Back to top
Opinión

El racismo es estructural

'La expresión estructural del racismo se da por antonomasia en el campo del comportamiento social, en la normalización ritual, consciente o inconsciente, de la conducta aprendida.'

La Habana
Uno de los memoriales por George Floyd en EEUU.
Uno de los memoriales por George Floyd en EEUU. EFE

EEUU sigue siendo la referencia global por excelencia. Para lo bueno, resumido en la compañía Apple, y para lo malo: encapsulado en el racismo. Esta condición global parece hoy disputada por China en la misma relación binaria. Huawei y el G5 de un lado, y el racismo anti uigur del otro.  

Pero los primeros siguen siendo el espejo refractario sobre el que lanzar la botella de la rabia, o para contemplar nuestra propia imagen especular —la elite cubana tiene un largo recorrido por estas avenidas—.  

Por eso, el asesinato del afroestadounidense George Floyd remueve la conciencia mundial. La paradoja norteamericana es esa: sus batallas culturales y sus injusticias, históricas o presentes, disparan la conversación intelectual y política en todas partes. Y provocan algo más: la exposición de esas mismas batallas e injusticias a nivel local. Las elites de muchos países deben sentirse amenazadas tanto por su propia versión del policía Chauvin como por el contagio antirracista que recorre EEUU. Por lo pronto, hay un espacio que casi nadie puede eludir: la conversación intelectual sobre el racismo.

Y un concepto ha saltado desde los campus universitarios hacia el lenguaje común. En realidad dos, que tienen una misma trayectoria y una misma base: racismo sistémico y racismo estructural; y que, aunque parecen sinónimos, no denotan lo mismo.

Pero espoleadas por las redes sociales, lo que debería ser una conversación sosegada termina en una discusión tóxica que nubla la comunicación en torno al racismo.

Sin embargo, por primera vez, desde que vengo siguiendo estos temas, desde una perspectiva posracial, observo un punto de convergencia sobre el que gira la conversación común. Hasta ahora, excepto en los espacios académicos, la conversación popular en torno al racismo lo reducía a lo testimonial, al discurso político de campaña ¿electoral o revolucionaria? y a lo afectivo. Con lo que no se avanzaba mucho, porque todos tenemos historias y anécdotas que contar acerca de lo que lo confirma o lo niega. Ya dos raperas, con su rico y rabioso lenguaje popular, han hecho circular aquellos conceptos por el campo de batalla digital de Facebook. Y hay que darles las gracias.

¿Cómo una tragedia de más de 400 años puede haber durado?

El racismo es estructural. Todo ismo es el despliegue tanto en profundidad como en lo temporal de su raíz. Es ese doble despliegue lo que estructura problemas, relaciones, instituciones y comportamientos. En realidad no se sabría cómo una tragedia de más de 400 años podría haber durado tanto sin algún tipo de estructura de soporte.   

Los que niegan su naturaleza estructural se defienden afirmando que el racismo no existe en las  instituciones. En buena medida es verdad. Después de terminado el apartheid en Sudáfrica, toda institución o constitución en el mundo sanciona el racismo. Al menos retóricamente. Y esta realidad genera confusión: se toma un avance moral y político como un hecho sociológico —lo que sucedió en Cuba al principio de la revolución—, se suprime el debate, lo que cristaliza esa percepción moral, y se oculta el problema, lo que lo reproduce en los comportamientos.

Olvidémonos por ahora del gran tema de la desigualdad o inequidad. La expresión estructural del racismo se da por antonomasia en el campo del comportamiento social, en la normalización ritual, consciente o inconsciente, de la conducta aprendida. Un prejuicio que dura es un juicio de valor bien estructurado en la conciencia del que actúa. Esto explica la discrepancia entre las instituciones y la realidad del racismo: el comportamiento cultural estructurado por un conjunto de creencias, puestas al día por el repertorio de actitudes asociado. Ello a pesar y contra las instituciones que proscriben el racismo.

