Back to top
Resumen 2019

Este es el mejor equipo cubano de béisbol (pero a los dueños del tinglado no les gusta)

De la mano de su columnista Neno Díaz, DIARIO DE CUBA presenta una selección con los peloteros del año.

Pinar del Río
Jugadores cubanos.
Jugadores cubanos. DDC

Una selección nacional de béisbol de Cuba habría dominado ofensivamente las Grandes Ligas en 2019. Claro que no habría sido la selección diseñada por los del tinglado del pececé —esa no le gana ni a su sombra—, sino esta que presentamos hoy aquí, como parte de los resúmenes del año en DIARIO DE CUBA.

¿Quién fue el mejor torpedero cubano de 2019? ¿Y el mejor center fielder? Al finalizar la más reciente temporada de Grandes Ligas, Roberto González Echevarría, autor de The Pride of Havana: A History of Cuban Baseball, nos pidió diseñar este "equipo del año".

Y al componerlo, saltó a la vista una conclusión.

Tras 145 años, el béisbol sigue siendo un reflejo de lo que pasa en Cuba. Nada ha cambiado desde sus inicios —cuando rápidamente se convirtió en una de las expresiones fundamentales de la identidad nacional y de las ansias de independencia— hasta ahora —cuando país y pelota se hunden en una crisis inducida por unas autoridades que excluyen a los ciudadanos y peloteros que no controlan políticamente.

Durante la primera mitad del siglo XX, la fuerza del béisbol cubano surgió de la diversidad de sus ligas, de la reducidísima existencia de barreras raciales en los terrenos, del empuje cultural y económico del país, del intercambio de ida y vuelta con otras naciones y de pioneros como Alex Pompez.

Ahora, respondiendo a una arcaica lógica ideológica, las autoridades siguen sin transmitir los partidos de los cubanos que se desempeñan en el mejor béisbol del mundo, la prensa no menciona sus nombres y desaparece sus récords, los directivos se dan el lujo de decir que no los necesitan, reina la miseria tecnológica, y la Comisión Nacional llega al esperpento de celebrar una consulta popular para que alguien les diga qué hacer, mientras los jugadores siguen escapando y las cosas descomponiéndose.

El equipo que hoy presentamos desecha todo eso que a los comecandelas del tingladito les molesta y va más allá, pues considera cubanos incluso a los nacidos fuera de la Isla, descendientes de los que se fueron, esos que tanto tendrían que aportar hoy mismo.

Aquí va.

RECEPTORES

La elección es sencilla. Yasmani Grandal (.246/.468/.848) y Alex Ávila (.207/.421/.774). Defensivamente, ambos son máscaras más que solventes en el mejor béisbol del mundo. Al bate, el primero es ambidextro y el segundo zurdo, algo vital en el balance de un conjunto predominantemente diestro. En 2019, junto a sus 28 jonrones, Grandal impuso un nuevo récord anual cubano de boletos conseguidos en las Mayores (109), y se coló entre los veinte peloteros que mejor promedio tuvieron a la hora de alcanzar las almohadillas (.380).

JUGADORES DE CUADRO

José Abreu (1B, .284/.503/.834), Yoan Moncada (2B, .315/.548/.915), Nolan Arenado (3B, .315/.583/.962) y José Iglesias (SS, .288/.407/.724), más Yulieski Gurriel (.298/ .541/.884) y Aledmys Díaz (.271/.467/.823), conformarían un infield de gran solidez defensiva y aún mayor versatilidad. Probablemente no haya existido en toda la historia de la pelota en Cuba una banda izquierda mejor cubierta que esta, con Arenado en la antesala y "Candelita" en el short (¡ni siquiera aquella de los New York Cubans del 47, con Miñoso y Silvio García!). Gurriel y Díaz, por su parte, podrían jugar prácticamente todas las posiciones, de manera que cualquier combinación sería posible, any given day.

