Back to top
sociedad

Haila María Mompié: 'Estoy tranquila, nadie me puede juzgar por mis sentimientos'

La cantante admite en Miami: 'Creo que existían muchos factores que estaban en mi contra para que este concierto no se hiciera'.

Miami
Haila María Mompié.
Haila María Mompié. efe

La cantante cubana Haila María Mompié, cuya presentación en el Studio 60 de Miami fue cancelado esta semana después de que el alcalde de la ciudad, Francis Suárez, la declarara "persona non grata" dijo en una entrevista que concedió al canal Telemundo51 que estaba "tranquila".

"Estaba preparada psicológicamente para eso, pero estoy tranquila", señaló, y admitió "que existían muchos factores" que estaban en su contra "para que este concierto no se hiciera".

La artista ha manifestado "amar" al difunto Fidel Castro, del que recibió en vida un beso durante una presentación de la exbamboleo en un acto oficial del Gobierno. 

"Las personas expresan sus sentimientos en momentos de emociones, y fueron los sentimientos que yo expresé, entonces son mis sentimientos, nadie me puede juzgar por eso, porque yo no he cometido ningún delito, eso no me convierte en terrorista, ni en una criminal", defendió la cantante.

Desde Cuba el hijo de Haila arremetió contra el exilio a quienes se refirió como "sapingos" y llamó terrorista al alcalde Suárez en las redes sociales.

La periodista que entrevistó a Mompié le recordó que "hay una historia, hay una realidad, hay un Miami donde reside una comunidad cubana que se lo quitaron todo, muchos cubanos que tienen familiares presos políticos, otros que los mataron, otros que todavía sufren la separación familiar, otros cuyos familiares murieron en el estrecho de la Florida tratando de llegar acá, víctimas de una dictadura".

En tal sentido, le preguntó a la artista por qué escoger Miami para sus actuaciones.

"No es la primera vez que vengo a Miami a hacer conciertos, siempre han estado a las afueras de los lugares donde he hecho conciertos, con sus pancartas haciendo protestas y todo el mundo tiene el derecho de hacerlo", reconoció.

"Estoy en un país en democracia, no donde no existe la democracia, entonces aquí todo el mundo tiene el derecho de expresarse, de la manera que entienda, yo vengo a hacer música", agregó la cubana.

Dijo además que ella canta con cualquier gobierno: "No es que me daba a ningún gobierno, yo hago música y exporto mi arte y expreso mi arte mediante la canción".

El año pasado Washington le otorgó una visa de cinco años a la cantante. De su paso por EEUU dijo que es una "artista" y que no significa "un peligro para esta nación.

"Pienso que debe ser un derecho, no se le puede prohibir la entrada a ningún ser humano a ningún país", añadió.

La cantante pasó por alto que el Gobierno de La Habana se abroga el derecho de permitir o prohibir la entrada y salida a decenas de voces contrarias a este, incluidos artistas.

Más información

19 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user Cristinita

Muy contradictorio. En Miami se declaran ajenos a la política y en Labana, le chicharronean al gobierno.

Estoy de acuerdo, nadie debe juzgarte por tus sentimientos,,,pero estos sentimientos son bastante hipocritas si vienes a buscar los dollares de los gusanos malnacidos que tanto criticas junto a tu comandante cenizas

Profile picture for user Balsero

En mi opinión, los artistas no pueden ser ingenuos. Es decir, deben hacerse cargo de sus acciones, con o sin un micrófono en la mano. Si manifiestan su apoyo al gobierno castrista es para vivir bien en Cuba. Si van a Miami, es para llenarse los bolsillos de dólares. Pero eso debe tener su costo, porque, como figura en el último párrafo de la nota, no existe la reciprocidad entre ambas orillas: puede ir del otro lado Silvio Rodríguez o Descemer Bueno, pero no Gloria Estefan ni Willy Chirino.

Profile picture for user cubano libre

Esta compañera de los Castro podrá tener "sus sentimientos" hacia su familia, pero estos "sentimientos" son cuestionables si apoya una dictadura sangrienta y sin compasión, una dictadura racista contra su raza, alabar al dictador detestable, culpable de los problemas de millones de personas, sin importarle un comino el hambre y la represión que sufre su propio pueblo, amar al dictador fascista que exportó el hambre y saqueó Venezuela e inventó "el movimiento bolivariano" para autocomplacer sus ansías de poder.
Creo que la María Mompié carece de sentimientos, por favor, si aún le queda alguno que los eche en una maleta ó en un bolsillo, por acá no los queremos.

Para mí es otra cara de palo. Aquí ella respeta y quieres que le respeten sus derechos pero en Cuba le besa la mejilla al dictador para que él le de un espacio humanitario, no derechos. Porque los únicos que tienen derechos son los Castro. No pide disculpa, no pides reunirse con el alcalde para aclarar todo el enredo. ¡Y muchachones republicanos la visa se le otorgo durante el mandato de el que esta ahora en la Casa Blanca, Trump! Y no vamos a hablar de Chirino o de mis padres, es simple, porque no dejan a entrar a los médicos que decidieron quedarse acá afuera a ver a sus familiares allá en Cuba.

Profile picture for user Medicus

"Pienso que debe ser un derecho, no se le puede prohibir la entrada a ningún ser humano a ningún país", añadió....Bueno Haila para luego es tarde, comienza ya a abogar por aquellos cubanos a quienes el régimen no deja entrar a la isla.