Cuando en Cuba se dice, por ejemplo, "este/a negro/a de p…", se debilita el efecto igualador de la ley al momento de su aplicación. Esta es una frase evocadora, cargada de significados que rápidamente activa una matriz de juicios bien formados, tallados simbólicamente en la psicología social. Y un funcionario, sobre todo de la Policía, cultivado en este ambiente, es un ser humano cargado de prejuicios que distingue bien y conecta los códigos. En este sentido solo hay ley justa cuando hay comportamiento justo.  

Esto es lo que falla en la explicación económica del racismo. La esclavitud acompañó históricamente al capitalismo en sus inicios, pero no es uña y carne de él. De hecho es todo lo contrario: el capitalismo necesita compradores en el mercado, no esclavos sin un mínimo poder de compra. Si el racismo fuera la continuación epidérmica de la explotación y desigualdad capitalistas, no podría explicarse por qué el racismo coincide con la riqueza en el antisemitismo, o le antecede en las antiguas sociedades del norte de África y del Medio Oriente.

Coincidencia que se da también con el éxito dentro de la propia comunidad afrodescendiente en cualquier lugar que se verifique. Precisamente el racismo es estructural porque luego de casi un siglo de éxitos ininterrumpidos dentro de la comunidad negra en muchas partes del mundo, no solo en EEUU, aquel redobla su pérfida apuesta cultural. Jackie Robison demostró que tenía tanta habilidad y capacidad como cualquier pelotero blanco, pero tuvo que abrirse paso por su otra capacidad épica. Ello en una realidad institucionalmente racista.

Los Babe Ruths de hoy abundan, hombres y mujeres negros que tienen que reafirmar épicamente las capacidades normales de cualquier ser humano, esta vez a pesar del respaldo institucional. En esa intersección entre capacidad y riqueza demostradas y la necesidad de un extra épico para hacerlas valer, se sitúa el racismo estructural. Es como una barrera ? ¿hay algo más estructurado que una barrera? ? que necesita ser fuertemente pateada para entrar a los espacios legítimos.  Es como si la sociedad dijera: tienes el derecho, ahora gánatelo. Una contradicción porque nadie debería tener que ganarse lo que ya tiene.  

Por aquí hay una buena razón para entender por qué el uso de la imagen de éxito racial es engañosa para negar el racismo. Supone que todos los miembros de una comunidad tienen tanto el mismo contexto social como la misma dotación individual para triunfar. Lo cual es una curiosa ecuación que vuelve a reproducir el estereotipo. Resulta que todos los negros pueden ser Morgan Freeman, pero no todos los blancos tienen que ser Albert Einstein.

La cuestión de la desigualdad y el racismo

La cuestión de la desigualdad topa con el racismo entonces, pero por razones distintas a la estructura económica. Tiene que ver con el racismo estructurado en los comportamientos culturales. Los negros no han llegado en masa porque las estructuras de acceso extraeconómicas han estado bloqueadas por mucho tiempo ayudando, eso sí, a reproducir el ciclo de pobreza en comunidades racializadas. Aparentemente es un asunto de bolsillos cuando en realidad es un asunto de acceso al caudal simbólico del reconocimiento cultural. Una vez que se abre la matriz, y el caudal simbólico se diversifica, entonces (pongo ejemplos de Cuba para que se entienda mejor)  un babalawo puede ser médico, dignificar socialmente su identidad, y abrir el camino a una genealogía de babalawos e iyalochas con acceso a la inteligencia artificial, a la ingeniería cibernética y a las ciencias de la información. Y de ahí a todas las instituciones que dan sentido, riqueza y construyen el lenguaje estándar en una sociedad.

Este enfoque permite una mejor aproximación a un dilema falso, que está muy bien captado y expresado por los que niegan la coincidencia entre raza y pobreza. Y están en lo cierto cuando dicen, con datos en la mano, que hay tantos pobres blancos como negros.

