Back to top
Salud

'Teníamos que inflar, yo lo hice. Hasta nombres de conocidos míos en Cuba puse': médicos en 'misión' durante la pandemia

'Te dicen que no puedes mentir, pero te obligan', afirma un profesional que trabajó en Venezuela.

Madrid
Médicos cubanos regresan a Cuba tras cumplir misión en Venezuela.
Médicos cubanos regresan a Cuba tras cumplir misión en Venezuela. Trabajadores

Mientras personalidades y organizaciones internacionales piden que el Premio Nobel de la Paz 2021 sea concedido al Contingente Internacional Henry Reeve, la realidad de las misiones del Gobierno cubano sigue saliendo a la luz.

Muchos admiran el despliegue de médicos cubanos en 40 países y territorios durante casi un año de pandemia, pero no se preguntan en qué condiciones han trabajado y trabajan esos profesionales.

"Cuando comenzó lo de la pandemia, nos dijeron que teníamos que hacer pesquisas todos los días. Nos daban un nasobuco hoy y teníamos que recordárselo para que nos dieran otro al cabo de diez días. Había que ir a zonas que son peligrosas; yo muchas veces tuve que ir solo", contó un médico que abandonó la misión en Venezuela recientemente y pidió mantenerse en el anonimato, pues teme que su familia en Cuba sufra represalias por sus revelaciones.

"Nos decían que debíamos pesquisar a 150 personas en un día, pero eso era imposible y había que caminar muchísimo. Teníamos que inflar; yo lo hice. Pesquisaba un par de casas y después inventaba nombres y cédulas. Hasta nombres de conocidos míos en Cuba puse. Ellos (los jefes de la misión) no se dan cuenta, ni lo revisan, porque lo importante son los números", añadió el médico, que dio autorización expresa a la organización Cuban Prisoners Defenders para que DIARIO DE CUBA lo contactara.

Mentir, alterar estadísticas y tener que desechar medicamentos fue rutina de este profesional no solo durante la pandemia, sino durante todos sus años en Venezuela. "Había que operar a 15 o 16 pacientes diarios, pero no iba nadie. Operábamos, si acaso, a cuatro o cinco. Había pacientes que iban a preguntar algo y los anotábamos como operados. Para que las cifras cuadraran, había que tirar los medicamentos que supuestamente habías usado en ese paciente. Por ejemplo, los lentes que se usan para los pacientes de cataratas", relató el médico. "Ellos (los jefes de la misión) te dicen que no puedes mentir, pero te obligan a hacerlo".

"Y no quieras ver en qué condiciones operábamos cuando operábamos. El techo del salón se estaba cayendo, era como estar en una guerra. Además, muchas veces teníamos que ir a clínicas privadas a intercambiar, por ejemplo, guantes por detergente y alcohol para poder esterilizar el salón. A veces teníamos mucho antibiótico que había que desechar para inflar cifras, y otras veces no teníamos para ponerle al paciente después de la operación. Había que mandarlo para la casa sin antibiótico o le teníamos que poner uno caducado. Para las suturas a veces también teníamos que ir a las clínicas privadas y hasta intercambiar cosas de nuestro propio mercal, porque los jefes no se preocupaban de que tuviéramos".

Con "mercal" el médico se refería a aprovisionamientos que recibían los profesionales cubanos para su subsistencia. "Por ejemplo, la harina, que nosotros no la comemos, se la cambiábamos a los venezolanos por papas. Para ir a trabajar, yo tenía que cambiarle también harina a alguien para que me llevara en carro o en camión. Cuando terminaba de trabajar, a las 4:00 o las 5:00 de la tarde, tenía que hacer lo mismo. Lo que tenía esa gente (los venezolanos) con los cubanos era un negocio", dijo.

"Arabia Saudita no se prestaría para eso"

El doctor Alex Pardo Castro, de 37 años, es un especialista en Medicina Interna. Trabajó en Arabia Saudita desde septiembre de 2019 hasta mediados de 2020, y asegura que aquel es "un país totalmente diferente". No obstante, también sufrió abusos.

Explicó que, mientras estuvo allí, no alteró ni vio alterar estadísticas ni desechar medicamentos: "Arabia Saudita no se prestaría para eso", dijo.

Durante la pandemia, no salió a hacer pesquisas, aunque trabajó mucho atendiendo pacientes directamente. Allí los médicos sí tuvieron toda la protección necesaria. A pesar de ello, varios cubanos enfermaron. Afortunadamente, sin consecuencias fatales. "Sería muy triste trabajar siendo esclavos y terminar así", añadió Pardo Castro.

