Back to top
Represión

Cuba, una isla buena para la tortura

Shakira, El Potro, Cama Turca, son nombres que han dado los presos a algunos de los duros castigos que se aplican en las cárceles cubanas. El régimen los niega, pero los testimonios se multiplican. DIARIO DE CUBA recoge una amplia muestra en este reportaje.

La Habana
Técnicas de tortura en las cárceles cubanas. Ilustración.
Técnicas de tortura en las cárceles cubanas. Ilustración. Diario de Cuba

Anderlay Guerra conoció la Shakira en el Combinado de Guantánamo, donde estuvo preso entre 2005 y 2009 por "intento de salida ilegal del país". No se trataba de una mujer, sino de lo que llamó "el peor método de tortura en ese lugar". Consiste en esposar al reo por la espalda, de pies y manos, para que quede inmovilizado sobre el piso de la celda. Es "una posición muy incómoda —describió Guerra—, y cuando haces algún movimiento, mueves las caderas, imagínate cuánta ironía".

Guerra, periodista independiente, dijo que vio hombres orinarse y defecarse encima tras 24 y 48 horas así. "Esa tortura tiene modalidades", detalló. La cadena que une manos y pies puede ser más o menos acortada; en el caso de que la tensen mucho, el hombre queda solo con el pecho pegado al sucio, húmedo y pestilente suelo por donde transitan insectos y roedores.

El uso prolongado de esposas como forma de tortura ha sido ampliamente denunciado por la disidencia, especialmente la variante de la Shakira.

Si en el nacionalsocialismo los motivos étnicos eran fundamentales en la represión del Estado, bajo sistemas comunistas como el cubano lo son los ideológicos, y parte de la población disidente es carne de torturas o tratos degradantes. Lejos de la narrativa idílica sostenida en parte del planeta, en la construcción del socialismo cubano la tortura es un ladrillo más.

La Shakira y otras variantes del uso prolongado de esposas

Otra versión de la Shakira incluye suspender al recluso "del techo del calabozo cogido con las cadenas", algo que provoca laceraciones en la piel, especialmente en muñecas y talones.

"La decisión de soltarlo la toman los carceleros cuando ellos entienden; si el preso es muy 'rebelde' o la 'falta' es considerada muy grave, entonces lo tienen más tiempo así", dijo Guerra. Según su experiencia, el ensañamiento es mayor con los presos políticos que gritan consignas contra el Gobierno o hacen huelgas de hambre para exigir asistencia médica o los llamados "derechos carcelarios".

La práctica no es nueva. Francisco Osorio, opositor guantanamero que estuvo preso en 1992, ya oía hablar de la Shakira, también llamada Balancín. Sin embargo, no solo en el tiempo, sino también en el espacio parece estar bien extendida esa técnica de tortura en el sistema carcelario del régimen cubano.

Guerra escuchó que era practicada en las cárceles Kilo 8, en Camagüey, y Boniato, en Santiago de Cuba, "y después llegó a Guantánamo".

Tras manifestaciones dominicales de las Damas de Blanco y otros grupos acompañantes realizadas durante el "deshielo" de relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, también se reportó el uso de la Shakira. En La Habana, más que a una forma de tortura, hacía referencia al tipo de esposas que se usaba para inmovilizar a las manifestantes.

Las sesiones ocurrían en la Academia de Policía de Tarará. Allí, además de poner a las víctimas a posiciones incómodas durante horas, tanto grupos de mujeres como de hombres uniformados propinaban golpizas.

En junio de 2021 llegó un reporte desde la provincia Mayabeque. Zuleidis Gómez declaró a la prensa independiente que en la prisión de alta seguridad de Guanajay su esposo, el activista y reportero Esteban Rodríguez —recientemente forzado por el régimen al exilio—, tenía puestas las Shakiras.

"Se encuentra esposado de manos y pies las 24 horas del día", denunció la mujer a través de las redes sociales. "Lo tienen aislado en una celda a él solo. La presión le está subiendo".

Aunque en Cuba no existen estudios sobre las consecuencias físicas y psicológicas de este tipo de tortura para las víctimas, el especialista en fisiatría Miguel Ángel Ruano considera que un posible análisis de lesiones por el uso prolongado de esposas en la Isla tendría similitudes con estudios sobre ese mismo tema, como el realizado por la doctora Angélica María Losada en Colombia.