La desigualdad puede reproducir el racismo, pero el racismo no es sinónimo de desigualdad social y económica. La economía capitalista, la única que ha existido por cierto desde que irrumpió en el mundo, es desigual para todos los colores y todas las razas. Y lo ha sido algo más para los afrodescendientes si se toma en cuenta la narrativa cultural que le acompaña. Por lo tanto el punto de partida de la desigualdad económica racial es otro y radica en la desigual distribución de poder simbólico para acceder a la definición de lo que es culturalmente aceptable para entrar a la sociedad. Los judíos conocen perfectamente esto. El chiste que blanquea al doctor cubano negro lo hace más entendible para nosotros. Identificar racismo y capitalismo es una construcción ideológica para excusar y ocultar la realidad de que el racismo habita también en otras partes.

Lo que hace el racismo estructural es diseñar y proteger el campo simbólico de pertenencia para discriminar a los diferentes, impidiéndoles o encareciéndoles su entrada a las instituciones de mando. O hegemónicas.        

En este sentido, Cuba es el experimento antirracista fallido y de estudio. Y hay dos cerrojos a la entrada del problema: uno es para reconocer que se fracasó, lo que desvía siempre la conversación por otros pasillos más complicados, y otro es para admitir que existe el racismo. Una vez que se entra, sobreviene el obstáculo mayor: nuestro racismo cordial como el ropaje simpático que encubre el racismo estructural. El "mis mejores amigos/as son negros/as" derrite los términos de conversación una vez franqueada la puerta.

Pero el racismo estructural en Cuba estuvo siempre detrás de la igualdad decretada y la homogenización social de todo régimen totalitario. La economía de privilegio a la que se accedía por la pertenencia o cercanía al círculo superior de la elite; la concepción que no la realidad del hombre nuevo, que impidió ascender hacia el reconocimiento social a esas comunidades negras que montaban a sus santos; el marxismo como ritual de pase académico para entrar a las esferas de saber y conocimiento; la distribución geográfica del hábitat que desplazaba a ciudadelas sin circulación la marginalidad amontonada por la pobreza, y el rechazo lingüístico al tráfico social de aquellos términos de comunicación con los que se entienden entre sí los diferentes. Las barreras lingüísticas como barreras arquitectónicas e institucionales.

la sociedad cubana comienza a perder la inocencia utópica en la década de los 90 del siglo pasado, el racismo estructural se desveló en una tarde de muchas sorpresas. Había, eso sí, una opción para hacer menos escandaloso este redescubrimiento, pero el régimen apuró las dos peores: reprimir las voces en la periferia, dejándoles la fiesta, y dolarizar los centros. Donde no habitaban los santos.

¿Cómo entrarle a una estructura tan sólida y no perderse en la tarea? Lo repito. Mi perspectiva es posracial. La del ajiaco, donde las identidades se reconocen y se funden.

Fe de errores
Este artículo ha sido editado para corregir un error: donde debía decir Jackie Robison decía Babe Ruth. El autor se disculpa con los lectores por ese intercambio étnico inapropiado.
Más información

20 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user Amadeus

En un país donde todo el mundo carga un arma, donde la población penal negra pasa del 70% y donde el indice de criminalidad de esta población es el mayor, es LÓGICO que haya un resentimiento. Las razones de este fenómeno hay que buscarlas en la integración y por supuesto, la justicia social, pero si hay algo que se puede decir es que el racismo en Estados Unidos no está instucionalizado y para eso hay que echarle un vistazo a las estadíticas, donde los negros disfrutan hoy de un mayor acceso al bienestar y a la educación como nunca antes.

No puede haber racismo donde, como se ha visto en las protestas, blancos, negros y otra razas salen a la calle juntos, donde hay negros presidentes, managers, artistas, emprearios y millonarios y eso en un sólo 14% de la población.

