Back to top
Opinión

En Cuba hay hambre porque hay marxismo

Muchos académicos insisten en el marxismo como una megateoría de ideas imprescindibles para hacer la sociedad más democrática y justa. Falso.

Los Ángeles
Ilustración: cerebros en formol.
Ilustración: cerebros en formol. DDC

Increíble, pero cierto. 31 años después de la caída del Muro de Berlín y de que el sistema comunista marxista-leninista, también llamado "socialismo real", fuera sepultado en Europa por inviable e inhumano, modificado en Asia (excepto en Corea del Norte) porque impedía el desarrollo, y hecho pedazos a Cuba, hoy cobra fuerza en todas partes, incluso en Estados Unidos.

Cuando comento esta paradoja con algunos amigos latinoamericanos, me dicen que ni en Cuba ni en ningún otro país ha habido nunca marxismo porque este jamás se ha interpretado ni aplicado correctamente. No saben cómo calificar a la "revolución cubana", pero insisten en que no es marxista.

La mayoría de los profesores universitarios en Occidente, así como la izquierda socialista —incluida la que en EEUU trata de imponerse dentro de la candidatura presidencial de Joe Biden—, aseguran que el sistema comunista instalado en 35 países en el siglo XX no fue marxista, sino una distorsión de las doctrinas de Marx, de lo cual culpan a Lenin, Stalin, Trotski, Mao, Ho-Chi Minh, Kim Il Sung, Pol Pot, Fidel Castro y demás dictadores comunistas.

Y hasta suena lógico ese rechazo. Nadie quiere cargar moralmente con los 100 millones de cadáveres que dejó el comunismo, cifra que casi duplica el total de muertes causadas por la Segunda Guerra Mundial.

Hay además un problema semántico en esto. Fueron Lenin y los bolcheviques los que calificaron de socialismo al comunismo marxista instaurado en Rusia en 1917, porque según Karl Marx, para llegar al comunismo, primero había que construir el socialismo. Pero nunca le quitaron el nombre al Partido Comunista. O sea, el socialismo se construía en Rusia —y luego en casi 40 naciones— por partidos comunistas, no por partidos socialistas, nombre que usan los socialdemócratas, que no son comunistas.

Les pregunto a esos amigos citados qué fue entonces el Che Guevara, quien por su sólida formación marxista resultó encargado por Fidel Castro de instalar en Cuba el sistema de economía centralmente planificada, corazón de la "dictadura del proletariado", período de transición entre el capitalismo y el comunismo según Marx, y dirigida por un Partido Comunista. Sus respuestas son imprecisas.

Stalin, más marxista que Lenin

Guevara era comunista, o sea, marxista, y tanto o más que Castro, como Trotski lo fue más que Lenin al defender la "revolución permanente" a nivel mundial que proponía Marx. Incluso Stalin, a quien la izquierda culpa de haber denigrado al marxismo, fue más marxista que Lenin, pues abolió los negocios privados que Lenin permitió con la Nueva Política Económica (NEP) desde 1921. Según Marx, no podía haber ningún tipo de propiedad privada en la construcción del socialismo.

Cuando se constituyó la Liga de los Comunistas en 1848, cuyo programa fue redactado por Marx y Engels y titulado Manifiesto del Partido Comunista, el lema fue "¡Proletarios de todos los países, uníos!", un grito de guerra llamando a la acción para "el derrocamiento de la burguesía" en todo el mundo, como reza el primer artículo de los estatutos de la Liga.

Eso fue lo que hizo el Che Guevara 119 años después, al llamar a "crear dos, tres, muchos Vietnam" para acabar con el imperialismo y el capitalismo internacionalmente. Y lo que hizo Fidel Castro al intervenir militarmente en 22 países con tropas regulares cubanas, o con grupos guerrilleros enviados desde Cuba, o entrenados y armados en la Isla. Igualmente es marxista Raúl Castro, quien desde muy joven se hizo militante de la Juventud Socialista, ala juvenil del partido de los comunistas cubanos, el PSP. Porque que el general Castro y su claque militar conformen una mafia interesada solo en enriquecerse mientras el pueblo pasa hambre, no excluye que sean marxistas. Al contrario, en Cuba hay hambre porque hay marxismo.

