Back to top
Inversión

Moscú no cree en lágrimas (y China tampoco)

El Gobierno cubano ha perdido toda opción de encontrar financiamiento, incluido de sus socios políticos.

Miami
Vladimir Putin y Miguel Díaz-Canel en Moscú. Octubre de 2019.
Vladimir Putin y Miguel Díaz-Canel en Moscú. Octubre de 2019. CNN

Si el impacto del Covid-19 ha sido demoledor para la economía cubana, no menos alentador para el régimen ha sido el distanciamiento financiero que han tomado sus aliados políticos Rusia y China. La reciente suspensión de 50 proyectos de inversión rusa en la Isla por falta de pago, y la caída de las importaciones de productos chinos en un 75% en los últimos cinco años, así lo demuestran.

La señal enviada por Rusia y China a los octogenarios cubanos es un fuerte conteo de protección y un aviso directo de que las fórmulas parásitas de sustento, al estilo URSS y Venezuela, no son opciones aplicables a la relación comercial con ellos en el siglo XXI.

Tanto Rusia como China se han cansado de perdones y moras al Gobierno cubano, el que al parecer sigue sin tomar nota de la línea roja trazada por sus aliados políticos, de que no van a permitir que la Isla siga siendo un devorador de créditos y un eterno mal pagador.

En 2015, Rusia le perdonó a la Habana 29.000 millones de dólares de un total de 32.000 millones de la deuda que tenía con ellos desde los tiempos de la antigua Unión Soviética. De igual manera, China le perdonó 2.830 millones, lo que representó un 47.2% de la deuda de Cuba con Beijing, que era de 6.000 millones de dólares.

Posteriormente el Gobierno cubano logró sellar un acuerdo con el Club de París. La negociación con todos estos acreedores significó una reducción sustancial de la deuda externa cubana: de 51.556 millones de dólares fueron perdonados 42.089,9 millones, lo cual significó una reducción de 81.6% del total. El saldo de la deuda por pagar quedaba entonces en 9.466.1 millones de dólares, de los cuales 3.200 millones se adeudaban a Rusia y $ 2.600 millones correspondían a los deudores agrupados en el Club de París. Ver Tabla 1.

Tabla 1. Valor de la deuda condonada por varios a acreedores a Cuba

Acreedores

Deuda Total

(Millones USD)

Condonada

(Millones USD)

%

A pagar

(Millones USD)

%
Rusia $32.200.0 $29.000.0 90.1% $3.200.0 9.9%
México $487.0 $340.9 70.0% $146.1 30.0%
Japón $1.750.0 $1.400.0 80.0% $350.0 20.0%
China $6.000.0 $2.830.0 47.2% $3.170.0 52.8%
Uruguay $35.0 $35.0 0.1% $0.0 0.0%
Club de Paris $11.084.0 $8.484.0 76.5% $2.600.0 23.5%
Total $51.556.0 $42.089.9 81.6% $9.466.1 18.4%

Fuente: Elaborado por Havana Consulting Group a partir de los reportes de varias instituciones financieras y agencias de prensas internacionales.

Por otra parte, los 3.200 millones de dólares que se acordaron pagar a Rusia se convertirían en capital de inversión para ejecutarse en la Isla. Para ello, se firmó un acuerdo que contemplaba la ejecución de 60 proyectos en diversos sectores de la economía cubana, entre los que destacaban el sector ferroviario, la industria siderúrgica, el sector de energía y la biotecnología entre otros.

Sin embargo, seis años después, el Gobierno ruso decidió suspender la mayor parte de sus convenios de cooperación con Cuba, debido a la inacción de las autoridades de la Isla y la falta de pago de la deuda negociada en 2015. Es decir, esta acción ha significado la cancelación inmediata de 50 de los 60 proyectos firmados, valorados en unos 1.000 millones de dólares.

Por otra parte, en los últimos cinco años las importaciones de productos chinos han caído un drástico 74.57%. De 1.900 millones reportados en 2015 declinaron a 483 millones en el 2020. Estos datos muestras cuan tensas se han puesto las relaciones financieras entre Beijing y la Habana. Ver Figura 1.

Figura 1. Importaciones de productos chinos a Cuba, 2015-2020.

Importaciones de productos chinos a #Cuba, 2015-2020.

