Back to top
Opinión

Lenin no ha muerto

'La anécdota, propia de estos tiempos de guerra civil fría, tiene para mí un espeluznante significado. Aquellos que venimos de un país comunista ya hemos visto esta película.'

Miami
Momia de Lenin.
Momia de Lenin. REUTERS

El hombre, más bien regordete, se baja del metro en la estación de Times Square. Su traje blanco y la pajarita que le cierra el cuello de la camisa blanca le dan un aire de académica ingenuidad. Sin embargo, el joven que lo ha descubierto en la multitud no cederá en su indignación.

"¡Por culpa tuya hay niños muertos en las calles!", le grita el joven. "¡Ese es tu legado: niños muertos!"

Luego lo culpará de haber comenzado varias guerras y le gritará que es un nazi, un blanco nacionalista, un fascista.

El hecho ocurrió hace una semana. Y el hombre es James Panero, editor ejecutivo de New Criterion, probablemente la revista cultural conservadora más prestigiosa de EEUU. Considerado una autoridad en la crítica de artes plásticas, también escribe sobre arte y cultura. Su especialidad es el modernismo francés.

Más tarde, Panero descubriría un tuit del joven, cuya identidad no quiso revelar en el artículo publicado el pasado sábado en The Wall Street Journal.

"Le he gritado semi-incoherentemente a un hombre que tomé por un blanco nacionalista debido a su traje blanco, su pajarita, su corte de pelo y su cara presumida y pastosa", decía el tuit ya borrado de la red. "Mi dispositivo antimperialista se disparó al ver su bolsa @newcriterion. Escoria imperial".

La anécdota, propia de estos tiempos de guerra civil fría, tiene para mí un espeluznante significado. Por primera vez, en casi 40 años en EEUU, compruebo que alguien con mis gustos, alguien que escribe lo que yo leo, alguien que escribe lo que yo quisiera escribir, puede ser atacado en plena calle. Con toda impunidad. Yo, también, soy escoria imperial. Imperial scum.

Aquellos que venimos de un país comunista ya hemos visto esta película. Su título es Marxismo-leninismo. Sabemos, además, que nunca tiene un final feliz. Precisamente, en un ensayo publicado en el número de octubre de New Criterion, Gary Saul Morson aborda este fenómeno de una generación que, sin leer a Lenin, actúa con un pensamiento leninista.

Como matriz de los totalitarismos comunistas y fascistas, dice Morson, el "pensamiento Lenin" solo se preocupa de quién domina a quiénes, quién le hace qué a quién y quién, finalmente, aniquila a quiénes. Es la introducción en la historia de un principio de dominación basado, según el término empleado por Morson, en la antiempatía: el rechazo programático a considerar las opiniones, los derechos y hasta la misma existencia de quienes no piensan como tú.

Morson pone el ejemplo de sus estudiantes que se dicen defensores de la libertad de expresión, excepto cuando se trata de un discurso de odio. El problema es que los estudiantes califican como discurso de odio toda opinión contraria a la suya. Viene a cuento Georgi Plejanov, el primer marxista ruso, quien postulaba que no hay contradicción en condenar los puntos de vista contrarios antes de comprenderlos. El solo hecho de ser contrarios prueba que están equivocados. Entonces, concluye Plejanov, si están equivocados sirven al enemigo y, por tanto, son criminales.

Panero habla en su nota de cómo el marxismo-leninismo reemplaza nuestro sentido natural de la vergüenza por la cultura del avergonzamiento. Cita la máxima aristotélica de mantener a la vergüenza en su adecuado equilibrio. Poca vergüenza, advierte, y los descarados dirán lo que quieran, sin respeto por la opinión ajena. Mucha vergüenza, agrega, y los tímidos, los decentes, se quedarán callados ante la feroz opinión contraria, aunque sepan que tienen la razón. Los leninistas no mostrarán la menor vergüenza en destruirte. A su vez, para destruirte, se aprovecharán de tu sentido de la vergüenza.

Con Panero no había nada que debatir. El joven ni siquiera se quitó sus auriculares. La cuestión era someterlo a la pública ignominia. Hacerlo culpable de una falta que contemple una condena unánime. Privarlo de un lugar en la comunidad. Mientras más absurdos los cargos, menor la posibilidad de defensa de la víctima. Ante los fiscales de Stalin, ¿quién pudo demostrar que no había envenenado el trigo de Ucrania?