La hay desde que en octubre de 1960 se empezó a aplicar la teoría marxista: estatización de la economía, planificación económica centralizada, y la ley del valor (mercado) dejó de regir la actividad económica. Eso sigue vigente. Hoy el Estado castrista genera el 93% del (escaso) PIB cubano.

Marx, político incendiario, antidemocrático hasta la médula

Muchos académicos insisten en que el marxismo es una "megateoría" de ideas filosóficas, económicas, sociales e históricas imprescindibles para reformar la sociedad y hacerla más democrática y justa.

Falso. Eso es una cortina intelectual para ocultar que Marx fue antidemocrático hasta el tuétano. Fue enemigo acérrimo de la Constitución Francesa de 1795 durante la Revolución, que tuvo como preámbulo la Declaración de los Derechos y Deberes del Hombre y del Ciudadano.

"El Moro", como le llamaban sus allegados pese a que era judío (a quienes odiaba e insultaba), no fue un pacífico académico interesado en crear una "megateoría" filosófico-social que fuera leída tranquilamente en las bibliotecas.

El consideraba que "la violencia es la partera de la historia", y ya en 1845, en sus Tesis sobre Feuerbach, presentó sus credenciales de violento e iconoclasta agitador político: "Los filósofos –escribió— no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo". Más claro ni el agua.

Y para transformarlo aportó su doctrina como instrumento "revolucionario" que acabara violentamente con el orden burgués, implantara la "dictadura del proletariado", y construyera el socialismo para alcanzar el comunismo —¿1.000 años después?—, la sociedad paradisíaca sin Estado, gobierno ni moneda.

El único marxismo, el de puño y letra de Marx, es retrógrado, una vía para regresar a los tiempos de las monarquías absoluta, cuando el Estado lo era todo, el individuo nada, y no se conocían las libertades individuales que hicieron posible la modernidad.

Si la utopía marxista —más delirante que la de Tomás Moro y más sanguinaria que la de los jacobinos— se llevó a la práctica fue porque Marx aportó los instrumentos para tomar el poder: el Partido Comunista, El Capital, con su crítica al sistema capitalista, y varias tesis "revolucionarias". El experimento estuvo en el laboratorio de la vida 74 años, y los resultados fueron catastróficos.

No han sufrido el comunismo en carne propia

No aceptar esa realidad conduce a fantasías por tres motivos: 1) se confunde el deseo con la realidad; 2) no se conoce a fondo a Marx, ni su doctrina política; y 3) no se ha sufrido el comunismo en carne propia.

Luego del funeral del comunismo en Europa y de su hibridación con el capitalismo en China y Vietnam, la izquierda radical adopta con el marxismo una posición dual. Por una parte, lo toma como un dogma, una especie de fe religiosa que irónicamente niega el ateísmo marxista; y por la otra lo usa como plataforma política para alcanzar el poder y repetir la misma trágica historia del comunismo en el siglo XX.

Ambas corrientes apoyan a la dictadura castrista, no importa lo que haga. Pero se ofenden si se les llama comunistas. Rechazan el término pues les huele a fracaso. ¿Pero se puede ser marxista sin ser comunista?

El marxismo es comunismo y el comunismo es marxismo, son la misma cosa. Marx rescató la palabra comunismo de las comunas de Platón para diferenciarse de los demás socialistas, a quienes llamaba "parlamentaristas idiotas", pues propugnaban tomar el poder mediante elecciones y no por la fuerza. Mientras más a fondo se estudia a Marx, más aflora su desprecio por el pluralismo democrático moderno.

Más información

22 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Yo creo que realmente en Cuba hay hambre por algo peor que el marxismo: es el Castrismo, un híbrido obtenido de la unión del comunismo con el fascismo.

¡Cerebro NO , un mojón comunista en la cabeza!

Profile picture for user Gaston Julia

Llevaron suave a los dos Puestos a Dedo...ojalá tuvieran ese cerebro.

