Back to top
Derechos humanos

Una campaña pide la liberación del activista víctima de 'secuestro de Estado' en Cuba

Lidier Hernández Sotolongo, residente en Uruguay, está 'regulado' por el régimen, que le ha prohibido salir de la Isla.

Madrid
Lidier Hernández Sotolongo.
Lidier Hernández Sotolongo. L.H.SOTOLONGO/FACEBOOK

Una campaña en la plataforma Change.org recoge firmas para exigir al régimen cubano la liberación inmediata del activista Lidier Hernández Sotolongo, residente en Uruguay y al que la policía política prohibió salir de la Isla.

El activista cubano Lázaro Mireles, residente en España, inició la petición, dirigida al régimen cubano, el Gobierno de Uruguay y el exilio cubano, alegando que Hernández Sotolongo, "uno de los Coordinadores del Movimiento: Acciones por la Democracia" y coordinador en Uruguay del Movimiento Opositor Cubano Somos+ fue "regulado" cuando se proponía regresar a su país de residencia, donde trabaja y vive con su familia. 

"Lidier se convertía así en uno de los mas de 200 'regulados' en Cuba, donde el régimen insiste de esta manera en su política violatoria de los derechos humanos", afirma la petición.

"Regular de sus derechos en este sentido a un ser humano, sin detalles ni explicación ni causa, viola los artículos 13 y 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

"Le pedimos también al Gobierno de Uruguay que se pronuncie por un ciudadano residente en su país y que se le exija al régimen de la Isla una explicación sobre los sucesos ocurridos. (...) Ante este burdo y criminal intento por opacar a las voces de quienes pensamos diferente, hoy más que nunca debemos reaccionar, unirnos, ser más fuertes y demostrar que nada ni nadie podrá detenernos en este despertar", agrega la fundamentación de la campaña, que además llama a "gestar manifestaciones y todo tipo de acción consecuente en este sentido allí donde estemos".

Hernández Sotolongo, quién pidió a las autoridades del Ministerio del Interior Cubano entregarle por escrito las razones de la prohibición que sobre él pesa, fue atendido por un funcionario de la Dirección Provincial de Inmigración de Cienfuegos, que se limitó a responderle: "Usted debe imaginarse por qué."

"Nosotros sabemos que si tú vas a hacer una manifestación ante la Embajada en Uruguay, nosotros te podemos prohibir salir de Cuba", fue lo más explícito que le comunicó su interlocutor, cuya identidad Hernández Sotolongo no mencionó.

El activista residente en Uruguay ha promovido varias protestas pacíficas de emigrados cubanos ante la sede del consulado cubano en Montevideo, junto al grupo Cubanos Libres en Uruguay. 

Según él, la medida de las autoridades cubanas parece querer castigarlo por liderar esas acciones, algo que negó. "Los muchachos se están organizando solos, nadie es jefe de nadie", aseguró Hernández Sotolongo.

En sus declaraciones, el joven cubano también contó que el 31 de enero, tras su arribo a la Isla para visitar a sus familiares, ya la policía política lo había interrogado y "aconsejado".

"Están buscando que cometa un delito acá para poder procesarme", comentó. "Esto va a traer consecuencias. Me ha tocado ser ejemplo de las cosas que he denunciado y que mi familia no creía, mis amigos no creían."

"Están haciendo sufrir a mi familia, mi familia que es comunista, por demás. Comunistas víctimas, como mismo fui yo hasta que desperté (...) mucha gente de mi familia necesitaba sufrir esto en carne propia para saber la realidad de lo que se vive en Cuba (...) no se lo hacen a los delincuentes y a las lacras sociales, se lo hacen a cualquiera que se le ocurre enfrentar el poder que ellos tienen acá en la Isla", aseguró.

Hernández Sotolongo dijo que ya ha contactado a un abogado. "Voy a comenzar acciones legales", anunció.

Además, pidió a los medios de comunicación hacerse eco de su situación. Por lo pronto, los cubanos emigrados en Uruguay han convocado el próximo sábado a una manifestación en Montevideo por su liberación.

Archivado en
Más información

Sin comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.