Back to top
Emigración

'Ya me daba lo mismo morir': un balsero cubano rescatado cerca de Florida cuenta su historia

Julio César Capote estuvo diez días a la deriva y vio morir a sus tres compañeros de viaje.

Miami
Julio César Capote en el momento de ser rescatado.
Julio César Capote en el momento de ser rescatado.

Julio César Capote, el balsero cubano de 21 años rescatado el sábado por la Guardia Costera de Miami Beach, salió este miércoles del Hospital Jackson Memorial con las piernas vendadas, debido a las quemaduras que sufrió mientras estuvo a la deriva en una precaria embarcación de dos metros de largo por uno de ancho.

Dos semanas atrás, este joven se lanzó al mar por la Playa Herradura, en la zona del Mariel, en Artemisa, junto a su tío Chenli Yoan Capote, de 21 años, y los hermanos Josué Gabriel y Karen Rojas Pareta, de 22 y 19 años, respectivamente.

"Nosotros salimos y a los tres días se nos vira la balsa y se nos bota la comida, el agua, todo", relató Capote a Telemundo 51 al salir del hospital.

"Empieza el sol a quemarnos, y a la muchachita junto con el hermano se le empiezan a caer las uñas, a despellejárseles las manos a quemárseles todas las costillas, y ella dice 'no aguanto más' y se tira al agua con el hermano. El hermano estaba peor que ella, desde que salió estaba vomitando deshidratado, vomitaba sangre y todo". añadió.

Capote se quedó solo con su tío, quien, según cuenta, ya había comenzado a alucinar.

"Y se cae un pedazo de la balsa y él se tiró a cogerla y las olas eran muy grandes y se lo llevaron", explicó el balsero, quien estuvo a la deriva diez días aproximadamente. "Ya a mí me daba lo mismo morir o seguir vivo".

Pero tuvo la suerte de que un buen samaritano viera la embarcación y avisara a la Guardia Costera de Miami Beach. En estos momentos, Capote está recuperado de sus lesiones y en compañía de su familia. 

Sobre sus opciones legales, el abogado de inmigración Willy Allen dijo a Telemundo 51 que podría conseguir permanecer en Estados Unidos bajo parole (tipo especial de admisión) y "al año y un día (...) tomar su residencia".

El abogado opinó que las autoridades también podrían recoger los datos de Capote para, eventualmente, enviarlo ante a un juez de Inmigración. Consideró que casos como el de este joven son aislados, porque en su mayoría a los emigrantes de la Isla los guardacostas los interceptan en alta mar, les brindan atención médica y los devuelven a Cuba.

Más información

2 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

Qué triste... En Cuba todos los días surge un Henri Charrière (Papillon), loco por irse del "Paraíso Socialista".

Profile picture for user Amadeus

Por todo lo que ha pasado y por las vidas que se quedaron en el mar, debían otorgarle la permanencia.Todo un héroe.