Back to top
Emigración

'Me dicen que me tocó perder': Un cubano deportado por México cuenta su historia

Tras sobrevivir en Trinidad y Tobago, Venezuela, Colombia y la selva del Darién, Orlando Ezequiel Márquez está en la Isla sin documentos ni posibilidad de trabajar.

Turbo
Un cubano deportado por México denuncia abusos de las autoridades de la Isla y desamparo de los organismos internacionales. DDC TV
Orlando Ezequiel Márquez Montes de Oca, deportado por México.
Orlando Ezequiel Márquez Montes de Oca, deportado por México. DDC

"Ahora soy como un ciudadano sin nacionalidad en mi propio país", dice el cubano Orlando Ezequiel Márquez Montes de Oca, deportado por México a Cuba pese a que la ACNUR le concedió el estatus de refugiado.

Tampoco le sirvió de nada el Amparo Federal otorgado por las autoridades de México. Según Márquez, policías de ese país le rompieron el documento ante sus ojos.

"Sentí que la ONU, los tratados internacionales y los derechos humanos eran palabras muertas", afirma.

Márquez formaba parte de un grupo de emigrantes que, tras meses varados en Puerto España, Trinidad y Tobago, salieron en marzo de 2019 pasado desde esa isla hacia la frontera con Estados Unidos, pasando por Venezuela, Colombia y la peligrosa selva del Darién.

En Trinidad y Tobago estuvo detenido junto a otros emigrantes por encadenarse ante las oficinas de la ACNUR y denunciar que las autoridades del país le habían quitado el pasaporte.

Pese a todos los riesgos que ha corrido, ahora está de regreso en Cuba. No tiene documentación y esta entrevista la tuvo que responder a trozos, durante varios días, debido a que —dice— las autoridades no le permiten estar más de 15 minutos en lugares públicos, como los puntos WiFi de acceso a internet. "Enseguida se acerca la Policía y me dice que no puedo estar más tiempo ahí".

¿Cómo fue su salida de México?

Fui asaltado por la Policía en México. Después de haber hecho todos los trámites legales, me rompieron los documentos que acreditaban mi estadía, entre ellos el Amparo Federal. Y una madrugada fui deportado a Cuba, junto con tres cubanos más. De nada valió mi condición de refugiado temporal, otorgado por la ONU. Hoy deambulo como un paria porque estuve más de dos años por fuera de Cuba y, por la Ley Migratoria de este país, perdí la residencia cubana.

Cuando llegué al aeropuerto de La Habana me recibió la Seguridad del Estado. Los guardias cínicamente me preguntaron "¿qué hace usted aquí?". Yo les respondí que esa pregunta se la debían hacer a los oficiales de Migración mexicana.

Me dijeron en mi cara que me tocó perder.

¿Va a solicitar la repatriación?

No, no tengo el dinero, no cuento con los 300 dólares que cuesta. No puedo trabajar.

¿Cómo es un día de Orlando Ezequiel Márquez Montes de Oca en Cuba?

Un día normal mío es levantarme con gente de la Seguridad del Estado cubana respirándome en la nuca. Para conectarme a internet tengo que estar alerta. Usted se dio cuenta, tuve que cortar la comunicación porque me dijeron "no puede estar aquí, retírese y evite un arresto".

No puedo tener línea telefónica, mis cuentas en las redes sociales las hackearon. Me comunico desde el teléfono de un amigo. Es terrible, es tremendamente terrible.

¿Cómo sobrevive?

Estuve trabajando en el negocio de un amigo, pero a los cuatro días de estar allí llegó la Policía y le dijo que lo tenía que cerrar. Él les mostró los papeles en regla y ellos le dijeron "nosotros sabemos que tiene los papeles, pero eso no es lo que queremos".

Querían que yo me sublevara o, en el mejor de los casos, que mi amigo me echara; pero yo me adelante: les dije "miren, yo me retiro. Si soy el que estorbo, me voy".

Sobrevivo gracias a mi familia y a mis amigos. Pero estoy avergonzado, me siento un parasito. Si yo tengo dos manos y dos pies, por qué no puedo trabajar dignamente en mi país.

¿Qué le espera a un emigrante irregular en México?

Es una odisea, todo el mundo se aprovecha del emigrante, y la corrupción en México es rampante.

Para el Amparo Federal me tocó pagar 200 dólares. Cuando lo obtuve, le pedí a un amigo ayuda para continuar; el me giró 300 dólares y yo, inocentemente, le pregunté a un muchacho dónde quedaba la oficina de la Western Union. Reclamé el dinero sin ningún problema y, cuando regresaba al hotel con otros cubanos, el mismo muchacho nos preguntó si necesitábamos un taxi. Le respondo que sí.

