Back to top
Artes Visuales

Cuba, 'la República penitenciaria' que expone Hamlet Lavastida en Berlín

Bajo el nombre de '2239', su número como preso político cubano, el artista da testimonio visual de su paso por prisión.

Madrid
Hamlet Lavastida junto a una de las obras de '2239', Berlín, 2022.
Hamlet Lavastida junto a una de las obras de '2239', Berlín, 2022. Cortesía del artista

"A partir de ahora este es tu nombre, tú no tienes nombre", le dijeron sus carceleros a Hamlet Lavastida en Villa Marista, cuartel general de la Seguridad del Estado en La Habana. 2239 fue su nombre durante más de tres meses de injusto encierro, y es ahora el título de una muestra muy personal que inaugura en Berlín.

La exposición "es absolutamente autobiográfica, y es un análisis comparativo de lo que es el presidio político en Cuba", dice Lavastida a DIARIO DE CUBA. El artista dedica la muestra a todos los presos políticos, especialmente a Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Osorbo, Luis Robles y los jóvenes del 11J. El propio artista fue un número más de esa lista de prisioneros políticos cubanos que hoy pasan de 1.000, después de las protestas multitudinarias del 11 de julio.

El 20 de junio de 2021 Lavastida regresó a Cuba tras finalizar una residencia artística en Berlín. Después de estar en aislamiento obligatorio debido a la pandemia, fue detenido por la Seguridad del Estado y amenazado con ser procesado por presunta incitación a delinquir, a causa de una idea artística que no llegó a realizar.

Nunca fue llevado a juicio, y en septiembre de 2021 fue excarcelado con la condición del destierro para él y su pareja, la escritora y activista Katherine Bisquet.

De su experiencia en prisión "podría hacer un libro", confiesa. De momento, ha escrito "La República penitenciaria", un texto cuyo borrador empezó a redactar en los papeles de las cajas de cigarro de la cárcel, y que ahora es una obra más de esta muestra. En esta suerte de manifiesto, Lavastida resume su "forma de pensar Cuba, pero a la vez la prisión".

"Un sistema que persigue disciplinar mediante el escarmiento todo intercambio colectivo, sistema que está asentado en su legislación, en su poder político, en su escritura, en su memoria, en su historiografía e inclusive en su estética. Casi podríamos hablar aquí de una hipótesis cientificista, o por qué no, de la presencia y génesis de un nueva jerarquía social, el homo paenitentis", dice Lavastida en su texto-obra, un alegato a ese tiempo robado por la dictadura como castigo por pensar diferente, algo penalizado en la isla-cárcel.

El núcleo central de la muestra son una serie de trabajos, agrupados como "La República penitenciaria", que reproducen en planta prisiones cubanas como Manto Negro, Valle Grande, Villa Marista, 100 y Aldabó, Kilo 8, entre otras.

"En la muestra hay unos 15 trabajos, pero son más", aclara el creador.

En la exposición también hay una clara alegoría al 11J y a la frase lanzada por Díaz-Canel contra el pueblo que se manifestó: "La orden de combate está dada". Grandes wallpapers reproducen a modo de patrón esta consigna y otras iconografías donde Lavastida se apropia de la estética revolucionaria con herencia soviética, e introduce elementos que conectan con la realidad cubana actual, como las siglas del Movimiento San Isidro (MSI).

Asimismo, hace un repaso histórico de figuras como Aníbal Escalante, dirigente del Partido Socialista Popular cubano defenestrado por Fidel Castro. Una de las piezas expuestas es una carta de arrepentimiento escrita por Escalante en 1968 y expuesta como un gran wallpaper. "Es una obra que yo hice en 2010", acota el artista, que ahora encuentra paralelismos entre su historia y la de Escalante, quien también estuvo en Villa Marista, al igual que Antonio de la Guardia y Arnaldo Ochoa, otras figuras que ha tocado en sus piezas, quienes fueron fusilados después de un proceso conducido por Castro en 1989.

 A Lavastida también le invitaron a hacer una confesión, como a Escalante y al poeta Heberto Padilla, otro caso histórico con el que ha trabajado. "En el interrogatorio ellos (la Seguridad del Estado) te invitan a que lo hagas en una carta. Al principio yo me negué, les dije que si esto era algo como los procesos de Praga o algo así… Pero siguieron insistiendo. Me dieron un lápiz y una hoja que después tenía que devolver, porque no querían que tuviera ni lápiz ni hojas ni libros", cuenta el artista, que recuerda cómo era corregido por sus interrogadores, quienes incluso llegaron a agregar detalles en el texto de Lavastida, con faltas de ortografía incluidas.

"Y esto es algo recurrente, y muy autobiográfico, porque me sucedió a mí, pero le viene sucediendo a todos los cubanos que tratan el tema histórico-político… Le pasó a Padilla, a Escalante, a De la Guardia y a muchos más que son, sobre todo, sujetos políticos que deben aleccionar a la sociedad sobre su 'irresponsabilidad' ante el Gobierno cubano. Ellos quieren después que estas cartas sean leídas en público como una especie de formación pedagógica, algo profiláctico", dice el creador, a quien hicieron firmar un documento para conseguir su salida de prisión a cambio del destierro, en el que afirmaba estar de acuerdo en permanecer en silencio y no hablar del Gobierno cubano o de su tiempo en prisión.

