Back to top
Drogas

Ni en libros: el Gobierno cubano endurece las prohibiciones relacionadas con la marihuana

Una nueva Resolución prohíbe la tenencia de cualquier cosa que, a juicio de las autoridades, incite al uso en Cuba.

La Habana
Un trabajador de la Aduana revisa las mercancías.
Un trabajador de la Aduana revisa las mercancías. Granma

El Gobierno cubano anunció a través de la Resolución No. 23/2020 del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) la prohibición total sobre la tenencia, importación o transportación de la marihuana y sus productos derivados por parte de viajeros o en paquetes comerciales.

Esta Resolución, firmada por el ministro de Salud Pública José Ángel Portal Miranda no exime a las personas que porten prescripciones médicas para el consumo de estas sustancias con fines terapéuticos. 

Con la nueva disposición, que entró en vigor el pasado 9 de julio, el Estado cubano da otro paso en su política de estricto rechazo al empleo de esta planta y cualquiera de sus derivados, a pesar de que internacionalmente avanza hacia su legalización por criterios medicinales y también recreativos.

El propio documento reconoce el aumento de la "legalización a nivel nacional por varios países", pero reafirma el criterio de que es "nocivo a la salud humana", por lo que queda completamente prohibido en Cuba, sin excepciones.

La normativa prohíbe "importar, tener, transportar y exportar con fines terapéuticos o recreativos la planta Cannabis", así como "flores, semillas, productos o sustancias, componentes derivados de estos que produzcan efectos similares a las drogas, sea de origen natural o sintético, aun cuando se porten certificados médicos que justifiquen su consumo".

En un caso más extremo, añade que "se prohíbe importar, tener, transportar o exportar bebidas, alimentos, materiales, bibliografía, propaganda, bienes, objetos, parafernalia, cigarrillos electrónicos o cualquier otro insumo que incite, estimule o propague el uso de la planta Cannabis".

Con esta norma tan abierta podría ser penado lo mismo el consumo de la marihuana que la posesión de un pullover, suvenir, o fosforera con la imagen de la planta, por la posibilidad de que esto "incite" o "estimule" su consumo.

También la tenencia de libros con información positiva sobre la mencionada planta, o los documentales que analizan sus propiedades y defienden la legalización podrían ser ilegales, pues en la norma se incluyen los "materiales" y la "bibliografía" al respecto.

La Resolución aclara que la prohibición se extiende a los mencionados productos, aunque "no contengan en sí los principios activos de la droga o sustancia que represente o haga alusión" pues basta con que "la incitación, el estímulo o la propaganda en su conjunto se consideren nocivos para la salud humana".

Pues el Código Penal vigente en Cuba prevé entre cuatro a diez años de privación de libertad para quien "trafique, adquiera, introduzca o extraiga" del territorio nacional marihuana u otras plantas de propiedades similares.

Si poseen "cantidades relativamente grandes" la sanción se incrementa de 15 a 30 años de privación de libertad o incluso pena de muerte, en caso de que los culpables sean funcionarios públicos o autoridades, o si están involucrados en tráfico internacional.

Además de la prisión, el tribunal podría imponer también la sanción de confiscación de bienes.

La mencionada resolución gubernamental fue firmada desde el mes de febrero, pero no se hizo pública hasta el pasado día 9 de julio en la Gaceta Oficial No.36 Extraordinaria.

En los últimos tiempos ha trascendido a través de la prensa oficial un incremento en los intentos de trasladar drogas al país. Las autoridades dijeron haber frustrado alrededor de 30 casos que trataron de introducir dichas sustancias en la Isla durante el pasado año.

Archivado en
Más información

2 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Como dice Fermin IV "el poder de la yerba, abre la mente", a lo mejor esta ahi el problema.

muy bien... espero que las medidas se apliquen tambien al negocito del Cangrejo