Madre mia, si este es el modelo intelectual de los vermes disidentes no quiero ver la parte baja de la escala, errores de bulto y divagaciones sin sentido, sin que falte el ataque a la revolucion que sin llegar a solucionarlo es el unico gobierno en la historia de Cuba que ha hecho leyes antidiscriminacion racial.

Ñooooo..... tío tremenda metratranka me he disparado ??,socio para la próxima trata de llevarlo a un público general y no para "Académicos Ilustrados" y no hace falta enredarse tanto que después terminas con Baby Ruth cómo paradigma de superación racial??

Que fuera de los negros sin el deporte y el hip hop?? ????

Alguien me puede explicar como es posible que los negros cometan el 50% de los crímenes al año en EEUU con apenas el 13% de la población? , solo hay que verlos como andan que parecen delincuentes nada más al vestirse. los carros apestosos y destartalados, los barrios desvencijados, la forma que hablan que se expresan , tienen un nivel cultural risible, bordean el analfabetismo, más racista que un negro americano no existe peor que un hillbilly o red neck

Los grupos de odio racial NO son exclusivo de una raza determinada.

Enarbolar banderas antiracistas en EE.UU. es ... coyuntural. La respuesta a la muerte de Floyd ha sido usada por grupos de intereses que lo menos que les importa es el luto de la familia de este señor ASESINADO no por la Policía, sino por UN POLICÍA .

Profile picture for user NARCO

Dos cositas Morúa: Babe Ruth era alemán, hijo y nietos de alemanes de Maryland, en su casa se hablaba alemán como primer idioma hasta que Babe fue un muchacho y se dedicó a delincuentear. La segunda cosita es que el debate sobre la cuestión "estructural" del racismo tiene una historia mediática reciente que ha ocurrido en estas últimas dos semanas y que puede rastrearse en las redes, así que cuando toque un tema, refiérase a las conversaciones y debates sobre ese tema y siga el hilo del debate para ahorrarnos tiempo.

Profile picture for user Ricardo E. Trelles

( Estos sistemas para la discusión son bien deficientes, los sigo usando porque todavía no tenemos otra cosa. Ver http://granflnc.net?SCRCAPT… )

Comencé leyendo el artículo con interés y hasta admiración por su profundidad y contenido conceptual, pero luego lo he ido encontrando falto de estructura y claridad con sus conceptos, y falto de mensaje claro y útil.

De todas formas comento sobre un par de afirmaciones para tratar de aclararlas. Lo importante es que entendamos mejor los problemas que tenemos, para resolverlos y que avancemos para estar todos mejor.

"Es como si la sociedad dijera: tienes el derecho, ahora gánatelo. Una contradicción porque nadie debería tener que ganarse lo que ya tiene".

( SIGUE )

Profile picture for user Ricardo E. Trelles

. . .
La sociedad solo debe, y puede, permitir y facilitar libertades de acción que sean provechosas, justas, que no hagan daños. Con ellas el individuo tiene que y puede progresar, si hace su parte. Su preparación imprescindible para hacer su parte viene de la educación, sobre todo por su familia y su entorno, y por las escuelas.

La mayoría de los que tienen familia y/o entornos problemáticos, terminan creando familias y entornos problemáticos para sus descendientes. Ese es el principal factor que perjudica al individuo para encaminar su vida bien para si y para todos. Y es una cadena.

Es un reto para la sociedad romper cadenas como esa. Es difícil pero completamente posible. Un punto claro en ello NO es tolerar y compensar las deformaciones ya existentes, sino actuar para atenuar o impedir su creación. Y lograr que las cadenas se minimicen o desaparezcan.

( SIGUE )

Profile picture for user Ricardo E. Trelles

. . .
"Resulta que todos los negros pueden ser Morgan Freeman, pero no todos los blancos tienen que ser Albert Einstein".

Ni todos los negros ni todos los blancos pueden ser Morgan Freeman. Ni todos los blancos ni todos los negros tienen que ser Albert Einstein. ¡Ni hace falta!

