Back to top
Política

Los reyes de España, 'molestos' por los 'inconvenientes' de su visita a Cuba

La Casa Real quiere dar al viaje un carácter estrictamente cultural para evitar roces políticos indeseables.

Madrid
Felipe VI y Letizia.
Felipe VI y Letizia. ANTENA 3

La Casa Real estaría "muy molesta" con el presidente del Gobierno en funciones de España, Pedro Sánchez, por imponer un viaje de Felipe VI a Cuba a mediados de noviembre, a pesar de todos los inconvenientes políticos que ello supondría.

De acuerdo con fuentes del Ejecutivo español, la irritación de la corte es aún mayor, dado que el monarca no entiende que se autorice una visita de este alcance mientras existe en la península un Gobierno en funciones y esta se celebre apenas días después de las elecciones del 10 de noviembre próximo, precisó el diario español Vozpópuli.

Otra razón de la molestia sería que el rey coincidirá en La Habana con mandatarios como el presidente de Rusia, Vladimir Putin; Venezuela, Nicolás Maduro; y Nicaragua, Daniel Ortega, entre otros, algo que a la Corona no complace.

Felipe VI llevaba meses tratando de desmarcarse de este viaje. También había dudas en el Ministerio de Asuntos Exteriores, que consideraba que no era el mejor momento. Pero Sánchez ha impuesto finalmente su criterio, dijeron fuentes del Ejecutivo a la publicación.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, cerró la visita esta misma semana durante un viaje relámpago a La Habana. Casa Real está haciendo equilibrios para que, por ejemplo, no se produzca una imagen del monarca junto a Maduro en La Habana, aseguran las fuentes no reveladas.

El motivo de la presencia del Rey en Cuba es la conmemoración de 500 aniversario de la fundación de La Habana. La idea es que Felipe VI acuda a la Isla "en el marco de esa conmemoración", pero no al acto conmemorativo en sí mismo, que es donde coincidiría con Putin, Ortega y Maduro.

Por esa razón, la Casa Real quiere dar a la visita un carácter estrictamente cultural. El Rey se enfocará en el legado de España en su excolonia con el fin de evitar cualquier polémica política.

Las reticencias de Zarzuela, que se ha resistido todo lo posible, son compartidas por parte de la diplomacia española. En el anterior periodo en funciones que se vivió durante la presidencia de Mariano Rajoy, se optó por congelar la agenda internacional del Jefe del Estado. Y se aplazaron viajes de calado, como el que los Reyes terminaron realizando más tarde al Reino Unido.

Uno de los riesgos del viaje a Cuba, dicen las fuentes consultadas, es que Sánchez no revalide La Moncloa después del 10 de noviembre. De suceder, el nuevo Gobierno salido de las urnas, con otra agenda y prioridades internacionales, quedaría muy comprometido.

Otro de los problemas que se apuntan es las posibles consecuencias para algunas empresas. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto una enorme presión en Cuba, pero también en los países con intereses en la Isla, ya sea aplicando aranceles o sanciones.

La conjunción de líderes mundiales odiados por Trump que se dará cita en La Habana puede suponer un revés para España, advierten algunos funcionarios.

Esta visita de los Reyes a Cuba había sido programada muchas veces, pero no se había producido por diversas circunstancias políticas.

En 1999, el rey Juan Carlos viajó a La Habana, pero no en visita oficial, sino para participar en la IX Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado. En 2016, después de su abdicación, Juan Carlos I acudió al funeral de Fidel Castro y, tras ello, La Habana curso una invitación formal en 2017, que fue aceptada por el Gobierno español. Cuba es la única nación de Iberoamérica en la que no ha estado Felipe VI.

El ministro Borrell destacó la "trascendencia histórica" del viaje, no solo por ser el primero de Estado que hace un rey español a la antigua colonia, sino "porque hace 500 años que España pisó el pie en estas tierras e inició su tarea constructora de una identidad común".

"Estoy convencido de que esta visita será muy importante y marcará un nuevo hito en las relaciones entre los dos pueblos", añadió Borrell, sin precisar más detalles sobre el contenido o la duración de la estancia de los reyes.

Tras confirmar la visita, Borrell también recordó que la decisión se inscribe, además, en el "proceso de normalización de las relaciones" bilaterales de los últimos años, que se materializó en noviembre pasado con la visita oficial del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Por su parte, el Gobierno cubano ha calificado el anuncio como una "excelente noticia", según el ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, y prometió que don Felipe y doña Letizia "serán recibidos con la cálida hospitalidad" del Gobierno y su pueblo.

Archivado en
Más información

7 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user rosa maria

Felipito, si vas a Cuba no vas a escapar de que te usen y recontra-usen políticamente. te pondrán a Maduro, Ortega y Putin (cual de los 3 peor) en el cuarto de al lado. Es que ya solo ir, a un pais donde no hay si sombra de democracia, ya te hace cómplice y flojo a los ojos del mundo. NO VAYAS A CUBA por favor!!!

Profile picture for user Juan Q.K.

Así q Pedro Sánchez le ha impuesto el viaje a Felipe el prepara'o, parece q lo tiene cogido por el narigón y Felipito no tiene más remedio q agarrar a la flaca y partir rumbo a Macondo. Cada vez entiendo menos de política y de diplomacia.
Qué va, pa' ser el trajina'o de la corte, yo así no quiero ser rey.

Que mierda de rey ,un pendejo

Profile picture for user Peña Tico

Si no va los accionistas de Meliá e Iberostar se van a mosquear.

Profile picture for user pim-pam-pum

Sus Majestades que tengan cuidado con los ataques de grillos.
Pedrito debería de preocuparse y ocuparse de lo que está sucediendo en Cataluña y que se deje de estar imponiendo viajecitos a la isla cárcel. Que aproveche de momento porque creo que pronto le darán una patada por el fombeco.

¡Qué poco coraje la de un Rey para decir NO VOY! AHhhh.... los ''negocios de la Corona'' y el presidente socialista tratando de comprometerlo en su visita a La Habana con la escoria ''presidenciables'' que allí se reunirán en la cloaca del General Mariposón.

Letizia es rojita y su familia también.