Back to top
Covid-19

La cubana cuya madre murió en un taxi, 'indignada' con la versión de la prensa estatal

'No me preguntaron a mí porque no les convenía, como todo en Cuba", dice Bárbara Echemendía a DIARIO DE CUBA.

Madrid
Bárbara Echemendía (derecha) y su madre en una imagen de archivo.
Bárbara Echemendía (derecha) y su madre en una imagen de archivo.

"Estoy indignada. Estoy dispuesta a decir todo delante de todo el directivo del Hospital de Morón", dijo Bárbara Echemendía a DIARIO DE CUBA tras conocer la versión de la prensa oficialista sobre la muerte de su madre en un taxi en Ciego de Ávila.

Echemendía había denunciado el pasado 24 de julio la muerte de su madre, Nereida Ojeda Seguí, en un taxi y había publicado un video del hecho. La mujer fue acusada por la oficialista Red Verdad de ser la responsable de lo ocurrido.

Según la Red Verdad, "la periodista independiente María Silvia González publicó evidencias que desmienten" que la madre de Echemendía "había fallecido debido a que no fue recibida en el Hospital de Morón, en la provincia de Ciego de Ávila". 

"La hija de la paciente Nereida Ojeda Seguí firmó carta de alta de su madre, cuando los médicos recomendaron atender a la anciana en el centro hospitalario. La acompañante refiere que tiene las condiciones en su casa para atender a su mamá... Las autoridades del hospital refieren que con esos síntomas no se puede trasladar, pero la acompañante refiere que asume los riesgos bajo su responsabilidad", agregó la red en un hilo en Twitter.

Echemendía consideró que el relato oficial oculta detalles que, a su juicio, son importantes para entender lo ocurrido y la responsabilidad del sistema de salud.

"Sí es verdad que yo me lleve a mi mamá (porque) le hicieron un test y le dio negativo al Covid-19. Yo estaba con ella en una sala de Covid en el Hospital de Morón: en la cama seis, como terapia intermedia", explicó Bárbara Echemendía a DIARIO DE CUBA.

"Es un placer para mí decirle la verdad, porque al parecer la parte del tratamiento que llevaba para la colitis no se dijo, ni tampoco el traslado solicitado para el hospital de Ciego de Ávila, porque en Morón no existía lo que llevaba", añadió Echemendía, quien es de Ciego y no podía viajar diariamente entre ambas ciudades para llevar el alimento y el yogurt que necesitaba su madre.

"Sí es verdad que yo me la llevé, porque mi mamá, producto del cambio constante de medicamento, se le produjo una colitis: se le puso dos días y medio Rocephin (un antibiótico), se acabó el Rocephin y le pusieron otro medicamento (...) un día y medio. Entonces, comenzaron con Ampicillin (otro antibiótico) dos días y terminaron con Rocephin nuevamente. Cómo ve, no tuvo tratamiento completo", dijo.

"Producto del Ampicillin se le produjo la colitis. Tenía diarreas constantes y sin control, ya estaba negativa (al Covid-19), y llevaba un tratamiento que no existía en el hospital, y yo tenía en la casa. Además de una dieta rigurosa con yogurt natural y una fórmula batida a base de viandas, carne y sin grasa ni granos. Eso en el hospital no lo hacen y mucho menos para un solo paciente", agregó.

"La doctora que estaba el día 24 de julio en la sala de Ortopedia me dijo que iba a solicitar traslado para el hospital de Ciego de Ávila. Eso fue cuando yo le dije que me la llevaba, yo le dije que sí, que traslado para el hospital de Ciego sí, porque yo vivía en Ciego y me podían llevar el medicamento para el hospital y la alimentación que ella necesitaba también", dijo.

"Al rato vino la doctora y me dijo que asistencia médica del Hospital de Morón no aceptó el traslado para Ciego, que lo que iban a hacer era trasladarla de sala ahí mismo en el hospital de Morón. Por supuesto, íbamos a seguir en las mismas. Y le dije que me dieran el alta, con el fin de llevarla yo directo para el hospital de Ciego. En Morón la doctora me dijo que no había ambulancia, yo estoy convencida que fue en represaria. En fin, me pusieron un taxi y me la llevé", contó.

Una muerte contada "a medias"

Una doctora del Hospital de Morón le dio un papel a Bárbara Echemendía, al que tuvo acceso este diario. El documento está firmado por la doctora Aylín Rodríguez López, aunque la firma con sello no es muy clara. 

En el documento consta que Nereida Ojeda Seque ingresó el 16 de julio como sospechosa de Covid-19 y dio negativo al Covid-19 el 23 de julio en un test rápido. La paciente recibió como tratamiento "tres dosis de interferón (Heberón) y antibióticos múltiples".

Posted by DIARIO DE CUBA on Thursday, August 5, 2021

Bárbara Echemendía cuestionó por qué la periodista citada por la Red Verdad no contactó con ella. "Solamente escuchó lo que según ella le dijeron en el hospital. Cómo ve se contó a medias porque no me preguntó a mí, porque no le convenía, como todo en Cuba", dijo. 

"Cuando usted averigua una cosa tan grave, debe escuchar todas las partes, no solo acusar sin que el acusado se pueda defender, o tal vez se lo dijeron todo y ella publicó simplemente lo que le convino para que su carrera no sea truncada", agregó. 

Echemendía dijo cuando su mamá estaba ingresada que tuvo que llamar a su casa para conseguir broncodilatadores para darle porque en el Hospital de Morón no había.

"Tampoco había duralgina ni en inyección ni en tabletas, yo tenía Acetaminofen (paracetamol) y hasta los mismos médicos me pedían para darle a algún paciente para bajarle la fiebre. Pedí que se sondara a mi mamá porque con sus diarreas me era muy difícil ponerle un pato que llevé de mi casa y, sorpresa, no habían sondas", dijo.

"Nada de esto ella (la periodista) lo dijo (...). Se ve claro que no fue la madre de ella, fue la mía; ni tampoco la mamá de algún dirigente de este país", reiteró.

"Ella sabe que se mueren muchas personas en Cuba por falta de atención médica y que en los hospitales no hay medicamentos", agregó Bárbara Echemendía.

Ciego de Ávila es una de las provincias con más casos de Covid-19 en las últimas semanas en Cuba. El colapso hospitalario, tanto en Morón como en la cabecera provincial, fue reconocido por la prensa oficialista. 

Posted by DIARIO DE CUBA on Thursday, August 5, 2021
Más información

5 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

La “indignación” no tumba dictaduras…

Profile picture for user Manrike

Vota REPUBLICANO EN 2022

La cuestión es que la señora andaba con complicaciones de su edad curable en cualquier parte del mundo,no había ambulancias,le pusieron una pila de m.....incluido interferon y la mataron.Mientras tanto los esbirros antimotines pasean en sus vehículos armados hasta los dientes con armamento y euipo pagado en moneda dura.El pueblo siempre jodido y asesinado por la junta verdeolivo.

Siempre hay dos versiones en una noticia y como en Cuba los periodistas no son periodistas, ellos siempre publican la versión del gobierno dictatorial. Estudian periodismo y no reconocen lo sagrado en el mismo, el rigor en la búsqueda de la información.