Back to top
Exilio

Sin casa ni trabajo: la historia de un cubano en Nueva York

Para el ajedrecista y cineasta Carlos Luis Pujol, los exiliados creemos en el futuro hasta en las peores circunstancias.

Madrid
Carlos Luis Pujol se hace un 'selfie' en un albergue para hombres de Nueva York, 21 de octubre de 2019.
Carlos Luis Pujol se hace un 'selfie' en un albergue para hombres de Nueva York, 21 de octubre de 2019.

Del exilio solemos contar las historias positivas. Entendiendo por positivo el éxito. Como si la vida lejos de Cuba no fuera dura también. Muchas veces, por pudor o por no preocupar a la familia, callamos nuestros problemas, contribuyendo así el mito de que "afuera siempre se está mejor". En parte es así cuando escapas del infierno disfrazado de paraíso, pero eso no significa que estés bien, porque dejas de compararte con el que eras en la Isla, y empiezas a mirar a tu alrededor. A pensar en ti a partir del punto en que llegaste.

Hoy tengo que escribir de un amigo. Y eso hace este texto muy difícil. Preferiría no tener que hacerlo, preferiría que él no estuviera desesperado, pernoctando en un Starbucks 24 horas o en un Men's Shelter (albergue para hombres) de Nueva York porque su vida colapsó, y perdió trabajo, alquiler y asideros. Preferiría que su estado de salud no fuera delicado, impidiéndole hacer repartos de comida rápida a pie por toda la ciudad, pero sus piernas son frágiles tras dos operaciones y secuelas de una enfermedad llamada celulitis. Preferiría que esta historia fuera ficción, pero es realidad, la del cubano Carlos Luis Pujol, a quien conozco desde hace 20 años.

Ciudadano norteamericano desde 2016, "casualmente desde entonces todo empezó a ir cuesta abajo", me dice Carlos, que lleva 12 años fuera de Cuba. "Viví en Montreal, Nueva Jersey, Nueva York, Phoenix, Los Ángeles, San Francisco y otra vez Nueva York. Al llegar hice de todo, trabajé en Warehouses (almacenes), de security, y cuando perfecciono el inglés empecé a dar clases de ajedrez en Nueva York y Phoenix…" Carlos es maestro de la Federación Internacional de Ajedrez, subcampeón nacional juvenil y campeón de La Habana, donde dio clases de ajedrez hasta que entró en el Instituto Superior de Arte (ISA) donde estudió Radio, Cine y Televisión.

También estudió cine en EEUU: "Apliqué en 2012 para el Master en Cinematografía en Los Ángeles, fui aceptado, y empecé en 2013 hasta 2014. Esta es una escuela privada y debo casi 170.000 dólares por esos dos años. Cuando terminé en 2014, al mismo tiempo que hacía trabajitos de director de fotografía, manejaba para Uber, y no me iba mal". 

"Obtuve un Master en Cinematography en el New York Film Academy. Soy Life Master de la Federación Americana de Ajedrez. Completamente bilingüe, y jodido hasta los huesos", y es lamentablemente literal. 

Además del cine y el ajedrez, Carlos escribe. En 2003 cursó estudios de formación literaria en el Centro Onelio Jorge Cardoso de La Habana.

"Los problemas empiezan en realidad con una relación que tuve, la ayudé a salir de una situación comprometida con abogados, después con ayuda médica, eso me dejó casi sin nada…", explica.

"La cosa se pone dura después, en 2016 mis piernas cogen una infección llamada celulitis, y me pareció que me iban a amputar desde la rodilla hacia abajo del pie izquierdo, tan feo estaba… Eso parecía lepra. Por suerte, en aquel entonces tenía seguro de salud, así que no me costó nada. Pero mientras estaba desarrollando la infección tuve un accidente de carro, y entré en el hospital, estuve enfermo sin trabajar un tiempo, no tenía dinero y caí en depresión, me quitaron el carro por falta de pagos."

"Cuando mejoré y la depresión se relajó, alquilé un carro y seguí manejando. Tuve un accidente que no fue mi culpa en agosto de 2017, que todavía estoy luchando en Corte, y la compañía dejó de alquilarme el carro. Por primera vez estoy en peligro de que me saquen de mi estudio, este accidente me jodió la espalda, no puedo caminar mucho sin que me duela y desde entonces no he podido filmar nada tampoco porque el rigor de las horas de pie me destruye la espalda."

