Back to top
Venezuela

¿Qué le espera al régimen de Maduro en la investigación de la Corte Penal Internacional?

Cuando active oficialmente el proceso contra Maduro y la alta jerarquía de los cuerpos policiales y militares, será la primera vez que la CPI actúe en América Latina.

Caracas
Nicolás Maduro (izq.) y Diosdado Cabello.
Nicolás Maduro (izq.) y Diosdado Cabello. AFP

La mesa está servida. Aunque no lo presentó la fiscal saliente, como se esperaba el 15 de junio de este año, la difusión del informe sobre Venezuela por parte de la fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) deja en claro que en breve se abrirá formalmente una investigación en contra de Nicolás Maduro y la alta jerarquía del chavismo, para determinar su responsabilidad en crímenes de lesa humanidad a partir del año 2017.

Este 12 de agosto, al difundir el informe de la ahora exfiscal Fatou Bensouda, la Fiscalía del Tribunal de La Haya confirmó que existen evidencias suficientes para investigar al Gobierno de Venezuela por crímenes de lesa humanidad; y, sin duda lo más importante, que estos crímenes deben ser investigados por este tribunal internacional debido a la "inacción" del sistema judicial venezolano.

Bensouda había prometido pronunciarse sobre Venezuela el 15 de junio, cuando venció su mandato como fiscal de la CPI. Tal como ha recordado la ONG Fundación para el Debido Proceso, con sede en Washington, la Fiscalía venezolana introdujo un recurso dilatorio. Al hacerse público, dos meses después, el informe de Bensouda sencillamente se deja el camino allanado para la actuación formal.

La CPI o Tribunal de la Haya, dado que funciona en esa ciudad de Holanda, ha tenido en sus casi 20 años de historia muy pocas decisiones definitivamente firmes. Hace poco se celebró como un éxito  la cadena perpetua para el excomandante serbio Ratko Mladic por su papel en el genocidio en Bosnia y Herzegovina. Otras cuatro sentencias fueron contra involucrados en diversos crímenes de lesa humanidad en países como Congo y Mali.

Cuando active oficialmente el proceso contra Maduro y la alta jerarquía de los cuerpos policiales y militares, será la primera vez que la CPI actúe en América Latina. Desde su creación en 2002 estuvo muy enfocada en África y eso le generó críticas de diverso tipo. Su decisión en el caso de Mladic y este caso sobre Venezuela apuntan en la dirección de diversificar geográficamente su accionar.

Los casos que llevan ante la CPI, que es a fin de cuentas un sistema penal, no son contra el Estado, sino que apuntan a las personas que, usando su posición de mando, dictaron las órdenes para que se cometieran los crímenes de lesa humanidad.

Aunque obviamente, desde Venezuela, la sociedad civil quisiera que el proceso sea rápido, en realidad será lo contrario. Conviene recordar que la CPI se activó cuando hace tres años un grupo de seis países americanos denunció al régimen de Maduro ante La Haya. Se ha tomado tres años este tribunal internacional no en llegar a una decisión firme, sino en apenas determinar si existen o no indicios firmes para abrir una investigación. Para el mundo de los derechos humanos, debería investigarse al régimen de Maduro por su accionar desde 2014, pero la CPI decidió centrarse a partir de 2017.

La CPI maneja un total de 30 casos, en los cuales se ha llegado ya propiamente a determinar responsabilidades. En muchos de ellos, los acusados están detenidos en celdas que funcionan dentro de la propia CPI. Otros son fugitivos.

Además, hay una docena de investigaciones abiertas, cada una a su ritmo. Cuando se decida oficialmente investigar a Maduro y su alta jerarquía, este expediente estará junto a esa docena.

Tras una larga permanencia de la fiscal gambiana Fatou Bensouda (2012-2021), a quienes no pocos en el pasado señalaron de tener alguna simpatía por el chavismo, ahora esta investigación la llevará el nuevo fiscal, el británico Karin Kham, quien asumió el cargo el 16 de junio.

Bensouda concluye en su informe —sin ambages— que existe evidencia suficiente para investigar a los gobernantes de Venezuela por crímenes de lesa humanidad. La ausencia de respuesta institucional interna, ante estos hechos, le da soporte justamente a la CPI para actuar. La inacción deja en evidencia que no hay justicia en el país.

"La fiscal ha concluido que la información disponible proporciona una base razonable para creer que desde al menos abril de 2017, autoridades civiles, miembros de las Fuerzas Armadas y personas progubernamentales han cometido crímenes de lesa humanidad" en Venezuela.

El documento responsabiliza de los delitos descritos a la Policía Nacional Bolivariana (PNB), el Servicio Nacional de Inteligencia Bolivariano (SEBIN), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), las Fuerzas de Acción Especiales (FAES), el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS), y otras unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Tras revisar el sitio web de la CPI y diversos documentos, me permito plantear estas acotaciones. En primer lugar, al revisar los distintos casos e investigaciones, debemos prepararnos para un proceso dilatado, de varios años. La CPI no es precisamente veloz, es un sistema internacional de justicia que va generando su propia jurisprudencia a partir de los casos que lleva adelante.