Profile picture for user Ana J. Faya

Un problema que tiene Cuesta Morúa es que no "aterriza". Su mensaje --válido-- se queda en la Cloud de Microsoft. Debió llenar ese artículo de ejemplos concretos de discriminación racial en Cuba, que los hay. Y lo de Babe Ruth debió sustituirlo por Orestes Miñoso, el primer gran pelotero cubano negro que jugó en Grandes Ligas, y que a pesar de sus sobrados méritos no lo admitieron en el Hall de la Fama, porque si eso no es discriminación, que venga dios y lo vea.

Aparte del dislate de Babe Ruth me parece aun peor olvidar (quizas convenientemente) mencionar al "compañero" Obama, elegido por dos mandatos, y hasta ahora uno de los presidentes, si no de los mas queridos, al menos de los mas mediaticos/influyentes. No creo que obama hay tenido problemas con la "estructura", mas bien todo lo contrario.

Profile picture for user Ares I

Primera noticia que Babe Ruth era un ejemplo de superación racial. Hasta donde sé el tipo pasaba por blanco en todas partes. Tal vez llegó un poco tarde a la repartición de narices pero nunca un ejemplo de "superación racial"

Profile picture for user NARCO

Buana. Hahaha. La ñata de Babe Ruth era de Bavaria, no de Nigeria.

Me fascinan estos intelectuales que jamás se han adentrado en un barrio marginal de negros americanos, sino que echan a andar su febril verborrea desde sus inmaculadas habitaciones para hablar de lo que conocen únicamente por lecturas de otros que tampoco se han adentrado. Por la naturaleza de mi trabajo yo los he tenido que visitar día tras día, he podido entrar hasta el más recóndito lugar de sus hogares, he compartido tiempo y conversaciones con ellos, he visto cosas nada agradables que suceden en esos hogares y he llegado a la conclusión que a una inmensa mayoría lo único que les importa es continuar con su estilo de vida decadente. Este servidor ha visto desde madres que con profunda alegría les dicen a sus hijos pequeños y vecinos que vienen a preguntar que “daddy is in jail” hasta otros papás fumando marijuana en la proximidad de sus pequeños. Entonces, vienen a hablarme que el racismo es estructural?

De acuerdo totalmente con su comentario, los intelectuales se van con la de trapo o lo que es peor con la de CNN y NY Times. Por favor, vean las nuevas tendencias de la comunidad afroamericana como el Blexit liderado por Candace Owens y otros que estar hartos de tantas tonterias victimistas, que son usadas por aquello lideres afroamericanos que solo quieren mas dinero y privilegios en el gobiernos, y quieren pasarse a los republicanos cosa que no sucede desde Rossvelt y el new deal. Que bajo han caido muchos que creen que delicuentes como Floyd son los nuevos martires de la comunidad negra Martin Luther King debe estar revolcandose en su tumba

Profile picture for user Espinoza

El racismo tiene muchas aristas ; yo , por ejemplo no me identifico con los textos xenofobicos, denigrantes hacia las mujeres y exaltacion de la droga y la violencia que hay en el Hip Hop; tambien sufro cuando algun delincuente afroamericano empieza a disparar en un barrio afroamericano y mata a un nino que viene de la escuela o mata a un nino de meses que iba en un carro , personas que se convierten en delicuentes despues que se le han inculcado que la sociedad le debe algo y siempre andan enojados. Los prejuicios raciales y la reaccion a esos prejuicios se alimentan mutuamente

Profile picture for user Nico

La tontería también es estructural, aunque coyunturalmente se presente con ropaje académico.

me gustaria que antes de escribir algo te documentaras ,de tantos peloteros negros que existieron y existen en el beisbol de Grandes Ligas mencionas uno que negro no tuvo ni el pelo porque era castaño , por favor respetese a si mismo para que respetemos a Ud y sus comentarios, gracias