No solamente no funciono el marxismo, en ningun ambito de la vida de los seres humanos .Fue bajo el sistema marxista , en donde se verificaron las mayores crueldades ,jamas consebidas .EN relidad ,todos los sistemas sociales ,son nosivos , controladores y coersitivos .Ningun sistema social se pudiera calificar , como bueno para el ser humano, PERO EL COMUNISMO MARXISTA LENINISTA , FUE LA MAXIMA EXPRESION DE LA MALDAD , LA CRUELDAD , LA MENTIRA Y LAS MAS HORRIBLES VIOLASIONES DE DERECHOS HUMANOS.El capitalismo es el unico sistema , que se ha probado , que funciona , aunque no estemos de acuerdo con este sistema , pero va acorde con la naturaleza del ser humano.El capitalismo , reparte mas ,da mas libertad al ser humano , y al final de cuentas , realmente ha sido el sistema ,que ha llevado al ser humanos a su maxima expresion de creatividad.Bajo el comunismo marxista ,solo se degrado al ser humano , se le llevo a ser un animal de granja , un numero mas un ser masificado y nada mas .

¡Oh... tres mojones en formol en forma de cerebros!

Con tantos problemas y asuntos pendientes para este difícil año 2020 no hay espacio para filosofías que nada tuvieron que ver con el hecho cierto y cercano que un individuo astuto y criminal sometiera a todo un pueblo bajo la doctrina de UNA REVOLUCIÓN TAN VERDE COMO SUS PALMAS, para al que le era cómodo agarrarse de cualquier clavo caliente para destruir a toda una nación floreciente y dinámica.

Marx era un vago. Un chulo. Un arrecosta'o. Su filosofía le vino tan a la medida a los chupacabras roboilusionarios que su máximo exponente, la sanguijuela atilana de Biran, terminó idolatrando a la moringa como fuente inagotable de sombra (todo a lo que un ñangara sueña y aspira)

El Marxismo es el fundamento de la esclavitud, del fracaso y el hambre. El día que exista un país Marxista o Comunista, con los aciertos y los defectos o no, de Suecia, Noruega,Japón, y por qué no? Los Estados Unidos; ese día yo me vuelvo comunista.

Hola a todos!! Soy relativamente nuevo comentando aquí, que leyendo llevo algún tiempo.
No sólo Martí. De los próceres de Cuba, también Agramonte era un ferviente anticomunista. Pueden consultar su discurso de graduación en Derecho Canónigo, para que tengan un norte. Es más conocido como “La Sabatina”.
Martí, a propósito de un aniversario de la muerte de Marx, afirmó sobre sus teorías entre otras cosas: (... de Marx, anduvo a ciegas...)

Profile picture for user Medicus

Sí, todavía hay mucho tonto por ahí que cree eso: “no ha funcionado porque no se ha aplicado correctamente”, pero también hay muchos desfachatados, que sabiendo que ese sistema no funciona, utilizan el mismo eslogan para intentar relanzar ese funesto experimento y con ello obtener ganancias.

Por suerte hasta ahora no hay marxismo (en el poder) en más de medio mundo. Lo hubo en 35 países en el siglo XX y solo quedan Cuba y Norcorea al 100% y China y Vietnam solo en la "superestructura", como decía Marx, pues la estructura es ya capitalista. Es cierto que el capitalismo tiene muchos defectos, pero es el unico sistema económico que funciona. Porque responde a la naturaleza humana, que es así, contradictoria y con defectos

El marxismo no difiere mucho de la religión. Marx es su profeta y una minoría de vivos han sacado ventaja de la misma para mantener sumisos a rebaños enteros de ignorantes que esperan que se cumplan las falsas profecías.

Y entonces hay marxismo en mas de medio mundo porque mas de medio mundo pasa hambre.Cuantos paises marxistas hay en el mundo?Dos o tres.Cuantos millones de personas pasan hambre en el mundo en paises que nunca han sido marxistas?Muchos.El marxismo ya no existe ,se acabo.El capitalismo y el consumo son los que mandan desde hace ya muchos años y no resuelven ni van a resolver el hambre y las desigualdades ,ni en Cuba ni en el mundo porque ese hambre y desigualdad son parte del sistema.Para que unos tengan otros no pueden tener.Mientras yo tenga los demas que se jodan.Esas son las claves del mundo "moderno".