Regresate para Cuba a besar la piedra y cantar en Venezuela y Corea del Norte.

Profile picture for user Ana J. Faya

Haila va a dar a conocer un disco con composiciones de Descemer Bueno que se llama "Yo soy artista no sé de política". Se ha propuesto también el título de "No mires a quién le entran a palos", o "Como sea gana tu dinero".

Profile picture for user jlanzuelo

Lo que en el exilio tenemos que acabar de aprender es que no podemos actuar de la misma manera que los que combatimos. Si lo hacemos, por que vamos a ser mejores? La emocionalidad no debe ganarle a la racionalidad aunque consciente estoy que la historia de Cuba esta llena de lo contrario. Lo siento, pero eso es lo que se ha hecho en este caso. Asumámoslo. Una cosa es que Saavedra saque su aplanadora y haga uso de su derecho a la libertad de expresión y otra es que el gobierno de la ciudad de Miami (ojo, el gobierno), de facto, prohiba el concierto de un artista. Cualquiera sea el talento, oportunismo y sinverguencería de este. Si hay quien va y paga la entrada, sea cubano o no, prohibir el concierto en hacer exactamente lo mismo que aún hoy hacen los comunistas con los artistas que no le son afines. Y nos duela o no el problema es que, a diferencia de los judíos con alguien que le hubiera cantado a Hitler, en Miami el salón se llena de cubanos cuando el impresentable de turno actua.

El gobierno de la ciudad de Miami no prohibió el concierto de la cantante, el dueño de Studio 60 Joel Artiles, cubanoamericano nacido en New Jersey fuë el que canceló el concierto y dijo:
Lo único que hicimos fue escuchar al pueblo de Miami”. Así resumió hoy el propietario del club nocturno Studio 60 la razón detrás de su decisión de cancelar el concierto de la cantante cubana Haila, programado para el próximo jueves 14.

Profile picture for user jlanzuelo

Estimado, fijese que especifiqué en mi post que la prohibición se hizo "de facto", que no 'de jure". Este es un país democrático y ningún alcalde puede prohibir un espectáculo en un local privado a menos que viole alguna ley. No obstante, democracia o no, ningún empresario tiene la vocación suicida suficiente como para seguir adelante con un espectáculo donde la estrella del mismo acaba de ser declarada persona non grata por el alcalde de la municipalidad donde este se programa. Aunque solo sea porque en cualquier ciudad los inspectores municipales, subordinados del alcalde, pueden producir los suficientes dolores de cabeza si se lo proponen. La declaración del alcalde, de facto, prohibió el espectáculo. Lo de escuchar al pueblo de Miami suena muy bonito para las cámaras pero no nos llamemos a engaño: si Otaola no arma la que armó, desafortunadamente una parte del "pueblo de Miami" compra la entrada y va al espectáculo. Que por alguna razón se planificó en primer lugar, no es cierto?

Profile picture for user Amadeus

Es verdad, pero no se olvide que en "el pueblo de Miami", hay mucho oportunista, colaos y descaraos, y tiene que haber alguien que lo desenmascaren, llámese Otaola o Juanita. Menos mal que salió este Otola, hay que agredecérselo.

Profile picture for user Amadeus

@jlanzuelo.— Tiene usted toda la razón del mundo, sin embargo, toda esa gente se pasan la tolerancia y la libertad que existe en Estados Unidos por el “arco del triunfo“. Al contrario, se aprovechan de ella. Saben que el gobierno castrista prohibe y censura pero aquí exigen la libertad que saben muy bien que no tienen en la Isla. Nadie protestó cuando no dejaron actuar a Willy Chirino y muchos otros artistas. Después de 60 años ya es hora de tener vergüenza y dignidad. Qué prueben también la taza de caldo para que sepan a qué sabe.

Profile picture for user jlanzuelo

Cada cual que actúe como le dicte su conciencia estimado. La mia me dice que dos males no hacen un bien por más que la sangre me hierva. Un saludo.

Profile picture for user padre Ignacio

Son una generacion de Caras de Guante y lo quieren ser a espaldas de la realidad y la decencia, crecieron comprando comida en la bolsa negra y haciendo la guardia del CDR. Haila no comprende que hay mucho agravio causado por ese al que ella le da las gracias por existir, ella no ve el conflicto, ella cree que se puede alabar a un tirano sangriento y luego darle un concierto a sus victimas.

Bueno, hoy se "Cierra el asunto" con la protesta. A cantar a Cubaaaaaaaaaaa!

Profile picture for user pim-pam-pum

Si expresar "su arte" implica besar al tirano y decirle que gracias por existir, pues entonces que apechugue con las consecuencias.

Profile picture for user Amadeus

Si Haila aceptara que lo hizo mal, tal vez se podría reconciliar con el exilio, pero por mucha música que dice que hace (el argumento típico de los oportunistas que actúan en Miami desde Cuba; "yo soy artista y no político") no se le puede separar de lo símbólico de su actuación y el beso a Fidel Castro, que es como el de Judas, pero al revés.

Es como haber actuado para Hitler, haberle dado un beso y luego ir a cantarle a los judios en Tel Aviv. Sería un insulto y es lo que no entiende Haila, o no quiere entender.