Ruano, también doctor en Neurociencias, dijo a DIARIO DE CUBA que las lesiones se evidencian con cambios de coloración y edemas, pérdida de la continuidad de la epidermis y/o dermis en las muñecas y el tercio distal de los antebrazos, así como entumecimiento, calambres, parestesias y limitaciones en la fuerza, flexión y movimiento.

En junio de 2021, Leticia Ramos, representante de las Damas de Blanco, denunció que al preso político Virgilio Mantilla le aplicaban otra clase de tortura que implica ataduras o esposas, conocida como El Potro. En una celda de castigo de la cárcel camagüeyana Kilo 8, era inmovilizado de pies y manos, sujetado a un poste.

En la Prisión Provincial de Las Tunas se empleaba otra técnica, denominada Cama Turca. El recluso Yunier Almaguer estuvo seis días esposado de ambos pies y manos en una litera sin tabla ni colchón.

En un audio compartido por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, un testigo detalló que en la litera "te encadenan como a Jesucristo, te tiran como si estuvieras acostado". Y acotó: "pero dicha cama no tiene tablón ni nada y te cuelgan ahí por los días que les da la gana, con una esposa en cada pie y en cada mano".

Hoy más de 800 cubanos están cautivos o sentenciados por motivos políticos en la Isla. Así, la Revolución socialista se cuelga un nuevo récord: el mayor productor de presos políticos del hemisferio occidental. La cifra la da la ONG Cuban Prisoners Defenders y corresponde a su primer informe de 2022. Las historias de torturas podrían multiplicarse en los próximos meses.

Altas temperaturas, privación del sueño y golpizas

El régimen cubano admite que en la Isla se tortura... pero en la base naval estadounidense de Guantánamo. En un reciente episodio, el programa oficialista Con Filo mencionó algunas de las técnicas documentadas en este reportaje: cambios de temperatura, limitación del sueño; pero en ningún momento admitió que es algo que ocurre también el sistema policial-penitenciario castrista.

Sin embargo, Arianna López, líder de la Academia Julio Machado en Villa Clara, las ha vivido. Según relató, en marzo de 2020 fue conducida, esposada, hasta un cuarto de interrogatorio de la Unidad Provincial de Investigaciones. Dentro, el aire acondicionado estaba al máximo.

El doctor Miguel Ángel Ruano explicó que, al torturar a un individuo mediante exposición a bajas temperaturas, pueden ocurrir "desde la generación de una parálisis facial hasta síntomas como estornudos, dolor de cabeza, malestar general, congestión nasal, tos y dolor de garganta".

El médico cubano detalló que "los cambios drásticos de temperatura hacen que los mecanismos de defensa del cuerpo caigan y las enfermedades se activen, porque las bacterias y virus asociados a las vías respiratorias se mueven en ambientes fríos y húmedos". Con los cambios bruscos de temperatura, la suceptibilidad a contraer enfermedades virales y bacterianas aumenta mucho.

Según Arianna López, los militares entraban y salían, aparentando que se habían olvidado de ella. "Unos apagaban el aire y hacía mucho calor, otros lo encendían y hacía mucho frío". En octubre, la activista fue otra vez detenida y la escena se repitió, esta vez junto a las opositoras Maidelin Toledo, Yenifer Guevara, Yenifer Casteñeda y Donaida Pérez.

Después de golpearlas por la cabeza y las costillas en la estación policial de Placetas, las "pusieron por largo tiempo al sol", y más tarde las llevaron a "un cuarto frío". López está clara de lo que ocurrió: las torturaban.

Ruano explicó que mientras las altas temperaturas favorecen patologías gastrointestinales, las bajas favorecen las respiratorias y cardiovasculares. "Uno de los efectos más importantes del frío, o del cambio brusco de temperatura cálidas al frío, es la vasoconstricción que origina cambios" a nivel cardiovascular, aumentado la presión arterial y la frecuencia cardíaca. "Aumenta la probabilidad de infarto de miocardio en pacientes con riesgo cardiovascular y favorece la formación de trombos".