Lavastida había ideado el proyecto de "La República penitenciaria" antes de viajar a la Isla, "y al final eso fue lo que me tocó: prisión". En Cuba "si comentas sobre lo político, terminas siendo un prisionero político", concluye el artista, que recientemente expuso su testimonio en la Cumbre de Ginebra para los Derechos Humanos y la Democracia.

La muestra "2239", que también contiene animaciones, puede verse hasta el 18 de junio en la Galería Crone de Berlín.

Posted by DIARIO DE CUBA on Friday, April 29, 2022
Más información

11 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Menos mal que es un "artista" disidente que hace "arte" disidente porque sino se moriria de hambre. Ya lo he dicho otras veces..solo necesitas ser disidente para convertirte en "artista" , "musico", "cientifico" ; "periodista" o hasta "Diario",

Profile picture for user Weston

Quiero agradecerle a los foristas que se dirigen a mi indirectamente o a quienes me hostigan pegando un eructo a cada uno de mis comentarios. Gracias por leerme.

Profile picture for user Leonard Euler

No te esfuerces, pedazo de mierda comunista, tus problemas de autoestima no se resuelven a través del masoquismo...si quieres puedes dejar de venir aquí, nadie te va a recordar...búscate un psiquiatra, miserable.

Profile picture for user Ana J. Faya

Hamlet Lavastida, después de haber estado 3 meses encerrado en Villa Marista y haber accedido a salir despatriado hacia Europa, ha seguido haciendo contra el régimen cubano lo que sabe hacer, exposiciones públicas de denuncia, e incluso denuncias sobre violaciones de ddhh en Ginebra, según leí. Bien que pudo haberse callado después del encierro en Villa, o haber hecho como hacemos muchos aquí, dar opiniones que no salen del espacio de estos comentarios.
Confieso que cuando se le critica, no alcanzo a entender las razones, como no fuera ese desprecio que muchas personas sienten hacia artistas e intelectuales en general. (Sé que dentro del régimen ese desprecio, distanciamiento, o como quiera describirse esa actitud hacia ese sector, es común en miembros del MINFAR y el MININT de Raúl Castro.)

Profile picture for user Amadeus

Doña Ana___ Ha dado en el clavo. Los supuestos „profesionales formados por la revolución“ han sido domesticados para odiar y recelar del libre pensamiento, independientemente de que vivan hoy en la Florida o en otra parte. Son energúmenos que creen que porque tienen un diploma universitario ya los hace superior a los demás. Los disidente para ellos, especialmente los que vienen del mundo y del arte, son despreciables porque el reflejo de Pavlov se lo han inculcado muy bien. La mejor prueba son aquellos que tienen a Susurro Rodríguez como paradigma de la lieteratura, la lírica y las bellas artes. Ya me dirá usted entonces.

Profile picture for user Weston

Este muchacho de nombre ridículo fue unánimemente aplaudido por los supergusanos cuando supuestamente era un héroe. Ya que perdió ese calificativo, sólo ha quedado para reseñas en DDC, porque su “arte” es como el traje del Rey, que sólo los bastardos son incapaces de apreciarlo.

Profile picture for user Leonard Euler

¿Cuando hablas de "supergusanos", pedazo de mierda comunista, te refieres a aquellos que han tenido la presencia de animo condenar durante décadas a la dictadura habanera?

Profile picture for user Amadeus

Papo___Al menos ese muchacho hizo algo y lo intentó y encima lo castigaron por ello.

¿Qué tú has hecho contra el régimen, al margen de diletar y vivir del cuento en la Florida y haber salido huyendo de la Isla despuès de haberte aprovechado de los privilegios que te otorgaron por camaján?
Ten un poco de vergüenza Papo.

DISISTUR .S.A Otro como la Bruguera y la Paya' haciendo billete y cogiendo becas con la miseria del cubano .Como a el lo soltaron,mientras a Lazaro Yuri Valle Roca no,al "gato" tampoco.Luisma medio ciego en una prision castrista,el Maikel osorbo lo mismo mientras Yutuel vacila,modela y promociona "Patria y Vida " junto a los oportunistas de Gente de zona,que hasta el otro dia se daban la lengua con el gobierno...en fin vacilon y exito acostilla de los jodidos,ah y hay que ser pacifico y poner la otra mejilla cuando se canse en la isla.tal vez ponernos en cuatro para que nos introduscan la tonfa y despues agradecer al esbirro.esto es lo que proclaman estos intelectualoides de aeropuertos ....

Profile picture for user Pedro Benitez

Más que una injusticia; se acerca a un atentado contra la humanidad porque la prisión pertenece a la contrainteligencia etc.; la estructura de confinamiento resume la tortura psicológica y física:; encierro+destierro+ la participación del hachazo de ambas familias. Ahora; Hamlet cae en la República Dominicana con semejante triunfo y testimonio y va a necesitar protección física las 24 horas.