Back to top
Agricultura

Cuba: bueyes contra tractores

El Gobierno disfraza de ecologismo su incapacidad para mejorar el parque mecanizado en la agricultura.

La Habana
Un campesino enyugando unos bueyes en Cuba.
Un campesino enyugando unos bueyes en Cuba. Radio Rebelde

"Todavía hay muchos guajiros por ahí, que sueñan con los tractores y el petróleo, se olvidan de lo bueno que es tener una yunta en la finca." Así habla el diario Granma, vocero oficial del Gobierno cubano, en un artículo que promueve las "bondades" de la tracción animal, abogando "porque deje de ser práctica de campesinos aislados, para convertirse en un factor indispensable en el incremento de la producción".

Si no fuera trágico daría risa que mientras el Gobierno cubano promueve este uso de los animales al mejor estilo medieval, en el mundo se inviertan más de 5.000 millones de dólares anuales en automatización —un paso ya superior a la mecanización—, duplicándose desde el 2010 el número de robots y drones aplicados a la agricultura.  

La incapacidad del Gobierno cubano para mejorar el parque mecanizado agrícola —ni hablemos de automatización— la disfrazan de ecologismo y hablan de protección de suelos. Y,  aunque es cierto que el trabajo con los animales es más ecológico, de ninguna manera justifica la pérdida de productividad de una Cuba con una pequeñísima huella ecológica y que, dedicando a la agricultura más del 20% de su fuerza laboral, padece una balanza comercial agropecuaria negativa.

Todos los países intentan evolucionar hacia la mecanización. Si los más atrasados aún cultivan como promedio la mitad de sus tierras con animales, lo más avanzados han reducido esto al 7%; lo cual marca una clara tendencia hacia los tractores, no hacia los bueyes.

La diferencia de productividad hace fácil la decisión. Un artículo de la revista Ciencias Técnicas Agropecuarias, de la Universidad Agraria de La Habana, explica que mientras una yunta de buey puede trabajar hasta cinco horas diarias, un tractor llega a las 16 horas y a ritmo más intensivo, por lo que es 35 veces más productivo que una yunta.

Otro estudio, también cubano, específica que en el cultivo del frijol, los costes económicos caen casi la mitad y la producción se cuadriplica usando un tractor de pequeña potencia.

Las preocupaciones verdes del Gobierno castrista son un grosero intento de esconder la importancia de la tecnología en la productividad agrícola. La cual es bajísima en Cuba, y no solo porque ellos no pueden afrontar las inversiones necesarias, sino principalmente, porque no permiten que otros lo hagan, lo que condena a los campesinos al muy ecológico pero ineficiente y ciertamente inhumano e incluso cruel con los animales, arado con bueyes.

Es decisión del Gobierno cubano no permitir la inversión extranjera libre y directa, no liberar el comercio exterior o mantener rígidos controles sobre la compraventa de terrenos. Todo esto, de modificarse, haría del campo cubano un apetecible destino para los capitales especializados en agricultura, pues la Isla tiene un creciente mercado consumidor de productos de alto valor agregado en el turismo, industria que potencialmente puede multiplicar aun varias veces las cantidades de visitantes recibidos cada año.

Además, podría abastecer tanto a EEUU —si el Gobierno de la Isla soluciona el diferendo político— como a las islas caribeñas circundantes, la mayoría de ellas importadoras de alimentos para sus respectivas industrias turísticas.

Es fácil demostrar que la conciencia ecológica gubernamental se ha movido según la capacidad financiera, pero siempre manteniendo la decisión política de no permitir el desarrollo autónomo de la agricultura nacional.

Mientras contó con el CAME, de donde recibía más tractores bielorrusos de los que probablemente Cuba necesitaba, la cantidad de yuntas disminuyó. Casi coincidiendo con el final del subsidio soviético, 1990 fue el año donde menos yuntas se reportaron en Cuba: 214.000. Con respecto al año 1945 había en la Isla el doble de población, pero 363.000 yuntas menos. El tractor reinaba entonces.

Pero aquellos tractores envejecieron y durante los últimos 20 años Cuba ha importado apenas 800 unidades anuales, con lo que hoy posee exactamente la mitad de los tractores que necesitaría según los estándares mínimos indicados por la FAO. A eso súmesele la subutilización, mayormente por falla de combustible, piezas de repuestos y mala organización. No sorprende entonces el nuevo avance de la tracción animal, que ha venido aumentando hasta las actuales 320.000 yuntas.

Se podría pensar que ya que el Gobierno mantiene al campesinado utilizando este arcaico sistema, al menos le pondrían fácil al campesino obtener una yunta. Sin embargo, en el mismo artículo de Granma, un guajiro "cansado de caerle atrás a los tractores" se había tenido que hacer él la suya, con la cual decía "rompo la tierra, la surco, la cultivo… Tengo muchos implementos construidos por mí, como la peineta o la triple pala. Los fabrico con discos viejos de picadoras".

Archivado en
Más información

7 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Abuso animal por esclavitud milenaria vs tecnología moderna. Dos grandes rebaños se observan en los campos de Cuba: los bueyes y los carneros. Explotados, desnutridos y obedientes.

Profile picture for user Plutarco Cuero

Esto e recuerda el chiste del güajiro que bautizó a sus bueyes Comandante y Mentiroso ...

Y cuando los arreaba ... los arremetía con Comandante !!!! ... Mentiroso !!!!

Eso no es incapacidad del gobierno,es sencillamente lo que tienen planificado para asi poder someter al pueblo con la dependencia del estado para todo incluso para tener al menos una comida al dia ,,,Un pueblo hambriento es facil de controlar .Diaz Canel singa0,,,,Diaz Canel singa0,,,

Profile picture for user pim-pam-pum

La yunta ideal sería el avestruz Frías y el Machado Ventura, los pondría a halar por el arado unas cuantas horas a ver si de una vez se iban a hacerle compañía al cenicero en jefe.

Así es con todo, en los 90 apoyaban el uso de la bicicleta porque era "saludable", mientras ellos usaban transporte privado.

Profile picture for user Ana J. Faya

Y pensar que ese aquelarre cubano empezó en pleno 59 con una campaña para comprar tractores. Dicho sea de paso, cuando no había escasez de comida. Ahora se vuelve a un punto anterior a la arrancada, con bueyes y sin apenas comida.

"La incapacidad del Gobierno cubano para mejorar el parque mecanizado agrícola —ni hablemos de automatización— la disfrazan de ecologismo y hablan de protección de suelos." Excelente expresión. Son los eufemismos que siempre ha empelado el sistema para justificar cualquier cosa que necesite "tapar". Gracias una vez más a la articulista Rafaela Cruz. Es toda una máquina de redactar artículos. Lo mejor, que todos han sido muy acertados. Continúa trabajando así. Saludos y mis respetos.