La exposición a altas o bajas temperaturas es una de las más conocidas modalidades trasmitidas por los asesores del KGB y la Stasi a sus aliados cubanos desde el inicio de la Revolución, quizá por su carácter de "tortura blanca", que no deja marcas visibles.

En 1960, el anticastrista Ángel de Fana fue conducido a la primera sede de la policía política, en Miramar. "Completamente desnudo y con la cabeza tapada dirigieron hacia mí un aire acondicionado. Empecé a tiritar", relató en una entrevista con el diario español ABC.

En ese mismo material periodístico, Luis Zúñiga rememoró la privación del sueño a la que sometían a presos políticos que, como él, se negaban a insertarse en los planes de adoctrinamiento castrista. "En la prisión de Boniato, a los 'plantados' nos aplicaron ruidos electrónicos 24 horas al día para volvernos locos —dijo—. Era horrible, por la desesperación dábamos golpes contra las planchas de acero de las puertas".

La periodista independiente Mary Karla Ares también experimentó la limitación del sueño, pero décadas después que Zúñiga. En mayo de 2020, la aislaron durante cuatro noches en la prisión de mujeres del Guatao, "en una celda con una sola ventana con vista al cielo".

"No tenía contacto con nadie, excepto cuando me llevaban los alimentos; después del horario de comida de la tarde, no veía a nadie más", contó a DIARIO DE CUBA. La primera noche los guardas dejaron la luz de la celda encendida. Alrededor de las 9:00PM, Ares comenzó a gritar para que la apagaran. Necesitaba conciliar el sueño. "Al cabo de un rato llegó un militar y sencillamente respondió que no podía hacerlo".

"Así estuve por 96 horas. Ni por el día apagaban la luz. Noche tras noche pedí lo mismo a los guardias, pero ya no iban a mi celda —recordó la joven—. Fueron días de mucho desgaste mental".

El doctor Ruano afirma que "la falta extrema de sueño puede conducir a desorientación, paranoia y alucinaciones". En el caso de Ares, a la par, le aplicaban de uno a tres interrogatorios diarios en los que le preguntaban sobre su activismo político, "cuestiones personales e incluso relaciones de pareja".

Ares también mencionó las salidas al soleador como otra tortura: "muchas veces me sacaban sobre el mediodía y era duro después de estar tantas horas encerrada en una celda. El sol te quema muy fuerte, apenas ves".

Medicina que no cura

De otro lado, el uso de la medicina y de instalaciones clínicas para torturas y malos tratos también ha sido documentado en la historia reciente cubana. El expreso político Raudel García relató que en 2012 sufrió una crisis de ansiedad en la cárcel de 100 y Aldabó, que considera resultado de drogas colocadas en su comida.

Sobre su cautiverio y el proceso dentro de la maquinaria jurídica socialista escribió el libro El reto de vivir en Cuba, publicado a fines de 2016. "Para ese entonces aún estaba lejos de saber muchas cosas que hoy me son evidentes", dijo a DIARIO DE CUBA.

"Todos los que hemos estado en 100 y Aldabó coincidiremos sin duda alguna en que es un lugar diseñado para romper psicológicamente a cualquier persona", añadió. "Fui testigo de que muchos que estuvieron conmigo en la misma celda, cuando llevaban cerca de 30 días padecían síntomas psicológicos de asfixia. Otros no soportaban el encierro y trataban de suicidarse. En mi piso, lo normal eran alrededor de tres o cuatro intentos de suicidios por mes".

"Hoy estoy convencido de que la crisis nerviosa que tuve fue provocada", resaltó. "Ningún médico de los que me han atendido en Estados Unidos cree que fue producto de un proceso natural. Quizá hubiese sido 'natural' en los 30 a 40 días iniciales de cautiverio, no después".

García, ahora en el exilio, especuló que, teniendo en cuenta los síntomas que tuvo, es muy probable que pusieran en su bandeja de comida "pequeñas dosis de algún psico-fármaco, que con el tiempo creo adicción en mi organismo".

"La respuesta de mi organismo ante la ausencia de estos sería, naturalmente, la crisis, que se caracterizó por un nivel de ansiedad alto. En un lapso de 72 horas desde que comenzaron los primeros síntomas, perdí completamente el sueño y comencé a experimentar temblores en mis manos y mis pies. Fue algo espantoso", describió.