Con mucha frecuencia se ha repetido que Maduro sería el primer jefe de Estado en funciones investigado por la CPI. No es cierto.

La primera orden de arresto emitida contra un mandatario en ejercicio fue contra el presidente de Sudán, Omar al Bashir, señalado en 2009 por crímenes de guerra y lesa humanidad, como asesinatos en masa contra la población civil de la región de Darfur entre 2003 y 2008. En julio de 2012 fue emitida una segunda orden, que ahora incluía genocidio contra tres tribus en Darfur.

Aunque Omar al Bashir ya no está en el poder desde 2019, Sudán no lo entrega a la CPI y ha hecho varias veces el anuncio de que será juzgado en su país.

Este caso simboliza lo que es sin duda una seria limitación de la CPI. Este tribunal no tiene una suerte de brigada de mercenarios al estilo Hollywood que vaya, tome a un dictador en su país y lo entregue ante la justicia en La Haya.

Más información

7 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Las hijas "billonarias" de Chávez, su vida de lujos, mientras el pueblo venezolano muere de hambre:
https://www.diariolasameric…

«Rockefeller murió a los 101 años con una fortuna de 3,5 billones de dólares, después de trabajar toda una vida. María Gabriela, primera hija de Hugo Chávez, posee una fortuna de 4,5 billones de dólares, según la revista Forbes, sin haber trabajado. Esa es la diferencia entre capitalismo y socialismo», escribe un periodista peruano en un post de Facebook titulado ¡INDIGNANTE!
Es una máxima del comunismo: enriquecerse a partir de la pobreza y la miseria de su propio pueblo. En una sencilla búsqueda de internet se pueden encontrar numerosos enlaces para abordar este fenómeno. Las dos hijas del expresidente Hugo Chávez, María Gabriela Chávez y Rosa Inés (Rosinés, como se la conoce en Venezuela), siempre aunque han tratado de vivir alejadas de los focos mediáticos no son capaces, al parecer se ocultar la opulencia y ostentación."

Profile picture for user Ex-cubano

a maduro le vana chupar el tabique así como se lo han chupado a los castros por 62 años.

A decir verdad, que le muerden con fuerza el tabique cada rato a la hiena colombiana, y me temo que en cualquier momento lo van a dejar sin él, cuando lo cojan con ganas... A ver si queda vivo. De Fidel Castro se decía, que Batista le cortó el tabique, y que los hijos no son de él, aunque sí de algún miembro de la familia que se prestó a hacerle el favor. Lo de Bárbara Walters y demás, era con doble en la cama, para levantar la leyenda. Ya se sabe que el F tenía varios. Se ha dicho que los grandes criminales tienen por dentro a una hembra insatisfecha, y se cita a Hitler como ejemplo. Vaya usted a saber, por lo que dicen, era Hitler al que le gustaba chupar tabiques... A mi me queda fijación con los guardaespaldas de que se rodeaba el de la piedra en Santa Ifigenia (todo duro)... Pienso en Arafat, que se los comía a todos, y dicen que eran parecidos a los de Fidel. Por algo compartían secretos los muy cabrones. Dicen que no se separaban él uno del otro cuando Arafat fue a La Habana.

A Maduro no le espera nada halagador para su ego de dictador, pero seguirá mangando en ese cargo y robando de Venezuela hasta que le llegue el día. Tampoco le espera nada bueno a los dictadores cubanos, y como muestra de ello los médicos de Holguín plantan cara hoy a las declaraciones del primer ministro cubano Marrero en contra de los médicos, a los que calificó ayer como acomodaticios, recostados y vagos, mientras ningún miembro del Gobierno cubano se ha acercado a los hospitales cubanos durante la pandemia, no ya a ofrecer consuelo o ayuda, es que ni tan siquiera han llevado un plato de comida, de la que tanto les sobra en sus casas y el Comité Central, dada la marcada obesidad que tienen todos.
Acaban de defenderse de las amenazas recibidas por la Seguridad del Estado. Con colaboradores en España, como se vio y ve cada rato, cuando cogieron a una espía médica hace un tiempo. Estos sí que no entienden y hasta gritan Viva Cuba Libre

Hostigan a los médicos holguineros que se levantaron contra las declaraciones del Primer Ministro. No quedará más remedio que si expulsan a alguno de su carrera, que denunciar a los médicos cubanos que espían para el régimen o que lo han hecho y que tienen en algunos países. En España cogieron a una hace un tiempo. Me temo que tienen más si repasamos la lista de los que viven por aquí. Parece que les gusta el Norte peninsular. Las declaraciones de los médicos que están siendo hostigados

Profile picture for user Plutarco Cuero

¿Cuantos genocidas ha puesto esa corte en una cárcel ..?