"Me parece que también me jodió la coordinación o la fuerza de las piernas porque ese mismo año tuve dos accidentes más en los que no pude parar a tiempo. El último fue con un carro que compré a crédito, y entonces me quedé en la calle", relata Carlos.

"Perdí el carro. Por suerte, encontré una de esas gentes que vende o alquila carros a plazos a gente con mal crédito, pero a precios desorbitantes. Y viví en él hasta abril del año pasado, haciendo deliveries (repartos) y cosas así, cosas que no requerían mucho esfuerzo físico", aclara.

"Estaba empacando todas mis cosas dentro de un Prius alquilado —porque ni siquiera era mío— y que iba a oficiar como mi casa ambulante y centro de trabajo, y el pensamiento de que este era el fin de mi camino me asaltó. La imagen de mi persona con ropas raídas y elefantiasis en las piernas en una esquina de Los Ángeles me pareció tan grotesca que no sé cuánto tiempo estuve al lado del carro buscando una salida a esa persona en el futuro", rememora.

"Vine a Nueva York por una vaga propuesta de trabajo dando clases de ajedrez, que no funcionó porque no pagaban lo suficiente. Fue entonces que se me infectó la vesícula (cosa que venía arrastrando desde 2015, pero no sabía que tenía, pensé que era acidez) y me tuvieron que operar de emergencia. Aquí no tengo seguro, así que esto es el final de la historia, actualmente debo 50.000 dólares al hospital. Cuando salgo del hospital, la celulitis me vuelve, me dan unos antibióticos que combinados con la operación que tuve me jode el estómago, y me da c-diff, una bacteria que te come los intestinos, y ahí casi si me voy del aire. Estuve como un mes ingresado otra vez. Cuando salí estuve en el carro haciendo trabajitos mierderos hasta que tuve el accidente el otro día…"

Carlos dudó mucho en hacer pública su historia, sobre todo por no preocupar a su familia en Cuba. "Nunca he dejado de ayudar a mi gente por allá, y cada una de ellas está jodida. Mi tía, con un solo riñón y diabetes, mami, con su vejez y locura, mi abuela con Alzheimer, mi hermana con un niño, cuidando a mami y en la escuela."

"Desde que me quedé sin carro he estado tratando de buscarme la vida pedaleando una bicicleta, pero el cuerpo no me da para más, obeso y enfermo. Desde entonces estoy en algún Starbucks buscando soluciones sin encontrarlas. No me he podido bañar desde la semana pasada."

Le pregunto si ha pensado en regresar a la Isla. "¿Volver a Cuba? Si aun en mi situación no he dejado de ayudar a mi gente allá. Qué voy a hacer allí ahora, en un lugar que lo más probable es que me sea hostil. Irónico que lo diga, pero me fui (y no regresé) porque sentí que en Cuba no había futuro. Yo sé que puedo salir de estos problemas, pero necesito un empujón o voy a terminar mal."

Mientras escribo su historia Carlos no sabe qué hacer para recuperar sus pertenencias. "El lugar donde guardo mis cosas, y que debo un par de meses, la van a subastar si no pago. Y dentro tengo mis papeles, mi certificado de ciudadanía y mis títulos de la Universidad".

Una cadena de desventuras lo ha empujado a ese destino que nunca pensamos como propio. "¿Saben lo que más se anhela cuando se es homeless? Oscuridad. En cualquier rincón que decidas cual va a ser tu lugar en la noche hay luz que impedirá un sueño relajado."

"Y me he agarrado a ese anhelo por la oscuridad que se produce tras cerrar una puerta. Una puerta que me ayudara a planear un futuro que todavía veo distante, donde podré planear mi próxima filmación o analizar el último torneo en que participé, escribir los artículos y novelas que nunca he escrito pero que están en mi mente."

Para Carlos este texto es más difícil que para mí, obviamente, es su vida. Pensamos mucho antes de decidirnos a contarlo. Pero él tiene fe en el futuro, como todos los exiliados.

"Me veo víctima de pura mala suerte. Cierto que a veces en medio de mi catatonia social, he dejado pasar oportunidades. Pero, en general, si acepto mi puro fracaso, entonces no tengo confianza en el futuro, y si no creo en un futuro, no me pudiera parar aquí delante de ustedes pidiendo ayuda", confiesa mi amigo desde algún punto de Nueva York donde se busca unos dólares jugando al ajedrez.