Luego comenzaron las muecas con la boca, la nariz, tics nerviosos. Raudel García había visto esas señales en casos de alcohólicos que eran ingresados para entrar en proceso de abstinencia. "Mis síntomas fueron exactamente los mismos, solo que yo no soy alcohólico", dijo. "Rebasé la crisis por la misericordia de Dios".

Durante tres semanas estuvo en esa condición sin recibir asistencia médica en la cárcel. Solo después de que salió de la crisis nerviosa, y estando aún en 100 y Aldabó, oficiales de la policía política lo trasladaron a Medicina Legal para un diagnóstico.

"Los psiquiatras militares dijeron que habían quedado secuelas, por lo que seguiría siendo atendido. La principal fue con el sueño". Primero en la Prisión de Valle Grande y después en la Sala de Penados del Hospital habanero La Covadonga, un pabellón grande y sin ventanas, le administraron fármacos para dormir durante un año. Las dosis aumentaron meses después, en la Sala de la Seguridad del Estado del Hospital Finlay.

"A las pocas semanas, ya mi organismo había asimilado esas dosis, y es cuando cambiaron los medicamentos por otros más fuertes, de los que soy dependiente hasta el presente". Mucho tiempo después, García logró bajar la dosis de los fármacos, "pero no pude deshacerme de ellos. Al día de hoy, ya no proporcionan sueño, pero tampoco los puedo eliminar".

"Me dieron los medicamentos más tóxicos, al punto de que yo, en el primer año en Estados Unidos, tuve un coágulo en una vena debido a las toxinas presentes en mi cuerpo", afirmó en una entrevista con América TeVé.

García, quien afirma sufrir aún efectos de esa medicación, señaló en mayo de 2021 que el artista contestatario Luis Manuel Otero Alcántara pudo haber pasado por algo similar. Se refería al internamiento forzoso del joven en el Hospital Calixto García, de la capital cubana.

Al salir del centro médico donde permaneció incomunicado y era sometido a evaluaciones psiquiátricas, Alcántara calificó de "duro" el mes que estuvo "secuestrado".

En un panel auspiciado por el Directorio Democrático Cubano, con sede en Miami, el doctor Alfredo Melgar dijo, a propósito del caso del artista, que "la psiquiatría y la medicina" se emplean en cuba como arma "para doblegar a los disidentes".

Daniel Llorente lo vivió en carne propia. El 1 de mayo de 2017 corrió por la Plaza de la Revolución, lista para el comienzo de la marcha y los discursos por el Día Internacional de los Trabajadores, enarbolando una bandera estadounidense y gritando "Libertad para el pueblo de Cuba".

Acabó inmovilizado por militares vestidos de civil, momento captado por la prensa extranjera que cubriría la movilización anual organizada por el Partido Comunista. Acusado de desorden público y resistencia, pasó un mes tras las rejas, y el 30 de mayo fue encerrado en el Hospital Psiquiátrico de La Habana. Su hijo Eliezer Llorente, entonces un adolescente, afirmó que no había recibido diagnóstico que justificara tal reclusión. Aun así, permaneció un año en ese centro médico.

Buen lector de Foucault, el castrismo no solo emplea sus instalaciones militares, sino también las clínicas, para doblegar a detenidos. Esbirros no faltan en esas filas. Reciéntemente el régimen desclasificó la identidad del oncólogo Carlos Leonardo Vázquez, agente al servicio de la policía política por más de 25 años.

El biólogo Ariel Ruiz Urquiola ha denunciado que, en un centro hospitalario cubano donde estuvo preso en 2015 por su activismo político, le habrían inoculado el virus del VIH-Sida.

Desahuciada y en silla de ruedas llegó a Estados Unidos, en enero de 2020, la Dama de Blanco Xiomara Cruz. Su médico de cabecera subrayó que, además de un pulmón colapsado y muy escasa masa muscular, había en su organismo bacterias, aparentemente inoculadas en Cuba mientras estuvo internada en una institución hospitalaria.

También existen testimonios de la negación de asistencia a pacientes por motivos políticos. En mayo pasado, el activista de derechos humanos Yoel Pérez Bravo fue internado en el Hospital Militar Manuel Fajardo, de la ciudad de Santa Clara. Tenía Covid-19. Aunque la falta de medicamentos y oxígeno en la Isla empeoró la crisis sanitaria para todos, en el caso del opositor, su colega Osney Quintana denunció que la policía política ordenó no suministrarle las medicinas necesarias, al menos inicialmente.