Posted by DIARIO DE CUBA on Monday, March 8, 2021

Fuente: Oficina de Aduanas de China

Esta realidad confirma que Cuba no es una prioridad para las inversiones chinas. El gigante asiático ha sido muy cauteloso a la hora de invertir en la Isla. Incluso en tiempos del deshielo entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, el gobierno chino fue cauteloso. Las limitadas reformas económicas cubanas no fueron bien vistas por los inversionistas chinos. Siempre primó la desconfianza de que Cuba no era un lugar seguro para sus inversiones, como sí lo fueron otros mercados de América Latina, donde China ha invertido decenas de miles de millones de dólares en grandes proyectos de infraestructura, energía y otros sectores de la economía.

Si alguna lección aprendió China en estos últimos años fue que ni siquiera el deshielo de las relaciones entre los gobiernos de EEUU y Cuba logró crear condiciones atractivas para invertir en el mercado cubano. Por lo que el nuevo intento de deshielo que comienza a gestarse tampoco atraerá la atención de los inversionistas chinos.

Conclusiones

Las finanzas de La Habana son cada día más escasas, el impago de la deuda con los acreedores del Club de París, así como con sus aliados políticos China y Rusia, ha dejado prácticamente sin créditos a la irreformable economía cubana. Lo cual augura que 2021 será un año tan o más complicado que el 2020. Sobre todo, teniendo en cuenta que la tercera ola de la pandemia está ahora mismo en pleno ascenso, y ha sido la más impactante por la cantidad de casos y muertes que se han registrado, además de haber obligado al país a tener que regresar a las restricciones que impone la cuarentena, que entre otras cosas limita considerablemente la entrada de turistas y remesas.

La deuda externa se ha convertido en una soga que aprieta cada vez más el cuello del régimen, y al mismo tiempo repercute fuertemente en el bolsillo de los cubanos. Esta situación agravará aún más la crisis que hoy enfrenta el país. La falta de créditos impactará en un aumento del desabastecimiento en las tiendas en dólares y hará que los precios aumenten en el mercado informal. Por tanto, es previsible un aumento de la inflación y un alza considerable del costo de la vida.

Al mismo tiempo, la situación tensa aún más las relaciones comerciales entre el Gobierno y las empresas extranjeras con inversiones en la Isla, así como hace que Cuba sea cada vez más un mercado menos atractivo para la inversión extranjera.

En este escenario que se avecina es previsible que, si el Gobierno no hace una urgente y profunda reforma económica, seria y creíble, el país estaría abocado a una crisis similar o peor a la de los años 90, con impredecibles e inmediatas consecuencias.

Para colmo de males, la llamada Tarea Ordenamiento está tocando la puerta de la hambruna, elevando el nivel de frustración de la población y espantando a los pocos inversores que todavía miran con desconfianza la oportunidad de invertir en el país.

El problema es interno, no externo. Ya el Gobierno ha perdido todas las opciones para encontrar financiamiento, incluidos los socios políticos. Nadie va a poner un centavo en el mercado cubano hasta tanto no sean liberadas totalmente las fuerzas productivas y los ciudadanos puedan ejercer libremente su derecho a generar riquezas, a estar protegidos por leyes que amparen la libre empresa, un mercado de libre oferta y demanda y de liberación de precios.


Emilio Morales es presidente de The Havana Consulting Group.

Más información

15 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Muy buen análisis. A esto se le suma una falta total de estrategia para invertir de la cúpula militar. Siguen invirtiendo en nuevos mega hoteles, que son enormes elefantes blancos, sin priorizar el mantenimiento de la infraestructura hotelera existente. Ignoran cualquier inversión en infraestructura productiva o agropecuaria. Iletrados dirigiendo una economía en crisis terminal.

La capacidad de destruir riqueza y engendrar pobreza de los oportunistas que desgobiernan a Cuba es asombrosa. Tanta como su falta de honestidad a la hora de hacer frente a sus deudas. Andan como parasitos adeudandose con todo el mundo para luego no pagar.

Profile picture for user Medicus

Liberen la economía para que se reactive, permitan la propiedad privada (incluyendo pequeñas y medianas empresas, etc), en fin: dejen a la pobre gente de Cuba vivir.