Escenas como esta ya no sorprenden. De Nueva York y París a Sydney, en las sociedades más libres, prósperas y democráticas, el "pensamiento Lenin" encarna en la rebelión de las minorías, los jóvenes y los mediocres. Las minorías para ejercer el poder que no les corresponde por la proporción del voto. Los jóvenes, criados en la tolerancia y la abundancia,  para vivir el ideal thelemita de hacer lo que deseas, sin el límite de la autoridad ni el compromiso de la responsabilidad. Los mediocres para evadir el juicio del mérito.

Al joven de Times Square le bastó ver un traje blanco, la pajarita, un corte de pelo... No, yo no quiero repetir esa película.

Más información

15 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Textos tan contundentes, tan bien escritos, mueven la mañana de sábado a favor de la porosidad mental.

Juré no volver a escribir en un foro por: #.1, la falta de ética y de educación de algunos foristas, algunos, pero solo basta uno para minar el foro de sandeces e improperios;#.2, el cinismo y la mala voluntad de los Ciberbrigadistas de Respuesta Rápida, en ocasiones suelen hasta alardear de alto nivel académico y de haber pertenecido a las alta élites castristas, éstos no pueden considerarse ni exiliados ni inmigrantes económicos; pero como no nacieron en EU son inmigrantes y por la ambición desmedida al dólar: un capitalismo salvaje, amado y odiado, les va quemando el alma noche y día. Basta de prolegómenos. He decido hablar, por la excelencia del artículo escrito por Andrés Reynaldo. Hacía meses y meses que no leía algo tan profundo, sincero, y lleno de verdades irrebatibles. No existe un ripio, ni pensamiento fuera de su significado preciso. !Bravo Cherburgo! Y que Dios te dé muchos años de brillantez mental y capacidad analítica excepcional para seguir disfrutando tus artículos."

Profile picture for user Pensador

Este excelente articulo me trae una referencia mental, a la película “Brainstorm” En ella se describe una tecnología que permite transferir, las experiencias y los sentimientos de un ser humano a otro, incluyendo el placer, el sufrimiento y la muerte. Esta tecnología nos permitiría quizás, lidiar con la falta de empatía humana y la estupidez. Quizás pudiéramos transmitir en carne y cerebro propio, las experiencias de todas las víctimas del “pensamiento Lenin” y de los 100 millones de víctimas que ha causado. Todas estas muertes están documentadas, y hay muchos que pueden atestiguar de la barbarie, cosa que el joven incoherente, no puede hacer con su obsoleto dispositivo "antimperialista”, producto de una poderosa propaganda de lavado de cerebros blandos y jóvenes, aprovechando su imberbe plasticidad. Indudablemente ya el joven tiene en su vocabulario, un preparado, “trendy” y esnobista arsenal de consignas preconcebidas para su débil juicio y para la ausencia de su lóbulo frontal.

Pensador, aquí no hace falta tecnología ninguna para transmitir experiencias. Pon en práctica el artículo -que coincido contigo en que esta muy bueno- Esos millones que sufrieron con stalin y todos los totalitarismos que heredaron de stalin (Fidel incluido) se callan por vergüenza, y las izquierdas y pro comunistas no tienen esa verguenza y gritan sus mentiras, y envuelven a los tontos útiles y suman y arrastran. La solución, sin recurrir a su ciencia ficcion, sería plantarle cara a esa gente y sacar la otra parte de la ecuación con igual contundencia. Vengo de otro artículo que habla de una recolección de firmas para quitar Visa americana a la haila, por muy buenas razones, pero si lo analizas a la luz de este artículo de lenin hay una gran contradiccion: se está convocando a los cubanos a dar firmas para revocar la visa ¿no son los cubanos los principales compradores de sus conciertos? ¿Quienes son los que no tienen vergüenza aquí?