Luego se supo que, durante los episodios de fiebre, tos y falta de aire, únicamente le proporcionaban medicamentos cuando empezaba a tener temblores.

La negación de asistencia médica y de fármacos es una denuncia permanente de los presos en las cárceles cubanas.

"La prisión en sí misma es una tortura"

Yaxys Cires, director de estrategias del Observaorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), cree que "tanto a nivel interno como internacional, no se ha entendido el alcance del concepto de tortura. Mucha gente piensa en aquellos castigos corporales frecuentes en películas o libros de historia, pero en verdad la tortura va más allá, incluso de la psicológica".

El concepto de referencia en el tema es el consignado por la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes: "todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia".

"Teniendo en cuenta ese concepto, la tortura más frecuente en el presidio político es el hecho de que la prisión es impuesta como castigo por el ejercicio de los derechos humanos, es decir, la prisión en sí misma es una tortura", expresó Cires a DIARIO DE CUBA.

"Hay prisioneros políticos que en libertad han narrado las frecuentes amenazas a su integridad durante el cautiverio para que se autoinculparan, para quebrar su moral, para que desistieran de sus ideas políticas o activismo, o para que abandonen su país. Les hacen creer que están solos o que su familia podría sufrir consecuencias", agregó.

En su opinión, la cárcel por motivos políticos es "abominable", con independencia de que el preso sufra castigos corporales o psicológicos, "que también son recurrentes, en especial estos últimos". Cires recordó los maltratos psicológicos que sufrió el artista visual Hamlet Lavastida durante sus tres meses de detención en 2021, como ejemplo palmario.

"Coincido con Alejandro Gonzalez Raga, exprisionero político y fundador del OCDH, cuando dice que la ley cubana no combate la tortura, sino que la ampara, tanto cuando permite que alguien sea enviado a prisión por el ejercicio de sus derechos humanos como cuando los funcionarios represores actúan con total impunidad", subrayó el también abogado.

"En el caso de las torturas corporales, como las golpizas, el régimen se cuida bien de que no sean acreditadas, comenzando por poner dificultades para que profesionales de la medicina, tanto dentro como fuera de la cárcel, dictaminen ajustados a la verdad. Aun así, cada vez hay más testimonios de maltratos físicos, a raíz de la represión por las protestas" que sacudieron Cuba en julio de 2021.

Las historias de golpizas a detenidos o reclusos son comunes desde el principio mismo de la Revolución, y llegan al presente con detalles escalofriantes. El pastor santiaguero Lorenzo Rosales, preso en Boniato desde las manifestaciones antisistema del 11 de julio, lo sufrió, de acuerdo con un testigo que prefirió no revelar su nombre.

La fuente, "uno de los guardias que orinó" sobre la cabeza de Rosales la madrugada del 14 de julio, cuando era trasladado a la unidad policial de Versalles, contactó al defensor de derechos humanos Mario Félix Lleonart.

"No teníamos agua —le escribió a través de Messenger— y pensábamos que lo habíamos matado de la golpiza que le dimos en el camino". El desconocido reveló que no quería abusar de Rosales, pero de no participar, dijo, "el muerto lo hubiera puesto yo". En sus mensajes finales, el presunto militar alertaba: "están puestos para matar al pastor, para que no cuente todo lo que se le ha hecho. Cualquier día de estos, otro preso lo mata o él aparece suicidado".

Relatos como este se multiplican a medida que los detenidos por las protestas de julio pasado tienen más contacto con sus familias o salen en libertad. Asistimos a un nuevo capítulo oral del horror revolucionario.

Aun con este aval de antivalores, el Estado socialista trasmitió, hace unos meses, un reportaje de Russia Today que reconstruye críticamente torturas del gobierno británico contra prisioneros irlandeses. En 1978, explicaba el audiovisual, Gran Bretaña fue llevada ante el Tribunal europeo de Derechos Humanos, pero este dictaminó que los reos no habían sido torturados, sino que habían recibido tratos inhumanos y degradantes.

