Back to top
Sociedad

Roberto Zurbano recuerda al Gobierno cómo terminaron sus anteriores iniciativas 'antirracistas'

Díaz-Canel preside una nueva comisión 'contra la discriminación racial', pero el anuncio no sorprende a los activistas.

La Habana
Roberto Zurbano.
Roberto Zurbano. Z DIGITAL

El escritor y activista cubano Roberto Zurbano saludó la decisión del Gobierno de lanzar un programa nacional "contra el racismo y la discriminación racial", pero recordó que se trata de "una noticia que no sorprende a muchos de los que hemos estado despiertos y despertando a muchos otros sobre la creciente presencia del racismo en Cuba."

El anuncio fue hecho por el viceministro de Cultura Fernando Rojas, quien aseguró que el programa, dirigido por una Comisión Gubernamental encabezada por Miguel Díaz-Canel, pretende luchar contra la discriminación, ampliar el estudio del legado africano en los planes de enseñanza cubanos y el debate público de las cuestiones raciales, reportó Reuters.

Según Zurbano, las personas en Cuba que "no hemos pedido permiso para ello porque lo asumimos como una responsabilidad social y un valor político, a pesar de haber sido silenciados, marginados, vilipendiados, criminalizados y castigados por algo tan evidente que, aun, muchos quieren seguir negando y minimizando, esperábamos algo así", escribió en su muro de Facebook.

BIENVENIDO EL PERMISO PARA SER ANTIRRACISTA Por Roberto Zurbano Torres Una llamada tempranera me saco de la cama para...

Publicada por Ismael Sarmiento Ramirez en Sábado, 23 de noviembre de 2019

No obstante, advirtió que no es la primera vez que el Gobierno lanza una de estas iniciativas, y que las anteriores "terminaron su labor demasiado limitadas, silenciadas y sin efecto, con muchas ideas abortadas."

Esta nueva campaña, lamentó, llega "un tanto tardíamente" y a ella le anteceden "decenas de acciones, resultados y propuestas elaboradas durante los últimos 20 años por las casi 20 organizaciones antirracistas cubanas que han resistido la dura travesía entre dos fuegos políticos, en contra de un largo malestar que aún supura entre la población negra cubana."

El intelectual, que fue víctima de una campaña de descrédito en los medios oficiales por publicar un texto de opinión en el diario The New York Times donde aseguró que, para los negros cubanos, la revolución socialista no había empezado, indicó que "no declararse antirracista es un pecado de cualquier persona, institución, partido o gobierno que se declare de izquierda."

También recordó que el "activismo antirracista en Cuba ha sido maltratado por la izquierda y por la derecha, es decir, por el Gobierno cubano y por la llamada disidencia cubana. Siempre me resultó curioso que fuera un punto en común entre ambos bandos, como solía llamar Martí a esas actitudes que dividen a los hombres."

"Los que despertaron hoy con la noticia de que ser antirracista ya no es un pecado en Cuba y que no le van a cuestionar por decirlo públicamente, bienvenidos también, negros, mestizos y negros con conciencia racial, junto a la nueva Comisión", agregó.

"Esta batalla comenzó hace muchos siglos atrás, con nuestros abuelos cimarrones, atravesó los años de la República con cientos de organizaciones y en los años revolucionarios también obligó a construir palenques, insuficientes aún si no contamos con los medios, las comunidades, las escuelas y las instituciones de un país que debe a la población negra mayor respeto y justicia social", concluyó Zurbano.

Entre otros ejemplos de proyectos de la sociedad civil independiente para enfrentar el racismo, el Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), una iniciativa que desde el activismo y el arte ha promovido la reflexión acerca del problema racial en la Isla, ha denunciado el hostigamiento creciente a que los somete la policía política, que boicotea sus actividades culturales, talleres de arte y reuniones de escritores, y detiene a sus miembros.

El pasado 30 de septiembre, un fuerte despliegue policial con fuerzas de seguridad especializadas impidió realizar una actividad cultural organizada en una vivienda particular en La Habana por el Club de Escritores y Artistas Independientes y el Proyecto Di.Verso, ambos vinculados al CIR.

Más información

5 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.
Profile picture for user Obbatala

No es coyuntural!!!

Profile picture for user NARCO

Este señor de color oficial, de una especie de CENE-RACE cubano paralelo al CENESEX, gusta dar sus enjundiosas charlas en universidades norteamericanas y dejar caer como haciéndose el inocencio que los negros y negras de la disidencia han perdido credibilidad por recibir financiación yanqui. No será Zurbano el obediente quien discuta con sus anfitriones sobre si la Revolución le dio un lugar al negro o si el negro encontró en la Revolución su justo lugar. Para nada!! No será Zurbano quien polemice con las versión gringa de la racialidad nuestra, al contrario, aceptará sus categorías y aceptará sus cheques. Olvidará a los grandes negros ilustres de nuestra patria y contará su negritud a partir del 59. Ni Baquero ni Batista entran en su discurso ante la Academia.

(Continuación) También que esta entidad negra y mestiza pueda tener acceso a crear alianzas con entidades de fomento y aportes extranjeros, como los países del CARICON de África y otros, y que esta propuesta, no sea un club exclusivo de negros y mestizos (aunque lo aparente) sino que los beneficios que aporten estén dirigidos a toda aquella población menos favorecida sea de cualquier raza inserta en el DISTRITO-ESTADO NEGRO. ¡Ojalá! que lo imaginado aquí, no sea una dulce ilusión por una justicia tantas veces esperada.

Si la propuesta se fundamenta con crear en el país un sistema de conciencia anti racista donde no hallar sutilezas oscuras que induzcan formas de boicot con apariencias institucionales, y no coincida con los errores y horrores del pasado, muy bien sería conformar un sistema de cuotas, semejante a la ley afirmativa de los E.U. Y no solo esto, sino que se otorgara la creación excepcional de un DISTRITO o ESTADO NEGRO con jurisprudencia para escoger sus delegados a la Asamblea Nacional, sus jueces y cuerpos de seguridad y policial, así como la creación de un ministerio de notables sujetos a elecciones plurales y transparentes que represente dicho sector. Con poder a erigir empresas, estatales o privadas, así como la implementación de un cuerpo gubernativo independiente capaz de velar por el derecho y la seguridad de dicho DISTRITO-ESTADO. Ingenieros y urbanizadores fomentarían barriadas con viviendas dignas, centros educacionales y de cuidados de ancianos y niños e incapacitados.

Todavía hay y sigues el racismo en Cuba. La constitución de los revolucionarios mencionas en muchos capítulos y artículos la protección a la minoría pero cuando el discriminado señala y pide apoyo nada pasa. Y la discriminación en Cuba es más laboral que odio al otro ser humano como en este país. Aquí es odio allá es desempleo por el color de la piel.