a third of Democrats think that he’s not making the decisions,” Hannity said. “How does a — how does a country function if the president’s incapable of performing his duties? That’s what the poll says. My personal poll — everybody I talk to talks about it.”

“Well, Sean, we can’t — we can’t function,” Jackson replied. “I mean, we’re spending money like it’s going out of style right now. We at least need to know that our commander-in-chief, our head of state, and our president knows what’s going on in that regard.

Profile picture for user Plutarco Cuero

Why won’t Biden have a physical & cognitive exam and release the results? It’s because the majority of Americans KNOW something’s not right with our alleged “Commander in Chief.” If Biden’s not capable of running our country – who’s REALLY in charge? You DESERVE to know!

Yo debo ser muy simple o tonto, porque a la verdad que no me hago tantas bolas con el asunto: pónganle un buen cebo a los militares cubanos, y esperen a que muerdan para jalar el cordel. Eso es tan viejo como la pesquería, o aquello del palo y la zanahoria para que el caballo camine. Punto. 62 años de tira y jala sin resultados prácticos, invitan a cambiar de estrategia, no? Mucha escuela de estudios internacionales en Georgetown, pero poco resultados. Y no me digan que Cuba no es importante, porque el continente ha estado más de una vez al borde del abismo por culpa de los comunistas cubanos. O será a propósito, porque si matan al malo de la película se quedan sin justificación para algunos negocitos sucios por ahí... quien sabe. No me gusta pensar mal, pero... ya-tá-güeno, coño!

A la racista Sudafrica se le aplico un extricto embargo ,Y NADIE SE PUSO A ESTAR DICIENDO ><EL PUEBLO NEGRO SUDAFRICANO ES EL QUE ESTA SUFRIENDO EL EMBARGO.En Cuba existe una tirania (y diremos la verdad racista )..., la cual tiene cautivo a todo un pueblo . Y cual es el motivo ,la razon ,por la cual se debe de hacer conseciones a dicha tirania ,sin que esta de NADA a cambio????.Mas embargo mas sanciones y mas presion , sobre la tirania castrista ,es lo unico que funciona.La razon principal por la cual en Cuba hay una severa crisis economica es la por negativa de la tirania castrista a reconocer una verdad . Aunque no estemos de acuerdo como Libertarios que somos .la verdad es una, el mercado es el unico sistema que puede traer bienestar y desarrollo ,y China y Viet Nam son jemplos de esa realidad.Rene Libertario.

UNO

Difícil saber si el Departamento de Estado, que diseña y recomienda las políticas de EEUU con el exterior, está influenciado por la política doméstica en su relación con Cuba, pero los políticos sí, porque es muy importante el elector cubano-americano en Florida al tener el Estado 29 votos colegiados, tantos como NY y 26 más que Wyoming y otros varios Estados.

No es un secreto que nuestro Partido Demócrata es débil en Florida, ni que hoy enfrentamos el difícil dilema de mejorar las relaciones con Cuba y permitir que parte de esas ayudas queden en los bolsillos militares o mantener la dura actitud de la administración anterior frente a la dictadura cubana. Aunque el limbo no es opción.

Si criminal es la insensibilidad del régimen cubano, tanto lo sería aplicar una política que busque llevar a la desesperación por la vía del dolor a la población para que ésta enfrente una maquinaria de terror que apretaría el gatillo contra los "enemigos", según propia confesión.

DOS

En la otra mano tenemos los ataques contra oídos y cerebros de funcionarios norteamericanos, los cuales han quedado con daños permanentes, ello impide el normal funcionamiento de la legación norteamericana en la isla, al crear un escenario de hostilidad e inseguridad que frustra el normal funcionamiento de las relaciones diplomáticas.

La mayor esperanza de cambios para la situación actual en Cuba reside en que algún grupo dentro del poder tome el control del gobierno y decida impulsar las reformas, cuyo bien conocido waybill el propio general Castro ordenó diseñar, ya que la intromisión desde el exterior no parece una opción por razones de legalidad internacional.

Está claro que el señor Díaz-Canel carece de poder para impulsar cambios, suponiendo que los deseara. En fin, cualquier intento de reformas tendría que enfrentar a los insaciables militares al mando y dueños de todo lo que mueve dinero real en la isla.

Gracias al señor Armando Chaguaceda por su interesante artículo.

Profile picture for user Weston

Interesante este texto del Sr. Chaguaceda. Muchas gracias por ello. Creo que enriquece esta página, aún cuando no tengo muchos puntos de contacto con sus posiciones políticas respecto a Cuba.
Lo primero es decir que lo que molesta son los síntomas, no las causas de las enfermedades.
Por otra parte, no creo que exista una "ideología trumpista"; pero entiendo la expresión de quien es un verdadero ideólogo de una entelequia que pudieramos llamar, "socialismo atemperado".
En su momento, romper el hielo con Cuba aparentaba ser un buen paso después de tantos años de inefectivo aislamiento (embargo incluído); pero Obama subestimó lo que era obvio: cualquier cambio que pusiera en riesgo el poder, iba a ser rechazado. Trump consideró a Cuba como una amenaza por su relación con Venezuela y apretó las clavijas; pero no pudo terminar su trabajo.
Ahora, da lo mismo lo que haga Biden, pero considerando que el Rey detrás del trono es Obama, pues creo que volverá otra apertura sin consecuencias.

Estimado Weston, sería mezquino no reconocer la contribución del señor Trump en hacerle difícil el trabajo a la dictadura --y no sólo por razones geopolíticas-- sin embargo no creo que, suponiendo que "el Rey detrás del trono es Obama" tenga éste interés en mejorar la relaciones con Cuba, dado que su propósito era el legado personal de haber resuelto el problema cubano.

Siempre resulta difícil hacer responsable a una potencia exterior de las desdichas de un pueblo ajeno agobiado por una dictadura que lo asfixia en todo sentido. Sin embargo ese milagro de culpabilización lo ha logrado la maquinaria de propaganda de La Habana, haciendo buena las enseñanzas goebbelianas. Por cierto, comparto con usted el interés por los artículos del señor Chaguaceda.

Saludos.