Mientras, a la ofensiva, con Abreu liderando la Liga Americana en remolcadas (123), el ambidextro Moncada convertido en un arma letal, y Arenado y sus 41 vuelacercas, no habría mucho más que argumentar, salvo que, al revisar los numeritos del año, salta a la vista el desbalance estadístico de Abreu y Gurriel frente a lanzadores zurdos y derechos. Mientras el primero promedia .360 contra los zurdos y solo .257 contra los diestros, el segundo lo hace para .241 y .320 respectivamente, lo que podría dar lugar a una alternancia en la inicial, con Abreu en el line up ante los de la mano mala, y Gurriel ante los derechos. Dado que con el Yuli se ganaría además en velocidad y defensa, arribaríamos a la primera conclusión polémica: José Abreu, probablemente el bateador más imponente de la Isla, líder en remolcadas de la Liga Americana en 2019, calentaría el banquillo la mayoría de las noches, dada la mayor cantidad de lanzadores derechos que zurdos.

JARDINEROS

Aquí, Yordan Álvarez (.313/.655/1.067), Jorge Soler (.265/.569/.922) y J. D. Martínez (.304/.557/.939) serían indiscutibles. El primero acabó como novato del año de la Liga Americana, el segundo de líder en jonrones, y el tercero, que sería el bateador designado, con unos números que, otra vez, le meten miedo al más pinto. El primero a la zurda y el segundo a la derecha son, además, los dueños de los swings más demoledores del panorama nacional.

Ninguno de ellos, sin embargo, podría jugar el center field, por lo que habría que ubicar allí a Yasiel Puig (.267/.458/.785) e incorporar al equipo a un jardinero central natural, capaz además de jugar en las esquinas, un jardinero que sería un recambio defensivo ideal en las postrimerías. Para este rol, nadie mejor que el matancero Guillermo Heredia (.225/.363/.668), aunque también cabría mirar a las Ligas Menores y considerar a Rusney Castillo (.278/.448/.769), a la futura estrella Luis Robert (.328/.629/1.001), o jugársela con uno de los veteranos y convenientemente zurdos Leonys Martin y Jon Jay, ambos discretos en 2019.

LANZADORES ABRIDORES

Gio González (Z, 3-2, 87,1IP, 3.50), Chi Chi González (D, 2-6, 63IP, 5.29) y Rogelio Armenteros (D, 1-1, 18IP, 4.00) conformarían la primera parte de una rotación que echaría mucho de menos al gran José Fernández y que es, sin duda, el punto débil del equipo. El primero, por veteranía y talento, sería el indiscutible as. El segundo, tras años de lesiones y operaciones, mostró al final de 2019 lo que puede llegar a hacer. Y el tercero debutó con los Astros y apuntó maneras. A partir de ahí, quizás habría que viajar a Japón y traer de vuelta a los zurdos Ariel Miranda (7-5, 86IP, 4.19) y Onelki García (6-8, 103,2IP, 4.69).

En la reserva habría otros nombres, como el del también zurdo de los Gigantes de San Francisco Andrew Suárez (0-2, 32,2IP, 5.79), el del diestro japonés Nick Martínez (lesionado), un novato como Ronald Bolaños (en esta selección como relevista), o lo mejorcito de la Isla: el camagüeyano Yariel Rodríguez, el tunero Carlos Juan Viera, el matancero Yoanni Yera, o los veteranos Lázaro Blanco y Freddy Asiel Álvarez.

LANZADORES RELEVISTAS

Dado los abridores de esta propuesta de equipo Cuba 2019, es probable que el cuerpo de relevistas intervendría pronto y mucho. Por suerte, aquí hay una interesante mezcla de gente curtida y con futuro. Aroldis Chapman (3-2, 37S, 2.21) lanzando el noveno inning, Raisel Iglesias (3-12, 34S, 4.16) el octavo y Yoan López (2-7, 1S, 3.41) el séptimo, son nombres que asustan, con roles definidos. A ellos habría que sumar a los prometedores novatos de los Padres de San Diego, Michel Báez (1-1, 3.03) y Ronald Bolaños (0-2, 5.95), y a partir de ahí, buscar un par de zurdos, con la desafortunada peculiaridad de que ninguno de los candidatos es precisamente un especialista en dominar a los bateadores de su misma mano.