Cuando alguien la confronte y la tiranía cubana halle a bien responder, ¿de qué tecnicismo espera colgar argumentos contra las torturas que aplica a sus prisioneros? ¿Seguirá haciendo como si nada pasara en la Isla? ¿Seguirá haciéndolo el mundo libre también?

Archivado en
Más información

18 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Y ahora quisiera mencionar otro tema cubano que aqui se repite mucho..."Diaz Canel convoco en television nacional a un enfrentamiento entre cubanos"...Creo que para cuestionar esa decision se debe mencionar tambien que desde un pais extranjero se financiaron, se organizaron y se dirigieron muchas de esas acciones del 11J. Se deben mencionar tambien las campañas que desde tiempo antes se hacian por todas las redes sociales y medios de todo tipo por personajes con residencia principalmente en los USA donde se incitaba a cometer actos violentos contra personas, autoridades y propiedades del gobierno. Se pedia y hasta se pagaba por romper vidrieras, quemar propiedades, atacar policias, matar comunistas. Algunos comentaristas de por aqui siguen esa misma linea. Como deberia actuar el gobierno cubano ? Y ahora no me vayan a decir que eso no es cierto solo porque DDC no lo menciono. Claro que eso no lo va a mencionar...

Señor... me gustaría entonces que el NTV (para comenzar) dijese todo lo que pasa en Cuba con lujo de detalles. ¿Lo hace? Desde que tengo uso de razón, la prensa oficial cubana solo ha sido una prensa triunfalista, presentando un país que jamás tiene problemas de nada, los problemas allí siempre están en todas partes, menos en Cuba. Ahora, si de financiamiento y ese tipo de cosas habla, Fidel hizo una revolución con financiamiento externo. ¿Acaso no? Entonces en aquel momento sí era justo, acá en estos tiempo no. ¿Es lo que quiere decir? Bueno, aparte del hecho de que yo personalmente dudo mucho, que todos y cada uno de los enjuiciados haya recibido dinero para hacer lo que hizo. Eso, perdóneme, es bastante increíble de aceptar, solo porque usted o la prensa oficialista lo diga. Hay muchos ejemplos ya de personas que no han saqueado nada, roto nada, maltratado a nadie, que están ahora mismo tras las rejas. ¿También es mentira? Disentir en Cuba es causa suficiente para ir a prisión.

En La Primavera Negra (2003), ¿cuáles fueron los vidrios que rompieron los 75 disidentes? ¿Cuántas patrullas volcaron? ¿Qué locales saquearon? ¿Fue justo fusilar a tres muchachos por secuestrar una lancha, suceso en el cual no resultó nadie herido? ¿Son justas esas penas? ¿Acaso son justas las penas que se están imponiendo hoy? Al tin marín de do pingüe. Como también se ha dicho varias veces aquí: la Revolución fue hecha para dignificar al hombre, para corregir los malos rezagos (como dicen ustedes), del capitalismo. ¿Acaso no es superior el socialismo? ¿Por qué no ha podido adoctrinarse a esta juventud? Ellos han nacido bajo ese sistema y ustedes han permitido que se tuerzan con otras ideologías. ¿Qué les ha pasado? ¿De quién es la responsabilidad? Cuba es una Isla separada de toda influencia extranjera. Si hay un culpable son ustedes mismos. Es su responsabilidad. Estos jóvenes no vienen heredando nada del capitalismo, señor. Nacieron 100% en su socialismo.

Empecemos por ese dicho de que este diario existe para publicar lo que sucede en Cuba. Muy bien, pues que empiece por publicar la verdad y no dichos o historias que solo tratan de magnificar las cosas malas que suceden en Cuba. Escribir sobre lo malo que pasa en Cuba es muy legitimo...mentir y exagerar para manipular sobre lo que pasa en Cuba le quita credibilidad y legitimidad al medio que lo hace. Un ejemplo de lo que digo es el que siempre se diga que los inocentes manifestantes pacificos estan siendo juzgados y encarcelados...y las imagenes de vandalos violentos saqueando tiendas, agrediendo policias y destrozando patrullas y otros inmuebles de donde son? Parece que de los USA, Suecia o Brasil porque este diario que solo se ocupa de asuntos cubanos no los menciona para nada.