Desgraciadamente, la historia nos enseña que los regimenes mal llamados socialistas no se caen por revoluciones sociales, sino por la accion de gente cercana a las altas esferas del poder. En la Union Sovietica fue gracias a Gorbachev que se logro desmantelar el sistema. A la fuerza no lo hubieran logrado pues los regimenes totalitarios lo controlan todo. Trancan el domino, como dicen en Patria y Vida. Es casi imposible sino imposible que se caigan por una revuelta interna. Hace falta en Cuba de alguien muy cercano a las altas esferas del poder que les de un golpe de Estado y abra el pais al cambio democratico. Cosa que se me hace muy dificil de creer, lo admito, aunque no pierdo la esperanza.

Profile picture for user Pedro Benitez

"Ya el Gobierno ha perdido todas las opciones para encontrar financiamiento, incluidos los socios políticos." Un análisis puntual incorporando las dinámicas del presente. Pero es importante tomar en consideración que las fuerzas geopolíticas globales están en constante movimiento. El proyecto conjunto entre Cuba e Irán y sus posibles ramificaciones comerciales, la profundización de las relaciones entre Cuba y México, e oportunidades que pueden surgir a partir de un cambio drástico en la política exterior de Brasil.

Y prepárense. Venezuela está vendiendo el petróleo a China y reduciendo sus envíos a Cuba. El pan de piquito se está acabando

Profile picture for user Plutarco Cuero

Venezuela está quebrada esos envíos son sobre una deuda con China de sesenta mil millones de dólares, que son pagados principalmente con crudo.

Gran análisis del Habana Consulting Group, probablemente el mejor "think-tank" económico sobre Cuba en USA.

SÍ, ''preocupado''. CUBA TIENE PELIGROSA CAPACIDAD DE CREAR TERRORISMO DE ESTADO. La Seguridad Nacional de EE.UU. corre riesgos INNECESARIOS en relación a la permanencia del régimen dictatorial y mafioso de La Habana. La extrema izquierda TERRORISTA en Latinoamérica se está moviendo con el retorno de figuras viejas conocidas y nuevos por conocer... y el régimen de Castro es EL DIRECTOR DEL GRUPO y se juega una carta -quizás la última- con la Admon. BIDEN de lograr financiamiento y por supuesto, A CAMBIO DE NADA porque ese régimen criminal NO va a cambiar SU ESTRUCTURA represiva y criminal hacia su propio pueblo porque está MUY COMPROMETIDO POR LOS CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD QUE HAN COMETIDO como el derribo de las avionetas de ''Hermanos al Rescate'' y el hundimiento del remolcador ''13 de Marzo'' y se saben perdidos ante la Justicia que los alcanzará. Poca vergüenza por la parte norteamericana de no tomar acción ante el VIL ASESINATO de 3 ciudadanos y un residente permanente.

Pero aún sigue la FAO y la ONU dándole ayudas que jamás usan para lo que fueron dadas.

Estan esperando por un retorno de Lula a Brasil.
Siempre hace falta a quien explotar.

Cuba tiene una peligrosa capacidad de crear terrorismo. En Venezuela tropas castristas ayudan a la tiranía chavista lo cual supone además una importante fuente de ingresos. Mención aparte merecen su apoyo a los terroristas de Colombia y es posible también a los actos de terrorismo en los pasados incendios de estaciones de metro y almacenes en Chile, asunto poco aclarado. Este tendencia debería ser denunciada ante Biden a fin de evitar que éste se compadezca de este régimen criminal. Esta tendencia natural es posible que tenga un efecto de chantaje frente a otros países temerosos de sus imprevisibles ataques.

Profile picture for user Plutarco Cuero

Siempre encuentran un huésped al que parasitar ... y no cesan de poner sus ojos en los Estados Juntos como el huésped ideal ... Seguro que tienen un plan como Batista tuvo el suyo ... el problema es que no se puede vivir anónimos en el siglo XXI ... que hablen con Elon Musk a ver si tienen un chance en Marte ...

Profile picture for user Amadeus

La credibilidad de Cuba desde hace mucho tiempo no existe. A 60 años de experimentos y fracasos lo que ha quedado es la caridad y la lástima de sus acredores, que no ven otra cosas que condonar y condonar, una y otra vez las deudas de un estado fallido, para evitarle más sufrimiento a los cubanos.

Cuánto tiempo más pueden soportar sin las limosna de China, Rusia o Venezuela, es una cuestión de tiempo. La cosa no pinta bien con estos vientos de internet y de pandemia, porque la miseria está estimulando el coraje civil y empujando a la gente al límite.