Este médico comenzó a sentirse esclavo al comparar las condiciones en que trabajaba y el salario que recibía con los de sus colegas locales, que lo despreciaban.

"Teníamos que cumplir con un reglamento —la Resolución 168 del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera— que conocí ya en la misión. Nadie me habló de él en Cuba", aseguró.

"Ese reglamento dice que tú no puedes ser amigo de nadie que piense ideológicamente diferente a ti. Si mi hermano me decía que tenía intenciones de abandonar la misión, estaba obligado a denunciarlo".

"Para colmo, tienes que dar del 75% al 90% de tu salario y trabajar 64 horas semanales. Trabajábamos 48 horas, más 16 de guardia. Con el dinero que te quedaba, tenías que pagar renta, agua, electricidad, transporte y alimentación. Todo corría por tu cuenta".

En Cuba, Pardo Castro había firmado un contrato con la parte árabe, según el cual todo el dinero —unos 4.000 dólares— era para él. Luego supo que la parte cubana quería recibir el dinero de la parte árabe y depositar un porciento en la cuenta del colaborador. "Cuba le propuso eso a Arabia Saudita y Arabia Saudita dijo que no, que ellos iban a pagarle al médico cubano lo que prometieron. Entonces, la parte cubana creó lo que se conoce como 'sistema de conciliación'".

Lo que esconde el eufemismo "sistema de conciliación" es que el profesional, tras recibir directamente el dinero del Gobierno del país para el cual trabaja, debe entregar al régimen cubano lo que este le exija.

Según Pardo Castro, la cuenta en la que le ponía el dinero al Gobierno cubano debía estar a nombre de un familiar, para no despertar sospechas en la parte árabe. "Por ejemplo, yo enviaba el dinero para el Gobierno de Cuba a una cuenta a nombre de mi mamá. Para los árabes, yo le mandaba el dinero a mi familia y no es así. Uno mandaba el dinero para el Gobierno de Cuba".

La "remesa" debía ir acompañada de una tabla en la que el profesional debía exponer sus gastos. Si incumplía y no enviaba todo el dinero que debía a Cuba, se le consideraba "deudor". "Puedes ir hasta preso, porque eso tiene una sanción", dijo Pardo Castro.

"Mi familia tenía que mandarme dinero desde Cuba"

El panorama de su colega en Venezuela era incluso peor. Su lugar de alojamiento se llenaba de cucarachas por la noche y el dinero que le pagaban apenas le alcanzaba para una libra de carne de res.

Una denuncia de Cuban Prisoners Defenders contra el Gobierno cubano ante la Corte Penal Internacional refleja que los médicos cubanos reciben un estipendio para sus gastos en el país donde cumplen misión y el resto (10-25% de lo que paga el Gobierno del país de destino) se deposita en un banco en Cuba. Si el colaborador abandona la misión o no regresa a Cuba al terminarla, pierde ese dinero.

"Me estaban pagando el equivalente de casi diez dólares al mes, cuando una libra de carne de res de cuesta casi eso mismo. En Cuba, me acumulaban el resto del dinero en una tarjeta (…), unos 250CUC al mes. Había otra tarjeta en la que ponían un dinero para que lo sacara mi familia, pero ese dinero se me descontaba a mí de los 250CUC. Mi familia tenía que mandarme dinero desde Cuba para yo subsistir. Ellos podían sacar unos 50CUC al mes de esa tarjeta", detalló el médico que cumplió misión en Venezuela.

"El dinero que se me estaba acumulando en Cuba yo debía cobrarlo cuando iba de vacaciones, pero nunca estaba completo. Nunca te pagaban los 11 meses, siempre te quedaban debiendo cuatro o cinco meses, y me los pagaban cuando volvía a ir de vacaciones", agregó.

"Ah, de los diez dólares al mes que pagaban en Venezuela, los que son miembros del Partido y la UJC tenían que dar un porciento. No recuerdo si el 10 o el 15%, porque yo nunca pertenecí a nada de eso".

Conceder el Premio Nobel de la Paz a los médicos cubanos que cumplen misión en otros países sería legitimar el sistema de esclavitud al cual el Gobierno de Cuba los somete, y frente al cual estos dos profesionales, como tantos otros, no han tenido más opción que escapar.

