Back to top
Medicamentos

La etnóloga Natalia Bolívar espera desde marzo porque la Aduana de Cuba le entregue sus medicamentos

Su hija aprovecha su cumpleaños para denunciar el atraso.

La Habana
La etnóloga cubana Natalia Bolívar.
La etnóloga cubana Natalia Bolívar. Escambray

Mientras numerosos cubanos felicitaban a la etnóloga Natalia Bolívar por su cumpleaños número 86 mediante las redes sociales, Natacha del Río Bolívar, su hija, aprovechó para pedir públicamente a la Aduana cubana que entregue a su madre los medicamentos retenidos desde el mes de marzo.

"Mi madre, Natalia Bolívar, cumple 86 años. Será la primera vez que no podrá celebrar su multitudinaria fiesta por respetar las medidas adoptadas por el Covid-19, pero tampoco tendrá los medicamentos que desde el mes de marzo le mandó su prima por Cubapack y que desgraciadamente no los hay en la farmacia", escribió el miércoles del Río Bolívar.

"Ojalá los funcionarios de Aduana y Cubapack, se embullen a entregárselos como regalo de cumpleaños", finalizó.

La directora teatral cubanam Flora Lauten, reveló los nombres de los medicamentos: Gabapertina y Pentoxifilina, el primero utilizado para la epilepsia y el dolor neuropático periférico mientras el segundo es útil para mejorar el flujo sanguíneo en los pacientes con problemas de circulación y para reducir el dolor, calambres y el cansancio en las manos y los pies.

Lauten aprovechó para felicitar a Natalia Bolívar y agradeció de antemano "cualquier ayuda personal de quien pueda tener estas medicinas o sepa cómo conseguirlas", pues señaló que los enviados por Cubapack "no se sabe en estos tiempos de pandemia cuándo llegarán".

La escasez de medicamentos en Cuba se ha incrementado considerablemente durante los últimos tiempos, a pesar de los numerosos anuncios publicados por la prensa estatal de donaciones por parte de países como China, Rusia y Japón, así como de la Organización de las Naciones Unidas.

La semana anterior fue el actor cubano Héctor Noas quien pidió públicamente un medicamento llamado Copidrogel, pues el destacado cineasta y escritor cubano Enrique Pineda Barnet, de 87 años, lo necesita para evitar sufrir accidentes cerebro vasculares, pero el fármaco está en falta en la Isla.

También el actor cubano Bárbaro Marín se quejó recientemente de la escasez de Salbutamol, un producto muy demandando por los asmáticos en Cuba, donde al menos 50.000 personas padecen esa enfermedad en su forma más severa.

La falta de medicinas en las farmacias cubanas en un problema que afecta a la población desde años atrás. En el mes de julio de 2019 las autoridades de Salud informaron que se encontraban en falta 47 fármacos diferentes.

Un reporte emitido por la televisión cubana el pasado mes de julio reveló que las farmacias y hospitales de la Isla no contarán con algunos medicamentos básicos como metronidazol, clordiazepóxido, cotrimoxazol, paracetamol y dipirona en los próximos meses.

En el caso de Marín, al igual que en el de Pineda Barnet, la solución llegó a través de numerosas personas que cedieron los suyos tras publicar el reclamo en las redes sociales.

Mañana 16 de septiembre mi madre, Natalia Bolívar cumple 86 años. Será la primera vez que no podrá celebrar su...

Posted by Natacha Del Rio Bolivar on Tuesday, September 15, 2020
Más información

4 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Que se la pida a raul, Mariela o el cangrejo ellos se la facilitan al momento , toma de tu propia medicina vieja comunista.

Y por qué esta vieja indisime plagiaria y colaboracionista no bebe la moskuba que la consagra bolchebikua?

Profile picture for user padre Ignacio

Que la vieja bruja coja de su medicina.

Es una vergüenza que en la situación caótica que se encuentra sumida la economía cubana, no agilicen los trámites aduanales y la entrega de paquetería, que en la mayoría de los casos son medicamentos y artículos en insumos de primera necesidad. Todos los cubanos que estamos fuera de Cuba, no somos ricos, trabajamos jornadas interminables a veces por un poco de dinero, el que utilizamos para mejorar la vida de nuestros familiares. Se queja el poder en Cuba de las campañas mediáticas en su contra, pero llevan 60 años causando mucho dolor con sus intransigentes comportamientos frente a un bloqueo que tampoco tendría pies y cabeza. El odio alimenta al odio, es una cadena con componentes tan sucios que después que triunfe el sentido común, va a costar mucho limpiar.