Mirando los numeritos, quizás los más indicados para completar la nómina sean el pinareño Liván Moinelo (3-1, 4S, 1.52), que se lució y quedó campeón en Japón con los Halcones del SoftBank de Fukuoka, y el novato de los Astros Cionel Pérez (1-1, 10.00), que tira duro y promete. De aquí se caería el guantanamero Roenis Elías (4-2, 3.96) —que se llevó un anillo de campeón mundial con los Nacionales de Washington—, pues los zurdos le batearon para un astronómico .368, por tan solo .181 los derechos; también se caería un zurdo como Nestor Cortés Jr. (5-1, 5.67), al que los de su mano castigaron con un promedio de .344; un veterano como el diestro Dan Otero (0-0, 4.85), otro japonés diestro como Raidel Martínez (1-4, 8S, 2.66), y el ya mencionado Andrew Suárez, posible abridor de emergencia.

De esta manera, el equipo quedaría como sigue:

RECEPTORES: Yasmani Grandal, Alex Ávila

JUGADORES DE CUADRO: José Abreu, Yoan Moncada, Nolan Arenado, José Iglesias, Yulieski Gurriel, Aledmys Díaz

JARDINEROS: Yordan Álvarez, Jorge Soler, J. D. Martínez, Yasiel Puig, Guillermo Heredia

ABRIDORES: Gio González, Chi Chi González, Rogelio Armenteros, Ariel Miranda, Onelki García

RELEVISTAS: Aroldis Chapman, Raisel Iglesias, Yoan López, Michel Báez, Ronald Bolaños, Liván Moinelo, Cionel Pérez

Como dijimos al principio, ofensivamente la cosa sería de reservar palco y comer palomitas: los 327 jonrones dados por los componentes de este equipo cubano de 2019 superarían los 307 pegados en las Grandes Ligas por los Mellizos de Minnesota, líderes, y las 1.021 carreras remolcadas opacarían las 906 de los propios Twins. Al mismo tiempo, el promedio colectivo al bate (.276), el de slugging (.503) y el de OPS (.857) de los cubanos, eclipsarían los de los Astros (.274/.495/.848), que fueron los más destacados de la clase.

Como consideraciones finales:

Los mejores jugadores no incluidos vendrían a ser Nick Castellanos, Yandy Díaz, Eric Hosmer y Lourdes Gurriel Jr.

El resultado es un equipo cuya debilidad está en el pitcheo abridor, en la falta de especialistas zurdos en el bullpen, y en su poca velocidad en las bases.

Sus fortalezas: el demoledor poder ofensivo y la calidad de sus relevistas, una combinación que haría evidente la estrategia a seguir: marcar pronto y mucho, y darles la bola rápido a quienes deberían ser capaces de preservar cualquier ventaja.

Ojalá los comecandelas del tingladito del pececé cambiaran de mentalidad y convocaran a un equipo similar a este, que de verdad incluyera a los mejores de los cubanos. La actual crisis del béisbol en la Isla se acabaría más rápido que la fiesta tras el triunfo de la revolú. ¡Feliz 2020!

Más información

4 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user kreutz

Nada, eso.

Profile picture for user kreutz

Coño Neno, tu eres de los míos, pero te creo que tuviste un pequeño fallo. Yurisbel Gracial, guantanamero de nacimiento pero que ha hecho su carrera en mi querida Matanzas, mi tierra, mis cocodrilos, fue seleccionado como el Jugador Más Valioso de la Serie Final de la pelota profesional japonesa. Seis imparables en 16 turnos al bate, incluidos tres cuadrangulares y seis remolques en los play off y en la serie regular nada menos que 103 partidos, 28 jonrones, 68 impulsadas, 319 de promedio y un slugging de 595. Creo que él debió estar en esa lista, tu lista, la lista del tipo que más sabe de béisbol cubano, no pudo haber pasado por alto al matancero esta temporada. Hasta el gran Jorgito Ebro le dedicó una columna completa en el Nuevo Herald a nuestro matancero.
https://www.elnuevoherald.com/depor…

Profile picture for user Abraham de Moivre

Para ganarle a un equipo como ese, habría que ir al planeta Marte a buscar jugadores...

Profile picture for user Ana J. Faya

Excelente team. Con ese equipo de pelota, el compañero Padura dejaría de centrar sus críticas en la decadencia del beisbol cubano, para quizás --quizás es un decir-- fijarse en los abusos del régimen Castro-DíazCanel.
¡Feliz Año 2020, Neno!