13 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

VAMOS QUE ESTA LLEGANDO LA EMANCIPACIÓN DE LOS MÉDICOS..
FALTAN LOS MÁS ABUSADOS/ LOS MAS ATROPELLADOS/ LOS MÁS EXPLOTADOS.. LOS MEDICOS!! CUANDO REALICEN SU MARCHA FRENTE al MINSAP ,LA COSA se va PONER FEA,PUES TIENEN SEGUIDORES,FAMILIARES,COLEGAS de PROFESION ESTOMATOLOGÍA,LICENCIADOS EN SALUD, y UN PUEBLO QUE LO ADMIRA,RESPETA Y QUIERE..
Pero ese día debe COINCIDIR con MOVIMIENTO SAN ISIDRO/ MOVIMIENTO ANIMALISTAS/ LAS DAMAS/ UNPACU/ y DEMÁS..

Profile picture for user padre Ignacio

Cuando la medicina dejo de ser una devoción para convertirse en un negocio aparecieron las infladeras de las que no estamos exentos en el capitalismo, trabajo salvando almas para nuestro señor en una institución medica que opera a nivel internacional en todos los países donde el estado paga las dialysis y al mismo tiempo tienen servicio de farmacia y laboratorios y constantemente están en corte por fraudes de overbilling y otros tantísimos que suelo ver a diario. Filosofalmente es difícil juzgar porque los ricos exigen al pobre una integridad que a menudo ellos no exhiben. Todos los días de mi vida veo como la gerencia le exige una serie de tests y protocolos imposibles de seguir en el tiempo que te dan y ellos saben que mientes en los reportes, entonces hay que decir como dice un amigo, la culpa estriba solo en ser atrapado. Tanto esos medicos en Venezuela como cualquiera tiene una familia y una mesa donde hay que poner el pan. Que tire la primera piedra el que este libre de pecado.

Señor Amadeus..no se en que lista estare yo. De lo que si puede estar absolutamente seguro es que no estoy en la misma lista que usted y sus colegas cagalitrosos de la Vigilia. Y de eso me siento tremendamente orgulloso.

Profile picture for user Amadeus

esuardo47___ Ya sabemos edddy que usted está orgullosos de ser un esbirro al servicio de la dictadura. Congrats! Jajajajaj

Decir que la 'decencia dejó de ser una cualidad en Cuba'' no es justo. Que el criminal régimen que los desgobierna ha obligado a cada cubano a ir a cualquier extremo como el ''de resolver'' por sobrevivir es otra cosa. Aunque vemos constantemente la ''chusmería de barrio'' no descalifica a miles de familias que a duras penas, logran, a ese nivel familiar, ápices de decencia .

Profile picture for user Ana J. Faya

Lleva usted razón. Es que la "resolvedera" a que la escasez obliga, contamina, mancha, poco a poco va degradando al individuo. Pero, de nuevo, lleva usted razón, se logran "ápices de decencia". No debiera ser así.
Los primeros que alteran datos, estadísticas, son las instituciones del régimen. Los primeros que ocultan lo que en realidad existe son los funcionarios --sean ministros, administradores, un jefe o un simple responsable de alguna gestión--, que están llamados a informar sobre su trabajo. Para no hablar de que se piensa una cosa y se hace otra. Así se van educando las personas, en una doble moral que degrada. La honestidad se va perdiendo como cualidad esencial para el diario de vida.

Profile picture for user Amadeus

eduardo47__Dudo que usted están en esa lista de cubanos honorables.

No generalizar. Hay cubanos decentes y honrados en cualquier lugar que esten. Hay cubanos en los que la decencia y honradez dejo de ser una cualidad, esten donde esten. No generalizar.

Profile picture for user Ana J. Faya

En Cuba la decencia dejó de ser una cualidad. El "resolver" y el "invento" ya están en el tuétano de un par de generaciones.

Pues a ninguno de esos "medicos" que "ocultan su identidad por temor a represalias a sus familias" les daria trabajo en ningun lugar. Y no porque hayan abandonado misiones o ahora hagan criticas al gobierno y al sistema de salud o etc,etc. No les daria trabajo porque,de ser ciertas todas sus afirmaciones.ellos se prestaron a realizar y realizaron todas esas barbaridades que ahora denuncian. Ahora que estan demandando y buscando ayuda para revalidar sus titulos o llegar y obtener residencia en algunos paises entonces si se vuelven honestos, valientes y se reencuentran con sus escrupulos. Antes fueron deshonestos y mentirosos por miedo ,privilegios o beneficios personales. Quien puede garantizar que no repitan esas mañas cuando puedan hacer su practica medica en "libertad" y entonces toda la ganancia sea para el.

Profile picture for user Peña Tico

...57, apoyo su comentario, no son de confiar

Pero cómo voy ha estar en otro país trabajando y mis familiares me tienen que mandar dinero,la culpa es de ustedes.

La culpa es de los propios médicos cubanos que se prestan para el juego