Escribiré ahora sin sarcasmos. Haré una analogía que bien puede aplicarse en este caso. Si el Sr. Díaz - Canel, que recientemente ha recibido un título de Ph.D., convocó en televisión nacional a un enfrentamiento entre cubanos, algo que hizo de manera muy impune, sin consecuencias de nada, ¿qué se podría esperar entonces de un policía con un entrenamiento mediocre y un nivel cultural y de instrucción académica completamente cuestionable? Son prácticamente analfabetos que no saben lo más elemental de las propias leyes que pretenden aplicar. Si el propio pueblo cubano de hace 60 años, hubiese podido prever en aquellos inicios, lo que le depararía el futuro, estoy completamente seguro que desde aquel momento se habría sentido bastante frustrado y desconcertado en su mayoría. Y como siempre digo, de nada sirve echarle la culpa al resto del mundo. Tus ciudadanos siempre verán lo que eres capaz de hacer tú mismo como gobierno. Y el gobierno ya es actualmente deplorable, impresentable.

Profile picture for user Ana J. Faya

La documentación que existe sobre torturas en centros penitenciarios cubanos no es única de este artículo. Cuando el régimen les repartió palos a turbas de militantes del PCC y a otros afines para que agredieran a cualquiera que protestara, por orden además de Díaz-Canel S, y ahora mismo están siendo juzgados decenas de cubanos, con posibilidad de aplicárseles sentencias abusivas, por el solo hecho de salir a la calle a protestar abusos y la mala gestión de ese régimen, ¿cómo voy a dudar de lo que se dice en este artículo? Los juicios además transcurren sin presencia de familiares o de prensa extranjera. Solo a un fanático defensor de ese régimen, con la misión de servir de troll aquí, se le ocurre semejante idea.
Aparte de que este diario no existe para publicar lo que sucede en EEUU, Suecia o Brasil, sino en CUBA.

Señor Gladiator...sinceramente...ha conocido usted a alguien o ha tenido referencias confiables de alguien que haya sufrido algunas de las multiples torturas que se relatan en este articulo? Creo que no cuando me pone como ejemplo de abuso el que le hayan pedido la identificacion sin darle ni los buenos dias. Se espanta por esa situacion y dice que es en Cuba donde unico sucede eso. Y estoy de acuerdo con usted en que la policia cubana no va vestida de blanco y baja del cielo pero si la comparamos con otras policias del mundo,usted sabe con cual especialmente, podriamos decir que se pasan de inocentes. Todos hemos visto imagenes de cubanos que desobecen , irrespetan y ofenden a la policia impunemente y que muchas veces no reciben castigo. Usted sabe que en ese lugar que conocemos una actitud asi le costaria un arresto,una paliza, una electrocucion o hasta una buena cantidad de disparos.

Profile picture for user Amadeus

Chancla____“ Las imágenes de cubanos que desobedecen y ofenden a la policìa“, son realmente muy raras en Cuba, en comparación con la represión sistemâtica que lleva a cabo el règimen a los disidentes y el maltrato en interrogatorios y cárceles. Pero es que no se hizo la revolución para el pueblo y con el pueblo para que después de medio siglo la represión sea justificada porque en Bielorrusia o en Atlanta la policía sea peor.

Referencias directas sí. Un amigo la pasó muy mal encerrado. Pero no voy a hablar de eso por respeto a él. De eso hace muchos años ya. No sé cómo sea la policía en estos momentos en Cuba, llevo tres décadas fuera de allá. Dicen que es de las mejores del mundo -según el propio desgobierno- yo no lo afirmo. Si se refiere a la policía de USA, a mí nunca me han pedido ni un chicle. Que hagan atrocidades pues podría ser. Afortunadamente no me ha tocado eso. Es lo que puedo decir. En La Habana hay barrios donde la policía no entra por temor que les pueda pasar algo. Pero tampoco lo puedo asegurar. Dicen que se los traen de Oriente porque en la capital nadie quiere ser policía. Pero como le dije, nada de eso me consta. Son solo conjeturas. También no sé si sea cierto eso de que hay uno en proceso por dispararle a un ciudadano, ahora a raíz de las protestas. No lo sé. Ya sabe usted cómo es la mala prensa.