"El otro día encontré gente jugando ajedrez en la calle, y por suerte no me conocían, y pude ganar casi 100 dólares. Pero eso es raro, los chess hustlers de Union Square o Washington Park me conocen y no quieren jugar conmigo porque pierden dinero", dice.

¿Qué salida tiene Carlos? Tiene la vida, y por eso sigue luchando por sobrevivir, aun cuando está solo y no cuenta con apoyos. Quiero pensar que podemos ser parte de la solución, por eso escribo este texto y le doy voz a su historia y a una campaña para recaudar fondos que le permitan salir de la calle. Ese impulso, esa solidaridad, esa mano invisible que lo ayude a empezar de nuevo.

Porque la realidad adversa de Cuba nos empujó al mundo, pero la libertad tiene un alto precio si eres cubano. No hay malla de seguridad ante la caída, exiliarse es arrojarse al vacío con fe en que planearemos eficazmente para evitar el fracaso, quizás somos ilusos, pero somos unos ilusos con muchas ganas de vivir. Por eso el futuro es nuestro. También de Carlos.

Más información

34 comentarios

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sesión para comentar.

De verdad que lo acompana la mala suerte ,yo en 20 anos manejando aqui en Miami no he tenido siquiera una multa. a los 62 anos enferme de cancer y me desabilitaron ,la seguridad social grandiosa de este pais ha costeado todos los gastos medicos y ademas me concedieron una vivienda de bajos recursos,vivo tan agradecido a este gran pais que pienso no hay otro mejor que EEUU a pesar de sus defectos , a usted amigo mio lo persigue la mala suerte y un poco de negligencia por su parte,deseo rectifique y encuentre el camino adecuado.

no es lo ideal , pero en Miami en muchos establecimientos esta solicitando ayuda , que venga para aca y este dispuesto a empezar de cero y poco a poco se ira recuperando .

Profile picture for user Lazlo

pero ese señor enfermo no se puede acoger en USA a la ley de proteccion por bancarrota?

Profile picture for user Jean D'Alembert

Camilito el de Weston esta un poco histérica hoy. ¿Le habrán quitado su participación en Cubaencuentro? Son 10 CUC menos, se lo debe estar sintiendo.

Senor Weston ,no se que hace usted en el exilio con esa ideologia,aunque no me sorprende mucho el G-2 ha infiltrado en EEUU cientos de vagos desde 1959 que su unica labor es intentar defender la falsa revolucion socialista.

Profile picture for user Weston

Arniel: Yo creo que usted interpreto que me refería al señor del que hablan en este articulo; pero estaba hablando con un tarado que jamas ha expresado una idea, pero es un troll que me ataca escriba yo lo que escriba. Así que usted cree que yo soy "infiltrado del G-2", que "defiendo la falsa revolución socialista" y que ademas, soy "vago"? Qué vaina, amigo. Qué manera de hablar pendejadas :)

Hola mucho gusto, llevo dos meses trabajando por internet y la verdad me ha ido super bien y gracias a un webinar gratis que me ayudo a como generar ventas y ganar comisiones en dólares, si estas interesad@ en trabajar y ganar dinero por internet y tener una libertad aquí te dejo el webinar gratis espero que ayude a alguien o a muchos a ganar dinero en Internet. Link https://hotm.art/Webinar_gr…

Profile picture for user Amadeus

@ sebasp94––Me parece muy bien su sugerencia. ¿Por cierto usted le va a pagar la conexión de internet a Pujol al menos por un año?

Profile picture for user Peña Tico

Primero envíele una computadora y conexión a internet, sino va a estar jodido

Cuánto me alegro que muchos ya le hayan hecho donaciones a este señor que la vida lo ha puesto en aprietos. A veces pienso que nosotros los cubanos somos desunidos e poco solidarios, pero estas acciones me demuestran que no es así.

Profile picture for user Lazlo

desunidos en la politica, por otra parte el exilio siempre fue un castigo, hay que ''pulirla'' durisimo en un pais que no es el propio, en sociedades desarrolladas pero muy competitivas sin tiempo apenas para dedicar al projimo. No se como va la cosa entre los emigrantes de ''los paises hermanos'' pero en cuanto a solidaridad me parece que aun podemos darle dos o tres clases.

Consejo: váyase a Miami. Al menos allí no va a sentir tanto frío y la comunidad cubana lo puede ayudar colectando dinero. Trabajo hay bastante, no en la industria del cine, pero al menos para rentar un efficiency, vivir modestamente y empezar a rehacer su vida. Adelante que de los cobardes como Weston no se ha escrito nada

Profile picture for user Weston

Atanasio: a qué viene ese ataque? Qué sabe usted de mi vida?

