Back to top
Represión

Luis Manuel Otero Alcántara, detenido por usar un casco contra los derrumbes

Es la segunda detención que sufre el líder del Movimiento San Isidro en lo que va de 2020.

La Habana
Luis Manuel Otero Alcántara.
Luis Manuel Otero Alcántara. L. M. OTERO ALCÁNTARA/FACEBOOK

Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro, fue nuevamente detenido por la Policía el viernes "cuando se dirigía a una reunión de trabajo", y está en paradero desconocido, denunció la curadora Claudia Genlui Hidalgo.

En una nota en su muro de Facebook, Genlui comentó que no sabe dónde está el artista, quien le habría enviado un mensaje de texto con una sola palabra: "Preso", dijo a Radio Televisión Martí.

Apoyo a Luis Manuel Otero Alcantara en este gesto artístico y doy continuidad de ello mientras esté detenido porque...

Publicada por Claudia Genlui Hidalgo en Viernes, 7 de febrero de 2020

"No sé dónde está, ni si está bien, tampoco cual fue el motivo de la detención", escribió Genlui Hidalgo.

"Luis realiza un gesto artístico que consiste en llevar un casco de protección por los derrumbes que están ocurriendo de manera constante en La Habana y en homenaje a las niñas fallecidas recientemente en uno de ellos", recordó.

"Además, a través de esta acción ha visibilizado viviendas y situaciones precarias en las que viven los ciudadanos cubanos", señaló, además de recordar que es la segunda detención que sufre Otero Alcántara en 2020.

El rapero Maykel Osorbo también hizo la denuncia en su muro de Facebook: "Apresaron a mi hermano por solamente llevar un casco en homenaje a las tres princesas fallecidas; entonces yo, como integrante del mismo Movimiento San Isidro, continuaré con el casco, hasta que aparezca".

Genlui Hidalgo también compartió una foto suya usando un casco de constructor en protesta por la nueva detención del artista. "Apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara y doy continuidad de ello mientras esté detenido porque todos estamos en peligro", advirtió. 

El artista y activista lanzó esta semana una iniciativa para la protección de los niños cubanos ante el riesgo de derrumbes como el que causó la muerte a tres niñas en el barrio habanero de Jesús María el pasado 27 de enero.

La iniciativa toma la forma de un proyecto que el artista envió al estatal Ministerio de Educación (MINED) cubano "ante la continua e impredecible caída de balcones, aleros, ventanas, escombros y demás estructuras arquitectónicas."

La idea de Otero Alcántara consiste en dotar de cascos de protección a los estudiantes que corren riesgos. "Los cascos (...) estarán diferenciados por colores según el grado de escolaridad de quien lo use. Para primaria, rojo y blanco; para secundaria básica, amarillo; y para el preuniversitario, azul", refiere la propuesta.

"El casco está diseñado para ser ligero y cómodo. Lo suficientemente liviano para recorrer largas distancias a pie", agrega el artista.

Igualmente, Otero Alcántara compartió fotos suyas en áreas en ruinas de La Habana usando un casco de construcción. "Esta es mi manera de honrar a las tres niñas que fallecieron por causa de un derrumbe en La Habana (total responsabilidad del régimen cubano)", escribió en su muro de Facebook.

"Estaré nueve días de luto con mi casco protector", agregó el artista, quien sufre el constante hostigamiento del régimen cubano y solo en 2019 fue detenido por la Policía casi en dos decenas de ocasiones.

Más información

2 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Genial

Profile picture for user Balsero

Y... Digamos que amerita la situación el uso de cascos de seguridad. Hace rato que se debe "andar La Habana" mirando hacia arriba, para ver si se le viene una pared o un balcón, encima. Si se usa cinturón de seguridad en el carro, no veo por qué no poder usar protección para la cabeza. Las estadísticias extra oficiales de los derrumbes deben ser elocuentes, porque el gobierno no dice nada y por DDC u otros medios independientes, sólo informan los hechos más relevantes, pero es algo cotidiano, lamentablemente. LH es una ciudad destruida... pero sin bombas. Salvo los hoteles de CASTRO S.A., el resto está para tumbar y hacer de nuevo.