Back to top
Sociedad

'Hemos pasado un inmenso dolor todo este año y seguiremos pasándolo de por vida'

DIARIO DE CUBA habla con la madre de Rocío García Nápoles, una de las tres niñas fallecidas el 27 de enero de 2020 por el derrumbe de un balcón en La Habana.

La Habana
Gloria de las Mercedes García y su hija, Rocío.
Gloria de las Mercedes García y su hija, Rocío.

A mediación de la calle Esperanza entre Revillagigedo y Águila, una madre retoca la sala-recibidor de su hogar, espacio que ha convertido en "museo". Ella es Gloria de las Mercedes García Noyola, madre de Rocío, la niña de 11 años de edad que junto a otras dos menores falleció a consecuencia del derrumbe de un balcón hace ya un año.

Las paredes muestran fotos, diplomas escolares, mientras en un altar de cristal descansa la urna que guarda las cenizas de Rocío.

"Nadie sabe cuánto me cuesta hablar sobre todo lo sucedido. Era mi única hija y este dolor tan hondo que estoy sintiendo nada lo podrá aliviar. Quizás otras madres puedan decir o explicar más, porque lo que yo hice fue refugiarme en mi casa y en mi dolor", dijo Gloria de las Mercedes, con esa aflicción de quien lo ha perdido todo.

El 27 de enero de 2020 el desplome de un balcón ubicado en la intercepción de Revillagigedo y Vives, consejo popular Jesús María, en La Habana Vieja, acabó con la vida de Rocío García Nápoles, María Karla Fuentes y Lisnavy Valdés Rodríguez, las dos últimas de 12 años de edad. Todas cursaban estudios en la escuela de enseñanza primaria Quintín Banderas.

Para testigos del hecho, el derrumbe del balcón fue consecuencia de una negligencia, pues la edificación había comenzado a demolerse desde su parte trasera, sin colocarse el aviso correspondiente ni el acordonamiento requerido para evitar, precisamente, un accidente.

"Era la mejor alumna a nivel de escuela. Eso es lo que puedo decir de mi hija; una niña integrada, una niña educada. Una niña para la cual viví y Dios me la quitó, porque ni siquiera me alivia culpar a nadie", dijo Gloria de las Mercedes, para quien ha sido esencial el apoyo "de muchas personas que se han acercado con buenos sentimientos y sin otro interés que respetar nuestro dolor".

Respecto a si las familias de Rocío, María Karla y Lisnavy han recibido algún tipo de indemnización por parte de las autoridades del Gobierno municipal, como se especuló, Gloria de las Mercedes precisó que "preocupación sí hubo, pero indemnización, ninguna".

"Preocupación de todo el mundo: de familiares, amistades e incluso por parte del Gobierno. Pero los rumores de la indemnización fueron una mentira y desconozco las razones por las cuales se afirmó tal cosa. Tampoco puedo hablar por el Gobierno porque no pertenezco al Gobierno. Quizá el Gobierno se haya tomado en serio el suceso, y tal vez lo está asumiendo con pinzas para no equivocarse".

DIARIO DE CUBA intentó hablar, sin éxito, con familiares de María Karla y Lisnavy.

La Instrucción 245 del Tribunal Supremo Popular, aprobada en sesión ordinaria el 19 de junio de 2020, quedó establecida como el instrumento jurídico a través del cual los ciudadanos podrían dar curso a demandas contra instituciones estatales para la reparación por daños materiales y morales, e indemnización por los perjuicios que reciban de estas.

Este documento recuerda que la Carta Magna es la norma jurídica suprema del Estado, de obligatorio cumplimiento para todos, por lo que las disposiciones y actos de los órganos, directivos, funcionarios, empleados, así como las organizaciones, entidades y los individuos se ajustan a lo que esta dispone. Establece, además, dar curso a las demandas que se presenten por las personas legitimadas a fin de obtener la reparación por daños materiales y morales e indemnización por los perjuicios que reciban por un actuar indebido en cumplimiento de sus deberes funcionales por parte de directivos, funcionarios y empleados del Estado.

Sin embargo, apenas existen casos de ciudadanos cubanos que hayan emprendido una demanda o impugnación contra instituciones gubernamentales y obtenido reparaciones o indemnizaciones, en tanto el Gobierno suele politizar todos los asuntos que impliquen asumir su responsabilidad, directa o indirectamente.  

"Hasta ahora, lo único que se ha hecho por mi hija fue pagar la cremación. Aunque es justo decir que funcionarios del Gobierno me han ofrecido las respuestas que he pedido. Lógicamente, si una no se acerca, no te dan las respuestas. Tienes que estar interesada para que te puedan responder. Al menos yo no tengo quejas, hasta el momento, y lo que estoy esperando es que Dios ponga su mano", explicó Gloria de las Mercedes, señalando que "nada de lo que se haga, nada de lo que digan, y nada de lo que han hecho me devolverá a mi hija".

Sin importar posiciones políticas, Gloria de las Mercedes agradece a toda persona que se acerque a preocuparse, con respeto por la memoria de Rocío. Desde hace un año apenas sale a la calle. Sus únicas salidas han sido a la iglesia "para las misas a mi hija y, como ya la tengo aquí, no tengo motivación para ir a ningún lado".

Su fe le ha permitido a Gloria de las Mercedes sobrellevar la tragedia que implica perder a una hija única, el luto y la búsqueda de justicia para Rocío, con dolor y también con algo de paz.

"Cuando he necesitado del Gobierno, he tocado su puerta y me ha recibido. Cuando he necesitado del vecino he tocado su puerta y me ha recibido. He estado rodeada de muchas amistades, quienes han sido las que más me han acompañado en este gran dolor. No me presto para nada. No me aprovecho de mi dolor para nada, ni por ninguna causa", dijo la madre.

El fallecimiento de Rocío, María Karla y Lisnavy va a la cuenta del Gobierno, que durante décadas ha sido incapaz de solucionar el problema de la vivienda y el grave deterioro de las edificaciones de la capital cubana.

Los derrumbes son uno de los principales temores de los residentes en La Habana, donde la mayoría de las edificaciones se encuentran en mal o regular estado constructivo, tras décadas sin reparaciones ni inversiones significativas, más allá de las dedicadas a zonas atractivas para el turismo.

"Lo que me interesa transmitir es que hablo por mí, por mi familia, mi esposo y mi mamá, que hemos pasado un inmenso dolor todo este año, y que seguiremos pasando de por vida. Quería lo mejor para mi hija y, después de fallecida, sigo queriendo lo mejor para ella. Todo lo que pueda hacer para honrar su memoria, lo haré", concluyó Gloria de las Mercedes.

Archivado en
Más información

3 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

La solución que el Estado cubano da a los damnificados por derrumbes, es la asignación de un espacio en un albergue... ¿Habrá albergues para la media Habana que se irá desplomando en los próximos 10 años? El siguiente estallido social bien podría derivarse de una gran masa de habaneros que se quedarán sin hogar en un futuro casi inmediato. Que EPD las tres niñas que perdieron la vida por este trágico suceso mientras Canel ¿el presidente? inauguraba una oficina del canal de TV de Telesur o una basura de ésas.

Profile picture for user padre Ignacio

Devastador, me hubiera gustado darle un abrazo a esta señora. Se me hace un nudo en la garganta. Que Dios todo poderoso le de conformidad y resignación y que la ayude a encontrar un camino con utilidad para honrar a su hija querida que contemple ayudar al prójimo, que la bondad hacia otros necesitados se convierta en causa redentora.

Profile picture for user Ana J. Faya

Pobre mujer.