Por el camino nos interceptó una patrulla de la Guardia Nacional. Ordenaron al chofer continuar dos cuadras más y parar en un sitio desolado, cerca de un basurero.

Allí nos encañonaron con las armas y nos ordenaron que nos bajáramos. Nos rompieron los documentos, nos asaltaron y nos dijeron "ustedes a partir de ahora son ilegales". Aunque habíamos perdido el dinero, teníamos los pasajes y decidimos continuar.

¿Cómo fue la detención en México?

En Veracruz había un retén, allí nos detuvieron. Relatamos el atraco, denunciamos a los agentes hasta con el número de la patrulla y ellos nos dijeron que no había ningún problema, por tener los carnés de la ACNUR.

No se me olvida la fecha, eso fue el 11 de mayo de 2019. Nos dijeron que saldríamos el jueves siguiente, pero pasaban y pasaban los días y nada. A las 3:00 de la mañana del 25 de mayo, nos llamaron y nos dijeron que nos iban a trasladar para Ciudad de México; pero la realidad fue otra, nos montaron en un avión y nos deportaron para Cuba.

¿Ha denunciado esto ante la ONU?

He tratado infinidad de veces entrar a la oficina de la ONU en la Habana, y siempre he recibido la misma respuesta: "Esta oficina es para extranjeros, no para cubanos".

De tanto insistir, un día un funcionario salió a la calle y me dijo: "Lo que usted deber hacer es salir del país y presentarse ante cualquier oficina de la ONU en el extranjero". ¿Pero cómo voy a hacer eso si no tengo pasaporte, ni siquiera soy un residente en mi país?.

¿Qué piensa hacer?

No sé. Sinceramente, no lo sé. Solo tengo dos opciones: la muerte, que al menos me daría la libertad, y la otra, que es la más segura, es que cualquier mañana lleguen a mi casa, me detengan y me lleven para una prisión.

*Después de esta entrevista, DIARIO DE CUBA perdió la comunicación con Orlando Ezequiel Márquez Montes de Oca durante seis días. Luego reveló que estuvo detenido.

 

Archivado en
Más información

4 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

La residencia en Cuba es recuperable mediante la repatriación que le ofrecieron al arribar de México. Lo inverosímil es que quieran cobrarle el trámite en CUC, que cuesta 100 CUC, no 300 como se lee aquí. Y México lo deportó con la anuencia de Cuba, de modo que el "seguroso" del aeropuerto solo quería burlarse de él o humillarlo, pues lo tendrían fichado desde que vivía en Cuba o inició las protestas en Trinidad y Tobago para obtener el estatus de refugiado. Después de todo lo que ha vivido, este señor está comprensiblemente muy afectado psicológicamente y lo menos que necesita es buscar confrontaciones con la seguridad del Estado. Trump no quiere inmigrantes y México tampoco, aunque los cubanos, rodeados de agua, la tienen peor que los centroamericanos. Espero que a este hombre lo apoyen sus amigos ahora hasta que obtenga residencia y nuevo pasaporte en Cuba. México es un narcoestado corrupto, cruel y muy peligroso. Tal vez Uruguay sea mejor opción para un nuevo intento.

Profile picture for user Aaron Judge

yo estuve 11 años sin ir a Cuba y cuando regrese' la repatriacion me costo' 100 cuc y esto fue' el año pasado,no tenia noticias que lo habian aumentado a 300 cuc,este o es un mentiroso o se hace la victima

Regresar a Cuba , es entrar en el infierno . Conosco de casos como este ,pues tengo amigos que viajan a Cuba todos los meses y me cuentan acerca de estas personas "repatriadas", es terrible .No los dejan trabajar en nada practicamente , la policia , el jefe del sector y los agentes de la seguridad del estado los acosan de forma terrible.Terminara este pobre hombre llamado Orlando ,victima de la llamada "ley de peligrosidad social"..,como todo el mundo sabe , mediante dicha aberrasion juridica , una persona ,que no ha cometido delito alguno , va a la carcel de 1 a 4 abriles , sin haber cometido delito alguno ,cree la tirania castrista "en un futuro cometera dicha persona un delito. ES INCREIBLE PERO EN CUBA EXISTE DICHA "LEY". RENE LIBERTARIO.

Todo lo que se diga de Cuba es creíble.
El testimoniante dice que entre las opciones que le quedan sería morir o quedarse a residir en Cuba,....como si quedarse a vivir en Cuba no fuese igual o peor que morir!

De Méjico no hay nada q decir que no sepamos, Mejico es un pais tan hundido en la corrupcion, la desdicha y la desolacion como lo es Cuba.
Pobre de este señor, realmente le compadezco!