Profile picture for user Amadeus

@ Los Camilitos–– Es que usted es un pesao compadre…

Profile picture for user Weston

Atanasio, asi es como contestan los triunfadores. Que envidia me da!!!!

Estudiar un master de cine y quedarse debiendo $170,000 en solo dos años: eso lo dice todo. Luego estudió otra vez lo mismo en New York. No tiene la cabeza bien puesta. Lo único que le faltó fue pasar por el Trump University. Aunque en ese caso le hubiese salido mejor la jugada porque Trump le devolvió la mitad del costo a sus estudiantes. ¿Porque no estudió para técnico de aire acondicionado o plomeria? ¿Sera porque había que embarrase las manos? Definitivamente a esas cabezas malas les va mejor en el socialismo donde no tienen que tomar grandes decisiones. En Cuba podría vender cigarros al menudeo o cojer ponches de bicicletas. Tal vez pedaleando en un bici-taxi nunca habría cojido celulitis.

Profile picture for user Amadeus

En parte estoy de acuerdo con usted, pero el ser humano también tiene derecho a soñar y probarse, algo que no es posible en Cuba. Tal vez todo se le torció a Pujol en el intento, pero no hay que estudiar "técnico de aire acondicionado" si tengo la posibilidad de estudiar algo para lo que tengo vocación. De todos modos Pujol sobrevive haciendo cosas aún peores que "técnico de aire acondicionado". Enjuiciar a priori tampoco es bueno.

Amadeus: No estoy enjuiciando a priori sino a posteriori puesto que aqui esta mostrado lo que parece ser un camino lleno de malas decisiones. Soñar no cuesta nada, pero estudiar una carrera glamorosa a su edad, con prestamos, no es un sueño, sino una mala decision. Este es el tipo de persona que vive de sueños y luego quiere que las personas que lo rodean y la sociedad le pagen las realidades.

Veo mucho blablablá y poco hacer. La pregunta aquí es: ¿Cuanto estás dispuesto a donar a un cubano en desgracia para sacarlo del bache? y luego ¿Cuántos están dispuestos a dar esa cantidad?
Sin hacer un máster en cálculo avanzado te digo que dando $1 entre los miles que leen esto, con una campaña en Gofundme salvamos una vida y nadie se va a la quiebra. $1 x mil es 1000 que alcanzan para comprar un pasaje o comerse algo caliente. ¿Quién la crea y comparte el enlace aquí mismo?

Me apena sinceramente la situación desesperada en la que se encuentra este compatriota. Por su historia se deduce que cayó en la trampa de pagarle de su bolsillo pagos de abogados y de atención médica, los cuales son carísimos en USA, a una mujer que al parecer luego lo dejó colgado de la brocha, cuando se le comenzaron a presentar sus continuos problemas de salud... No me explico cómo puede seguir ayudando financieramente a su Fam. en Cuba, es un error no priorizar la salud propia, pues sin salud No puedes lograr nada en la vida...Bueno, todos cometemos errores en algún momento de nuestras vidas, mientras tantos le deseo de todo corazón que encuentre un buen samaritano o varios con recursos para que lo ayuden a salir de este hoyo en que se encuentra debido a su delicada salud pero también debido a los errores que cometió y las malas decisiones tomadas...Suerte, compatriota...

Bueno, me parece que tuvo demasiados accidentes de carro. Le deseo suerte. La mayoría de los cubanos cuando van a Cuba nunca mencionan los grandes desafíos que enfrentan en el exilio.

Profile picture for user Weston

Hay una frase que lei en un texto de Norberto Fuentes (él aclaraba de quien era la frase, pero no lo recuerdo) que decía algo así: "El cubano no sabe lo que vale hasta que llega a los Estados Unidos"

Profile picture for user Amadeus

En respuesta a por Weston

Usted cambiao por estiércol de chiva, se pierde la paleta. Sure.

Profile picture for user Weston

Claro, claro Mama-deo. Cómo te sientes después del insulto? Te aliviaste? Es bueno saberlo, porque si no la agarras con tu perrito.

Profile picture for user Guarapo

Ya le digo yo sin citar a nadie lo que usted vale, ¡nada!. Aprovechar la desgracia de alguien para lanzarse al cuello con la excusa del chiste fácil le deja retratado como lo que es, un mierda.