Back to top
Política

'Ninguno que venga será como Fidel'

Dentro de poco, Miguel Díaz-Canel cumplirá dos años como presidente de Cuba y las opiniones de los habaneros sobre su desempeño van de un extremo al otro.

La Habana
Fidel Díaz-Canel.
Fidel Díaz-Canel. DDC

Las opiniones de los habaneros sobre la gestión del presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez al frente del Gobierno van de un extremo a otro, entre la aceptación y el repudio.

Carlos Piedra, ejecutor de obra residente en La Lisa, apunta que Canel encontró muchos problemas, insolubles durante años, y resulta quimérico resolverlos en un día.

"Por ejemplo la vivienda, una situación caótica de años. La empresa de materiales presenta inestabilidad en las entregas. Hay insuficiencia en las herramientas de trabajo. Cuando llega el cemento falta el acero. O no hay masilla. Siempre nos piden utilizar 'estrategias', para cumplir los plazos de ejecución, que no siempre remedian el problema. Otro punto, la retención del personal de las brigadas, cuando categorizamos un albañil, entonces se nos va al sector privado, donde gana más, eso se debe a los bajos salarios", comenta.

Carlos critica que se priorice el turismo y las obras de choque, adonde van el 65% de los materiales.

"Eso provoca atraso en el cumplimiento de los planes de construcción de vivienda a la población. Canel tiene que subordinarse a ese principio, que es un mandato del Partido", agrega.

Para Luisa Rivas, enfermera de un policlínico, el actual presidente realiza un gran esfuerzo para echar adelante al país.

"No es fácil la papa caliente que le han puesto en la mano. El pobre, se ha tenido que enfrentar con muchas desgracias desde que asumió el cargo. Me parece un buen dirigente, me cae bien, pero tiene a su alrededor una tropa de 'históricos' que si no lograron nada en tantos años, no lo van a conseguir en unos meses. Mira la escasez de medicamentos, la falta de insumos, la situación de muchos hospitales, las quejas de los pacientes, ¿y es culpa de Canel? Cuando llegó al puesto eso estaba así, y en algunos casos peor", afirma.

En cambio, para Mario Nodarse, relojero de Santa Fé, Canel no tiene méritos para ser el presidente de Cuba.

"No asaltó el Moncada, no vino en el Granma, no subió a la sierra, no peleó en Girón. Con esa vocecita y haciéndose el buena gente. No puedo verlo ni en pintura. Cuando sale en televisión lo apago, o cambio el canal", confiesa.

Dentro de pocos meses Miguel Díaz-Canel cumplirá dos años de mandato, mientras que el país continúa en una crisis creciente. Su administración acomete cambios de leyes, introduce reformas, mueve fichas para impulsar la economía, pero nada se concreta en la mesa del cubano.

"Hubo un alza de salarios para trabajadores del sector presupuestado, pero los precios continúan muy altos y los productos escasean. Mientras continué esta agravante mucha gente verá su gestión ineficiente", expresa Baldo, contador retirado, dueño de un puesto de venta de alimentos. "Canel es un cuadro preparado, exigente, con deseos de trabajar, pero eso son solo cualidades personales, no resultados".

Caridad es ama de casa, madre de dos niños. Va apurada por la calle a ver si no han cerrado la bodega, para comprar arroz. El almuerzo de hoy es picadillo verde sin sazón. Dice estar desesperada, no quiere opinar, pero lo define como oportunista, parásito, una marioneta.

"Seguro que le sobra la comida en su casa y yo no tengo ni pan", dice.

Un viejo combatiente que peleó en la Sierra y solicita anonimato, indica que después de Fidel es muy difícil que otro dirigente alcance en "la vieja guardia"  la aceptación que tuvo "el comandante".

"Canel está ahí porque fue una orden de Fidel, que incluso después de muerto hay que acatar. A Fidel lo veía a cada rato en la Sierra, nunca coincidimos en un combate, sin embargo era como si en cada acción estuviera presente. Cuando murió en 2016 yo estaba en Palma Soriano, lo vi pasar rumbo a su piedra, y le dije a mis hijos: 'Ahí va la revolución'".

Agrega: "Ayer estuve observando a Canel en un discurso y parecía un pionero leyendo un comunicado. Utilizó cinco frases de Fidel, dos de Martí, una del 'Che', una de Raúl, seis eufemismos, dos consignas de desfiles y un estribillo de una canción de Carlos Puebla. Solo había que ver la cara de Raúl, cuando Canel hacía un chiste".

Él recuerda que Fidel no leía sus discursos.

"Lo tenía todo en la mente. Cada frase era de su propia inspiración. Apoyaba un codo en la tribuna, se acariciaba la barba, modulaba la voz, miraba al auditorio fijamente, como analizándolo, y la gente temblaba. Canel no tiene carisma. Lee de carretilla, sin convicción. Fidel estuvo 20 años preparándolo y lo convirtió en eso: un lector de discursos. Todo el que venga después será lo mismo, hasta que un día aparezca uno que se alce, haga una guerra y lo cambie todo, otra vez".

Más información

25 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user Pamela Landy

Pues eso, no se pueden comparar peras con manzanas. Y 'el puesto a dedo' ha dejado más que claro no ser un tribuno. El último párrafo hace un perfecto "close up" de Canelo, dejándolo en evidencia ante 'el caballo'. Pero inisisto, en ese mismo párrafo me baso para reafirmar, que no pueden compararse peras con manzanas.

Profile picture for user Espinoza

La especie humana estaria en riezgo de extincion si produce tan frecuentemente un tipo como Castro

NO es compararlos . ¡Hay que BARRERLOS y mandarlos a TODOS al BASURERO DE LA HISTORIA pasando primero por la JUSTICIA y no Divina necesariamente...!