Si no existe prensa libre, un medio donde se pueda decir abiertamente lo que se piensa o se padece, todas las cosas quedan en conjeturas, Sr. Chancleta. Testimonios de abusos hay. Claro que los hay. O, ¿acaso piensa que la policía cubana va vestida de blanco y baja del cielo con arpas y angelitos? Obviamente hay policías muy abusadores. Abusadores y prepotentes. Aparte de analfabetos e indecentes. Personas que a veces no saben ni pedir una identificación de buena forma. ¿Cuántos aquí no fueron detenidos en vía pública alguna vez, sin motivo alguno, para ser requerido de identificación sin recibir siquiera los buenos días o las buenas tardes o lo que sea? De gratis. Eso para comenzar, viola un derecho. Y para terminar, es irrespeto. Donde único en el mundo he visto a un policía detener a alguien sin razón, en vía pública y pedir que se identifique, es en Cuba. Y todavía me pregunto por qué hacen eso. Una vez un policía me respondió: para justificar nuestro trabajo. Y sigo sin entender.

Profile picture for user Plutarco Cuero

Bitácora de cómplices de la tortura en Cuba ...

Diario ABC revela vínculos entre funcionarios españoles y el régimen cubano.

A Ángel Martín Peccis, actual embajador de España en Cuba, “le gusta decir en sus reuniones con los jerarcas cubanos, medio en broma y medio en serio: ‘No os olvidéis de que yo soy uno de los vuestros’...”

Ya desde la Sierra Maestra ese grupito de mafiosos Castristas fusilaban y torturaban por cualquier cosa ,hay muchos testimonios de estos hechos,es logico la mayoria de los cobardes son abusadores y mas cobardes que los hermanos Castros hay que mandarlos a hacer.Hasta que los cubanos no hagan uso de la violencia contra sus represores el abuso se va incrementando ,es la naturaleza humana ,los abusadores son cobardes . Patria y Vida para los oprimidos y MUERTE A LOS REPRESORES. Diaz Canel , cobarde , singa0.

Y porque sale en DDC tengo que aceptarlo como "palabra de Dios"? Bastantes testimonios se han publicado aqui y en otros medios y que luego han resultado totalmente falsos. Solo recordemos a los periodistas "expulsados" y que fueron llevados directamente del reclusorio al avion por la seguridad del estado. Solo un detalle mas que me confunde...el articulo habla de un "opositor guantanamero que estuvo preso en 1992, ya oía hablar de la Shakira, también llamada Balancín". Ante la duda me puse a buscar y me entere que Shakira, la artista que da nombre a esa tortura, debuto en 1991 y llego a ser conocida hasta 1995 con su disco "Pies Descalzos". No lo se Rick....

Profile picture for user Ana J. Faya

ESTE ES UN EXCELENTE REPORTAJE, EXCELENTE. Muy bien hecho por Yoe Suárez. Desmiente por completo ese mantra creado en el 59 de que en Cuba no se torturaba a los prisioneros. Esto es una contundente denuncia sobre las torturas a prisioneros políticos, o a personas que simplemente han protestado por el actual estado de cosas en Cuba.
Y todavía hay un troll dando vueltas por DDC que pide se publiquen artículos sobre las cosas buenas que suceden en Cuba. ¿Cuáles? Para eso está el Granma, que las inventa a diario. ¡Patria y Vida!

Profile picture for user Pedro Benitez

Es posible comenzar un trabajo de investigación ciudadana para informar a los ciudadanos en la comunidad sobre los verdugos del Estado.

Profile picture for user Ana J. Faya

Eso que usted dice es importante. La Fundación para los DDHH en Cuba lleva ya un tiempo dando a conocer a represores y torturadores en la isla, incluidos los llamados represores de cuello blanco, o sea funcionarios, etc que con sus decisiones propician encarcelamientos y represión. La FDHC recibe las denuncias desde Cuba. Pero nunca se llega a abarcar todo lo que está sucediendo.

Profile picture for user Pedro Benitez

Felicidades

Como criticaban a batista y fue un niño de teta comparado con las torturas de esta criminal hija de puta asesina Dictadura de 64 años Castro Canel, Santo Dios hasta cuando los cubanos tenemos que aguantar esta sanguinaria dictadura que han convertido a Cuba en su granja particular , abajo la dictadura ladrona asesina Patria y Vida