Back to top
medioambiente

El caracol africano moviliza a la comunidad científica cubana

Biólogos y entomólogos, entre otros expertos, debatirán sobre el molusco esta semana en una jornada en la Academia de Ciencias.

La Habana
Caracol gigante africano.
Caracol gigante africano. acn

La Academia de Ciencias de Cuba (ACC) dedicará una sesión especial el próximo jueves al sistema de medidas establecido por las autoridades cubanas contra el caracol gigante africano (CGA), una peligrosa especie invasora de origen africano que tiene en vilo a los epidemiólogos.

En su espacio de debate y reflexión, denominado Puertas Abiertas, la ACC anunció que intervendrán Luis Álvarez Lajonchere, profesor de la Facultad de Biología, de la Universidad de La Habana; y el máster en Ciencia Michel Matamoros Torres, de Entomología y Malacología Agrícola, del Departamento de Zoología y Herbología, del Instituto de Investigaciones de Sanidad Vegetal INISAV, publicó la oficial Agencia Cubana de Noticias (ACN).

El INISAV emitió en junio pasado indicaciones para que la población contribuya al control y eliminación del caracol gigante africano (CGA), que figura entre las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

Una de las medidas consiste en la destrucción de la concha y cerrarla herméticamente en una bolsa que pudiera enterrarse, mientras que de forma alternativa puede quemarse de manera segura o sumergirla en una solución de sal o cal al 3% (3 cucharadas/L de agua) por 24 horas y luego sepultarla.

Las autoridades alertaron que no deben ser arrojados vivos en ríos, solares yermos, calles o en la basura destinada a recoger por el servicio de comunales. Tampoco comercializarlos, dispersarlos o usarlos como carnada, ofrendar a deidades afrocubanas u otros usos, y en caso de tener contacto directo con la baba del caracol, lavarse con abundante agua y jabón la zona expuesta.

Aunque dentro de esas medidas los expertos también advirtieron que no debían ser consumidos, otro experto cubano en Malacología recientemente dijo que el caracol sí se puede comer, pero bien cocinado, preferiblemente en olla de presión, pero en la Isla no hay costumbre de consumir este tipo de especies.

El caracol gigante africano (Lissachatina fulica) es oriundo de África del Este, desde donde se ha dispersado a gran parte de los países de la franja tropical y subtropical del planeta y actualmente está presente en todos los continentes, según especialistas en la materia.

La especie se detectó en Cuba en 2014 y para el humano reviste gran importancia, porque puede impactar negativamente el medio ambiente, la salud humana y la agricultura, debido a su alta tasa de reproducción, capacidad de adaptación al medio y la utilización de diversas fuentes de alimentación.

Además, puede desplazar especies de moluscos endémicos, porque compite por el espacio y el alimento donde se encuentra.

El CGA puede ser hospedero de larvas del nematodo Angiostrongylus cantonensis, un parásito pulmonar de las ratas, las cuales se infectan al ingerir las larvas que portan algunos moluscos como el CGA y también pueden accidentalmente infectar al hombre y provocarle meningoencefalitis eosinofílica.

Una situación de este tipo ocurre cuando los humanos ingieren larvas de tercer estadio, al llevarse las manos a la boca después de tocar los moluscos o por la ingestión cruda o mal cocinada de productos vegetales frescos contaminados por las secreciones de los caracoles.

Los especialistas han comprobado que L. fulica puede llegar a consumir al menos 250 plantas y muchas de ellas son especies que se cultivan con fines económicos, e incluso puede transmitir enfermedades patógenas a los cultivos.

En Cuba, aunque se tienen reportes de plantas consumidas por esta especie, no se reportan pérdidas considerables a los cultivos.

Recientemente, el Ministerio de Salud Pública apeló al control popular del CGA porque, según dijo, el Estado no tiene los recursos para lograrlo.

Más información

3 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Díaz-Canel se comió un caracol africano y miren lo lento que anda y la barriga que tiene .

Profile picture for user Lazlo

llegó para quedarse, imposible acabar con él: «echarle cal o sal»: la sal por la libreta y la cal esta desaparecida desde hace décadas, si se encuentra alguna es para rematar la gotera o la humedad en la pared.
«meterlos en una jaba cerrada hermeticamente y enterrarlo»: las jabas de nylon son un producto de lujo, no hay para transportar la poca comida que va a haber para echar los caracoles.
- «si lo tocas lavate las manos con abundante agua y jabon»: eso debe ser un chiste, me echo un chorrito de agua cuando traigan la pipa y de donde se saca el jabon? «no se reportan pérdidas considerables a los cultivos» otro chiste no? el caracol africano come marabú?