Profile picture for user Ares I

Ubiquense en algo que el articulista pasa por alto: los cubanos no tienen más referencia de gobernante. Si la pregunta la hacen en Colombia, en Brasil, en USA, en cualquier democracia una persona de 40 o 50 años ha visto pasar una decena de presidentes en su vida consciente (sin contar su infancia temprana) y tiene referencia para comparar. Los cubanos ni siquiera por TV podían saber de otros gobernantes extranjeros.
Incluso vieron a Obama en el Teatro Nacional, y nadie se percató del carisma, la proyección positiva y el don de comunicación. Nadie comparó con el hosco y retraído Castro de turno que tenían.
La pregunta del artículo no tiene sentido.

Profile picture for user Cristinita

Caray, el relojero de Santa Fe está más perdido que Camilo. Fidel tampoco asaltó el Moncada. Se le olvidó el camino y eso que conocía Santiago como la palma de su mano. Vino en el Gramamón, pero no tuvo ni una cicatriz arañazo de guizazo ni una mancha de guao. No salía del bohío y todo con su mira telescópica. En cuanto a Girón, llegó para "los postres" y para la foto bajando del tanque.
Y no, la verdad, ninguno podrá igualarse. No habrá quien lo supere en maldad y en el daño irreparable que ocasionó a la Nación. Todos los que vengan, serán aprendices del Demonio Sepulto en Jefe.

Cristina, cuanto odio en sus palabras. cuanto repudio a su pueblo y a su historia. Cuan inutil todo. Negar a Fidel no lo va a desaparecer, Ud lo puede vilipendiar pero el pueblo de Cuba lo ama, eso es una hecho. El mundo lo aprecia, ese es una hecho. Y los EEUU, su adversario, lo respetó, ese es un hecho. Más de 60 años transcurridos para matar, engañar y humillar al líder de un gran pueblo y no pudieron. Lo que fue un hombre ahora es pensamiento y como el Ché será recordado mientras exista un causa justa por la cual luchar. Hasta la Victoria Siempre .

Profile picture for user Ana J. Faya

Se aprecia en este artículo la ausencia en Cuba de partidos de oposición legales que puedan articular públicamente políticas contra las del régimen, darle orden a las necesidades del país, enfrentarse a las fallas de la política oficial, darle sentido a los anhelos de sectores de la población. Mientras no existan organizaciones que les den cuerpo a las ideas, mientras las opiniones no logren movilizar a grupos afines, solo seguirán siendo variopintas y también vanas como las avellanas.

De todos entrevistado la única que tuvo un criterio fuerte fue la señora ama de casa. Creo que van a tener a Canel u otro por igual 60 años más.

Profile picture for user ESTOYLIBRE

El inmovilismo es lo que caracteriza a la mayor parte del cubano. Entonces ese sistema estara por los siglos en nuestra tierra. Es como el Peronismo en Argentina, se recicla, cambia de color, pero siguen siendo los mismos. Es una pena, pasemos la pagina.

Profile picture for user westpalm

Claro que no! Cuando Castro se apoderó de Cuba todo estaba allí. Comenzó la repartición y todo se acaba. Se unió a la difunta Unión Soviética y los Ruso y el campo socialista comenzó a mantenerlo. El país seguía siendo improductivo pero tenía quien lo mantuviera. Después de derrumbe del comunismo se unió a Chaves para seguir chupando, importando y no pagando. Le dejó a Canel un país en ruinas y sin nadie quien lo mantenga por supuesto que no hay nada. Castro fue un privilegiado que encontró chulos y Canel sigue las ordenes pero ahora sin chulos que los mantengan.

Profile picture for user Weston

Desde luego que ninguno que venga será como Fidel. De eso se trata precisamente. No más voluntarismo político en Cuba. Pero parece que los cubanos no pueden vivir sin Fidel.

Cierto, he leido comentarios "serios" culpando al difunto de los ultimos desordenes en AL.

Usaría esa ilustración para promocionar un tinte para barbas. Loción Barbatruco, ni el diablo la tumba!

Profile picture for user Lazlo

A los cubanos el hambre los tiene alucinando

Profile picture for user padre Ignacio

Cara de Coco fue un payaso sin competencia, que decía un montón de disparates y no tenia una prensa o un partido de oposición que le refutara sus barrabasadas rayanas con la demencia.

Profile picture for user padre Ignacio

Bueno Mameluco Macallan algunos como tu, se metieron en la cama con el, para tener un Lada y viajar a la RDA, asi que no te hagas el intransigente ni el sangriento ahora, luego de haber sido un corderito obediente, mejor cállate el pico.

Profile picture for user Weston

@padrecito: que lindo el viejito, tan intransigente. cuanto es dos más dos?

Profile picture for user padre Ignacio

Dos mas dos igual a pionerito obediente reciclado, devenido en Mameluco Macallan

Profile picture for user Jean D'Alembert

Padre Ignacio: El sumiso estomacal plasta de mierda de Weston (esto ultimo es para que me acuse con la administración) le ordenaron tener un perfil bajo para poder inyectar una dosis adecuada de veneno. No engaña a nadie.

Siempre supe que que Diaz Canel sería un gran presidente, hoy el odio profesado por el este medio y otros tantos pagados desde EEUU y su Departamento de Estado, me lo confirmaron. La historia de Fidel se repite. Decía mi madre, sabia por cierto, "mientras más critiquen a nuestro Líder, sabemos que estamos dando pasos de triunfo"

Estoy contigo Diaz Canel, hasta la victoria siempre.

Al titulo le falto al final, Por Suerte!