Back to top
Covid-19

'Con un mismo par de guantes atienden a una decena de sospechosos de coronavirus': así lo vive una periodista cubana

Yogurt en mal estado para desayunar, desorden y habitaciones en malas condiciones higiénicas están entre lo que denuncia.

La Habana
Comida para internos en un centro de aislamiento cubano para sospechosos de Covid-19.
Comida para internos en un centro de aislamiento cubano para sospechosos de Covid-19.

Falta de higiene, alimentos en mal estado y prácticas potencialmente infecciosas ha denunciado en Twitter la periodista cubana Geisy Guia Delis, quien se encuentra en un centro de aislamiento junto su familia por ser contacto de un caso sospechoso de coronavirus.

Además del riesgo que implica una fila junto a 70 posibles infectados para someterse a un test, la reportera afirmó que quien le aplicó el exudado "no solo metió el hisopo en mi garganta sino también parte del guante de látex. Me rozó dientes y encía al principio y los labios al retirar el hisopo. Esa persona no se puso guantes nuevos antes de mi examen, tampoco los cambió cuando me rozó la boca".

Guia Delis contó asimismo que al salir de la enfermería se quedó observando y vio cómo "más de diez personas se sentaron en la misma silla y cómo nunca esta persona (una enfermera) cambió los guantes”.

Tras anunciar su internamiento en el centro de aislamiento para sospechosos de Covid-19 ubicado en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), la reportera del medio independiente Periodismo de Barrio también criticó el agotamiento de los médicos que allí laboran, así como las pésimas condiciones materiales del lugar.

Sobre la alimentación, dijo que en el desayuno han servido yogurt de soya en mal estado. Las personas encargadas de repartirlo le aconsejaron que se quejara —aseguró—, pues ellos, que reciben el mismo producto, tampoco se atreven a beberlo.

Guia Delis explicó que cuando llegó a la UCI pusieron a su familia junto a otras dos en una misma vivienda. "Nosotros somos cuatro, una (familia) era de tres personas y otro señor que venía solo. La casa tiene cuatro habitaciones, dos camas cada una".

"El problema que vi desde el primer día y que traté de razonar con los organizadores acá es el siguiente: mi familia es contacto indirecto, o sea, contacto de un contacto de un positivo; las otras dos familias, contactos directos de un positivo. Aun así nos pusieron a todos juntos", señaló.

Tras los exámenes, uno de los habitantes de su piso dio positivo, por lo que "ahora nadie se puede ir, debemos estar tres días más esperando la prueba porque obviamente hemos estado expuestos al contagio. O sea, acá nos han acercado", continuó.

"No deberían mezclar contactos directos con indirectos en un mismo lugar, especialmente si no hay hipoclorito, hay zonas comunes como baño, refrigerador, lavamanos y pila de agua. ¿Hasta cuándo seguirá el desorden?", demandó la periodista.

También mostró imágenes de las condiciones del albergue, en el cual tuvo que hacer una limpieza intensa para "sacar un churre de meses".

Tras publicar un tweet en el que afirmaba "me preocupa mi vieja, perdí a mi papá hace muy poco y estoy con los nervios de punta. Si algo le pasa a ella esto se va a poner feo, feo. @[email protected] después no digan que no se enteraron", fue cambiada de habitación junto a los otros seis sospechosos que no dieron positivo en la primera prueba.

Pese a todo lo narrado, Guia Delis afirmó estar "agradecida" de pasar estos días de aislamiento por sospecha de Covid-19 "en la UCI y no en la Covadonga".

"Se pasa hambre, la comida es poca y un poco mala, pero todos coinciden que la Covadonga está peor en cuanto a condiciones", indicó.

Recientemente, el Gobierno anunció que mantendrá en funcionamiento los centros de aislamiento en una etapa siguiente al Covid-19, entre otras medidas que está concibiendo para esa fase.

 

Más información

Sin comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.