Profile picture for user Gaston Julia

Plasta de mierda: Dejaste fuera de tu análisis que el capitalismo (con todos sus defectos) genera un desarrollo ininterrumpido y tiene una enorme capacidad de auto-corrección. Respecto al hambre, te comento que cualquier mendigo en nuestras modernas sociedades vive mejor que el habitante promedio en la Edad Media, incluso mejor que el ciudadano promedio de las primeras repúblicas del siglo XVIII. Eso hizo el capitalismo. Claro está para un payaso peste a mierda como tu, capitalismo es el ensayo bananero de los países de Latinoamérica, jamas el capitalismo europeo, donde la cobertura de salud es universal. Te dedique 701 caracteres, hoy es tu día de fiesta, vete a casa a cuidarte la próstata.

Profile picture for user Amadeus

eduardito57___A ver eduardito..Desigualdad y pobreza habrá hasta el fin de los tiempos, pero hoy en pleno 2020 el nivel de pobreza en América Latina es mucho menor que hace 20 años seguún datos de la ONU. Con la pandemia, por supuesto, todos estamos mal; unos más que otros. Ahora bien, el marxismo lo que ha traído es pobreza y una falsa repartición igualitaria y una economía centralizada burocrática e ineficiente, y es el sentido del artículo, así que no se vaya por la tangente como hace siempre cuando no tiene algo más inteligente que decir. Los mejores ejemplos: Cuba y Corea del Norte.

Profile picture for user Imposible

Amadeus, eduardo57 lo único que lee es el granma, conose a Martí de oidos.

Profile picture for user László

el pomo del canelo deberia estar vacio

....Cristinita, no sabía que Martí también fuera anticomunista desde esa época, gracias por la información 🙂

Profile picture for user Cristinita

Claro censuraron y eliminaron muchos de sus escritos y de Apóstol de la Nación, lo rebajaron a Héroe Nacional, como si fuera Machetero Millonario y a autor intelectual del Moncada. Una ignominia.

Profile picture for user Cristinita

Cont 3.
Y como los funcionarios son seres humanos y por tanto abusadores, soberbios y ambiciosos y en esa organización tendrían gran poder, apoyados por todos los que aprovechasen o esperasen aprovecharse de los abusos, y por aquellas fuerzas viles que siempre compra entre lo oprimidos el terror, prestigio o habilidad de los que mandan, este sistema de distribución oficial del trabajo común, llegaría a sufrir en poco tiempo de los quebrantos, violencias, hurtos, y tergiversaciones que el espíritu de individualidad, la autoridad y la osadía del genio y las astucias del vicio originan pronto y fatalmente en toda organización humana.
El funcionario autocrático abusará de la plebe, cansada y trabajadora y lamentablemente será general la servidumbre".
"SOLO LA VERDAD NOS PONDRA LA TOGA VIRIL" José Martí.

Profile picture for user Cristinita

Cont. 2
El hombre que quiere ahora que el ESTADO cuide de él, para no tener que cuidar él de sí, tendría que trabajar entonces en la medida, por el tiempo y en la labor que pluguiese el Estado asignarle, puesto que a éste, sobre quien caerían todos los deberes, se darían naturalmente todas las facilidades necesarias para recabar los medios de cumplir aquéllas.
Y de ser siervo de si mismo, pasaría el hombre a ser siervo del Estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios. Esclavo es aquel que trabaja para otro que tiene dominio sobre él, y en ese sistema socialista dominaría la comunidad al hombre, que en la comunidad entregaría todo su trabajo.

Profile picture for user Cristinita

MARTÍ SOBRE EL SOCIALISMO

Extraído de un artículo publicado por JOSE MARTI en 1884.(Tomado de Obras Completas de José Martí, en dos Tomos, de la Editorial LEX, La Habana, 1946 página 956 Tomo I).
"Esa futura esclavitud es EL SOCIALISMO. Todo el poder que iría adquiendo la casta de funcionarios, ligados por la necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada y pingüe, la iría perdiendo el pueblo, que no tiene las mismas razones de complicidad y provechos para hacer frente a los funcionarios enlazados por intereses comunes.
Como todas las necesidades públicas vendrían a ser satisfechas por el ESTADO, adquirirían los funcionarios entonces la influencia enorme que naturalmente vienen a los que distribuyen algún derecho o beneficio.