Profile picture for user Pensador

De acuerdo Ares I, el problema es que somos más humanos, más democráticos y más compasivos que ellos; esa es nuestra debilidad. Ellos no entienden la pluralidad, la ética y la razón, la convivencia inteligente, y la armonía en el debate, ni la real diversidad sin ser divisiva, y convierten todo en una irracional farsa oportunista. De todas formas, en el fondo, sé que tienes razón. Contra estos zurdos ideólogos y liberales aberrados, solo vale la fuerza equivalente. Ellos quieren destruir todo lo que no puedan controlar y piense o actúe como ellos. Y si no los páramos, nos destruyen. Ahí está nuestra dicotomía, como evitamos que nos destruyan sin destruirlos, ¿cómo nos protegemos del terror socialista sin igualar su contundencia, como evitamos ser como ellos?

Profile picture for user Weston

Leer un artículo como el presente es verdaderamente placentero. Detrás de la supuesta “diversidad” promulgada y vigente en los Estados Unidos, encontramos una profunda discriminación. Ser blanco, heterosexual y cristiano es ser de lo peor.

La profundidad de pensamiento radica en ver la realidad donde otros solo ven lo que se repite en todas partes como lo obvio.  Andres no falla en sus escritos.
De algo difiero y es en separar al fascismo del comunismo.  Ambos nacen del socialismo europeo y siguen el mismo camino teórico donde el Estado juega el papel principal en la sociedad.  Benito Mussolini era socialista y marxista.  La experiencia de la I guerra mundial donde los trabajadores socialistas pelearon por sus países primero y no por su clase lo convenció que el pronostico marxista-leninista era incorrecto y se aparta de la Internacional.  Pero siempre fue de izquierda.  El mismo Lenin lo consideraba un gran marxista.  Cuando la fundación de partido Fascista Italiano, Lenin le envía un telegrama de felicitación.  Para Lenin estaba claro que el Fascismo era de Izquierda y socialista.  Tiempos después critica a los socialistas italianos por haber perdido a Mussolini.  Fascismo vs Socialismo es uno de los mitos de la era.

No solo en Europa se consideraba el Partido Fascista Italiano de Izquierda, también en EEUU el presidente FDR  cuando el New Deal envío una delegación del partido Demócrata a Roma para estudiar el fascismo, ya que lo consideraban un partido progresista y muchas de sus ideas podían ser aplicadas en EEUU. Lo mismo sucede con el "Partido Nacional Socialista de los Obreros Alemanes". (Nazi). Léase las leyes de Nuremberg donde se escribió la plataforma de partido nazi. El Estado lo controla todo,: la Banca, la Industria,la educación, etc y esta presente en todos los aspecto de la vida ciudadana.  Sobre Mussolini léase sus escritos en la Revista 'Avanti y juzguen ustedes mismo si Mussolini era de Izquierda o de derecha. Lo que hoy llaman "la derecha", no tienen nada que ver con esa gente. Esto de izquierda y derecha son términos obsoletos en la actualidad. La derecha son conservadores que pone el énfasis en las libertades individuales y desconfía del estatismo. Tanto hoy como ayer.

Profile picture for user Espinoza

Muy bueno el articulo y los comentarios; asi es, no hay nada que de mas fuerza de conviccion que la ignorancia de la juventud; y peor aun es la "cultura a medias", esa que es necesaria para ser dogmatico, esa que hace de quien la posea prescindir de la realidad

Profile picture for user Pensador

http://www.outono.net/elentir/2017/…

@Quien le sirva el sayo. Como puede alguien “In Anybody’s Opinion” confundir a los Estados Unidos con la esnobista corriente liberal, radical y de la izquierda, de “corrección política” y division de supuesta diversidad, que distorsiona y enajena la “vigente” cotidiana realidad de este gran país?

Profile picture for user padre Ignacio

Leyendo esta magnifica joya y su referencia a la máxima aristotélica de el equilibrio de la vergüenza, que no es mas que un modernismo por el susodicho "political correctness" me doy cuenta de que es por eso que Trump ha disparado el sensor antimperialista de todos estos diletantes y el backfire viene de los americanos opuestos al mojonerismo socialista'

Profile picture for user Pensador

Excelente y adecuado el calificativo de “ZURDA” para AOC, más bien quizás y más adecuado es “OBTUSA” La loca caníbal de bebés, dejó loca a la otra loca Sin duda los locos se atraen… No se sabe si lo de AOC es una psicopatía o pura maldad intencional, hambrienta de poder, comparable y al nivel de la locutora antropófaga caníbal de niños. ¡Que terrible inspirar tal locura!

Profile picture for user Amadeus

Magnífico y profundo. Chapeau Andrés!!