Back to top
obituario

Muere el ensayista y profesor cubano Emilio Ichikawa Morín

El intelectual no logró superar el Covid-19 por el que estuvo hospitalizado en terapia intensiva durante varias semanas.

Miami
Emilio Ichikawa.
Emilio Ichikawa. waldo fernández/facebook

El ensayista y profesor cubano Emilio Ichikawa Morín murió el lunes en Miami, a la edad de 59 años. El intelectual permaneció hospitalizado varias semanas en terapia intensiva después de presentar complicaciones por el Covid-19, publicó el medio independiente CiberCuba, que citó "fuentes familiares cercanas".

Graduado en 1985 de Filosofía por la Universidad de La Habana y exiliado desde el año 2000 en Estados Unidos, Ichikawa tuvo una constante participación en los debates sobre la realidad política y el exilio cubanos a través de su blog personal y medios del sur de la Florida. En El Nuevo Herald mantuvo por varios años una columna semanal.

Ichikawa, de padre japonés y madre cubana, se desempeñó hasta 1996 como docente en la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana. Colaboró con la revista Encuentro de la Cultura Cubana y con el Centro Cultural Español, y fungió como especialista en la Biblioteca Nacional de Cuba.

Entre sus títulos figuran El pensamiento agónico (1986), La escritura y el límite (1998), y una recopilación titulada Estudios de Filosofía. Una saga de la cultura cubana (1999), que realizó junto al también fallecido Fernando Martínez Heredia (1939-2017), figura central del grupo que animó la revista teórica cubana Pensamiento Crítico (1967-1971), recordó Rialta.

También publicó los ensayos de La heroicidad revolucionaria (2001), Contra el sacrificio: del camarada al buen vecino (2002) y Antes del veredicto. La demasiada humanidad del Padre Varela (2020). 

El escritor y traductor cubano Jorge Ferrer lamentó en sus redes sociales: "Ha muerto el profesor de filosofía y escritor Emilio Ichikawa, amigo y compinche de otros tiempos y afanes. Curiosamente, había releído unas páginas suyas hace unas semanas, las de su texto para el volumen Cuba y el día después que cumple estos mismos días 20 años de publicado".

"Ichikawa era de Bauta, como lo soy un poco menos yo, y en su casa en ese pueblo (…) nos reunimos muchas veces. Muchas más lo hicimos en las casas que habité sucesivamente en La Habana para hablar, en todas ellas, de cosas nada tropicales. Era un tipo muy inteligente y dueño de una cultura filosófica excepcional al que Cuba, esa lengua de tierra, se le quedó tan estrecha como se la ve en los mapas". añadió.

"En algún momento nos dividieron minucias cubanas que ni siquiera recuerdo ahora. Fui testigo de la compleja negociación que mantuvo con sus demonios a lo largo de los años: de sus cuitas con el exilio, sobre todo el suyo, pero también el de todos. Siempre fue generoso, abundante, a la hora de pensar. No sé qué más se le puede pedir a un filósofo. Su muerte repentina y extemporánea me parece una injusticia mayúscula. Emilio fue víctima de otras injusticias, pero esta es de una crueldad sin nombre. Descansa en paz, querido amigo", escribió.

Rodolfo de Athayde publicó: "Me ha causado un dolor profundo, con derecho a frío en la espina dorsal y palpitaciones, la noticia de la muerte de Emilio Ichikawa. Dejé de verle hace años, su voz anduvo oculta, pero los recuerdos de su solidaridad conmigo y su amistad inteligente y vital, nunca se borraron de mi memoria. Ahí vamos los dos de bicicleta, por Boyeros, camino al Vedado, soñando el futuro que no tendríamos. Es una muerte a destiempo de aquellas que duelen más".

Uno de sus seguidores, Arnoldo Fernandez, escribió: "Ha muerto el profesor y pensador Emilio Ichikawa Morín. Siempre perseguí sus libros por el estilo ensayístico desenfadado y lúcido que los animaba. Los conservo aún todos, porque para los escritores de mi pueblo, él fue una especie de gurú de la filosofía, por su manera de enseñarla, comunicarla y escribirla".

"Cuando probé fortuna con mi Caracol de agua, me hizo llegar unas palabras de aliento, impulso, que con mucho orgullo están entre sus primeras publicaciones. Honor a Emilio Ichikawa, uno de nuestros grandes ensayistas de las últimas décadas. Ha muerto en los Estados Unidos, no pudo superar las complicaciones asociadas a la Covid 19. Mis condolencias a familiares y amigos", concluyó.

Más información

8 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user Ana J. Faya

Dice en ese escrito Ichikawa: "El exilio cubano no está desunido por falta de líder; está desunido por faltar el respeto a las diferencias, por ese aire de superioridad con que el que llegó ayer mira al que llegó hoy, y el de hoy al que llegará mañana." Muy buen señalamiento, ¿se incluyó a sí mismo? ¿Supo ponerse por encima de la paranoia que el régimen sembró en los cubanos? ¿O en ocasiones funcionó en él ese aire de superioridad que señala? No importa, ya no se vale, cualesquiera sean las respuestas.

Profile picture for user Espinoza

Todo cubano que llega a USA poco a poco va cambiando su manera de ver el mundo, su cosmovision; para el trabajador , ese cambio sucede rapido, enseguida se da cuenta como funciona el mundo economico , los argumentos logicos que lo hace funcionar y la necesidad de que sea asi en favor de la creacion de riquezas, quizas no lo llega a saber racionalmente pero lo intuye; para el intelectual que viene el proceso es largo y doloroso y generalmente no acepta el pragmatismo economico , y se queda en un estado Socialistoide y le cuesta mucho desprende de un monton de "prejuicios teoricos" ; eso se cura con par de años en una Factoria.

epd. muy joven, una pena,

Profile picture for user kreutz

Soy amigo personal de su hijo Carlos, tengo que llamarlo. Que lastima. La vida es dura

Beatus ille... Terminó de pescador en los cayos, apartado del mundanal ruido de la "cubanidad". Sagaz, irónico, a veces injusto, siempre su esgrima intelectual fue inteligente. Descanse en paz. Me parece que de nuevo te doy botella hasta Boyeros.

Profile picture for user Ana J. Faya

Su "sapiencia" no lo eximió de emitir juicios en su blog con irresponsable levedad sobre cubanos en el exilio.